RESUMEN IBEROAMERICANO
 
SHELL FINALIZÓ CONTRATOS CON PROVEEDORES QUE NO CUMPLÍAN CON LOS ESTÁNDARES MEDIOAMBIENTALES Y SOCIALES
 
   
 
 
   

SHELL FINALIZÓ CONTRATOS CON PROVEEDORES QUE NO CUMPLÍAN CON LOS ESTÁNDARES MEDIOAMBIENTALES Y SOCIALES

 

Ciudad de México, (Agencias).- La multinacional angloholandesa Royal Dutch/Shell anunció que reforzará sus políticas de responsabilidad social corporativa como estrategia para recuperar la credibilidad y mejorar su reputación. Dichas acciones han comenzado con la finalización de 49 contratos con proveedores por la falta de respeto a los estándares medioambientales y sociales marcados por la compañía, según declaró el presidente de Shell México, Peter Kidd.

Kidd señaló, durante un seminario sobre Responsabilidad Social Corporativa (RSC) organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en la capital mexicana, que la compañía ha “reconsiderado” la RSC como uno de los asuntos más importantes a mejorar dentro de su estrategia y su gestión.

El presidente de la filial mexicana de Shell explicó que la compañía trabajará para reforzar los criterios éticos y aumentar su competitividad frente a otras compañías a través de la responsabilidad corporativa. 'El camino de Shell para hacer negocio ha cambiado', aseguró Kidd.

Asimismo apuntó que desde ahora el desarrollo sostenible será uno de los pilares de la empresa, implantando acciones medioambientales y sociales 'con sentido común'. El presidente señaló el reclutamiento de personal en México como un ejemplo de esta política: todos los trabajadores reciben formación y participan activamente en la idea de sostenibilidad.

Otro de los puntos en el que Shell pondrá más atención es la reducción de riesgos, la promoción de los comportamientos responsables y la ecoeficiencia, todo ello con el objetivo de convertirse en la 'primera elección' para los clientes. Además la compañía revisará y abordará los problemas existentes en sus explotaciones en el Delta del Níger (Nigeria), constante fuente de conflictos debido a las protestas de las comunidades locales.

 
 

DESAFÍO AMBIENTAL DE ENDESA DEBIDO A LA CONSTRUCCIÓN DE UNA NUEVA CENTRAL HIDROELÉCTRICA EN CHILE

 

Santiago, (Ecoestrategia).- La compañía eléctrica Endesa se enfrenta a un nuevo desafío ambiental debido a la construcción en Chile de la nueva central hidroeléctrica de Neltume, con capacidad para generar 400 megawatios (MW), ya que estaría ubicada en la reserva ecológica Huilo Huilo, utilizando recursos que dan origen a los saltos de agua que llevan ese nombre.

La experiencia recogida tras la construcción de la central Ralco, ha llevado a la empresa a analizar con cuidado los estudios de prefactibilidad de esta obra y según el ministro de Economía chileno, Jorge Rodríguez, ha impulsado al gobierno a detectar con antelación los impactos ambientales, sociales y turísticos que podría provocar su eventual construcción.

Los terceros actores en este tema, son los dueños de las 60.000 hectáreas que conforman el parque ecológico Huilo Huilo -a 56 kilómetros de Panguipulli- los empresarios Víctor Petermann y Enrique Cooper. Considerándose como uno de los principales interesados en este tema, este último empresario señaló que “en ningún caso se nos ha acercado nadie ni de Endesa ni del gobierno para conversar sobre este proyecto”. Agregó que el principal interés de la comunidad es defender que las externalidades del proyecto no afecten las cuencas hidrográficas de la provincia de Valdivia.

Según explicó la organización Chile Sustentable, la riqueza hídrica de esta zona comienza al interior, en la frontera con Argentina y da origen al lago Pirihueico, que servirá de embalse natural para Neltume. Más abajo las aguas pasan a formar parte del Río Puerto Fuy que se extiende por unos cinco kilómetros hasta desembocar en el lago Neltume.

Las dudas apuntan al impacto que esta obra puede provocar en el caudal del río Puerto Fuy, curso que da origen a los Saltos de Huilo Huilo. El empresario, Enrique Cooper, explicó que a su entender, el mecanismo de construcción que en primera instancia aplicaría Endesa “significaría vaciar el río Puerto Fuy y secar el Salto de agua Huilo Huilo.

Esto significaría que el embalse va funcionar igual que una tina, donde la bocatoma para sacar el agua hace las veces de un tapón, si se abre se vacía el lago más allá de su cota mínima y no quedan agua para llenar el río”, explicó el empresario quien dijo conocer este sistema tras asistir, en junio pasado, a un seminario organizado por la universidad de la Frontera, oportunidad en que el gerente de planificación energética de Endesa, Rafael Errázuriz Ruiz-Tagle dio a conocer el proyecto.

Consultada Endesa por los periodistas chilenos sobre el tipo de construcción, la compañía declinó referirse sobre este tema, aduciendo que la decisión de invertir en este proyecto no está tomada. Los portavoces de la empresa señalaron que esta central está en etapa de prefactibilidad, proceso en que se busca resolver el tema ambiental antes de seguir adelante con la iniciativa.

 
 

ESTADOS UNIDOS REAUTORIZA LEY DE CONSERVACIÓN DE BOSQUES TROPICALES

 

Santiago de Cali, Colombia. (WWF).- El pasado mes de septiembre, la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó por voto unánime la resolución HR 4654, reautorizando la Ley de Conservación de Bosques Tropicales (TFCA) de 1998 para otros tres años. Durante ese período la ley autoriza apropiaciones presupuestales de 75 millones de dólares.

Desde 1998, la TFCA ha financiado actividades de conservación en más de 20,720 kilómetros cuadrados de bosque en países en desarrollo y ha cancelado millones de dólares en deuda.

Colombia es uno de los países latinoamericanos que se ha beneficiado de esta ley pues el pasado mes de abril el gobierno colombiano firmó un Canje de Deuda por Naturaleza con el gobierno de Estados Unidos por un valor superior a US$10 millones que financiarán acciones de conservación en bosques del Caribe, los Andes y los Llanos, durante 12 años.

Conservación Internacional (CI), The Nature Conservancy, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), la organización conservacionista global y la Sociedad para Conservación de la Vida Silvestre (WCS, por su sigla en inglés) elogiaron a la Cámara de Representantes por reautorizar el proyecto de ley, y en especial, a los congresistas estadounidenses Rob Portman (representante del Partido Republicano del Estado de Ohio) y Tom Lantos (representante del Partido Demócrata del Estado de California) por sus esfuerzos para asegurar que la legislación continúe siendo eficiente en la protección de los bosques tropicales del mundo.

Desde su promulgación, la Ley de Conservación de Bosques Tropicales ha sido una valiosa herramienta para lograr resultados importantes de conservación en algunas de las regiones con mayor biodiversidad del mundo, mientras alivian, simultáneamente, la carga de deuda externa de los países en desarrollo. Los cientos de millones de dólares-incluyendo más de $5 millones de donantes privados- que han sido canalizados hacia la conservación como resultado de esta ley, han servido para mejorar la protección de millones de hectáreas de bosque tropicales, desde Filipinas hasta el Perú.

Por ejemplo, en Colombia, por medio del reciente canje de deuda se invertirá en 1,793,115 hectáreas de los Andes, cubriendo los Parques Nacionales Naturales de Tinigua y Sumapaz, y en el Santuario de Fauna y Flora Guanentá; también se incluyen los corredores de conservación Bosque de Roble de Guanentá, Bosque de Roble Yariguies – Quinchas y Sumapaz – Tininguas. En el Caribe, las acciones se concentrarán en los Parques Nacionales Naturales Sierra Nevada de Santa Marta y Tayrona, en la Vía Parque Isla de Salamanca y en los Santuarios de Fauna y Flora de la Ciénaga Grande de Santa Marta y de Los Flamencos, con un área total de 1,352,020 hectáreas. En los Llanos se cubrirá un total de 1,444,870 hectáreas correspondientes al Parque Nacional Natural Tuparro y su zona de amortiguamiento. Este parque fue declarado Monumento Nacional y Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

Los fondos generados por la ley se invierten en actividades de conservación, tales como el establecimiento, restauración, protección y mantenimiento de parques, áreas protegidas y reservas; el desarrollo e implementación de sistemas científicamente sólidos de manejo de los recursos naturales, incluyendo prácticas de manejo de la tierra y de ecosistemas; programas de capacitación para fortalecer las capacidades científicas, técnicas y gerenciales de individuos y organizaciones que participan en los esfuerzos de conservación; y restauración, protección o uso sostenible de diversas especies de animales y plantas.

De la misma manera, estos fondos se destinan a investigación e identificación de usos medicinales de especies de plantas que se encuentran en los bosques tropicales para tratar enfermedades humanas, dolencias y aspectos alarmantes relacionados con la salud; y el desarrollo y apoyo de las formas de sustento de individuos que habitan en los bosques tropicales o cerca de los mismos, de una manera compatible con la protección de dichos bosques.

“La reautorización de la TFCA asegura la conservación de los bosques tropicales amenazados en muchos más países en todo el mundo y abre las puertas para que los países en desarrollo y sus gobiernos cuenten con herramientas para aliviar su deuda con Estados Unidos, al tiempo que invierten en favor de sus áreas protegidas”, dijo Mary Lou Higgins, representante para Colombia de WWF.

 
 

EXPEDICIÓN CHILENA A LA ANTÁRTIDA EN BUSCA DE “TESTIGOS DE HIELO”

 

Santiago, (Ecoestrategia).- Entre noviembre y diciembre de este año viajará una nueva expedición de científicos chilenos a la Antártida para establecer los efectos del cambio climático mundial en los glaciares.

El experto en glaciares Andrés Rivera explicó que la expedición del Centro de Estudios Científicos de Valdivia (CECS), con el apoyo del Ministerio de Defensa, se divide en dos misiones: una terrestre, comandada por el científico, Gino Cassasa, y otra aérea, a su cargo.

La expedición terrestre comenzará el próximo 2 de noviembre cuando un avión Hércules 630 aterrice en Patriot Hills con el grupo expedicionario. “Con un tractor se va a hacer una travesía de aproximadamente mil kilómetros hasta el Polo Sur realizando numerosas mediciones a lo largo de dos meses (hasta el 25 de diciembre)”, informó Rivera.

Una de estas mediciones, indicó el glaciólogo, servirá para la obtención de “testigos de hielo”, que “son cilindros de hielo unos siete centímetros de diámetro y de unos 20 a 40 metros de largo, donde podemos determinar el clima del planeta de los últimos cientos de años”.

La segunda misión -la área- se iniciará entre el 15 y 20 de noviembre y durará aproximadamente un mes. “En un avión P-3 de la Armada de Chile, equipado con numerosos sensores nuestros y de la NASA, vamos a repetir algunas de las mediciones hechas el 2002 (primera expedición)”, puntualizó el científico del CECS.

Se realizarán tres vuelos para medir el adelgazamiento del hielo y los posibles aceleramientos en algunos glaciares que alimentaban plataformas que ya desaparecieron, como Larsen B, o que podrían desaparecer en un futuro relativamente cercano como Larsen C o Jorge Sexto.

El glaciólogo chileno estima que si los glaciares siguen derritiéndose a las tasas actuales van a seguir contribuyendo al aumento del nivel del mar. “Ello no ocurrirá en forma inmediata -de aquí al próximo año-, aunque si ese efecto se suma a la expansión termal del océano y a los derretimientos de los grandes casquetes de la Antártida y Groenlandia, podría producirse un aumento del nivel del mar que tendría consecuencias dramáticas sobre nuestra sociedad.

Las barreras de hielo son imprescindibles para la estabilidad de los glaciares que detienen su camino al mar. Si siguen derritiéndose, como Larsen B, el fenómeno podría causar serios efectos climáticos y ocasionar severos daños en muchas regiones del planeta.

Entre ellos está la inundación de zonas costeras y sectores bajos. Recientes estudios indican que el nivel de los mares en zonas australes podría subir hasta siete metros en los próximos 200 años debido a este fenómeno.