RESUMEN IBEROAMERICANO
 
COLOMBIA LANZARÁ AL MERCADO PRIMERA SEMILLA HECHA DE PALMA DE ACEITE
 
 
 
EL PLAN NACIONAL DE ASIGNACION ES INJUSTO PARA LA ECONOMIA ESPAÑOLA DENUNCIA CEOE
 
 
 
   

COLOMBIA LANZARÁ AL MERCADO PRIMERA SEMILLA HECHA DE PALMA DE ACEITE

 

Bogotá, (Prensa Verde).- La Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Corpoica) lanzará próximamente al mercado la primera semilla de palma de aceite hecha en el país y adaptada a las condiciones agroecológicas de Colombia.

El material, de nombre "Ténera Corpoica El Mira", fue obtenido mediante un proceso de mejoramiento genético, realizado en zonas del trópico seco y húmedo de los departamentos del Magdalena, Valle y Nariño. Esta investigación arrojó resultados positivos después de 30 años de trabajo.

Dentro de las ventajas de este material, figura el bajo costo de la semilla, ya que más del 90 por ciento de la siembras de palma en el país se realiza con material importado. El valor promedio de la importación es de 0,75 centavos de dólar por unidad, frente a US$ 0,50 que valdrá la unidad del nuevo material producido en Colombia.

La nueva semilla tiene además la ventaja de iniciar su floración a los 16 meses y su producción a los 22 meses después de la siembra en el campo. Esta nueva variedad presenta bajo crecimiento en altura, lo que permite una vida útil a la plantación superior a 25 años.

Aparte de haber mostrado un buen comportamiento frente a enfermedades, "Ténera" puede alcanzar una producción superior a las 30 toneladas anuales de racimos frescos por hectárea. Cabe destacar que el actual rendimiento promedio nacional es de 17,15 toneladas.

La capacidad de producción de Corpoica es de 600 mil semillas germinadas diferenciadas por año, volumen que puede contribuir hasta con el 10 por ciento de la demanda del país. La nueva semilla se obtuvo de palmas de origen asiático y africano.

 
 

CONTROL MADERERO ECUATORIANO DEPENDE DE 1.2 MILLONES DE DÓLARES

 

Quito, (Prensa Verde).- Industriales de la madera y organizaciones ambientalistas están a la espera de que se concrete la obtención de 1.2 millones de dólares, destinados al pago de un contrato suscrito entre la verificadora suiza SGS y el ministerio del Ambiente, y mediante el cual la entidad europea retomará el control de la explotación forestal en el país.

El tema se ha convertido en el "Talón de Aquiles" de la protección de los recursos forestales ecuatorianos, seriamente afectados por una tala indiscriminada que significa en la actualidad que cada año se derriben miles de árboles en el equivalente a unas 250 canchas de fútbol. La SGS retoma sus responsabilidades luego de un receso de varios meses, y a partir de intensas gestiones realizadas por el Comité Ecuatoriano de Defensa de la Naturaleza y el Medio Ambiente (CEDENMA).

La nueva vigencia del contrato con la SGS para el control forestal tercerizado, también ha sido bien recibida por los industriales y empresarios madereros, sector que paradójicamente debería generar los recursos requeridos para rubricar el acuerdo con la verificadora, pues éstos deberían provenir de impuestos ahora suprimidos al "pie de monte" para dos especies: el pigue y la balsa.

El "pie de monte" es un impuesto que se aplicaba por cada metro cúbico de madera del bosque nativo aprovechado. De allí se alimentaba incluso el presupuesto anual de la cartera del Ambiente, que para el 2004 se ubicó en 19.5 millones de dólares, de los cuales tan solo 1.3 millones entrega el Gobierno central.

 
 

CURSO SOBRE INDICADORES DE DESARROLLO SOSTENIBLE PARA AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Bogotá, (Red de Desarrollo Sostenible de Colombia).- Cuando se plantean en la región latinoamericana y caribeña los problemas de cómo los países pueden avanzar por una senda de desarrollo sostenible, la pregunta que surge es cómo medir los avances y hacer este proceso transparente y legítimo. Por ello se ha organizado el Curso-Taller “Indicadores de desarrollo sostenible para América Latina y el Caribe” en Buenos Aires (Argentina) del 30 de agosto al 3 de septiembre:

Hace falta proponer más instrumentos que permitan evaluar los esfuerzos por el desarrollo sostenible. Esto requiere compatibilizar las necesidades de crecimiento económico, equilibrio macroeconómico y una adecuada competitividad internacional, con las obligaciones de mejorar las condiciones de vida de la población, en particular la reducción de los niveles de pobreza y la disminución de las desigualdades; al tiempo que se asume la responsabilidad de proteger el medio ambiente de mayores deterioros, conservar los recursos naturales para obtener de ellos rendimientos sostenibles, mejorar la calidad de vida de la población y proteger la biodiversidad.

Considerables avances se han hecho a nivel mundial, y también a nivel de la región de América Latina y el Caribe para contar con elementos conceptuales y metodológicos que permitan confeccionar indicadores (cuantitativos y cualitativos) que den información sobre la evolución de nuestras sociedades hacia una mayor (o menor) sostenibilidad.

En este contexto, aparece como una acción pertinente informar a los especialistas y encargados de las decisiones, particularmente de los gobiernos pero también de la sociedad civil en la región, acerca de cuál es el estado del arte en la materia, intercambiar experiencias entre países que ya están desarrollando indicadores de sostenibilidad (dentro o fuera de la región latinoamericana y caribeña), así como compartir esto con otros países menos avanzados en el tema. Por último, para dar noticia de esfuerzos que se realizan actualmente para mejorar la metodología y la aplicación práctica de los indicadores de desarrollo sostenible (IDS).

Entender los conceptos, tener información actualizada de las opciones metodológicas, conocer las experiencias valiosas y su posibilidad de replicarlas, realizar ejercicios prácticos de construcción de indicadores, así como estimular la cooperación horizontal y la creación de redes regionales, es el propósito general del curso-taller. Los profesionales que estén interesados en estos cursos pueden dirigirse al Programa de Capacitación División de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos CEPAL, Naciones Unidas Santiago, CHILE. Teléfono: (56-2) 210-2160. E-mail: murzua@eclac.cl

 
 

EL PLAN NACIONAL DE ASIGNACION ES INJUSTO PARA LA ECONOMIA ESPAÑOLA DENUNCIA CEOE

 

Madrid, (Europa Press).- Las patronal de los empresarios CEOE considera que el Plan Nacional de Asignación (PNA) de derechos de emisiones contaminantes elaborado por el Gobierno del PSOE es "lesivo e injusto" para la economía española en general y, en particular, para los sectores industriales afectados.

La CEOE advierte que el Plan planteará "serios problemas" a la economía española si el Gobierno no tiene en cuenta las alegaciones que ha formulado la patronal al documento. A juicio de los empresarios, el principal problema es que el PNA defiende unas 'ratios' de emisión por unidad de producto que son inferiores a las de la media comunitaria. Además, lamentan que el Gobierno haya optado por hacer recaer los costes de la reducción de emisiones sobre las empresas de los sectores afectados, sin que puedan recurrir al apoyo de la Administración General del Estado.

"Esto contrasta con los planteamientos de otros Estados miembros de no poner en peligro la competitividad de sus sectores industriales, máxime si recordamos que este primer periodo (2005-2007) se considera de prueba", añadió la CEOE.

La patronal considera también que el PNA recoge una reducción "desigual" de las emisiones "en contra de los sectores afectados", por cuanto les obliga a una reducción de emisiones del 2,7%, frente a otra del 0,4% para el conjunto de las emisiones respecto a las de 2002. Y todo ello, "a pesar de que la industria española tiene un mejor comportamiento del nivel de emisiones que la media europea".

Asimismo, la CEOE criticó que los criterios de asignación para fijar los límites de emisiones instalación a instalación no tengan en cuenta "una serie de factores" que permite la Directiva europea de comercio de derechos de emisión, "lo que perjudica a las empresas más eficientes que sirven al mercado".

También recordó que el objetivo fijado por la Unión Europea para la reducción de contaminación, y que obliga a España, es "mucho más exigente" que el contenido en el Protocolo de Kioto. Por todo ello, los empresarios españoles reiteraron su apoyo a la patronal europea Unice, "que ya ha advertido en sendas cartas a los presidentes del Consejo y de la Comisión Europea de los graves peligros de abordar de forma unilateral la lucha contra el cambio climático, sin tener en cuenta a otras importantes áreas económicas del mundo, como los Estados Unidos, China o la India".

El Plan Nacional de Asignación de emisiones reparte derechos de emisión equivalentes a 483,75 millones de toneladas de CO2 para el periodo 2005-2007 entre los sectores industriales afectados por la Directiva comunitaria de comercio de emisiones (eléctrico, refino, siderúrgico, papelero, cemento y cal, vidrio y cerámica, y papel).

El sector eléctrico recibe 264 millones de toneladas para el periodo, 18 millones de toneladas menos que lo que está previsto que contamine, mientras que los sectores industriales se benefician de 215,07 millones de toneladas más 9,48 millones para nuevos entrantes. Para los sectores no incluidos en la Directiva (los llamados 'sectores difusos'), el Gobierno está trabajando en medidas que fomenten el ahorro y la eficiencia energética y que se incorporarán en un Plan de Acción 2004-2007, complementario a la Estrategia de Ahorro y Eficiencia ya en vigor.

 

EN BRASIL CEMENTO Y LADRILLOS SE AMIGAN CON EL AMBIENTE

 

Río de Janeiro, (IPS).- La creatividad es clave para volver sustentable la construcción, sector que absorbe más de la mitad de los recursos naturales extraídos en América Latina. Los residuos de edificaciones y demoliciones son mayores que la basura urbana, dicen expertos.

Un cemento brasileño hecho con residuos de altos hornos siderúrgicos causa un impacto ambiental 77 por ciento menor al de las otras cuatro variedades convencionales utilizadas en este país.

El dato lo dio a Tierramérica el profesor Vanderley John, de la Escuela Politécnica de la Universidad de Sao Paulo, coordinador de la Conferencia Latinoamericana de Construcción Sustentable (CLACS'04), que se celebró en esa ciudad brasileña entre el 18 y el 21 de este mes.

La conferencia fue un llamado a la creatividad, pero también a la aplicación más amplia de soluciones y productos ya disponibles. El concepto de construcción sustentable engloba todas las dimensiones y cadenas de producción que culminan en los edificios y el ambiente urbano.

En el mercado brasileño se ofrece bombillas de iluminación que ahorran electricidad y, pese a su precio más elevado que el de las convencionales, reducen costos por el bajo consumo. También se venden aparatos sanitarios que gastan menos agua, así como sistemas solares de calefacción que disminuyen mucho el uso de energía.

En una ponencia presentada en la CLACS'04 se sostuvo que "modificaciones en detalles de la fachada de un edificio de oficinas" pueden reducir a la mitad el consumo de electricidad. Eso es la arquitectura contribuyendo al ambiente y a la economía, acotó John.

La conferencia permitió concluir que "ya hay conocimiento y productos económicamente viables" que, usados con creatividad, pueden reducir la presión humana sobre el ambiente y mejorar la calidad de vida, con beneficios económicos para toda la sociedad, sostuvo.

La sustentabilidad "motiva más", y a veces la mejora de un aspecto aislado, como la eficiencia energética, puede acompañarse de efectos negativos como derroche de agua o poca durabilidad, explicó el ingeniero.

No basta construir uno o algunos edificios más eficientes, sino que es necesario extender la sustentabilidad al conjunto de la construcción, alegó John.

El impacto ambiental y social sería gigantesco. La construcción es responsable en América Latina de más de la mitad de los recursos naturales extraídos y de 11,4 por ciento de los empleos, sin contar el trabajo informal de quienes construyen para sí o mediante ayuda mutua, según datos manejados en la conferencia.

La cadena productiva en el sector es posiblemente la más amplia de toda la economía, e involucra desde cemento y siderurgia a tuberías, equipos y servicios de electricidad y gas.

En Brasil, la construcción aporta 15 por ciento del producto interno bruto y 15 millones de empleos directos. Los 40 millones de toneladas de cemento que el país consume son la base para 280 millones de toneladas de variados productos, o sea unas 150 veces el peso de la producción de vehículos, comparó John.

Expertos calculan que en América Latina, donde faltan 17 millones de viviendas para satisfacer la demanda de la población, los residuos de construcciones y demoliciones son mayores que la basura urbana, y constituyen un grave problema ambiental.

Esto se puede reducir mucho con la gestión de residuos, y un empresario expuso en la conferencia las ventajas obtenidas por su compañía al implantar un sistema que separa desechos, por ejemplo los de plástico, papel y madera.

Eso le permite vender residuos y reducir el total de los mismos, además de controlar la eficiencia del aprovechamiento de materiales, sostuvo.

Las conclusiones y experiencias de la CLACS'04, que reunió a 850 participantes, serán llevadas a la conferencia Mundial sobre Construcción Sustentable, que se realizará en Tokio en septiembre de 2005. Otras cuatro conferencias regionales forman parte de la preparación.

 

"ECOBARRIO" PARA FAMILIAS POBRES EN CHILE

 

Santiago, (IPS).- El "ecobarrio" es el nuevo destino de 1.700 familias pobres que en 1999 ocuparon un predio de 22 hectáreas en el municipio de Peñalolén, en los contrafuertes cordilleranos de la capital de Chile.

El Ministerio de Vivienda, el Instituto de Ecología Política (IEP) y la Fundación de la Familia firmaron el 16 de este mes un protocolo de acuerdo para poner en marcha ese proyecto, de un año de duración, para dotar a las familias de nuevas viviendas definitivas, un entorno sano y capacitación para defenderlo.

Se brindará apoyo social y entrenamiento para ahorrar energía y separar y reciclar residuos, afirmó el presidente del IEP, Manuel Baquedano.