RESUMEN IBEROAMERICANO

 
 
 
 
 
 
 
SEMANAS ANTERIORES
 
   
 

LA FUNDACION NATURA DE ESPAÑA ENVIÓ UN CENTENAR DE COCINAS SOLARES A PERÚ PARA EVITAR LA CONTAMINACIÓN Y LA TALA DE ÁRBOLES

 

Madrid, 21/6/2007, (Agencias).- La Fundación Natura ha puesto en marcha un proyecto de Cooperación para el Desarrollo en el humedal de Lucre-Huacarpay, en Perú.

La zona, que se encuentra en el sureste del país, dentro del Parque Arqueológico de Pikillaqta, y a 29 kilómetros de Cuzco, es un lugar rodeado de montañas y a más de 3.000 metros de altura, donde sus habitantes siempre han cocinado con métodos tradicionales de quema de madera, más contaminantes, y que esquilman los recursos naturales de la zona.

La principal problemática de la zona es, por ello, la sobreexplotación de esos recursos, tanto en el propio humedal como en su entorno inmediato. Las montañas que constituyen la cuenca del río Lucre, que alimenta el humedal, están completamente deforestadas desde hace varios siglos y la presión ganadera evita la recuperación del bosque y crea graves problemas de erosión y falta de agua durante la estación seca.

Según la Fundación, las familias deben obtener leña de la cuenca para cocinar, para lo cual deben caminar a diario varios kilómetros, contribuyendo a su vez a no permitir la recuperación del bosque.

Además del envío de las cocinas solares para solventar estos problemas, la organización Solar Household Energy impartirá cursos de formación dirigidos a la población local para que ésta pueda realizar un uso adecuado de las mismas. El objetivo principal es minimizar el impacto ambiental y la necesidad de leña por parte de la población local, promoviendo así, además, la conservación del bosque autóctono.

Las cocinas solares suponen una alternativa de bajo coste a la tradicional cocina de leña. Son utensilios que permiten cocinar alimentos usando el sol como fuente energética. Con ello se logra un ahorro de energía, más limpia y que no daña el Medio Ambiente ni contamina, y se evita y sustituye el uso de hidrocarburos (combustibles fósiles o leña), al mismo tiempo que permite la regeneración espontánea de los bosques y su biodiversidad.

Además, ahorra tiempo y un esfuerzo importante a las familias que ya no necesitan caminar largas distancias para ir a buscar la leña. Las cocinas solares también mejoran la salud de mujeres y niños que no inhalan los humos de las tradicionales cocinas de leña en sus casas mal ventiladas.

Fundación Natura trabaja desde 1996 en la zona, con proyectos de conservación de los humedales y el desarrollo del ecoturismo como alternativa económica. Desde 2001 colabora con la Asociación Ecosistemas Andinos (ECOAN) en estas labores. Su trabajo consiste en garantizar la conservación de los valores naturales y la restauración de los hábitats degradados o desaparecidos.

 

PREMIO NOBEL MEXICANO PIDIÓ UN TRATADO POST KYOTO

 

Ciudad de México, 21/6/2007, (IPS).- Países en desarrollo como China, India y México deberían sumarse, junto a las naciones ricas, a un nuevo acuerdo internacional sobre cambio climático que incluya castigos financieros a la emisión de gases invernadero, planteó el científico mexicano Mario Molina, ganador en 1995 del premio Nobel de Química.

Los cambios se pueden lograr sólo si hay un acuerdo "que ponga un costo a las emisiones" y en el que participen grandes naciones emergentes, entre ellas China, cuyo peso contaminante es ya similar al de Estados Unidos, señaló Molina,

El experto ofreció una charla magistral en la apertura del seminario "Cambio Climático y Medios de Comunicación", que realizado en México por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la agencia de noticias Inter Press Service (IPS), en el marco de un acuerdo para difundir los Objetivos de Desarrollo para el Milenio.

"Los países en desarrollo tienen el derecho a crecer económicamente, sí, pero no como lo hizo el mundo industrializado, dañando el ambiente. Si fuera así, necesitaríamos otro planeta, porque aquí no cabemos", advirtió Molina.

Por eso se requiere un acuerdo post Kyoto, en referencia al protocolo internacional aprobado en 1997 en la ciudad japonesa de ese nombre para reducir las emisiones de gases que causan el llamado efecto invernadero.

En el nuevo tratado tienen que estar incluidos las naciones más industrializadas, pero también los grandes países en desarrollo, apuntó. Las normas de ese acuerdo deberían ser obligatorias e incluir costos para quienes las violen, añadió.

Molina lamentó que Estados Unidos no haya ratificado el Protocolo de Kyoto, pero se congratuló de que el gobierno de ese país, de George W. Bush, reconoció "por fin" que el cambio climático es un hecho y que se requieren medidas para enfrentarlo.

Las investigaciones de Molina desde mediados de los años 70 sobre los gases clorofluorocarbonos fueron la base para la firma del Protocolo de Montreal (1987), que protege a la capa de ozono. Se trató del primer gran pacto ambiental planetario que, según el científico, podría servir de ejemplo para crear un instrumento "vinculante" en materia de cambio climático.

 


 

ALERTAN SOBRE AUMENTO DE LA DEFORESTACIÓN EN HAITÍ

 

Puerto Príncipe, 21/6/2007, (Agencias).- Representantes de la Comisión de Desarrollo Fronterizo de Haití dieron una señal de alarma y reclamaron medidas urgentes para salvar los bosques de pino.

Al término de un recorrido por la zona que se extiende entre el lago Azuei y Anse-à-Pitres, en el oeste, el director de la entidad, Max Antoine, advirtió la intensificación de la tala indiscriminada por parte de los residentes.

El funcionario haitiano xplicó que quedan nueve mil de las 32 mil hectáreas de bosque registradas en el área, en tanto el medio ambiente también muestra signos de destrucción.

La deforestación avanza aún más por el hecho que, globalmente, la parte oeste de la isla recibe menos lluvia que la parte este.

El desempleo constituye también un problema social que impacta el medio ambiente, porque muchas personas sacan sus ingresos del comercio de la madera y de sus derivados, coinciden los expertos.

Según la Organización de las Naciones Unidas, 70 por ciento de la población haitiana usa carbón para cocinar.

Debido a su posición geográfica, Haití es vulnerable a los huracanes que destruyen una parte de los bosques de la parte sur.

"Si el proceso de deforestación prosigue, el bosque desaparecerá completamente en 2016", alertó Antoine en un llamado a los ministerios de Medio Ambiente y de la Agricultura a dictar disposiciones urgentes.

 

COLOMBIA: RESISTENCIA CIVIL PARA RECUPERAR LA SELVA BIODIVERSA

 

Quibdó, 21/6/2007, (IPS/IFEJ).- Comunidades de origen africano e indígena del noroccidental departamento del Chocó intentan recuperar sus tierras y alimentos, perdidos por la guerra interna en esta zona de Colombia de gran diversidad biológica.

Alirio Mosquera, representante legal de los consejos comunitarios que reúnen a los tres mil habitantes de la cuenca del río Cacarica, en el Bajo Atrato, planifica la integración de los proyectos productivos de la comunidad con la resistencia pacífica al conflicto interno colombiano que lleva ya medio siglo.

"La gente necesita su tierra de regreso para recuperar sus prácticas tradicionales", asegura Mosquera al ser entrevistado. Mosquera fue elegido el 20 de mayo tras una larga lucha como coordinador logístico del retorno de más de 700 familias desplazadas en 1997 por violentas acciones de grupos armados, que terminaron en tomas y compras ilegales de tierras por parte de empresas agroalimentarias y forestales.

"Todos los consejos comunitarios están aliados a las propuestas de nuestra organización Cavida (Comunidades de Autodeterminación, Vida y Dignidad del Cacarica) porque siempre defendimos el derecho a la tierra", señala Mosquera. "La tierra es el eje de nuestra vida. Cuando uno la pierde y la cede, queda como jornalero o como esclavo", agregó.

En esta zona húmeda y boscosa rodeada de pantanos y ciénagas, habitan negros e indígenas, con derecho constitucional a territorios colectivos y a regir su manejo. Los negros constituyen 85 por ciento de la población del Chocó.

Cacarica forma parte del Área de Manejo Especial de la Serranía del Darién, que separa a Colombia de Panamá. Está ubicada dentro de la zona de amortiguación del Parque Nacional Natural Los Katíos, que alberga numerosas especies endémicas y cuyo subsuelo es rico en minerales.

 

INVESTIGAN A EMPRESA BARRICK GOLD POR DERRETIMIENTO DE GLACIARES CHILENOS
 


Santiago de Chile, 21/6/2007, (Agencias).- Parlamentarios chilenos exigieron a la compañía minera anglo-australiana Barrick Gold, a cargo del proyecto de explotación de oro y plata, Pascua Lama, que explique el grave derretimiento de glaciares denunciado en un informe de la Dirección General de Aguas.

Según el estudio -hasta hace unos días desconocido-, los trabajos que la multinacional ha realizado en el lugar, unos 1.000 kilómetros al norte de Santiago, han cubierto de polvo y aumentado ostensiblemente la temperatura, lo que ha derivado en el derretimiento de hasta el 70 por ciento de los glaciares de la zona.

Debido a esto, la comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados, citó para el próximo miércoles a representantes de Barrick Gold, a la ministra de Medio Ambiente, Ana Lya Uriarte y a miembros de la Dirección General de Aguas, para que expliquen cuál es la situación en el lugar, emplazado en la cordillera de Los Andes.

"Nos vimos bastante sorprendidos porque este proyecto -aprobado en 2006- no tiene esta evaluación. No puede ser que un informe como éste no haya sido considerado cuando se evaluó el proyecto", enfatizó el diputado oficialista Enrique Acorssi al canal de la Universidad Católica.

Pascua Lama es la primera iniciativa minera binacional (chileno-argentina) del mundo y consiste en desarrollar una mina a rajo abierto, ubicada sobre los 4.000 metros en la frontera de Chile con Argentina.

 

 

 

OTCA EN EL I SIMPOSIO INTERNACIONAL DE CONSERVACIÓN DE LA NATURALEZA

 

Brasilia, 21/6/2007, (Ecoestrategia).- La Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA) participó en el I Simposio Internacional de Conservación de la Naturaleza, realizado entre los días 17 y 21 de junio en Foz de Iguazú, Brasil, con una presentación sobre la situación de la conservación en los países amazónicos.

La Secretaria General de la OTCA, Rosalía Arteaga, expuso los compromisos y acuerdos asumidos por la organización para la conservación de la biodiversidad amazónica. Por su parte, el Coordinador del Programa OTCA Biodiversidad, Carlos Salinas, explicó el estado de gestión de las unidades de conservación de la biodiversidad amazónica.

En el tema de la biodiversidad amazónica, la OTCA actúa por medio del Programa Fortalecimiento de la Gestión Regional Conjunta para el Aprovechamiento Sostenible de la Biodiversidad Amazónica (Programa OTCA Biodiversidad), iniciado en 2006, con el apoyo financiero del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). El proyecto buscar coordinar y estimular el conocimiento sobre la biodiversidad amazónica y sobre sus usos potenciales apoyando tareas de conservación y aprovechamiento sostenible. Además, procura contribuir para la construcción y fortalecimiento de mecanismos que permitan generar información para uso compartido, facilitar procesos de concertación y sinergias de acciones.

El Congreso Brasileño de Unidades de Conservación (CBUC) es considerado hoy uno de los más importantes eventos regulares sobre conservación de la naturaleza de América Latina. Fue creado en 1997, por la Fundación O Boticario de Protección a la Naturaleza, en alianza con otras instituciones y llega a su quinta edición en junio de 2007.

El CBUC reúne los principales especialistas del mundo en cinco días de actividades que propician el intercambio de experiencias, la aproximación entre las personas y sirven de inspiración y motivación para aquellos que trabajan al frente de esas áreas. En 2007, el Congreso abriga el I Simposio Internacional de Conservación de la Naturaleza, además de la segunda edición de la Muestra Brasileña de Conservación para la Naturaleza.

Informaciones Adicionales:
http://www2.boticario.com.br/portal/hot_sites/cbuc/


 

PROYECTOS INNOVADORES DE AMÉRICA LATINA RECIBIRÁN EL PREMIO SEED ADWARS 2007

 

Gland, Suiza, 21/6/2007, (Ecoestrategia).- La comunidad mundial de socios de la Iniciativa SEED, conformada por organizaciones y agencias internacionales, entre ellas Naciones Unidas, anunció a los proyectos de Vietnam, Perú, Ecuador, Brasil y Sierra Leona como los ganadores del Premio SEED ADWARDS 2007. Éstos fueron seleccionados a través de una revisión rigurosa de 230 aplicaciones de alrededor de 70 países a nivel mundial, en un proceso que duró 10 meses.

Los proyectos de las cinco asociaciones ganadoras se enmarcan en las metas ambientales y de desarrollo acordadas internacionalmente (Cumbre del Milenio, Cumbre de Desarrollo Sostenible del 2002), con acciones basadas en el trabajo comunitario, que responden a prioridades y necesidades regionales específicas.

Los ganadores han sido: En Vietnam, el proyecto Bridging the Gap utiliza el cultivo sostenible tradicional de plantas medicinales, para desarrollar productos con valor agregado alto, cuya manufactura y procesos mejoran los medios de vida de comunidades étnicas minoritarias.

En Perú, la marca Tikapapa, que promueve la venta de papas nativas de pequeños agricultores de los Andes de ese país en los mercados de centros urbanos.

En Ecuador, un grupo de mujeres indígenas que se organizaron para rescatar cultivos nativos que se habían perdido y diversificar su producción de alimentos, lo que ha mejorado su seguridad alimentaria y disminuido la degradación del suelo.

En Brasil, el proyecto Bagagem que diseña paquetes turísticos únicos que permiten a los visitantes mirar iniciativas de desarrollo locales y reservas naturales en un nuevo acercamiento al ecoturismo basado en lo comunitario.

Y en Sierra Leona, una alianza entre una asociación de curanderos tradicionales, instituto académico de investigación y una comunidad local que ayuda a proteger la biodiversidad y provee de medios de vida sostenibles a comunidades locales, a través del establecimiento del Tiwai Island Health and Fitness Center, centro basado en los principios de la etno-medicina de África del oeste.

Con el Premio SEED 2007, cada proyecto recibirá, durante los próximos 12 meses, servicios de apoyo diseñados específicamente para expandir sus actividades y hacer que éstas avancen de buenas ideas de proyecto a empresas socialmente, económicamente y ambientalmente sostenibles.