ARTICULOS DE INTERÉS
 
Afecta especialmente a los más jóvenes
EL RUIDO: LA CONTAMINACIÓN INVISIBLE
 

La comida puede ser al mismo tiempo saludable y sostenible
GUÍAS ALIMENTARIAS PARA NUTRIRSE BIEN Y PROTEGER AL PLANETA

 

Presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim. Naciones Unidas, 20/5/2016, (Ecoestrategia).- Lo que comemos es importante no sólo para nuestra salud, sino también para el planeta. Sin embargo, sólo un puñado de gobiernos innovadores han elaborado guías alimentarias que promueven dietas para superar a la vez dos de los retos más urgentes de nuestro tiempo: asegurar una buena nutrición para todos y hacer frente al cambio climático.

Esta es una de las principales conclusiones de un nuevo estudio publicado hoy por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Red de Investigación sobre el Clima y la Alimentación (FCRN, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Oxford.

El informe “Platos, pirámides, planeta” (“Plates, Pyramids, Planet”) evalúa las recomendaciones alimentarias elaboradas por gobiernos de todo el mundo, examinando en forma especial si establecen vínculos con la sostenibilidad del medio ambiente, además de promover buenos hábitos alimenticios.

En el momento en que se realizó el estudio, sólo las recomendaciones de cuatro países -Brasil, Alemania, Suecia y Qatar- establecían conexiones entre las amenazas planteadas por los modernos sistemas de producción alimentaria y las pautas nutricionales que los impulsan. Dos países más -Países Bajos y Reino Unido- han dado pasos para incorporar las consideraciones ambientales en sus guías alimentarias.

Sin embargo, este reducido número de países representa una verdadera oportunidad perdida para muchos de ellos de promover dietas y sistemas alimentarios que no sólo sean saludables, sino sostenibles, según señala el estudio.

Ganancia para la salud y el medio ambiente

Presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim.Los malos hábitos alimentarios -con dietas ricas en carne y alimentos con alto contenido de azúcar y grasas y pobres en cereales integrales, frutas y hortalizas- están estrechamente vinculados a las enfermedades no transmisibles: una de las principales causas de muerte prematura, no sólo en los países de ingresos elevados, sino también en muchas partes del mundo en desarrollo. Estas dietas no son sólo por lo general insanas, sino insostenibles para el medio ambiente.

“Un número creciente de personas entiende ahora que las dietas ricas en cereales integrales, legumbres, frutas y verduras -con un reducido consumo de carne y cantidades más pequeñas de alimentos ricos en grasas y alto contenido de azúcar- son buenas para nuestro cuerpo. También hay una amplia evidencia de que esas dietas tienen impactos ambientales mucho más bajos que los hábitos alimenticios insanos y no sostenibles, que son cada vez más frecuentes en la actualidad”, explicó Carlos Gonzales-Fischer, de la FCRN y el autor principal del estudio.

“Entre los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el Acuerdo de París sobre el clima, la comunidad internacional está apostando con firmeza para situar la sostenibilidad en la base de la planificación y la toma de decisiones”, añadió Anna Lartey, Directora de la División de Nutrición y Sistemas Alimentarios de la FAO. “De forma específica, el ODS 2 establece una clara relación entre las exigencias de una alimentación sana y la agricultura sostenible, y ya es hora de que las guías alimentarias reflejen esa relación”.

Más de 80 gobiernos -poco más de un tercio de todos los países del mundo- ofrecen ya consejos a sus ciudadanos en forma de directrices dietéticas basadas en los alimentos: mensajes cortos, de base científica, prácticos y culturalmente apropiados que orientan a las personas sobre una alimentación y estilos de vida saludables. Ese número está creciendo, incluso en países de bajos y medianos ingresos.

A pesar de estos avances prometedores, la mayoría de los gobiernos tienen aún sin embargo que elaborar su asesoramiento alimentario nacional, y esta carencia es particularmente evidente en los países de bajos ingresos: por ejemplo, sólo cinco países de África tienen esas directrices. Y la mayoría de las guías existentes todavía no tienen en cuenta el impacto ambiental de los hábitos alimenticios.

El estudio hace hincapié en que, para tener un efecto real sobre el consumo de alimentos, las guías alimentarias necesitan tener vínculos claros con las políticas alimentarias que realmente se implementan: como las normas sobre las comidas en escuelas y hospitales y las regulaciones que afectan a la publicidad y la industria.

Más información en: http://www.fao.org/nutrition/es/

 

Afecta especialmenbte a los más jóvenes
EL RUIDO: LA CONTAMINACIÖN INVISIBLE

 

Presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim. Málaga, 29/4/2016, (Ecoestrategia).- Esta semana se conmemoró en todo el mundo el Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido (INAD), por sus siglas en inglés. Creado el 27 de abril de 1991 por el estadounidense Centro de Audición y Comunicación (CHC), para animar a la gente a disminuir la contaminación acústica en su entorno.

En España, esta jornada estuvo coordinada por la Sociedad Española de Acústica, con el apoyo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), y el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX). El lema de este año 2016 ha sido “Controla tu ruido y respeta el medio ambiente sonoro”, que trata de contribuir a la sensibilización social en torno a la contaminación acústica.

El Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido se celebra los últimos miércoles del mes de abril, una iniciativa que se desarrolla desde hace más de 20 años con el objetivo de promover a nivel internacional la protección del ambiente acústico, la conservación de la audición y la sensibilización sobre las molestias y daños que generan los ruidos.

Bajo el lema de este año, la celebración de este Día Internacional contribuye a la concienciación, principalmente de los sectores más jóvenes de la población, tratando de resaltar los efectos que provoca sobre la salud y el bienestar de los ciudadanos el ruido, al que todos estamos expuestos, y al que todos contribuimos a producir con nuestras actividades y actitudes.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, consciente de que es necesario mejorar el medio ambiente sonoro al que están expuestos los ciudadanos, impulsa la aplicación de los instrumentos contenidos en la legislación comunitaria y en especial en la Ley 37/2003 del Ruido para preservar la calidad acústica del medio ambiente, mediante la evaluación y la gestión del ruido ambiental.

En los últimos años, se están realizado importantes actuaciones en la evaluación y control del ruido ambiental, pero también se plantean nuevos retos. Por ello, se hace necesario adaptar los modos de actuar a los nuevos planteamientos, lo que supone realizar un esfuerzo importante de concienciación por parte de todos los agentes implicados, tanto en lo que se refiere a los procesos de evaluación y gestión de la contaminación acústica como en los comportamientos respecto al ruido por parte de los ciudadanos, ya que la sensibilización de la ciudadanía, su adecuada formación y la difusión de la información son los medios más eficaces para lograr esta adaptación.

60 segundos de silencio

Presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim.Actualmente, el impacto del ruido en la audición, la salud y la calidad de vida está totalmente aceptado y demostrado por un gran número de estudios científicos y médicos. La exposición a altos niveles de ruido ocasiona la pérdida paulatina de la audición y genera altos niveles de estrés.

Según la Sociedad Española de Acústica, el ruido está considerado como un agente contaminante del mundo moderno, el agente contaminante “invisible”, y hoy día los individuos y las comunidades no aceptan que el ruido sea un producto “natural” del desarrollo tecnológico, y en consecuencia se debe regular y controlar.?

El ruido, como otros agentes contaminantes, produce efectos negativos en el ser humano, tanto fisiológicos como psicosomáticos, y constituye un grave problema medioambiental y social.?La lucha contra el ruido es una acción individual y colectiva, el ruido no lo hacen solo los demás, sino que lo hacemos todos.

Los expertos precisan que la lucha contra el ruido precisa, por tanto, de la concienciación y colaboración ciudadanas, así como de una implicación decidida y eficaz de las administraciones competentes, con una legislación y normativas adecuadas.

Entre las actividades promovidas por la Sociedad Española de Acústica para este día, estaban aquellas especialmente destinadas a las poblaciones infantil y juvenil, propiciando que en un gran número de centros escolares se desarrollasen actos para ayudar a crear una mentalidad respetuosa con el medio ambiente acústico, siendo el colofón de las campañas de buenas prácticas sonoras, que preparadas por la Sociedad Española de Acústica, se ponen a disposición de todos los centros escolares que deseen incluir estas enseñanzas en su programa docente.?

Los actos del Día Internacional sin Ruido finalizaron manteniendo “60 segundos de Silencio”, a las 12 horas, al objeto de que cada participante pueda percibir el ambiente sonoro que le rodea y trabajar para lograr entornos más tranquilos desde el punto de vista sonoro.

Más información en: http://sicaweb.cedex.es