RESUMEN IBEROAMERICANO
 
RESIDUOS DE PLAGUICIDAS SON UNA BOMBA DE TIEMPO EN PAÍSES POBRES
 
   
 
 
   

RESIDUOS DE PLAGUICIDAS SON UNA BOMBA DE TIEMPO EN PAÍSES POBRES

 

(Red de Desarrollo Sostenible).- Las grandes cantidades de residuos químicos tóxicos procedentes de plaguicidas no utilizados o caducados representan una amenaza continua y cada vez más grave para las personas y el medio ambiente en Europa del Este, Asia, Oriente Medio y América Latina, advirtió la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Se estima que en Ucrania hay alrededor de 19.500 toneladas de substancias químicas envejecidas, en Macedonia 10.000 toneladas, en Polonia 15.000 toneladas y en Moldavia 6.600 toneladas. Actualmente en Asia las existencias alcanzan las 6.000 toneladas, sin incluir a China, donde se supone que el problema de los residuos de plaguicidas esté muy difundido. En Oriente Medio y América Latina el volumen se remonta a 10.000 toneladas y las naciones solicitan crecientemente la ayuda de la FAO.

"Los países afectados piden cada vez con más frecuencia y mayor urgencia ayuda para eliminar sus existencias de plaguicidas caducados e impedir la acumulación ulterior de residuos químicos tóxicos", declaró Mark Davis, jefe del programa de la FAO sobre la Prevención y Eliminación de Plaguicidas Caducados.

"Desgraciadamente, sin fondos adicionales de los países donantes, la FAO no será capaz de responder a sus naciones miembros que necesitan asistencia porque los recursos destinados al programa de prevención y eliminación de plaguicidas caducados se acabarán a fines de año", puntualizó Davis.

Residuos peligrosos

Los plaguicidas caducados son los restos que han quedado de las campañas de control de plagas. Se han acumulado porque una serie de productos prohibidos por razones sanitarias o ambientales nunca fueron retirados o eliminados. Los plaguicidas permanecen así en el lugar donde están almacenados y a menudo se deterioran contaminando el ambiente y poniendo en peligro la salud de las personas. Frecuentemente las más afectadas son las comunidades rurales pobres que incluso pueden no darse cuenta de la naturaleza tóxica de las substancias químicas a las que diariamente están expuestas.

En los lugares donde son almacenadas estas existencias se encuentran algunos de los plaguicidas más peligrosos como los Contaminantes Orgánicos Persistentes, aldrín, clordano, DDT, dieldrín, endrín, heptacloro y fosfatos orgánicos.

La condición en la que se encuentran estos plaguicidas caducados va desde la de los productos bien conservados que todavía pueden utilizarse en el campo hasta la de los que se han derramado de los bidones metálicos corroídos y de otros tipos de recipientes, infiltrándose en el suelo. El envenenamiento de plaguicidas es muy común en proximidad de los sitios donde están almacenados sin control.

La cifra de plaguicidas caducados en 53 países africanos se calcula en unas 50.000 toneladas, dice la FAO. Ese organismo participa en el Programa de Reservas de África (ASP), una iniciativa que se propone eliminar todos los residuos de plaguicidas caducados de los países africanos e implantar medidas para impedir que se repitan situaciones parecidas a la actual.

Sin embargo, varios países africanos que no han podido beneficiarse de la primera fase de actividades de este programa han pedido la ayuda inmediata de la FAO.

"Países como Argelia, Camerún, Somalia, Eritrea y Senegal están enormemente preocupados por los efectos graves y continuos de sus reservas de plaguicidas caducados en el medio ambiente y en la salud de las personas", señaló Davis.

Con la ayuda financiera de Japón, la FAO ha identificado recientemente alrededor de 600 toneladas de plaguicidas caducados en Mozambique, a pesar de haberse realizado una operación de limpieza previa. Japón ha entregado 850.000 dólares para este proyecto y ha prometido un millón de dólares más para limpieza y prevención.

Los Países Bajos han contribuido con unos 8,9 millones de dólares al programa de prevención y eliminación de plaguicidas caducados y han prometido dos millones de dólares más para subvencionar el Programa de Reservas de África.

La limpieza de una tonelada de residuos de plaguicida caducado cuesta alrededor de 3.500 dólares. La mayor parte de los países en desarrollo no cuenta con estructuras para la eliminación segura de los residuos peligrosos.

Desde 1994, la FAO es el organismo líder en materia de gestión de plaguicidas caducados para los países en desarrollo. Las actividades de la FAO comprenden la puesta en marcha y coordinación de inventarios nacionales, la coordinación y supervisión de proyectos de eliminación, la publicación de normas sobre prevención y gestión, y sensibilización pública. La FAO promueve y respalda los programas de gestión integrada de las plagas y el control estricto de los plaguicidas.

 
 

EL BIÓLOGO ARGENTINO RAÚL MONTENEGRO NOBEL ALTERNATIVO

 

(Agencias).- El argentino Raúl Montenegro recibirá en diciembre el premio Right Livelihood del parlamento sueco, llamado Nobel Alternativo, "por su sobresaliente trabajo con las comunidades locales y pueblos indígenas, en defensa del ambiente y la conservación de los recursos naturales tanto dentro como fuera de América Latina".

El premio, cuyo nombre alude a ganarse la vida éticamente, distingue a personas que dan respuestas prácticas ejemplares a grandes problemas contemporáneos. Fue creado en 1980 y tiene una dotación de 268 mil dólares.

Montenegro es profesor de biología evolutiva de la Universidad de Córdoba, en el centro del país, y presidente de la Fundación Ambientalista (Funam) de esa provincia. Ha dedicado su vida a las actividades antinucleares, la creación de áreas protegidas, el combate contra la contaminación química y la deforestación, y la protección de recursos hídricos.

Trabajó en otros países de América Latina, África e India, y dice haber aprendido en sus viajes que la sabiduría esta más cerca del barro que de las luces urbanas.

El activista recibió en 1992 el premio austriaco Futuro Libre de Nuclear, en 1989 el Global 500 de la Organización de las Naciones Unidas, y en 1971 el de Investigación Científica de la Universidad de Buenos Aires.

Al conocer sobre el galardón Montenegro señaló: ”es una caricia internacional para el alma. Cuando se viven tantas luchas, muchas de ellas duras e infructuosas, y se reciben tantas amenazas y presiones, el premio es como un escudo que se agradece y disfruta”.

 
 

GREENPEACE MÉXICO PRESENTA EL INFORME SOBRE MAÍZ QUE LOS GOBIERNOS MANTENÍAN OCULTO

 

(Ecoestrategia).- La investigación más importante a nivel mundial hecha hasta ahora sobre el impacto de los transgénicos en el centro de origen de un cultivo, que los gobiernos de Estados Unidos, México y Canadá intentaban esconder a la sociedad, fue hecha pública por la organización Greenpeace. En un acto público, la organización ambientalista entregó el informe a representantes de organizaciones no gubernamentales, organizaciones campesinas, a la propia Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y a los medios de comunicación.

Se trata del informe “Maíz y biodiversidad: efectos del maíz transgénico en México”, elaborado por la Comisión de Cooperación Ambiental (CCA) a petición de las comunidades oaxaqueñas afectadas por la contaminación genética de sus maíces criollos y de diversas organizaciones. Debido a sus recomendaciones, la publicación de este informe ha sido bloqueada por los gobiernos de Estados Unidos, Canadá y México.

“Greenpeace tomó la decisión de difundir este importante documento porque el tema que trata es de interés público no sólo para México sino para todo el mundo, pues estamos hablando nada menos que del maíz, uno de los tres granos más importantes para la seguridad alimentaria mundial. Las injustificadas dilaciones en su publicación responden únicamente a los intereses de los promotores de los transgénicos, no al interés de la sociedad en general. Decidimos hacer la presentación a las puertas de la Semarnat, porque es precisamente esta dependencia la que tiene la responsabilidad de hacer que estas recomendaciones se acaten de inmediato y porque es la que debería haberlo dado a conocer desde hace meses”, señaló Alejandro Calvillo, director de Greenpeace México.

La publicación del informe se ha pospuesto por lo menos en tres ocasiones debido a las siguientes razones: el gobierno estadounidense quiere evitar su publicación ya que influirá en el caso legal que presentó ante la Organización Mundial de Comercio contra la Unión Europea por los controles que ésta ha impuesto a algunos productos transgénicos; el gobierno mexicano, aliado con las corporaciones de la biotecnología, quiere evitar que este informe modifique la propuesta de Ley de Bioseguridad elaborada por las empresas y que se discute en estos momentos en la Cámara de Diputados, y por último, el gobierno de George Bush tiene particular interés en que no se dé a conocer antes de las elecciones en su país a fin de no perder el voto de los fuertes sectores cerealero e hispano.

Esta investigación ha registrado la más amplia y diversa participación de ciudadanos de los tres países en los diez años de funcionamiento de la CCA. Además de que colaboraron en su elaboración 18 investigadores como autores y coautores y 23 revisores externos de diversas disciplinas, el Consejo Ciudadano Público Conjunto de la CCA (formado por ciudadanos de los tres países), el Secretariado de la CCA y un Consejo Asesor de 16 integrantes en el que coincidieron tanto académicos independientes –como el doctor José Sarukhán, quien lo presidió–, como miembros de la industria agrobiotecnológica y algunos de los científicos creadores de dicha tecnología. Todo ello, hace de este informe una referencia obligada de la más alta importancia.

“Esta investigación es el primer esfuerzo sistemático internacional para reunir en un documento la mejor información disponible sobre los efectos del maíz transgénico en México desde una perspectiva multidisciplinaria, con la participación de varios de los mayores expertos en el tema. Se trata además de la investigación más costosa e importante hecha por la CCA (450 mil dólares). La relevancia de este estudio también es internacional, puesto que es la primera que se realiza sobre un cultivo contaminado genéticamente en su centro de origen”, afirmó Liza Covantes, coordinadora de la campaña de ingeniería genética de Greenpeace México.

Para ver las recomendaciones del informe y conocer el tema en amplitud, puede visitar la página: www.greenpeace.org.mx

 
 

PIDEN AL GOBIERNO ESPAÑOL LA DEVOLUCIÓN A BRASIL DE LA MADERA INCAUTADA POR LA GUARDIA CIVIL

 

(Ecoestrategia).- Greenpeace ha solicitado al Gobierno español la devolución de la madera de Palisandro de Río incautada durante la operación de la Guardia Civil en la que se intervinieron más de 33 toneladas de esta madera preciosa incluida en el Apéndice I del Convenio sobre el comercio internacional de especies amenazadas de flora y fauna silvestres (CITES).

El valor de la madera intervenida podría alcanzar en el mercado un valor muy superior a los 3 millones de euros (500 millones de las antiguas pesetas).

Para Greenpeace este valor económico ha de ser utilizado para la conservación del bosque atlántico de Brasil. Este acto ya se ha llevado a cabo con anterioridad; en el año 2003, cuando se incautó en Brasil y Estados Unidos madera de caoba brasileña de procedencia ilegal fue subastada y sus ingresos fueron destinados a ayudar a organizaciones sociales.

"La tala e importación ilegal de esta madera preciosa ha supuesto un robo a los ciudadanos brasileños, por lo que hay que devolverles lo que es suyo", ha declaró Miguel Ángel Soto, responsable de la Campaña de Bosques de Greenpeace. "Tres millones de euros es una buena suma para apoyar la causa de
las comunidades y organizaciones que luchan contra la deforestación de la mata atlántica brasileña", agregó.

La madera, perteneciente a la especie "Dalbergia Nigra" y comúnmente denominada Palisandro de Río (Jacarandá en Brasil) es una madera preciosa procedente de la mata atlántica, un tipo de bosque muy amenazado del que sólo queda el 7% de su superficie original. La Mata atlántica, localizada al sur de Bahía y norte de Espíritu Santo, ha sufrido en el pasado una fuerte deforestación y hoy en día la tala ilegal es su principal amenaza. Debido a esta situación y a su baja densidad poblacional, en el año 1992 la comunidad internacional incluyó la especie en el Apéndice I del Convenio CITES (Convenio sobre comercio internacional de flora y fauna amenazada).

En el año 2002 Greenpeace España denunció la forma en que se producía el contrabando de caoba entre Brasil y España. Dos años más tarde la investigación del Seprona muestra nuevamente la facilidad con la que se viola el Convenio CITES en nuestro país por parte del sector implicado y la "permeabilidad" existente en el Servicio de Aduanas de los puertos españoles.