RESUMEN IBEROAMERICANO

 
 
 
 
 
 
SEMANAS ANTERIORES
 
   
 

EL CAMBIO CLIMÁTICO LE COSTARÍA A AMÉRICA LATINA EL 137% DE SU PIB ACTUAL

 

Santiago de Chile, 18/12/2009, (Agencias).- En caso de no existir un acuerdo internacional para mitigar los efectos del cambio climático, el coste para América Latina y el Caribe podría equivaler hasta 137% del Producto Interior Bruto (PIB) regional actual para 2100, señaló el informe de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) La economía del cambio climático en América Latina y el Caribe. Síntesis 2009.

El estudio, que identifica los impactos económicos del cambio climático en la región, fue presentado durante un evento paralelo a la XV Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (conocida como COP 15), que se realizó en Copenhague (Dinamarca).

El informe proyecta que, sin acciones internacionales de mitigación, la región podría sufrir para fines del siglo pérdidas importantes en el sector agrícola y en la biodiversidad, fuertes presiones sobre la infraestructura y aumento en la intensidad de eventos extremos, que se acumularían hasta representar cifras importantes del PIB actual.

Las estimaciones se basan en cálculos de 15 países: Argentina, Belice, Bolivia, Chile, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, República Dominicana y Uruguay.

El informe fue elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, con la colaboración de los gobiernos de Alemania, Dinamarca, España y Reino Unido, así como la Unión Europea, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Mecanismo Mundial de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación y una amplia red de instituciones académicas y de investigación.

Aunque es la segunda región mundial que menos emite gases de efecto invernadero detrás de África, América Latina y el Caribe está sufriendo los efectos del calentamiento global más que ninguna otra, según el informe. De ahí la urgencia de que la región cuente con apoyo tecnológico y financiero de los países desarrollados en sus esfuerzos de adaptación y mitigación del fenómeno.

Para 2100 se calcula que en Bolivia, Chile, Ecuador, Paraguay y Perú las tierras degradadas oscilarían entre el 22% y 62% del territorio. También disminuirá la disponibilidad de agua, sobre todo en América del Sur.

Asimismo, el alza del nivel del mar provocaría desplazamiento de poblaciones y se perderían tierras por inundaciones permanentes. Los pequeños Estados insulares del Caribe se verán muy afectados. Podrían desaparecer los manglares en las costas bajas (en Brasil, Colombia, Ecuador, Guayana Francesa y Guyana) y estarían seriamente amenazadas zonas costeras del Río de la Plata (Argentina y Uruguay).

También se prevé que un aumento global de la temperatura de 3 grados centígrados provocaría una caída en las precipitaciones sobre la Amazonia, causando un sustancial deterioro de las selvas que poseen la biodiversidad más grande del planeta.

La variabilidad climática y los eventos extremos harían que hacia 2100 el coste de los desastres climáticos pasase de un promedio anual para el período 2000-2008 de casi 6.000 millones de euros a un máximo posible de 17.500 millones.

 

BRASIL Y LA FAO SE ASOCIAN PARA CONTROLAR LOS GASES DE EFECTO INVERNADERO

 

Brasilia, 18/12/2009, (Agencias).- La importancia de medir e informar sobre los gases de efecto invernadero en la lucha contra el cambio climático, ha llevado a la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y al Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil (INPE) a la firma de un acuerdo para trabajar de forma conjunta en la medición de las emisiones.

El acuerdo, firmado por el Director General de la FAO, Jacques Diouf, y el responsable del INPE, Gilberto Câmara, sienta las bases para un fuerte impulso que ayudará a los países en desarrollo a vigilar el impacto del cambio climático.

La vigilancia de los bosques es una parte esencial del programa UN-REDD (Programa de colaboración de la ONU para la Reducción de Emisiones de Carbono por. Deforestación y Degradación de los Bosques en los países en desarrollo). Muchos países en desarrollo necesitarán invertir en sistemas de vigilancia de sus bosques nacionales antes de unirse al mecanismo REDD.

En la actualidad, los sistemas en estas naciones no son suficientemente precisos para la medición, elaboración de informes y verificación (MRV por sus siglas en inglés) de las reservas de carbono en los bosques que son necesarias en REDD. Por este motivo, los países están explorando formas de diseñar e implementar sistemas de vigilancia forestal.

El trabajo realizado por el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) de Brasil marca el camino para una vigilancia a gran escala de la deforestación y la degradación de los bosques que permita ofrecer al público información precisa y transparente. Estos datos y sistemas estarán ahora disponibles para otros países a los que ayudarán a avanzar en la vigilancia de sus propios bosques.

La FAO, por su parte, está comprometida a apoyar a los países en desarrollo a prepararse para el programa UN-REDD. El desarrollo de sistemas de vigilancia forestal es a menudo una de las principales prioridades, y los programas de los países, así como los de la ayuda internacional, ponen énfasis en las necesidades de MRV.

 

EL PNUD APOYA INICIATIVA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO DE ECUADOR

 

Quito, 18/12/2009, (Agencias).- El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) anunció durante la Cumbre del Clima de Copenhague que apoyará la iniciativa de Ecuador de mantener sin explotar un yacimiento subterráneo de petróleo (de 846 millones de barriles de crudo) a cambio de ayuda financiera internacional.

Esta iniciativa evitaría la emisión de más de 400 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera.

El PNUD implementará un mecanismo financiero que le permitirá a Ecuador recibir donaciones de individuos, organizaciones no gubernamentales y gobiernos en compensación por la no explotación de hidrocarburos en el parque nacional Yasuní.

En una conferencia de prensa en la Cumbre sobre Cambio Climático, el ministro ecuatoriano de Relaciones Exteriores, Fender Falconí, señaló que ese programa permitirá garantizar los derechos de la naturaleza y de los pueblos indígenas.

“Está destinada a proteger una de las áreas más importantes, en términos de biodiversidad relativa, del planeta, una parte esencial del parque nacional Yasuní, que fue declarado reserva de la Biosfera por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO)”, afirmó Falcón.

 

ENTRA EN VIGOR DECRETO SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO EN GUATEMALA

 

Ciudad de Guatemala, 18/12/2009, (Agencias).- Una política gubernamental de cumplimiento obligatorio para todo el territorio de Guatemala sobre el cambio climático cobró vigencia esta semana con la publicación en el diario de Centro América (oficial), de las reglas para una adaptación forzosa del país a esa situación mundial, intentando también aplacar sus efectos.

Dicha norma orienta, desde las instituciones estatales hasta todos los componentes de la sociedad, a adoptar medidas conducentes a prevenir los riesgos, reducir la vulnerabilidad y mejorar la adaptación al cambio de las condiciones medioambientales.

En primer lugar llama a esforzarse por bajar los niveles de emisión de gases de efecto invernadero y fortalecer la capacidad de incidencia en foros internacionales en la temática de este fenómeno.

Será el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales el encargado de divulgar el contenido de esa política, así como de coordinar y facilitar las acciones por emprender, según el acuerdo recientemente publicado.

 

VENEZUELA ERRADICARÁ EL USO DE SUSTANCIAS QUE DESTRUYEN LA CAPA DE OZONO

 

Caracas, 18/12/2009, (Agencias).- El gobierno venezolano garantizó que para finales del próximo año 2010 erradicará en un 100% del uso de sustancias agotadoras de la capa de ozono. De acuerdo con el presidente del Fondo de Reconversión Industrial (FONDOIN), Osmer Castillo, el país presenta importantes logros de cara a esa meta.

Venezuela consume actualmente un remanente de 300 toneladas de productos químicos peligrosos, lo cual representa la disminución en 95 por ciento, aseguró en declaraciones citadas por la Agencia Bolivariana de Noticias.

Según Castillo, entre las sustancias agotadoras de la capa de ozono que Venezuela pretende eliminar están refrigerantes y otras utilizadas en los sectores trasporte, comercial y doméstico. El objetivo es cumplir con el Protocolo de Montreal, vigente desde 1989 para proteger la ozonósfera.

El presidente de FONDOIN, entidad adscrita al ministerio de Ciencia y Tecnología, explicó que para atenuar el empleo de esos productos químicos se reconvirtieron decenas de empresas.

Además de la protección de la capa de ozono, el gobierno venezolano impulsa iniciativas de reforestación y control de desechos, en aras de preservar el ambiente.

 


INVESTIGADORA BRASILEÑA DETERMINA QUE LA CONTAMINACIÓN AGRAVA EL COLESTEROL
 

Río de Janeiro, 18/12/2009, (Agencias).- El aire urbano contaminado altera la estructura molecular del “colesterol malo” (LDL), facilitando la formación de capas de grasa en las arterias y aumentando el riesgo de infartos y accidentes vasculares, sostiene una investigación brasileña.

Ésta fue la conclusión a la que llegó Sandra Regina Castro Soares, al doctorarse en la Facultad de Medicina de la Universidad de São Paulo.

Su estudio comparó ratones que vivieron sus primeros cuatro meses (equivalentes a 40 años del ser humano) en cámaras de aire filtrado con otros que respiraron el aire de São Paulo, una de las urbes más contaminadas del planeta. Los segundos presentaron el LDL alterado y anticuerpos que indican mayor riesgo de infarto.

El aire de São Paulo mejoró mucho desde la década pasada, bajando su material particulado a menos de 50 microgramos, pero el estudio demostró que “es insuficiente”, destacó Lucía García, tutora de Castro Soares.