RESUMEN IBEROAMERICANO
 
“OPET LATIN AMERICA” FOMENTA POLÍTICAS Y TECNOLOGÍAS LIMPIAS EN AMÉRICA LATINA Y CARIBE
 
 
 
 
 
SEMANAS ANTERIORES
 
   

“OPET LATIN AMERICA” FOMENTA POLÍTICAS Y TECNOLOGÍAS LIMPIAS EN AMÉRICA LATINA Y CARIBE

 

Ciudad de México, 24/02/2005 (Ecoestrategia).- El proyecto Opet América Latina (OLA), cofinanciado por la Unión Europea en el ámbito del Quinto Programa Marco de Investigación y Desarrollo Tecnológico y liderado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), tiene como finalidad la promoción de tecnologías modernas y limpias en los sectores de energía y transporte en América Latina y Caribe y centrará sus acciones en: Brasil, Chile, Argentina, Uruguay, Ecuador, Bolivia, el Caribe y México.

Para cada área geográfica se realizarán análisis de mercado y planes estratégicos de acción para el desarrollo de las energías renovables y las tecnologías de eficiencia energética así como la celebración de seminarios y conferencias para la divulgación de los resultados del proyecto y la promoción de las tecnologías energéticas europeas modernas.

En el contexto latinoamericano, México ocupa una posición de liderazgo en el desarrollo de actividades encaminadas a fomentar la eficiencia energética, además de tener un gran potencial para el aprovechamiento de las fuentes de energía renovable. El Gobierno Mexicano, a través de la Comisión Nacional para el Ahorro de Energía (CONAE) viene impulsando, desde hace más de quince años, numerosos programas y proyectos en estas dos áreas.

Una muestra de estas actividades es la implantación de numerosos proyectos exitosos como el desarrollo de normas de equipos y aparatos, la implementación de programas de eficiencia energética en los diferentes sectores industriales, la promoción de la cogeneración y las energías renovables, así como los futuros planes de desarrollo de la energía eólica y la valorización energética de residuos, entre otros.

En un seminario que tuvo lugar el 3 y 4 de febrero de 2005 en México, las principales instituciones mexicanas discutieron el marco legislativo energético, las actuaciones llevadas a cabo en materia de ahorro energético en la industria, el programa de acceso a la energía por medio de la electrificación rural descentralizada, así como los planes futuros para el desarrollo entre otras de la energía eólica.

Además, el evento sirvió de foro para la presentación de actividades y proyectos emblemáticos de la industria europea de renovables y eficiencia entre las que se encontraban: ATERSA, GAMESA, Grupo Abengoa y Guascor.

 
 
COLOMBIA INVERTIRÁ US$12,8 MILLONES PARA ADAPTARSE AL CAMBIO CLIMÁTICO
 

Bogotá, 24/02/2005 (Prensa Verde).- Colombia consolidará en el corto plazo recursos por 12,8 millones de dólares, unos 10 millones de euros, que se destinarán a programas de adaptación al cambio climático en el país. El anunció lo hizo la ministra de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, Sandra Suárez Pérez, con ocasión de la entrada en vigencia del Protocolo de Kyoto, que busca reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

La Ministra detalló que se dio inicio a la formulación del proyecto Piloto de Adaptación Nacional Integrado (Inap), que se encuentra en ejecución gracias a una donación inicial del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF/Banco Mundial), por valor de 270 mil dólares.

Estos recursos serán utilizados para financiar el desarrollo de los estudios científicos que se requieren para su formulación. Posteriormente el proyecto ejecutará una donación del GEF por 4 millones de dólares. En la actualidad se encuentra en proceso la consecución de 8,2 millones de dólares adicionales que se requieren como contrapartida. A principios de 2006 se acometerá en firme el proyecto, una vez culmine la fase de diseño.

El objetivo es apoyar los esfuerzos de Colombia para enfrentar los impactos esperados del cambio climático en ecosistemas de alta montaña, áreas insulares del Caribe colombiano y salud (dengue y malaria).

Esta tarea implica documentación de tendencias e impactos, evaluación de las consecuencias esperadas del cambio climático e identificación y evaluación de medidas y opciones de política de adaptación a los efectos del cambio climático.

De la misma manera en las próximas semanas el país recibirá una donación del Gobierno japonés por 400 mil dólares, recursos que serán destinados al fortalecimiento de la capacidad técnica y humana del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM), en la modelación del clima y los impactos del cambio climático, así como en el monitoreo del clima en ecosistemas de alta montaña.
Estos recursos, provenientes del Fondo para el Desarrollo del Recurso Humano y de Política del Japón, serán complementarios a los recibidos a través del GEF para el desarrollo del proyecto Inap. Adicionalmente, con el apoyo del Banco Mundial, el Ideam concretó la colaboración del Meteorological Research Institute (MRI) y el acceso a los resultados del modelo de simulación del cambio climático desarrollado por este centro de investigación.

Este modelo, que trabaja con una resolución de 20 kilómetros por 20 kilómetros y que es procesado por el computador más potente del mundo, con una velocidad de cálculo de 40 millones de operaciones por segundo, permitirá predecir el clima del futuro en algunas de las regiones más vulnerables de Colombia. Esto convierte al país en el primero en contar con este tipo de tecnología en Latinoamérica.

Negocios de carbono

Gracias a los mecanismos de flexibilidad de Protocolo de Kyoto, como el Mecanismo de Desarrollo Limpio, los países industrializados que hacen parte del Anexo I de este acuerdo, pueden ayudar a los países en desarrollo con gran potencial en recursos naturales y que no tienen compromisos de reducción, como Colombia, a lograr un desarrollo sostenible a cambio de una contribución para cumplir su reducción de emisiones.

Las reducciones de emisiones resultantes del proyecto pueden ser adquiridas por un país o una empresa con compromisos de reducción de emisiones. Esto permite atraer la inversión extranjera para realizar proyectos en Colombia.

Actualmente Colombia cuenta con un portafolio de 45 potenciales proyectos elegibles al Mecanismos de Desarrollo Limpio (MDL) en sectores como generación de energía, sustitución de combustibles, transporte, residuos sólidos, eficiencia energética y forestales, los cuales representan un potencial de reducciones de Gases Efecto Invernadero de 70 millones de toneladas de CO2.

El MDL es uno de los mecanismos de flexibilidad del Protocolo de Kyoto para ayudar a los países en desarrollo a facilitar el cumplimiento de los compromisos de reducción de emisiones a los países desarrollados. A la fecha Colombia ha firmado dos acuerdos de compra y venta de Reducciones Certificadas de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero.

Una, entre Empresas Públicas de Medellín y el Fondo Prototipo de Carbono del Banco Mundial, por un monto de 3,2 millones de dólares, por concepto de la venta de reducciones de GEI del proyecto Parque Eólico Jepirachi ubicado en la Alta Guajira. Y la otra, un acuerdo de compra firmado entre Hidroger y el Fondo Prototipo de Carbono por un monto de 18 millones de euros por concepto de la compra de los certificados provenientes del proyecto Río Amoyá, una hidroeléctrica a filo de agua, ubicada en el municipio de Chaparral, Tolima.

La Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga y el Banco Mundial se encuentran a punto de firmar un acuerdo de compra-venta de las reducciones certificadas de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero, que generará el proyecto sobre la Valoración del Biogás y control de emisiones de GEI asociadas a la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales PTAR de Río Frío.

A la fecha el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial ha firmado cuatro 4 Memorandos de Entendimiento con el Reino de los Países Bajos, Canadá, Francia, España y se espera próximamente firmar dicha herramienta con Austria y entidades como el Banco de Cooperación Técnica de Japón (JBIC)

Dichos Memorandos de Entendimiento cobran gran importancia, ya que se constituye en una herramienta que busca facilitar el encuentro entre formuladores de proyectos que optan al Mecanismo de Desarrollo Limpio e inversionistas internacionales, reduciendo los costos de transacción y aumentando la competitividad de los proyectos colombianos que optan al Mecanismo de Desarrollo Limpio.

 
 
BONOS DE CARBONO SALVARÁN A EMPRESA CHILENA DE TRASPORTE PÚBLICO
 

Santiago de Chile, 24/02/2005 (El mostrador –Chile Sustentable).- El Protocolo de Kyoto premiará a las empresas que disminuyan las emisiones de gases con efecto invernadero, con la posibilidad de transar bonos de carbono en el mercado mundial. La empresa chilena de transportes Transantiago adoptó la idea para estabilizar el sistema y las tarifas.

El protocolo estableció un Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) que permite a las empresas vender bonos de carbono, a cambio de reducir las emisiones de dióxido de carbono, óxido nitroso, hidroflurocarburos, perfluorocarburos y hexafluoro de azufre.

Según explica Marcela Main, abogada del departamento de Relaciones Internacionales de la Comisión Nacional del Medio Ambiente (Conama), uno de los últimos proyectos que ingresó al organismo para obtener la certificación que le permita colocar bonos en el mercado mundial del ‘carbono’ fue Transantiago, que a pesar de no estar en operaciones puede vender ‘en verde’.

El proyecto que pretende modernizar el sistema de transporte público de la capital, entregó los antecedentes en enero y se espera que en los próximos meses obtenga el visto bueno. Para el coordinador de Transantiago, Aldo Signorelli, la iniciativa en primer lugar es compatible con el objetivo primario del nuevo plan de transporte público que debutará el próximo año.

“Transantiago busca generar un cambio profundo en el sistema de transporte público con el objetivo fundamental de mejorar la calidad de vida de los habitantes de Santiago mediante la prestación de un servicio de transporte integrado, eficiente y de bajo impacto ambiental”, precisó.

Signorelli puntualizó que “una de las metas del Plan es la reducción de emisiones de contaminantes atmosféricos, tanto de impacto local como global, lo cual se ve reflejado en la definición del nuevo modelo operacional y tecnológico contenido en las bases de licitación. Estos cambios reducen sustantivamente el consumo energético y son los que estamos sometiendo a la consideración de la Junta Ejecutiva de Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL)”.

Por ejemplo, para el 2006 se contempla la reducción de dióxido de carbono (CO2) en 380.084 toneladas. lo que significaría un ingreso mínimo de 1 millón 140 mil dólares y un máximo de 3 millones 258 mil dólares al sistema, según sea el precio de venta de la tonelada US$3,5 o US$10. Aunque en Transantiago son optimistas y esperan que la demanda europea por bonos aumente el precio final.

 
 
AGENCIA DE ONU ACUSADA DE INGRESAR TRANSGÉNICOS EN AMÉRICA CENTRAL
 

San José, Costa Rica, 24/02/2005 (IPS).- Ambientalistas culparon al Programa Mundial para la Alimentación (PMA) y a Estados Unidos de introducir en América Central alimentos transgénicos no autorizados, uno de ellos prohibido para consumo humano. La agencia de la ONU rechazó las imputaciones.

En conferencias de prensa simultáneas en cinco países centroamericanos, unas 70 agrupaciones no gubernamentales aseguraron el 16 de febrero que análisis de laboratorio de alimentos entregados en el marco de la asistencia de PMA a la región, en su mayoría procedentes de Estados Unidos, mostraron la presencia de productos genéticamente modificados en más de 80 por ciento de los casos.

El laboratorio estadounidense Genetic ID investigó la presencia o no de transgénicos en más de 45 muestras de maíz y soja distribuidos por el PMA o importado de modo directo en Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y también en República Dominicana, explicaron los activistas, que pidieron el retiro inmediato de esos productos.

Añadieron que el análisis científico determinó, además, que en Guatemala se ha entregado por parte del PMA el maíz transgénico denominado StarLink, que fue prohibido en 2000 para consumo en Estados Unidos debido al potencial alergénico de la proteína que contiene.

La salud de mujeres y niños, que son los principales beneficiarios de la ayuda alimentaria de la agencia de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) en el área, es una de las preocupaciones mayores de organizaciones como Amigos de la Tierra, responsables de la denuncia junto a otros ambientalistas, grupos de derechos humanos y de otras áreas sociales. Las muestras se recogieron entre junio y noviembre y fue de carácter cualitativo casi en su totalidad, salvo en el caso de la partida de Guatemala, sobre la cual se hicieron análisis cuantitativos.

El estudio de los alimentos llevados de Guatemala encontró maíz StarLink en una proporción menor a 0,1, aunque esa pequeña medida "no importa, pues cualquier porcentaje lo hace ilegal", dijo a IPS una fuente de Amigos de la Tierra Internacional. También apuntó que 70 por ciento de esta partida era transgénica.

Empero, Alejandro López, de la oficina regional de PMA para América Latina, rechazó de plano, al ser consultado por IPS, la entrega de alimentos que amenacen la salud de los beneficiarios. Explicó que todos los productos del programa cumplen con las certificaciones de origen y con los controles fitosanitarios de los países donantes. Según López, los alimentos se encuentran avalados por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y tienen las certificaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En cualquier caso, los grupos que realizaron la denuncia, piden que se revise a fondo la política de ayuda alimentaria a Centro América y que se descarte con estudios claros el uso o no de transgénicos prohibidos.

 
 
AUMENTA LA DEFORESTACIÓN AMAZÓNICA
 

Río de Janeiro, 24/02/2005 (IPS).- Brasil celebra con orgullo la vigencia del Protocolo de Kyoto, porque participó decisivamente en la "construcción de este momento" y está contribuyendo a reducir el cambio climático, dijo a IPS el ministro de Ciencia y Tecnología, Eduardo Campo.

Pero los ambientalistas no están satisfechos y reclaman más esfuerzo del mundo y de Brasil, especialmente para contener la deforestación de la Amazonia, la mayor fuente nacional de gases de efecto invernadero. Las presiones se justifican porque la meta fijada por el Protocolo de Kyoto, en vigor desde el 16 de febrero, es insuficiente para evitar grandes desastres ambientales.

El acuerdo obliga a 35 naciones industriales a reducir sus emisiones de gases que recalientan la atmósfera a volúmenes 5,2 por ciento inferiores a los de 1990. Y les da como plazo máximo el año 2012. Pero estudios científicos afirman que se necesitaría una reducción de 60 por ciento para limitar a dos grados el aumento promedio de la temperatura global durante este siglo, observó a IPS el activista Rubens Born, coordinador de la organización no gubernamental Vitae Civilis.

Los gases invernadero, como el dióxido de carbono, son liberados principalmente por la combustión de petróleo, gas y carbón. Pero también ciertas actividades industriales, la ganadería y la tala y quema de bosques son causas de esa contaminación atmosférica.

Brasil debe abatir la deforestación, ampliar el uso de energías renovables y la protección de sus ecosistemas, reclamó una manifestación promovida este miércoles por 10 grupos ambientalistas frente al consulado de Estados Unidos de la meridional ciudad de Sao Paulo, contra el rechazo del Protocolo de Kyoto por parte de Washington.

Aunque no están obligados a cumplir metas de reducción, Brasil y el resto de los países en desarrollo asumieron compromisos de publicar inventarios nacionales de volúmenes de gases invernadero, impulsar programas de mitigación y adaptación a los cambios del clima y también a "desacelerar el ritmo de crecimiento de sus emisiones", destacó Born.

El primer inventario brasileño, divulgado por el gobierno en diciembre, reconoce que el país tiene una participación importante en la emisión global de gases, con tres por ciento del total, y que 75 por ciento de los mismos se deben a la deforestación y a los incendios forestales.

Ese dato intensifica las presiones, internas e internacionales, para que Brasil frene la destrucción de los bosques amazónicos.

Como el inventario se basa en datos de 1994, cuando la deforestación amazónica era de 14.000 kilómetros cuadrados, las emisiones actuales son mucho más graves, ya que en 2003 el área afectada por la tala fue de 23.750 kilómetros cuadrados, y probablemente haya aumentado un poco más en 2004, observó el Instituto de Investigación Ambiental de la Amazonia (IPAM).

La Amazonia retiene una enorme cantidad de carbono que, con la tala o la quema, es liberado agravando al recalentamiento del planeta.

En Brasil, el estímulo a la conservación de los bosques tendría efectos acentuados, ya que el país posee un perfil de emisiones de gases invernadero opuesto al usual. Mientras tres cuartos de las emisiones mundiales de carbono se deben al uso de combustibles fósiles, en este país esa proporción corresponde al corte de árboles.