RESUMEN IBEROAMERICANO

 
 
 
 
 
 
SEMANAS ANTERIORES
 
   
 

EN EL AÑO POLAR INTERNACIONAL SE ESTUDIARÁ EL CAMBIO CLIMÁTICO EN LA ANTÁRTIDA

 

Buenos Aires, 7/3/2007, (Tierramérica).- Conocido como lugar de temibles tempestades y naufragios, el Pasaje de Drake, el tramo de mar que separa América del Sur de la Antártida, será objeto de un estudio multidisciplinario de científicos de nueve países que procurarán constatar el impacto del cambio climático en su ecosistema

El programa, que se desarrollará a lo largo de los próximos dos años, forma parte del Año Polar Internacional, campaña mundial de investigaciones y observaciones en los polos organizada por el Consejo Internacional de Ciencia y la Organización Meteorológica Mundial, iniciada oficialmente el 1 de marzo y que se extenderá hasta 2009.

La campaña involucra a decenas de miles de científicos de 60 países que llevarán adelante estudios para conocer en mayor profundidad estas zonas del planeta sensibles al recalentamiento global, así como la interacción de los polos con el resto de la Tierra y el impacto del agujero de ozono en las especies marinas.

Drake Ecoseas es uno de los proyectos. El Instituto Antártico Argentino (IAA), que aportará expertos al programa, convocó además a estudiosos del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero, del Centro Austral de Investigaciones Científicas, el Centro Nacional Patagónico, el Servicio de Hidrografía Naval, y de universidades públicas.

Pero también se trabajará en cooperación con oceanógrafos, biólogos y otros científicos de Alemania, Australia, Brasil, Chile, Estados Unidos, México, Sudáfrica y Uruguay.

El Pasaje de Drake es un área de unos 1.000 kilómetros de ancho y más vasta aún de largo, y abarca a una isla que inspiró al novelista francés Julio Verne a escribir "El faro del Fin del Mundo".

La zona tiene una profundidad que en pocos kilómetros pasa de 300 a 1.000 metros, y esa característica la convierte en escenario de fuertes tempestades, con vientos huracanados y olas gigantes. En el pasaje ocurrieron decenas de naufragios.

Pero también es un ecosistema muy rico. Allí se acelera la corriente circumpolar antártica, considerada un regulador del clima global, creando un entorno con especies muy variadas, capaces de adaptarse al frío extremo y aun ambiente que sufre constantes cambios debido al derretimiento de los glaciares.

 

EN PELIGRO LA SALUD DE LOS MEXICANOS POR ARROCES TRANSGÉNICOS NO AUTORIZADOS PARA CONSUMO HUMANO

 

Ciudad de México, 7/3/2007, (Ecoestrategia).- Al menos desde agosto pasado, la Comisión de Prevención contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), dependencia de la Secretaría de Salud, tiene información contundente sobre la presencia de una variedad transgénica de arroz no aprobada para consumo humano en el arroz que llega a la mesa de los mexicanos, por lo que la organización ambientalista Greenpeace exigió a esta instancia que dé a conocer los estudios realizados el año pasado sobre el arroz importado de Estados Unidos.

Para exigir que esta delicada información se haga pública, un grupo de activistas de Greenpeace con los ojos vendados mostró cómo los consumidores están siendo forzados a comer un arroz NO apto para tal fin. Otros integrantes de la organización desplegaron una manta con la leyenda: “¿Qué arroz estamos comiendo?”, en la entrada de Cofepris.

En 2006 se descubrió que el arroz transgénico experimental LL601 de Bayer no aprobado para consumo humano estaba mezclado con variedades comerciales en Estados Unidos. Y mientras Japón y la Unión Europea cerraron sus mercados al arroz estadounidense, México, principal importador de arroz de ese país, no tomó ninguna medida precautoria, por lo que ese arroz ahora está en la mesa de los mexicanos.

A pesar de las denuncias realizadas por Greenpeace en agosto pasado y de la notificación por parte de las autoridades sanitarias de que analizarían la calidad del arroz importado, hoy se desconocen los resultados de los muestreos.

 

AMÉRICA LATINA SE ESFUERZA PARA REDUCIR LA EMISIÓN DE SUSTANCIAS CONTAMINANTES DEL TRANSPORTE

 

Quito, 7/3/2007, (Prensa Verde).- Con un llamado a que se estudie la calidad del aire en las ciudades, se evalúen los procesos de refinación de los combustibles y se pongan en funcionamiento redes de cooperación técnica entre los países latinoamericanos, concluyó el taller denominado “Azufre en los Vehículos y Combustibles de América del Sur”, que contó con la participación de destacados expertos internacionales en el tema.

Los técnicos coincidieron en que el 75 por ciento de las emisiones contaminantes en las ciudades capitales sudamericanas proviene del transporte y en que “si bien los procesos de mejoras en combustibles y vehículos limpios son impulsados por las ciudades capitales, las acciones solo serán sostenibles con la ayuda de los gobiernos”.

Según se explicó, Ecuador, Venezuela y Paraguay son los únicos países de América del Sur que no cuentan con un cronograma oficial estatal para enfrentar la disminución de emisiones de los contaminantes del transporte.

Un aspecto clave actual en este tema es el azufre, que según Merrilyn Zaw, de la Agencia de Estados Unidos para la Protección del Medioambiente (EPA), preocupa tanto o más que lo que preocupaba la presencia del plomo en los combustibles en la década de los noventa.

El azufre daña los convertidores catalíticos de los motores, y en consecuencia se eliminan más contaminantes al ambiente, entre ellos el monóxido de carbono, los hidrocarburos combustionados y los óxidos de nitrógeno, explicó.

Pero sin duda, lo que resulta más nocivo es el material particulado. Según Zaw, el polvo fino de carbón que se genera por el azufre en los combustibles ingresa por el aparato respiratorio y causa daños a la salud, ocasionando diferentes dolencias, desde gripe hasta cáncer.

 

AFECTADOS POR CONTAMINACIÓN DE LA CHEVRON TEXACO EN ECUADOR CONFÍAN EN QUE GANARÁN EL JUICIO

 

Quito, 7/3/2007, (Prensa Verde).- El vocero del Frente de Defensa de la Amazonía (FDA), Luis Yantza, dijo en una entrevista radial que “las comunidades amazónicas aspiran a ganar el juicio contra la Chevron Texaco en no más allá de dos años”.

El líder comunitario recordó que en el largo proceso contra la multinacional petrolera restan 12 diligencias y el peritaje global, pero que la empresa petrolera intenta impedir que avance el proceso.

“En 45 inspecciones realizadas, los resultados de los análisis de las muestras de agua y suelo confirman la existencia de hidrocarburos totales, cromo y otros elementos tóxicos”, afirmó Yantza.

En su opinión, “la Corte Superior de Nueva Loja –donde está radicado el proceso- dispone de pruebas contundentes que confirman el delito que cometió Texaco contra el país al verter más de 18 mil millones de galones de aguas tóxicas, y dejar más de 600 fosas con desechos tóxicos. La supuesta remediación que ellos alegan haber realizado nunca existió, lo que se confirma con los análisis de laboratorios independientes”.

El dirigente amazónico, vocero del FDA que agrupa a unos 30 mil afectados por las operaciones de la petrolera, aseguró que “la remediación de Texaco no sirvió de nada, pues solo se ocultó la contaminación”.

Yantza señaló que “el estudio global permitirá determinar cuánto costaría la reparación, pero nosotros hemos manejado una cifra de referencia, con base en un estudio preliminar que hizo un experto norteamericano, que dice que costaría algo más de 6 mil millones de dólares. Puede parecer mucho, pero en comparación con los 30 mil millones de dólares que Texaco obtuvo de ganancia durante su operación en Ecuador, y con la magnitud de todos los daños, es realmente poco”.

Un fallo favorable a los demandantes les permitiría obtener alrededor de 6 mil millones de dólares de indemnización, aseguran varios juristas vinculados al proceso.

 

CHILE ESTUDIA LA POSIBILIDAD DE UTILIZAR ENERGÍA NUCLEAR
 

Santiago de Chile, 7/3/2007, (Prensa Verde).- En septiembre pasado, la Presidenta Michelle Bachelet entregó las instrucciones a la ministra de Minería y Energía, Karen Poniachik, para que se diseñara un plan de estudios sobre el uso de la energía nuclear para surtir de energía eléctrica al país.

Públicamente, la mandataria se había comprometido a no impulsar políticas concretas sobre este polémico sistema, por lo que quedó en claro desde un principio que estos estudios implicarán un ejercicio intelectual que necesariamente debe hacer el país, pero no una política concreta para su uso.

"Nosotros como gobierno no vamos a impulsar la núcleo-electricidad en el corto plazo; sin embargo, lo serio y lo responsable es tener los estudios preparados para que un futuro gobierno decida en forma informada y a base de antecedentes técnicos si es conveniente o no", explicó la ministra Poniachik.

Esta decisión de la Presidenta, se explicó, se sustenta tanto en criterios políticos como prácticos, ya que la implementación de un programa nuclear toma al menos dos décadas.

"No se puede pensar en tener una opción eléctrica en un plazo menor a los 15 años. O sea, este estudio no va a resolver la crisis energética del país de este invierno, es un problema a solucionar a largo plazo. Nos planteamos un horizonte de seis meses para saber qué estudios hay que realizar y de qué profundidad y cuáles son las necesidades a solucionar", explicó el director del grupo de trabajo, el físico Jorge Zanelli.

Las tareas específicas que realizará este grupo de trabajo serán tres: un catastro de la información disponible de energía nuclear en el mundo, reunirse con todos los grupos de interés del quehacer nacional que tengan opinión sobre el tema y juntarse con expertos de organismos internacionales.

 

CHILE INSISTE EN QUE NO HAY EVIDENCIA DE CRISTAL VIOLETA EN EL SALMÓN

 

Santiago de Chile, 7/3/2007, (Ecoestrategia).- Según el gobierno chileno, no hay evidencia de cristal violeta en las brochetas de salmón elaboradas en Tailandia con salmón proveniente de Chile. Así lo aseguró el Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca), respondiendo a las autoridades sanitarias del Reino Unido en relación al cristal violeta encontrado en algunos de sus productos.

El organismo inició una investigación en las empresas afectadas, con el fin de verificar si existió una posible fuente de contaminación en Chile.

La entidad también decidió reforzar los controles habituales que se desarrollan en centros de cultivo, y hasta la fecha no ha detectado evidencia de uso de cristal violeta. Además, se determinó incluir un monitoreo especial para detectar residuos del químico en el Programa de Control Sanitario que desarrolla Sernapesca en todo el país.