RESUMEN IBEROAMERICANO

 
 
 
 
 
 
SEMANAS ANTERIORES
 
   
 

BRASIL Y CHINA LANZAN UN SATELITE PARA MONITOREAR LA AMAZONIA

 

Río de Janeiro, 20/9/2007, (Agencias).- Brasil y China lanzaron un satélite para controlar la quema ilegal y la deforestación en la Amazonia, y ofrecer información gratuita a países de América Latina, Europa y África.

El satélite CBERS-2B, de 1,5 toneladas, fue lanzado a bordo del cohete "Larga Marcha" este miércoles desde la base militar de Taiyuan, en China, al sur de Pekín.

Se trata del tercer satélite del programa conjunto de observación de la tierra establecido entre China y Brasil y considerado como pilar de una alianza estratégica entre ambos países.

Una nota de la cancillería brasileña indicó que el Programa CBERS desarrollado por ambos países desde 1988 constituye un "ejemplo exitoso de cooperación en materia de alta tecnología". "Es uno de los pilares de la alianza estratégica entre los dos países", añadió la nota del Ministerio de Exteriores de Brasil.

Los acuerdos espaciales con China procuran dar mayor autonomía a Brasil, que recibe actualmente informaciones sobre la Amazonia del satélite estadounidense Landsat-5, explicó José Carlos Epiphanio, del Programa de Aplicaciones CBERS.

El programa espacial brasileño quedó virtualmente paralizado tras la explosión del 22 de agosto de 2003 en la base de Alcántara, noreste brasileño, que destruyó el cohete VLS-1 y causó la muerte de más de 20 ingenieros y técnicos que trabajaban en el proyecto. Las actividades fueron retomadas años después y el año pasado Marco César Pontes fue el primer astronauta brasileño enviado al espacio a bordo de una nave rusa.

A partir de 2008, las imágenes CBERS comenzarán a ser distribuidas para países de América Central, el Caribe, África y el Sudeste Asiático, mediante la entrada en operación de nuevas estaciones de recepción de datos.

 

EL “CONFLICTO DE LAS PAPELERAS” ENTRE ARGENTINA Y URUGUAY PODRÍA RESOLVERSE ANTES DE FINALIZAR EL AÑO

 

Montevideo, 20/9/2007, (Agencias).- El presidente uruguayo Tabaré Vázquez se mostró optimista en superar el diferendo ambiental con Argentina (más conocido como el “conflicto de las papeleras”) dentro de pocos meses. El mandatario formuló estas declaraciones desde España, donde se encuentra en una visita oficial.

"Espero que el acuerdo se logre antes de fin de año", dijo Vázquez en referencia al litigio que mantienen ambos países por la construcción en la margen uruguaya de un río limítrofe de la planta de celulosa de la multinacional finlandesa Botnia.

"Yo lo espero. y tengo algún optimismo más acentuado que el que tenía hace unos meses atrás en resolver el diferendo", dijo Vázquez a periodistas en Madrid esta semana, primer durante su visita oficial a España.

Un periodista de la radio uruguaya El Espectador le preguntó si el acuerdo podría suscribirse en la cumbre Iberoamericana del 8 y 9 de noviembre, a lo que Vázquez respondió que iba a trabajar en esa dirección.

"Por lo menos (vamos a trabajar) en la dirección de encontrar acuerdos o encuentros más firmes antes de fin de año", agregó el jefe de estado sudamericano.

Argentina y Uruguay mantienen desde hace dos años el mayor diferendo de su historia por la construcción la planta de celulosa de Botnia, que podría comenzar a funcionar en octubre en Fray Bentos (a 310 kilómetros al noroeste de Montevideo).

El gobierno argentino denunció a Uruguay ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya por violar el estatuto de uso del río limítrofe y por el impacto ambiental de la industria, acusaciones desmentidas desde Montevideo.

Uruguay reclamó a Argentina que disuelva el bloqueo de los puentes fronterizos que desarrollan los ambientalistas argentinos desde noviembre de 2006 y habilite el libre tránsito.

Botnia, que prevé una inversión de 1.000 millones de dólares, la más importante en la historia de Uruguay, generará 300 empleos directos cuando comience a funcionar.

 

COMPAÑÍA DE CAPITAL ESPAÑOL ABRE UN VERTEDERO ILEGAL EN MEDIO DE BOSQUE NATIVO CHILENO

 

Santiago de Chile, 20/9/2007, (Ecoestrategia).- La organización ambientalista Ecoceános denunció que la compañía acuícola Toralla, de capital español, ha abierto sin ningún permiso sanitario un vertedero de desperdicios de su industria en la zona de Quitripulli, en Chiloé. En medio de la floresta nativa de Chile han sido excavadas cunetas y gigantescas zanjas para depositar los restos de los “choritos” o mejillones que procesa y exporta a Europa esta empresa.

Según los lugareños, además de los malos olores y la aparición masiva de pájaros, los basurales generan la atracción de roedores y provocan peligro para los animales domésticos y de crianza menor.

La ilegalidad fue detectada en una inspección realizada por la Autoridad Sanitaria de la comuna de Castro, a finales de julio. En esos días, desde varios kilómetros ya se podía intuir que había basura en la zona, pues en el cielo se apreciaba una cantidad inusual de pájaros que son de señal que en el sitio hay desperdicios.

También pudo constatarse en el lugar el depósito de grandes volúmenes de residuos sólidos, fundamentalmente conchas, desechos plásticos y material orgánico, situación que genera la presencia de líquidos percolados que se producen durante la descomposición de la basura concentrada en grandes cantidades y contienen diversos tipos de contaminantes peligrosos para la salud humana. Si no son controlados se filtran en el suelo hasta las capas subterráneas.

El sumario indica que la compañía infringe normativas del Código Sanitario y la Resolución Nº 2.444 de 1980 del Ministerio de Salud, sobre normas sanitarias mínimas

Durante el pasado año 2006, la Autoridad Sanitaria intensificó su rol fiscalizador, en el marco del proceso de regularización de los sitios de disposición final de los residuos sólidos industriales.

Los resultados dejaron de manifiesto el incumplimiento en aspectos sanitarios y ambientales en el que incurren los operadores de vertederos y los generados de los desechos. Pero además se verificó un aumento en la aparición de basurales industriales clandestinos.

 

3,5 MILLONES DE DÓLARES PARA GESTIÓN DE ECOSISTEMA BINACIONAL EN LA FRONTERA COSTA RICA-PANAMÁ

 

Washington, 20/9/2007, (Ecoestrategia).- Una donación de 3,5 millones de dólares procedentes del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés) contribuirá a financiar un proyecto para mejorar la gestión ambiental de la cuenca del río Sixaola, ubicada entre Costa Rica y Panamá, según anunció Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La cuenca, de 2.890 kilómetros cuadrados, se extiende desde la costa caribeña hasta las regiones montañosas de Talamanca en Costa Rica y Central en Panamá. Comprende una de las últimas grandes extensiones de bosque virgen de Centroamérica y ecosistemas costeros como humedales y manglares.

Sin embargo, además de albergar a diversas comunidades indígenas y de afrodescendientes, la cuenca registra entre los índices más altos de pobreza de ambos países.

“La administración de cuencas hidrográficas y ecosistemas transfronterizas es un asunto crucial América Central”, comentó el jefe del equipo de proyecto del BID, Henrik Franklin. “Esta iniciativa representa una oportunidad para que Costa Rica y Panamá sumen esfuerzos para conservar una zona de máximo interés para la biodiversidad global, administrar recursos de agua compartidos y combatir la degradación del suelo dentro de un proyecto común”.

El proyecto fortalecerá el trabajo conjunto de Costa Rica y Panamá para mejorar el manejo ambiental de la cuenca del Sixaola, con amplia participación de todas las partes involucradas. La Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) de Panamá y el Ministerio del Ambiente y Energía (MINAE) de Costa Rica liderarán el proyecto mediante una unidad de ejecución técnica binacional, bajo la tutela de una comisión formada por las diversas partes interesadas.

El proyecto promoverá la adopción de prácticas productivas compatibles con la conservación y con el uso sostenible del agua, el suelo y la biodiversidad. También promoverá actividades alternativas para generar de ingresos basadas en la utilización sostenible de los recursos naturales. Se crearán tanto un programa binacional de monitoreo de la calidad del agua y de la biodiversidad, como herramientas para la gestión de las áreas protegidas transfronterizas.

El GEF, que cuenta con 175 países socios, fue creado en 1991 para facilitar donaciones que apoyen la transformación de proyectos medioambientales cuyo objetivo original es el beneficio nacional en iniciativas con beneficios de alcance regional o global.

Sus áreas de interés son la diversidad biológica, el cambio climático, las aguas internacionales y el deterioro de las capas de ozono, así como la degradación de los suelos, la desertificación y la deforestación.

 

LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE MÉXICO A LA CAZA DE PRODUCTOS TRANSGÉNICOS
 

Ciudad de México, 20/9/2007, (Agencias).- El Programa de Alimentos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) recibió el permiso oficial para detectar productos transgénicos, otorgado por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios.

Amanda Gálvez, coordinadora del proyecto, manifestó que el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) medió en la contratación y puesta en marcha del ambicioso plan.

"Sector Salud proveerá al Programa Universitario de Alimentos (PUAL) muestras de maíz de importación tomadas de barcos y trenes provenientes de Estados Unidos para analizarlas", explicó la especialista. El equipo del programa está integrado por miembros de los departamentos de Alimentos y Biotecnología y de Bioquímica de la Facultad de Química de la UNAM en coordinación con el PUAL.

A través de análisis moleculares, puntualizó Gálvez, se podrán reconocer posibles transgénicos, los cuales estarían mezclados en cargamentos de diversos tipos. El objetivo es determinar cuáles pruebas habría que implementar para lograr una eficaz verificación en los laboratorios ubicados en el estado sureño de Veracruz, dijo.

La medida responde a la preocupación en México sobre la importación de maíz transgénico, cuyas repercusiones en el ambiente y la salud de la población es difícil de cuantificar.

"México es el centro de origen y diversificación del cultivo y si los granos de importación se usan como semillas, hay muchas probabilidades de que los transgenes se dispersen e introduzcan en las variedades criollas", recalcó la coordinadora.

 

LAS EXPORTACIONES FORESTALES DE CHILE AUMENTARON UN 30%

 

Santiago de Chile, 20/9/2007, (Agencias).- Las exportaciones forestales chilenas en los primeros ocho meses de 2007 registraron envíos por 3 mil millones de dólares, un 30% más que en igual período de 2006, según informó la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias.

El director del organismo, Reinaldo Ruiz, comentó que "si bien las exportaciones forestales a Estados Unidos disminuyeron 25%, esta reducción fue más que compensada por embarques hacia países asiáticos", entre los que se destacan Indonesia (156%), China (124%) y Corea del sur (118%)". Entre los países europeos se destaca Italia, con un crecimiento de 68%, puntualizó.

Las exportaciones forestales siguen impulsadas por la celulosa, con 1.546 millones de dólares y un incremento de 77%. Les siguen las maderas en plaquitas, con un aumento de 15%, y maderas aserradas, con un crecimiento de 10%.