ECONOTICIAS
Información semanal de las agencias Prensa Verde, Europa Press, Ania y Tierramérica.
 
COLOMBIA AVANZA EN EL MERCADO INTERNACIONAL DE CARBONO
 
“IRENA”, SERÍA LA AGENCIA INTERNACIONAL DE ENERGIAS LIMPIAS
 
GRANDES EMPRESAS IMPULSAN EL COMERCIO JUSTO
 
GREENPEACE EXIGE AL BANCO MUNDIAL QUE DEJE DE FINANCIAR PROYECTOS DE COMBUSTIBLES FÓSILES
 
MANCHAS DE PETRÓLEO EN MEDIO DE NUEVA YORK
 
RUSIA ANUNCIA QUE RATIFICARÁ EL PROTOCOLO DE KIOTO
 
   
 

COLOMBIA AVANZA EN EL MERCADO INTERNACIONAL DE CARBONO

 

Bogotá, Colombia, (Prensa Verde).- Con el fin de reducir la emisión de cerca de 360 mil toneladas anuales de dióxido de carbono (CO2) en el sistema eléctrico colombiano, el Banco Mundial y la Generadora Unión firmaron a finales de mayo un acuerdo de compraventa de disminución de gases efecto invernadero por valor de 18,2 millones de euros.

La Empresa Generadora Unión S.A. hizo posible la formulación del proyecto y la constitución de la Empresa Hidroger S.A., propietaria actual del proyecto que se construirá en el municipio de Chaparral (Tolima), con el apoyo del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, el Ministerio de Minas y Energía, la Unidad de Planeación Mineroenergética (Upm), Isagen, Conservación Internacional y el Fondo Prototipo de Carbono del Banco Mundial.

Con la firma del acuerdo Colombia da un paso hacia el mercado internacional del carbono, al lograr con un proyecto de energía hidroeléctrica a filo de agua reducir este tipo de emisiones que afectan el clima planetario.

El proyecto, denominado de servicios ambientales del Río Amoyá, consiste en el montaje de una hidroeléctrica sin embalse, de 80 megavatios, que será construida sobre el río en el municipio de Chaparral (Tolima).

El modelo incluye el desarrollo de actividades de generación de empleo, educación, salud, investigación y conservación del medio ambiente y beneficiará al ecosistema del Páramo de las Hermosas.

Todas las actividades fueron definidas y concertadas por la comunidad del Cañón de las Hermosas y serán cofinanciadas con los recursos provenientes de la venta de la reducción de emisiones.

El modelo parte del reconocimiento del servicio ambiental que presta el Páramo de las Hermosas y el Río Amoyá, lo cual hace posible que se disponga del recurso hídrico necesario para generar la energía eléctrica. Por ello el proyecto se propone realizar las actividades necesarias que permitan garantizar la continuidad del servicio ambiental.

La gran ventaja de la Hidroeléctrica del Río Amoyá es que no demanda la construcción de un embalse, por lo que sus impactos ambientales se reducen significativamente. El proyecto producirá energía eléctrica con un recurso renovable, sin generar emisiones de gases de efecto invernadero.

Esta iniciativa de generación de energía a partir de una hidroeléctrica brinda una solución energética renovable, que reducirá las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por los sistemas termoeléctricos, a nivel nacional y con impacto global, cuya energía será conducida a diferentes lugares de Colombia a través del sistema interconectado nacional.

Hay que resaltar que el proyecto de servicios ambientales del Río Amoyá recibió el premio Energy Globe Award 2003, convocatoria de alcance mundial en la cual se recibieron mil proyectos de 95 países. El premio es entregado a iniciativas que hacen un uso eficiente y sostenible de los recursos naturales, en las categorías de agua, aire, tierra y fuego (energía).

El Energy Globe Award es patrocinado por los ministerios austriacos de Seguridad Social y de Agricultura, Silvicultura, Medio Ambiente y Agua, por el gobierno regional de Oberösterreich, la Unión Europea y diversas empresas privadas.

 
 

“IRENA”, SERÍA LA AGENCIA INTERNACIONAL DE ENERGIAS LIMPIAS

 

Bonn, (Resumen de agencias).- Parlamentarios de varios países pidieron, durante la Conferencia Internacional sobre Energía Renovable, que se celebró en Bonn, Alemania del 1 al 4 de junio, la creación de “IRENA” una agencia para impulsar el desarrollo de las fuentes de energía limpia. Asimismo, las organizaciones ambientalistas hicieron un llamado para que se adopten compromisos firmes que lleven a incrementar la proporción de la energía renovable correspondiente a la biomasa dentro de los niveles nacionales e internacionales.

IRENA sería el nombre de la agencia internacional para impulsar el desarrollo de las energías limpias en el planeta. Los cerca de 350 diputados y senadores de 50 países congregados en la que fue sede del Bundestag (Parlamento alemán), suscribieron una resolución para la formación de ese estamento, destinado a velar por esas fuentes energéticas.

Tras largos debates se favoreció la fórmula de la Agencia Internacional para las Renovables, IRENA, que sería de carácter no vinculante y voluntario, pero representaría la voluntad mayoritaria en la comunidad internacional de impulsar las energías limpias.

El diputado socialdemócrata alemán, Hermann Scheer, uno de los más comprometidos con el tema señaló: "no debe dejarse que sea el mercado energético el que decida sobre la implantación de las renovables, porque en ello están implicados tanto la lucha contra el calentamiento de la Tierra como el acceso a las fuentes de energía a los más de 2.000 millones de personas que no disponen de ellas".

 
 

GRANDES EMPRESAS IMPULSAN EL COMERCIO JUSTO

 

Madrid, (ANIA).- Según un informe de la Fundación Bip Bip, el Comercio Justo se ha convertido en los últimos años en una alternativa creciente para mejorar el acceso al mercado internacional de los productores más desfavorecidos, sobre todo de países en vías de desarrollo.

En España, este tipo de productos tuvo una facturación de 8,5 millones de euros. Este movimiento, que busca reducir los márgenes de beneficio de los intermediarios en favor del productor, facturó el año pasado más de 8,5 millones de euros, un 6% más que en 2002, según ha señalado la Coordinadora estatal de Comercio Justo.

Cada vez es mayor el número de empresas que deciden colaborar en el impulso de este tipo de comercio solidario,-principalmente cadenas de alimentación y supermercados-. De este modo, organizaciones como Intermón Oxfam, realizan campañas para desarrollar el Comercio Justo entre empresas y ONG; así, proponen a éstas elegir entre una amplia gama de productos elaborados de forma justa que puedan utilizar en sus próximas campañas de comunicación y promoción.

Un ejemplo de esto es la promoción que Alcampo e Intermón Oxfam están llevando a cabo para dar a conocer el café Equita, dentro del marco de la relación iniciada en 2002 para impulsar la venta de productos de Comercio Justo que promueve la organización no gubernamental en los hipermercados de esta cadena de distribución. Los puntos de venta están situados en los cinco centros que posee Alcampo en Barcelona.

También la cadena de supermercados Carrefour venderá Equita en sus establecimientos. La cadena comercial e Intermón Oxfam han llegado a un acuerdo de colaboración que permitirá incrementar sensiblemente las ventas de este café en toda España, lo que supone un importante avance en el objetivo de Intermón Oxfam de acercar los productos de comercio justo a las redes de distribución y venta convencionales.

Con la incorporación de Carrefour, ya son nueve las cadenas de alimentación que tienen están colaborando en el desarrollo de productos de Comercio Justo; cinco son de ámbito estatal –Alcampo, Caprabo, Carrefour, Champion y Eroski–, y cuatro de ámbito regional –Bonpreu, Coaliment, Condis y Gadis–.

Los productos más demandados siguen siendo los de artesanía, que representan el 59% de las ventas en tiendas, seguidos de los de alimentación, donde la mercancía estrella es el café, con un 38% de la facturación. Por otro lado, las ventas se reparten equilibradamente entre las comunidades, pero destacan Madrid y Cataluña, seguidas del País Vasco.

Fuera de España encontramos el caso de grandes multinacionales como Procter&Gamble (P&G ), la mayor compañía de café de Estados Unidos y una de las cuatro que controlan el mercado mundial, que suministrará café de Comercio Justo a 15.000 supermercados del país hasta finales del 2004.

Las organizaciones que promueven el Comercio Justo pagan por cada artículo un precio acorde al esfuerzo de los trabajadores, a la vez que les asesoran sobre la producción, les facilitan créditos y les pagan parte del pedido por adelantado. Estos artículos garantizan unos ingresos más justos y estables a los productores, al mismo tiempo que contribuyen a incrementar los precios que pagan por ellos los exportadores tradicionales.

 
 

GREENPEACE EXIGE AL BANCO MUNDIAL QUE DEJE DE FINANCIAR PROYECTOS DE COMBUSTIBLES FÓSILES

 

(Ania).- Greenpeace ha puesto en marcha una campaña de envío de cartas por Internet dirigidas al presidente del Banco Mundial, James Wolfensohn, pidiendo que den prioridad a la financiación de proyectos de energías renovables y que dejen de financiar proyectos de combustibles fósiles, principales causantes del cambio climático.

Un informe interno del Banco Mundial expone la necesidad de un cambio en la financiación de los proyectos, de manera que se priorice a las energías renovables y que haya una eliminación progresiva de sus inversiones en combustibles fósiles, hasta su completa desaparición en 2008. El informe, titulado Informe de la Industria de Extracción (EIR), ha sido realizado por un grupo de trabajo interno del propio organismo financiero internacional, encabezado por el ex-ministro de medio ambiente indonesio, Dr. Emil Salim.

El informe EIR confirma muchas de las preocupaciones que las comunidades locales y organizaciones civiles han hecho llegar al Banco Mundial durante dos décadas. Greenpeace pide en su carta al Sr. Wolfensohn que el Banco Mundial: Aumente las inversiones en proyectos de energías renovables un 20% cada año y desarrolle un plan para la eliminación progresiva de las inversiones en combustibles fósiles para el 2008; fortalezca los sistemas de gobierno antes de invertir en proyectos de combustibles fósiles; no invierta en proyectos de combustibles fósiles en situaciones que estén caracterizadas por conflictos, opresión o corrupción sistemática, o en áreas de importante biodiversidad, incluyendo áreas protegidas.

Asimismo, que asegure que el resto de los inversores respeten los derechos humanos e inicien acciones cuando no se respeten los derechos humanos de las comunidades afectadas por un proyecto; promueva la transparencia en la dirección de los proyectos acabando con la corrupción, y facilite un mayor reparto de beneficios entre la comunidad local; obtenga el consentimiento de la población indígena y las comunidades locales, proporcionando toda la información del proyecto a éstas, antes de invertir en él; y que demuestre la manera en que se reducirá la pobreza en los proyectos de combustibles fósiles antes de su aprobación e inversión.

Es evidente la necesidad de un cambio en el modelo energético y pasar de combustibles fósiles a energías renovables. El Banco Mundial debe actuar de manera acorde a las necesidades reales de las personas, potenciando las energías renovables, y no apoyar a grandes empresas petroleras que disponen de amplios capitales e importantes influencias políticas- ha declarado Emilio Rull, responsable de la campaña de energía de Greenpeace España.

Existen 2.000 millones de personas sin acceso a servicios básicos energéticos, con pleno derecho a un desarrollo sostenible. Las energías renovables podrían proporcionar ese servicio sin intensificar conflictos sociales, reducirían la deuda externa de los países creando economía local y minimizarían el cambio climático, problemas que se acentuarán si se siguen potenciando los combustibles fósiles como el petróleo, el carbón o el gas

 
 

MANCHAS DE PETRÓLEO EN MEDIO DE NUEVA YORK

Por Katherine Stapp, colaboradora de Tierramérica

Filtraciones de crudo contaminaron por décadas un arroyo que cruza dos emblemáticos barrios neoyorquinos. Activistas preparan una demanda contra ExxonMobil y otras empresas

Nueva York, (Tierramérica).- Hay días buenos y malos en el arroyo Newtown, un curso de agua de 2,4 kilómetros que fluye entre los distritos de Brooklyn y Queens en Nueva York, con la poco envidiada distinción de ser el más contaminado del país.
En los días buenos, el agua es casi traslúcida cerca de la desembocadura, y pueden verse anémonas y pequeños hipocampos. En los días malos, y dependiendo del clima y las mareas, el arroyo parece una pesadilla psicodélica con una penetrante mezcla de olores desagradables.
Sung Lim, de la organización sin fines de lucro East River Apprenticeshop, conoce todos los secretos del Newtown y conduce a estudiantes de secundaria en visitas guiadas para "enseñarles sobre contaminación y conservación, pero también para mostrarles la belleza" del arroyo.
El Newtown, "es nuestro patio trasero", dijo Lim a Tierramérica.
También "golpea nuestros sentidos. Cuando llueve, puede verse la combinación del flujo de aguas servidas y petróleo", pero "hace pocos días, cuando salimos después de una tormenta, ambas cosas no querían mezclarse, y se creaba una variedad de formas fractales. Era todo un espectáculo", describió.

Más de 64 millones de litros de petróleo se han derramado en el Newtown desde los años 40 y 50, en su mayor parte procedentes de defectuosos tanques de almacenamiento propiedad, entre otras empresas, de Standard Oil Company de Nueva York, hoy ExxonMobil, la mayor firma petrolera del mundo.

El derrame en Newtown equivale a más de 1,5 veces el famoso vertido en 1989 del buque Exxon Valdez, en las costas del noroccidental estado estadounidense de Alaska.

ExxonMobil, dueña del barco, debió pagar una multa de 150 millones de dólares por aquel derrame, pero no se le han aplicado sanciones por la contaminación del Newtown, y tanto el gobierno de la ciudad como el del estado han hecho poco por obligarla a realizar trabajos de limpieza.
El derrame fue descubierto en 1978 desde un helicóptero de la fuerza de guardacostas, y pasaron doce años hasta que el estado de Nueva York lograra un acuerdo con la compañía. El trato, sin embargo, no incluyó plazos para la limpieza, lo que equivalió a autorizar la realización de esa tarea al ritmo que la firma deseara, según los críticos.
ExxonMobil admite su responsabilidad en el desastre, pero insiste en que han sido adecuados sus trabajos de limpieza, que hasta ahora han retirado algo más de 11,3 millones de litros de petróleo, o sea menos de la quinta parte del derrame.

"ExxonMobil ha realizado trabajos de remediación en Greenpoint (barrio en Brooklyn a la orilla del arroyo) y esas tareas continúan”, dijo en enero un vocero de la empresa. “Tomamos muy en serio nuestras responsabilidades ambientales”, aseguró.

Ahora una coalición encabezada por el grupo ambientalista local Riverkeeper está a punto de presentar ante la justicia una demanda de intervención inmediata y pago de compensaciones a los afectados, es decir, a un centenar de hogares.

 
 

RUSIA ANUNCIA QUE RATIFICARÁ EL PROTOCOLO DE KIOTO

por José Santamarta (director de World Watch)

El presidente ruso, Vladimir Putin, afirmó que acelerará los esfuerzos para ratificar el Protoclo de Kioto, en el marco de la cumbre entre la Unión Europea y Rusia.

"Vamos a acelerar los esfuerzos hacia la ratificación del protocolo de Kioto", declaró el presidente ruso citado por la agencia Interfax. "El hecho de que la UE avance junto a nosotros en las discusiones sobre la OMC tendrá un efecto positivo en lo que respecta a la actitud de Moscú sobre la ratificación del protocolo de Kioto", agregó.

Para que el Protocolo de Kioto entre en vigor falta tan sólo la ratificación de Rusia. ¿Por qué Rusia ha tardado tanto? Probablemente porque quería vender mucho más caro su ratificación del Protocolo de Kioto.

En el año 2001 George W. Bush decidió no ratificar Kioto, y dado que es necesario que lo ratifiquen un mínimo de 55 países, y que entre ellos sumen el 55% de las emisiones de los países ricos (hasta ahora los países industrializados que han ratificado el Protocolo suman el 44,2%, y Rusia sumaría otro 17,4%), la negativa estadounidense en la práctica significaba que era necesario que el Protocolo de Kioto fuese ratificado por la casi totalidad de los países industrializados (los del Anexo I) para que entrase en vigor. El Protocolo ya lo han ratificado 121 países, y en cuanto lo ratifique Rusia entrará en vigor.

El Protocolo de Kioto permite que los países industrializados puedan vender y comprar derechos de emisión, tomando como referencia el año base 1990. En 1990 aún existía la URSS, con unos consumos energéticos enormes, y unas emisiones igualmente elevadas. La implosión posterior cambió radicalmente la situación, y Rusia, Ucrania y el resto de los países de la antigua URSS, podrán vender “derechos de emisión” a otros países industrializados que superen los límites marcados por el Protocolo de Kioto.

De hecho Rusia esperaba vender esos “derechos de emisión” (el llamado “aire caliente”) a Estados Unidos, pero la negativa de la Administración de Bush a ratificar el Protocolo de Kioto le ha dejado sin comprador, y el precio al que venderá su “aire caliente”, sin EE UU, será muy inferior, por la simple razón de que habrá menos demanda de toneladas de CO2.

Rusia mira a la Unión Europea, y en el tira y afloja reclama más compensaciones económicas, tanto en el precio del dióxido de carbono, como en las negociaciones para la entrada de Rusia en la Organización Mundial de Comercio.

Formalmente compete a la Duma, el parlamento ruso, la potestad de ratificar el Protocolo de Kioto, y en la práctica Putin tendrá la última palabra, pues será él quién decida cuándo y por qué proponer la ratificación.

Rusia tiene mucho que ganar con la ratificación (la venta del “aire caliente” a la Unión Europea y Japón), y poco que perder.

El Protocolo de Kioto sigue vivo y muy probablemente acabará entrando en vigor, con todas sus consecuencias. Pero incluso si el Protocolo no entrase en vigor, el cambio climático seguirá siendo un problema cada vez más grave.

Países como España tendrán que hacer sus deberes, reduciendo las emisiones, o pagaremos caro la inactividad desarrollada por el Partido Popular en las dos últimas legislaturas.

El Protocolo de Kioto de diciembre de 1997 concluyó con la adopción de un acuerdo de reducción de emisiones de gases de invernadero por los 38 países industrializados. En conjunto la reducción global acordada es de un 5,2% para el conjunto de países industrializados. El Protocolo no obliga en una primera fase a los países en desarrollo, dadas sus reducidas emisiones por
habitante.

La Unión Europea, según la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA), sin medidas adicionales a las actuales, no logrará cumplir los compromisos adquiridos en Kioto (-8%), pues las emisiones sólo se reducirán en 0,5% entre 1990 y 2008-2012.

Las emisiones en unidades de CO2 equivalente, considerando los seis gases de efecto invernadero (GEI), han aumentado en un 40% en España entre 1990 (año base) y 2003, cifra que triplica el 15% al que se ha comprometido el Gobierno de España en la Unión Europea.

La evolución de las emisiones de gases de invernadero es el mejor indicador del compromiso de un gobierno con el medio ambiente.

La ratificación de Rusia, cuando se produzca realmente, será la mejor noticia para el medio ambiente en 2004. La entrada en vigor del Protocolo de Kioto tarde o temprano obligará a que Estados Unidos se comprometa también en la lucha por reducir las emisiones de gases de invernadero.