RESUMEN IBEROAMERICANO

 
 
 
 
 
 
SEMANAS ANTERIORES
 
   
 

BRASIL RETOMA RÉCORD EN RECICLAJE DE LATAS

 

Río de Janeiro, 26/9/206 (Tierramérica).- En 2005 Brasil recicló 96,2 por ciento de las latas de aluminio usadas, confirmando el liderazgo mundial alcanzado en 2001, según la Asociación Brasileña del Aluminio (ABAL).

Le sigue Japón con 91,7 por ciento, mientras Estados Unidos y la Unión Europea se limitaron a reciclar 52 por ciento, dijo la ABAL, durante un seminario internacional en el sudoriental estado de Sao Paulo.

“Organizar el mercado en toda su cadena a comienzos de los años 90 fue decisivo para el éxito brasileño”, explicó a Tierramérica el coordinador de Reciclaje de ABAL, José Roberto Giosa.

El sistema de recolección también tiene gran impacto social, al promover a 520 mil recolectores informales y callejeros de basura.

 

ALERTAN SOBRE LA INTENCIÓN GUBERNAMENTAL DE PERMITIR LA SIEMBRA TRANSGÉNICA EN MÉXICO

 

Ciudad de México, 26/9/206 (Ecoestrategia).- La organización ecologista Greenpeace México, alertó sobre las fuertes presiones que se están dando al interior del gobierno federal en relación al tema de los transgénicos y la posibilidad de que se apruebe la siembra de estos cultivos alterados genéticamente, violando así la ley.

“En torno a un tema de seguridad nacional como es la liberación al ambiente de variedades transgénicas de maíz que pueden contaminar la diversidad de razas nativas y parientes silvestres de este cultivo, la Sagarpa (autoridad ambiental) no puede actuar de manera tan poco seria al grado de incluso desmentir a su titular, quien había expresado su interés de una moratoria hasta investigar el tema”, expresó Gustavo Ampugnani, coordinador de la campaña de Transgénicos de Greenpeace México.

En el desmentido, enviado a un periódico de circulación nacional, Sagarpa reitera su voluntad de atender la demanda de sembrar maíz transgénico “con criterios científicos y con base en el cumplimiento de la ley”. Sin embargo, hasta la fecha el Proyecto Maestro de Maíz, punta de lanza de las siembras transgénicas, no ha dado respuesta a los cuestionamientos científicos ni se ha apegado a los requisitos establecidos en la Ley de Bioseguridad y Organismos Genéticamente Modificados (LBOGM).

Por ello, prestigiados académicos y organizaciones civiles han cuestionado la premura con que se pretenden autorizar las solicitudes para la siembra experimental de maíz transgénico en México.

 

BOOM DE LOS BIOCOMBUSTIBLES DISPARA TEMORES EN AMÉRICA LATINA

 

Río De Janeiro, 26/9/2006 (Tierramérica). Los biocombustibles crecen en América Latina y alimentan sueños de abundancia de países como Argentina y Colombia. Pero la experiencia de Brasil, el pionero, plantea interrogantes sobre el potencial impacto ambiental de esta fuente energética.

De la mano del etanol y el biodiesel, el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva se propone convertir en una potencia energética a su país, cuyo vuelo económico fue atajado en los años 70 por la dependencia del petróleo importado y sus bruscas alzas de precios.

Sin embargo ecologistas advierten que aunque los biocombustibles reducen los gases del efecto invernadero (causantes del cambio climático), también pueden desatar una fuerte expansión de monocultivos, que deforestan y destruyen la biodiversidad.

Solitario durante tres décadas en el uso masivo del etanol, o alcohol etílico, para sustituir parte de la gasolina, Brasil desarrolló tecnologías y una economía cañera que le aseguran una competitividad absoluta en la exportación del insumo, aún limitada por barreras proteccionistas y un mercado internacional titubeante. Y pretende disputar el mercado de biodiesel, donde no tiene la misma calidad de pionero.

Otros países de la región quieren emular la estrategia brasileña. Colombia y Argentina se destacan por fortalecer legislaciones para el fomento de los biocombustibles.

Una ley aprobada en 2001 estipula que la gasolina colombiana deberá tener 10 por ciento de etanol en 2009 y deberá alcanzar gradualmente 25 por ciento en 15 a 20 años. Una legislación similar se prepara para el biodiesel, con base en la palma africana, de la que ya se producen 600 mil toneladas anuales de aceite con fines alimentarios.

“Colombia puede ser el tercero en producción de biocombustibles, superada sólo por Estados Unidos y Brasil, si le resulta favorable la producción de aceite de palma para el biodiesel”, dijo a Tierramérica David Cala, director de la Corporación para el Desarrollo Industrial de la Biotecnología (Corpodib), que reúne a universidades, empresas y centros tecnológicos.

“Preocupa que un nuevo ciclo económico basado en biocombustibles desate la expansión de monocultivos y su consecuente deforestación”, dijo a Tierramérica Délcio Rodrigues, experto en energía de Vitae Civilis, organización no gubernamental brasileña muy activa en el control del cambio climático.

 

DELEGACIÓN DE LA OTCA VISITA ASIA

 

Quito, 26/9/206 (Ecoestrategia).- Una delegación de la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA), integrada por su Secretaria General, Rosalía Arteaga, y su Director Ejecutivo, Francisco Ruiz, participaron del 10º Foro de Cooperación Corea-América Latina y Caribe. El evento se realiza en Seúl, los días 25 y 26 de septiembre. El presidente de la Asociación de Universidades Amazónicas (Unamaz), Julio Salek, también viajó a Corea.

Los representantes de la Organización harán una ponencia durante la tarde del 26 en el debate sobre “La OTCA y Oportunidades de Negocios para las Empresas Coreanas”. Además, participan del Foro el Secretario Ejecutivo de la Comisión Económica para la América Latina y Caribe (CEPAL), José Luis Machinea, y profesores de diversas universidades de Estados Unidos, Uruguay, Colombia, Chile, Cuba, entre otros.

Después de la misión en Corea, Rosalía Arteaga y Francisco Ruiz viajarán al Japón para una reunión con representantes de la Organización Internacional de las Maderas Tropicales (OIMT). El viaje es también una oportunidad para divulgar la labor de la OTCA en pro del desarrollo sostenible de la Amazonía Continental.

Esta es la primera misión de la OTCA en países asiáticos. El año pasado, una delegación visitó cinco países de la Unión Europea.

 

EJECUTAN TERCERA FASE DE LA AGENDA 21 EN LA AMAZONIA COLOMBIANA
 

Bogotá, 26/9/206 (Ecoestrategia).- La Agenda 21 Amazonia Colombiana surgió del compromiso suscrito por Colombia, Brasil, Perú, Ecuador, Venezuela, Bolivia, Surinam y Guyana en la Cumbre de Presidentes de Las Américas de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) en julio de 1996, en el sentido de elaborar una Agenda 21 de la Gran Cuenca Amazónica, y como paso previo las Agendas nacionales respectivas.

Por decisión del gobierno nacional, el Ministerio de Ambiente Vivienda y Desarrollo Territorial asumió en 1998 el liderazgo de Agenda 21 para la Amazonia y el Pacífico colombianos, dos de los ecosistemas de mayor biodiversidad en el mundo. Para el caso de la región amazónica, el Ministerio delegó esta responsabilidad en el Instituto SINCHI, quien ha coordinado el proceso en los seis departamentos amazónicos y el municipio de La Macarena (Meta), conjuntamente con Corpoamazonía, la CDA, Cormacarena, la UAESPNN y la Organización de Pueblos indígenas de la Amazonia Colombiana (OPIAC).
La Agenda 21 Global se aprobó en la Primera Cumbre de Desarrollo Sostenible que se realizó en Río de Janeiro (Brasil) en junio de 1992, con la activa participación de gobiernos, organismos multilaterales y grupos organizados de la sociedad civil de 189 países.

Con el criterio de construcción participativa, el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, el Instituto SINCHI y las entidades del SINA se han ejecutado dos fases: la primera, una consulta amplia a los grupos sociales presentes en la región tendiente a la identificación de los problemas locales más sensibles para ser incorporados en Agenda 21, y en la siguiente fase, la concertación con actores sociales para la validación de diagnósticos a nivel departamental y subregional que permitieran formular políticas y estrategias válidas para fundamentar el desarrollo sostenible de la región Amazónica.

Empleando la misma forma de trabajo participativo, en la actualidad se está ejecutando la III Fase de Agenda 21 para la Amazonia colombiana. Fase que representa un avance significativo respecto a las anteriores, por cuanto pasa del momento de la consulta y concertación, al de la formulación de acciones estratégicas.

En esta fase, en primer lugar se formularán las Bases de la Política de Desarrollo Sostenible. Esto responde a la necesidad de contar con una política de largo plazo para la Amazonia colombiana que reoriente las dinámicas del desarrollo con criterio de sostenibilidad integral de sus procesos y las articule con el Estado Nacional.

En segundo lugar, se elaborará la Agenda de Investigación Ambiental para la Amazonia Colombiana, como eje transversal de Agenda 21 y del Plan Estratégico del Instituto SINCHI. Con ello también, se da cumplimiento a las recomendaciones de la Política Nacional de Investigación Ambiental para las ecorregiones estratégicas del nivel nacional.

En tercer lugar, se construirán 7 Agendas 21: Seis departamentales y una para el municipio de La Macarena, con el propósito de dotar a los actores locales de un instrumento concertado para el desarrollo sostenible, elaborado en la región y en función de los procesos institucionales, sociales y comunitarios en marcha.

Por último, se diseñará una estrategia de reconocimiento y visibilidad de Agenda 21 Amazonia Colombiana en el escenario nacional e internacional, de tal manera que se mejore la capacidad de interlocución, negociación y gestión ante el gobierno nacional, los organismos multilaterales y las agencias de cooperación que promueven la aplicación de los Acuerdos de Río, Johannesburgo, y del Milenio, y fundamente el camino hacia la región deseada del año 2019.

 

RECORRE EN BICICLETA LA AMAZONIA PARA LLAMAR LA ATENCIÓN SOBRE SU CONSERVACIÓN
 

Río de Janeiro, 26/9/2006, (Agencias).- La brasileña Bárbara Silva recorre en bicicleta, desde el año pasado, los bosques de la Pan Amazonia. Lo hace con una motivación básica: evitar su desmantelamiento. Su campaña "Pedaleando por una Floresta", lleva a las comunidades de los nueve países (incluida la Guyana Francesa) el mensaje de preservar este ecosistema vital.

El eje de la campaña es la información. La bicicleta es parte fundamental de la misma, porque además de ser su medio de transporte, le permite exponer a un público amplio, en plazas, universidades y parques, un panel que incluye mapas e información acerca de las concesiones forestales, leyes de hidrocarburos, entre otros, de todos los países pan amazónicos.

Por otro lado, ella está contactando también a la sociedad civil organizada, para entregarles gratuitamente un CD que incluye toda la información del panel y, adicionalmente, cuatro películas hechas por organizaciones con las que tuvo contacto en la triple frontera -sobre la explotación de petróleo, agua, madera y oro-, así como fotografías.

Bárbara recuerda cómo empezó este viaje, que puso fin a su idea de obtener una maestría en dos ocasiones. La primera, cuando estuvo a punto de empezar una en Historia Social de la Amazonia, en Brasil, y 15 días antes de comenzar las clases, tomó su bicicleta para conocer una carretera que une Belén con Brasilia y nunca más volvió. El segundo intento fue en Colombia, iba a hacer una maestría en la Universidad Nacional de Colombia, pero una corazonada le hizo meditar sobre la idea de dar forma a un proyecto mayor, la campaña "Pedealeando por una Floresta".

"Esta campaña no tiene auspicios. El apoyo logístico lo recibo de las organizaciones que encuentro en el camino. Los recursos para mantenerme provienen de la venta de camisetas muy llamativas, que tienen estampado el diseño de una hoja de cedro, símbolo mayor de la deforestación de la Amazonia, realizado por una indígena Ticuna".

Una anécdota que no olvida: su viaje de Iquitos hacia Pantoja en un barco lleno de jóvenes madereros, quienes dejaron a sus familias en esa ciudad para trabajar en concesionarias forestales. Al inicio, sintió un aire de ironía y burla en todos ellos pero, a partir del cuarto día, cuando tuvo la oportunidad de mostrarles algunos vídeos sobre la tala indiscriminada, la historia cambió. "Quedó claro que ellos tienen que preocuparse por el futuro, porque si talan todos los árboles sus hijos no podrán disfrutar del bosque, no tendrán agua, ni animales". Las comunidades, dice, no tienen opciones para mantenerse económicamente. "Los madereros de este barco apenas ganaban 300 soles al mes, equivalentes a 100 dólares, la mitad del sueldo básico en Perú, un salario de hambre".

En Ecuador, asegura, "el tema caliente es la explotación petrolera". Bárbara afirma que si Yasuní estuviera en Brasil, sería una reserva intocable. Por eso, cree que Petrobras tiene una responsabilidad ética con el Gobierno de Ecuador, puesto que al ser una empresa petrolera estatal, está sujeta a la política ambiental del Gobierno de Lula, que ha sido tan propagada a escala internacional .

Bárbara piensa que las organizaciones deben entender que la Amazonía es un recurso estratégico y debe ser visto como un todo. El reto, "es buscar una fórmula para equilibrar el desarrollo social, con la conservación de la naturaleza y terminar con la repartición de los bosques, que han destruido la vida de muchas comunidades".

Con su campaña, esta joven brasileña sabe que no podrá cambiar el mundo y las leyes, pero sí que logrará sensibilizar más a la gente, abrir sus ojos y su mente, sobre la importancia de conservar nuestros bosques para nuestra propia vida.

Contacto: campanhapedaleando@yahoo.com.br