ECONOTICIAS
Información semanal de las agencias Prensa Verde, Europa Press, Ania y Tierramérica.
   
 
 
BIOGAL ABRIRÁ EN GALICIA EL PRIMER CENTRO DE RECEPCIÓN, ALMACENAMIENTO Y TRANSFORMACIÓN DE BIODIESEL
 
 
   
EROSKI GARANTIZA QUE SU MARCA PROPIA NO CONTIENE TRANSGÉNICOS
 

Madrid, (Ecoestrategia).- El grupo Eroski envió a Greenpeace la garantía de que los productos de su marca propia no contienen transgénicos dentro del proceso de actualización de la Guía Roja y Verde de alimentos transgénicos que el grupo ecologista está realizando en este momento a través de consultas, análisis y contactos con la industria alimentaria y el sector de la distribución a nivel mundial.

El grupo Eroski, que representa hoy algo más del 9% de la cuota de mercado alimentario en España con una cifra de negocios de casi 5.000 millones de euros, casi 1.400 puntos de venta y más de un millón de metros cuadrados de superficie, ha decidido comunicar a Greenpeace que cumple los requisitos exigidos por la organización ecologista para figurar en la lista de empresas que garantizan no vender alimentos de marca propia (en este caso marca Consumer) que contengan transgénicos o derivados de cosechas transgénicas.

"Esto es un paso muy importante para los consumidores, que verán incrementada la lista de productos que pueden consumir sin temor de estar ingiriendo transgénicos", ha declarado Juan-Felipe Carrasco, responsable de la campaña contra los transgénicos de Greenpeace.

A pesar de que en estos últimos dos años, y gracias al rechazo de los consumidores, gran parte de la industria puede asegurar que no emplea transgénicos en los ingredientes de los productos que comercializa, todavía existe un importante sector que opta por la opacidad y el silencio y no envía a Greenpeace las suficientes garantías sobre el contenido de los alimentos que comercializa.

Aunque la nueva legislación Europea de etiquetado y trazabilidad obliga a los fabricantes y distribuidores a etiquetar los alimentos que contienen derivados de transgénicos, el Gobierno no ha puesto en marcha un sistema de trazabilidad completo que permita garantizar la libertad de elección de los consumidores a través de un etiquetado fiable. En España siguen entrando hoy unos 6 millones de toneladas de maíz y de soja transgénica por los puertos y se cultivan unas 40.000 hectáreas de un peligroso maíz transgénico.

Por otra parte, la normativa no obliga a etiquetar los derivados animales, es decir, )que los consumidores siguen sin saber si la carne, la leche o los huevos que ingieren provienen de animales alimentados con transgénicos cultivados con un gran impacto económico, social y ambiental. "Es inaceptable que el 80% de las materias primas modificadas genéticamente que entran en nuestro país se "esconda" detrás de una legislación que permite que el consumidor no tenga información sobre el origen de los derivados animales que come", ha Concluído Carrasco.

 
 

LAS MUJERES PUEDEN CAMBIAR ÁFRICA

 

Nairobi, (Agencia AIS).- Wangari Maathai es una pionera. Fue la primera mujer en obtener un Doctorado en toda África central y oriental. La primera mujer jefe de un departamento de la Universidad en su país, Kenya. La primera en dirigir un Ministerio. Y, desde el pasado septiembre, la primera africana en obtener un Premio Nobel. Sin embargo, ciertas noticias extraordinarias, como el que Maathai haya sido galardonada con el Nobel de la Paz en 2004, arrojan pesadas sombras. Aquí la sombra es casi la mitad de las mujeres africanas incapaces de leer o escribir. Es en estas mujeres donde se depositan las esperanzas para el continente negro.

A la cabeza del movimiento “Cinturón Verde”, la keniata ha promovido la plantación de más de diez millones de árboles en el país, iniciativa que servirá para frenar la erosión del suelo, la deforestación, y proveer de leña a miles de familias. Pero los beneficios ecológicos son sólo una parte de lo conquistado por la organización. El “Cinturón Verde” aporta un modelo de articulación a la desarticulada sociedad civil africana, vuelve a sus usuarios, principalmente mujeres autosuficientes, y pone en sus manos los instrumentos para participar como individuos en la mejora de su existencia y la de los suyos.

Una larga lucha

Pero antes de ser reconocida por su labor con el premio Nobel de la Paz, Maathai ha recorrido un duro camino. Nacida en 1940, se graduó en el extranjero, para después volver a Kenya, donde se doctoró a pesar de la resistencia presentada por ciertas jerarquías universitarias. Activa en todos los frentes, tras hacerse con la dirección del departamento de Estudios Ambientales en la Universidad de Nairobi probó en la política y se presentó a las elecciones presidenciales de 1997, que perdió cuando su partido le retiró el apoyo días antes de los comicios. Aún así, su contendiente Daniel Arap Moi, en el poder desde 1978, venció por tan solo un escaño.

Cuando, en 2002, Kenya apostó por el relevo de Moi, y eligió a Mwai Kibaki como presidente, Maathai fue nombrada ministra de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Vida Salvaje. Durante todos estos años, no faltaron los episodios de represión, las estancias en la cárcel, barreras y más barreras. Con el Nobel de la Paz, el mundo ha reconocido la lucha de Wangari.

Este premio reincide en algo que ya es obvio a ojos de muchos: el destino de África pasa por sus mujeres. En efecto, como dice Maathai: “las mujeres son responsables de sus hijos, no pueden sentarse, perder el tiempo y verles morir de hambre”.

La revolución de los microcréditos, las numerosas cooperativas auspiciadas por organizaciones no gubernamentales de desarrollo, por las agencias de las Naciones Unidas, o por último el “Cinturón Verde” de Maathai se fundamentan en este sencillo principio: son las mujeres las que toman la responsabilidad última de las familias, y esto se refleja en su modo de trabajar donde la responsabilidad se traduce en eficiencia.

Éste no es un tópico recurrente: las estadísticas señalan que las horas de trabajo no renumerado de las mujeres duplican a las de los hombres, circunstancia que no impide que también empleen más tiempo en trabajos renumerados. En cuanto a la eficacia, el mismo Banco Mundial ha señalado que las empresas en cuya directiva se encuentran mujeres funcionan mejor. Por último, la gestión de los micro créditos por parte de las mujeres se demuestra eficiente, con un 97 por ciento de tasa de devolución en Kenya.

Maathai no es solo una señora que ha dado a miles de mujeres la oportunidad de cuidar de sus familias y además ser productivas. Es alguien que aspira a algo más que a aliviar la vida de pequeñas comunidades, es una política que apunta a cambiar África.

 
 

BIOGAL ABRIRÁ EN GALICIA EL PRIMER CENTRO DE RECEPCIÓN, ALMACENAMIENTO Y TRANSFORMACIÓN DE BIODIESEL

 

Madrid, (Ecoestrategia).- La empresa Biogal Centro Energético S.A. ('Biogal') desarrollará una actividad pionera en Galicia, consistente en la recepción, almacenamiento y transformación de biodiesel. El proyecto, el primero de este tipo en la Comunidad, se llevará a cabo mediante la construcción de unas instalaciones en las que se recibirá el éster metílico que, mezclado con el gasóleo de automoción convencional, se transformará en el biocarburante Biodiesel, un carburante respetuoso con el medio ambiente.

Según explicó la empresa en nota de prensa, el biodiesel no sólo se contribuye a reducir el consumo de carburantes de origen fósil, principales emisores de CO2 a la atmósfera, sino que, además, su consumo contribuirá a cumplir con las previsiones contenidas en la Directiva 2003/30/CE, relativa al fomento del uso de biocarburantes u otros combustibles renovables en el transporte, que fija como objetivo el que en el año 2005 los biocarburantes tengan una cuota de mercado equivalente al 2% de toda la gasolina y gasóleo vendido para el transporte, porcentaje que se eleva al 5,75% para diciembre del 2010. Su uso también ayudará a cumplir con el Plan de Fomento de las Energías Renovables que persigue alcanzar el 12% del consumo total de energías renovables en el año 2010.

Para esta actividad, apoyada por las instituciones públicas gallegas, la empresa cuenta con instalaciones logísticas situadas en la provincia de Pontevedra con capacidad para el almacenamiento de hasta 160.000 litros de Biocarburante.

Dado que, por el momento, no existen en Galicia fábricas de producción de Biodiesel, y teniendo en consideración que en esta Comunidad se consumen anualmente más de 500.000.000 de litros de Gasóleo de Automoción, principalmente en el transporte público por carretera, la idea de los promotores es tener garantizado y asegurado el abastecimiento del éster metílico para mezclarlo con el gasóleo de automoción convencional, lo que supondrá a los clientes de Biogal, entre otras ventajas, un importante ahorro respecto de los portes en caso de que ellos decidieran ir a cargarlo, con sus propios medios de transporte, desde Galicia a las fábricas productoras situadas en Cataluña y en el País Vasco.

Directivas relativas a biocarburantes

Se denominan Biocarburantes a todos aquellos combustibles líquidos obtenidos a partir de productos biomásicos que se utilizan principalmente en motores de combustión interna, y que también pueden emplearse como combustible en calderas de calefacción.

La Directiva 2003/30/CE, relativa al fomento del uso de biocarburantes u otros combustibles renovables en el transporte, fija objetivos para la introducción progresiva, de aquí a 2010, de los biocarburantes obtenidos a partir de desechos agrícolas, forestales y orgánicos. Esta Directiva supone un avance importante hacia una estrategia en favor de los carburantes de sustitución en los transportes, que permitirá reducir la dependencia excesiva de la Unión Europea.

Es también una de las nuevas medidas promovidas por la Comisión para intentar alcanzar los objetivos de Kioto, junto al desarrollo de energías renovables y de la eficacia energética. A nivel interno, y con el objetivo prioritario de cumplir los compromisos adquiridos por España en el marco del Protocolo de Kioto, se estableció el Plan de Fomento de las Energías Renovables 2000-2010, que persigue alcanzar el 12% de consumo de energías renovables en el año 2010.

El empleo de biocarburantes sirve asimismo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, pues las emisiones de CO2 producidas por el uso de biocarburantes en los transportes se compensan con el CO2 absorbido a lo largo del crecimiento de las plantas que sirven para fabricarlos.


 
 

LA CORPORACIÓN FINANCIERA INTERNACIONAL CRITICADA POR REDUCIR SUS REQUISITOS MEDIOAMBIENTALES

 

Madrid, (Agencias).- La Corporación Financiera Internacional (IFC), la sección de préstamos privados del Banco Mundial (BM), ha recibido recientemente las críticas de grupos ecologistas y organizaciones no gubernamentales, entre ellas el Fondo Mundial de la Naturaleza (WWF/Adena), por "relajar" sus directrices medioambientales y sociales en lo relativo a los préstamos al sector privado.

Así se lo han hecho saber a la IFC, que en la actualidad está revisando sus políticas de préstamos, en una carta en la que advierte a la Corporación sobre el "gran giro" que han dado, pasando de un enfoque "comprometido" y basado en el cumplimiento de los compromisos, a un enfoque "básicamente discrecional".

En opinión de las ONG, en este nuevo enfoque "se quedan diluidas las responsabilidades propias de una institución pública", y "disminuye la rendición de cuentas ante las comunidades afectadas".

La carta conjunta de las ONGs, aunque apoya la revisión de políticas que está llevando a cabo la IFC, le solicita "mejoras exhaustivas", que "estén de acuerdo y cuenten con el asesoramiento de la sociedad civil", según recoge WWF/Adena.