Convenio de Naciones Unidas de lucha contra la desertificación
 

En 1977, la Convención de las Naciones Unidas sobre Desertificación (CNUD) adoptó un Plan de Acción para combatir la desertificación (PACD), sin embargo, y a pesar de los muchos esfuerzos, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), concluyó en 1991 que el problema de la degradación de la tierra en las áreas áridas, semiáridas y subhúmedas secas se había intensificado, aunque existían "ejemplos de éxito a nivel local".

La comunidad internacional consciente de que la desertificación constituye un importante problema económico, social y medioambiental que preocupa a numerosos países en todas las regiones del mundo, decidió hacer frente a la desertificación de una manera más agresiva.

Es por ello, que en el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD), que se celebró en Rio de Janeiro en 1992 se apoyó un enfoque nuevo e integrado del problema, y se hizo hincapié en las acciones orientadas a promover un desarrollo sostenible a nivel comunitario.

La Asamblea General de las Naciones Unidas pidió que se estableciera un Comité Intergubernamental de Negociación (CIND) para preparar, no más tarde de junio de 1994, una Convención de Lucha contra la Desertificación, particularmente en África. En diciembre de 1992, la Asamblea General convino en ello adoptando la Resolución 47/188.

Ateniéndose a un calendario apretado, el Comité completó sus negociaciones en cinco reuniones. La Convención fue adoptada en París el 17 de junio de 1994, y se puso a disposición para su firma en esa ciudad los días 14 y 15 de octubre de 1994. Entró en vigor el 26 de diciembre de 1996, noventa días después de materializarse la 50ª ratificación.

En marzo de 2002, más de 179 países eran Partes en ella. La Conferencia de las Partes (CP), que es el órgano rector supremo de la Convención, celebró su primer período de sesiones en octubre de 1997 en Roma, Italia; el segundo, en diciembre de 1998, en Dakar, Senegal; el tercero, en noviembre de 1999 en Recife, Brasil; el cuarto en diciembre de 2000 en Bonn, Alemania, y el quinto en octubre de 2001 en Ginebra. En septiembre de 2003 en la sexta y última reunión se designa al Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) como mecanismo financiero de la Convención.

Más información del Convenio de desertificación
y texto completo en la siguiente dirección:
http://www.unccd.de