RESUMEN IBEROAMERICANO
 
 
 
 
 
 
 
SEMANAS ANTERIORES
 
   

ENCUENTRAN MILES DE MEGAWATIOS DE POSIBLE NUEVA ENERGÍA RENOVABLE EN 13 PAÍSES EN DESARROLLO

 

Madrid, 21/4/2005 (Ecoestrategia).- El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) informó sobre los primeros resultados del esfuerzo internacional para trazar el mapa de algunos de los mejores lugares del mundo que posiblemente tengan energía solar y eólica.

Miles de megawatts de posible nueva energía renovable en África, Asia, América Sur y Centroamérica fueron descubiertos por un proyecto pionero para trazar el mapa de recursos solares y eólicos de 13 países en desarrollo.

El proyecto "Evaluación del Potencial Energético Solar-Eólico" (SWERA, por sus siglas en inglés), señala que el potencial para desplegar paneles solares y turbinas de viento en estos países es mucho más grande de lo que antes se suponía.

Los primeros resultados de la iniciativa SWERA, proyecto del PNUMA creado para promover la utilización de las formas renovables de energía solar y del viento quitando las barreras causadas por la falta de información, y que cuenta con la coofinanciación del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF), fueron entregados en Washington durante una reunión internacional de científicos y creadores de políticas.

"En los países en desarrollo de todo el mundo hemos removido algunos tipos de incertidumbre acerca del tamaño e intensidad de los recursos solares y eólicos", dijo Klaus Toepfer, director ejecutivo del PNUMA.

"Estos países necesitan en gran medida expandir sus servicios energéticos para ayudar a mitigar la pobreza y potenciar el desarrollo sustentable. El SWERA les ofrece asistencia técnica y política para capturar el potencial que la energía renovable pueda ofrecer", añadió.

Desde sus inicios en 2001, el proyecto SWERA ha estado desarrollando una variedad de nuevas herramientas de información para estimular el desarrollo de energía renovable, incluyendo mapas detallados de recursos eólicos y solares.

"Debido a que los que planean buscan soluciones de energía más limpias que utilicen tecnologías de energía renovable, la disponibilidad de información de energía solar y eólica que sea confiable, exacta y accesible es muy importante y puede acelerar de manera significativa el despliegue de estas tecnologías", agregó Toepfer.

El experto citó el caso de California, en donde la disponibilidad de buena información eólica aceleró enormemente el desarrollo de granjas eólicas y una industria eólica mundial. De igual forma -dice Toepfer- el objetivo de SWERA es brindar apoyo a la toma de decisiones informada, desarrollar políticas de energía basadas en la ciencia y la tecnología, e incrementar la confianza de los inversionistas en los proyectos de energía renovable.

El equipo de SWERA ha evaluado los recursos energéticos solares y eólicos, utilizando una variedad de información proveniente de satélites e instrumentos en tierra, que con frecuencia muestra resultados sorprendentes. En Nicaragua, por ejemplo, las evaluaciones de SWERA acerca de recursos eólicos demuestran un potencial mucho más grande que los 200 megawatios (MW) que se estimaban en la década de 1980.

En Guatemala, las estimaciones eólicas antes del SWERA eran casi desconocidas, pero ahora están contempladas en 7.000 megawatios, basadas en productos SWERA.

El Ministerio de Energía de Guatemala ha establecido, con el apoyo del SWERA, el Centro para la Energía Renovable y la Inversión dentro del ministerio, para llevar a cabo los estudios de validación e identificar los lugares para el desarrollo de energía eólica.

En Sri Lanka, la evaluación del SWERA encontró posible energía eólica en tierra de alrededor de 26.000 MW, que representa más de diez veces la capacidad eléctrica instalada del país.

En tanto, una evaluación inicial en Ghana, revela que hay más de 2.000 MW de posible energía eólica, sobre todo a lo largo de la frontera con Togo. En África, esto representa una cantidad significativa, de acuerdo con algunas estimaciones el continente necesita tan sólo 40.000 MW de electricidad para dar energía a su industrialización

La colección de información del SWERA y el análisis de la red de agencias nacionales e internacionales también está creando un archivo global de recursos energéticos solares y eólicos, y mapas que están disponibles en CDROM o a través del sitio web: SWERA

 
 

COLOMBIA DESARROLLA PROYECTO DE ADAPTACIÓN AL CAMBIO CLIMÁTICO

 

Bogotá, 21/4/2005 (Ecoestrategia).- Colombia hace parte de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) desde 1995 y ratificó el Protocolo de Kyoto de la misma Convención en el año 2000. Como parte de la CMNUCC, Colombia desarrolló en el 2001 su Primera Comunicación Nacional bajo el liderazgo del Instituto de Estudios Ambientales (IDEAM), con la participación de más de 70 instituciones públicas y privadas nacionales.

Esta comunicación permitió evaluar los posibles efectos del cambio climático en el territorio nacional, lo que le permitirá desarrollar uno de los primeros proyectos de adaptación al cambio climático en el mundo.

A pesar de contribuir mínimamente al fenómeno de cambio climático (el país emite únicamente el 0,25% de las emisiones globales de dióxido de carbono), Colombia es particularmente vulnerable a los efectos de este fenómeno. La Primera Comunicación Nacional (CN1) determinó que los ecosistemas colombianos más vulnerables a los efectos del cambio climático serían los de alta montaña.

Con un aumento proyectado para el 2050 en la temperatura media anual del aire para el territorio nacional entre 1 grado centígrado (°C) y 2°C; y una variación en la precipitación, se espera que el 78% de los nevados y el 56% de los páramos desaparezca. En este sentido, no se tratará solamente de la pérdida de la biodiversidad, sino de un problema de seguridad nacional relacionado con la pérdida de buena parte de los bienes y servicios ambientales del país, entre los cuales está principalmente la oferta hídrica de la nación.

La determinación de los impactos y la vulnerabilidad frente al cambio climático de las zonas costeras continentales colombianas de la CN1 fueron complementados por el Proyecto NCCSAP llevado a cabo por el Instituto de Investigaciones Marinas (INVEMAR). Con un ascenso del nivel del mar proyectado para el 2050 de aproximadamente 40 centímetros en la costa Caribe y de 60 centímetros en la costa Pacífica, los resultados determinaron, entre otras cosas, que el 64% y el 83% de los litorales Caribe y Pacífico respectivamente estarían amenazado por inundaciones marinas entre media y muy alta.

Por otro lado, el ascenso del nivel del mar afectaría el área comercial y turística así como la infraestructura de transporte de la Isla de San Andrés, en el mar Caribe. Una buena parte de los ecosistemas marinos y terrestres del Archipiélago se verían afectados con implicaciones devastadoras para aves migratorias y particularmente para los corales, en los cuales anidan el 65% de las especies pesqueras del Caribe. Adicionalmente, la posible desaparición de cayos e islotes pondrían en riesgo la pérdida para Colombia de sus derechos internacionales sobre recursos naturales y la desaparición de parte de su mar territorial y su zona económica exclusiva en el orden de cientos de miles de kilómetros cuadrados.

En el tema de salud, la CN1 estimó que con el cambio climático, particularmente con un aumento en la temperatura, la amenaza actual de morbilidad y mortalidad por dengue y malaria podría incrementarse. Así mismo, se incrementaría la posibilidad de incidencia de estas dos enfermedades en áreas del país que antes no eran vulnerables, como la zona andina, donde habita la mayor parte de la población colombiana.

A partir de los resultados y recomendaciones de la CN1, el Consejo Nacional Ambiental, máxima instancia de decisión y coordinación intersectorial colombiana alrededor de los temas ambientales, aprobó en Agosto de 2002 los Lineamientos de la Política Nacional de Cambio Climático, convirtiéndose hace tres años en país pionero a nivel mundial.

Entre las recomendaciones más importantes se encuentran: mejorar las estimaciones de los posibles cambios de temperatura del aire, de la precipitación y de otras variables climatológicas en el territorio colombiano en una escala más precisa; estimar los impactos del cambio climático así como la vulnerabilidad de sistemas estratégicos para el país y que a su vez pueden ser altamente vulnerables ante el cambio climático, y los efectos sobre las variables socioeconómicas asociadas a los mismos y determinar las correspondientes medidas de adaptación y sus opciones en el marco legislativo y político nacional e internacional.

 
 

MISIÓN DE LA UNESCO OBSERVA SITUACIÓN DE LAS ISLAS GALÁPAGOS

 

Quito, 21/4/2005, (Prensa Verde).- En medio de una creciente expectativa, tanto el Gobierno ecuatoriano, como las entidades ambientalistas nacionales e internacionales y la comunidad científica estudiosa del Archipiélago de las Galápagos, están a la espera de los resultados de la visita que realiza al país una delegación de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), encabezada por el Director del Comité del Patrimonio Mundial del organismo, Francesco Bandarín.

La presencia de los delegados de la UNESCO cobra especial importancia en momentos en que toma fuerza la idea de que las islas Galápagos perderían su estatus de Patrimonio de la Humanidad y pasarían a ser consideradas "Patrimonio en Peligro", debido a que se han constado deficiencias en los controles sobre la pesca ilegal, el archipiélago sufre fuertes presiones por el turismo y el crecimiento poblacional, y suscita grandes preocupaciones la presencia de especies introducidas exóticas al frágil ecosistema insular.

Pero Bandarín anticipó que "la misión no tiene como tarea la evaluación técnica del estado de conservación del sitio, a pesar de que hemos recibido reportes preocupantes sobre la situación en Galápagos. Vamos a estar atentos a lo que nos quiere decir la gente, pero será el Comité del Patrimonio Mundial, en su reunión de Julio próximo, quien decidirá si se necesita una evaluación técnica del estado de conservación de las islas".

El alto dignatario recordó que "hoy día hay un total de 788 sitios ubicados en 134 países que se encuentran inscritos en la lista de patrimonio mundial. Dentro de esta totalidad, las Galápagos sigue siendo uno de los sitios más reconocidos, si no el más reconocido de todos" Agregó que "los ecuatorianos tienen la suerte de ser los dueños de esta maravilla del mundo, y tras los años han demostrado un liderazgo excepcional en haber conservado las riquezas de la islas".

Añadió que "el Parque Nacional Galápagos (PNG) -entidad de control de las islas-, en sus interminables labores bajo condiciones difíciles, poco a poco ha logrado grandes éxitos de conservación y buen manejo de las islas y así, se construyó tras los años, una reputación internacional de su alta capacidad profesional y técnica".

Ampliar la protección de las islas

En cumplimiento de su agenda en Quito, Bandarín, instó al Gobierno ecuatoriano a reforzar la protección y manejo de la reserva marina y natural de las islas Galápagos. Indicó que las conversaciones con el jefe del Estado, Lucio Gutiérrez, así como con varios ministros del Gabinete, se han considerado estrategias para aumentar el control y la vigilancia en el archipiélago. "Hemos dialogado sobre estrategias tecnológicas, económicas, financieras y también legislativas, con leyes especiales para ser aplicadas en la región Insular", dijo el alto dignatario italiano.

Según trascendió, la apretada agenda de Bandarín incluye entrevistas con el director del PNG, la Gobernadora y la Prefecta de la provincia, el alcalde de Santa Cruz, el Colegio Nacional Galápagos, la cooperativa de pesca de Santa Cruz, representantes de la Cámara Provincial de Turismo de Galápagos-CAPTURGAL-, y el director de la Fundación Charles Darwin, entre otros. El 15 de abril viajará a la isla San Cristóbal, con una parada en la isla Santa Fé para conocer algunos lugares visitados regularmente por el turismo local y extranjero.

La visita de los funcionarios de la UNESCO se produce en momentos en que desde varias entidades conservacionistas del exterior se asegura que "las islas Galápagos, enfrentan un desastre ambiental sin precedentes debido a los métodos de pesca locales que amenazan la existencia de muchas especies en extinción", según advierte un grupo de expertos británicos de la Fundación de Conservación de las Galápagos (GCT), con base en Londres

De acuerdo a esta entidad, varios estudios de un reciente informe especial permiten concluir que "un desastre medioambiental sin precedentes" se ciñe sobre las islas ecuatorianas del Océano Pacífico, ubicadas a 1.000 kilómetros del territorio continental.

En la actualidad bajo presión por el rápido incremento de la población y el turismo masivo, las aguas que rodean a las Galápagos están siendo devastadas por métodos de pesca que destruyen a otras especies", reportó recientemente el matutino británico de izquierda "The Independient", aludiendo a la inquietud de los ambientalistas ingleses.

La delegación de la UNESCO aprovechará su visita a la provincia insular ecuatoriana para conocer el avance de los trabajos de control de especies introducidas que ha apoyado con alrededor de 5 millones de dólares en los últimos 5 años.

Tengo entendido que estos trabajos están tratando de encontrar maneras para controlar no solo especies introducidas dañosas al ambiente natural, y que también atacan a la salud humana, como el mosquito que transmite el paludismo y el dengue, la mosca negra, y enfermedades de animales domésticos", dijo Banderín al destacar que "la erradicación de cerdos en la isla Santiago puede ser considerado como el más importante logro de conservación internacional de la década".

 
 

UNA MEGA RUTA PARA EL ECOTURISMO EN CHILE

 

Santiago de Chile, 21/4/2005 (Ecoestrategia).- Doce proyectos ambientales promoverán el ecoturismo en el Sendero de Chile que, con ocho mil kilómetros, será una de las mayores rutas del mundo para caminatas y excursiones en bicicleta o a caballo.

La ruta irá desde Visviri, en el vértice de la frontera con Perú y Bolivia, hasta el Cabo de Hornos, extremo austral de América. Cruzará 40 cuencas hidrográficas.

Tres mil kilómetros de su trazado pasarán por zonas de praderas y matorrales, otros mil 400 por bosques y mil 200 kilómetros por áreas carentes de vegetación, en desiertos, valles de lava volcánica o estepas patagónicas. La ruta incluso llegará la lejana isla de Pascua, donde cuenta con un tramo de ocho kilómetros.

Se prevé que el sendero se termine en 2010, cuando se conmemore el segundo centenario de la independencia del país, pero ya están algunos trayectos disponibles y arrancan los primeros proyectos ambientales.

El 7 de este mes se inauguró en la localidad de Requinoa, unos 100 kilómetros al sur de Santiago, la primera de doce iniciativas sustentables para el sendero, promovidas por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Comisión Nacional del Medio Ambiente (Conama).

El proyecto, denominado "En la senda del ecoturismo y la sustentabilidad", es "un gran aporte, ya que financiará actividades que le darán mayor valor al Sendero de Chile, traerán ingresos a sus comunidades y protegerán el ambiente", destacó Irene Philippi, representante residente en Chile del PNUD.

A fines de 2004 la Conama y el PNUD suscribieron un convenio para financiar los doce proyectos, con una inversión total de 310 mil dólares.

Esas dos instituciones suman aportes por 190 mil dólares, con recursos procedentes del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF son sus siglas en inglés) y su Programa de Pequeños Subsidios. Los otros 120 mil dólares son contribución de los organismos ejecutores de los proyectos y entidades asociadas con ellos, mayoritariamente comunitarias y de la sociedad civil.

En el marco del apoyo a la construcción del Sendero de Chile hubo además un concurso para financiar en todo el país proyectos de hasta 15 mil 500 dólares con aportes del PNUD y la Conama, sin perjuicio de los recursos adicionales obtenidos por las propias organizaciones locales.

Según Paulina Saball, directora de la Conama, el convenio con el PNUD permite cooperar en asuntos ambientales relevantes para Chile, en el marco de la agenda gubernamental en la materia, que busca propiciar "el aporte de organizaciones comunitarias, públicas y privadas en la educación ambiental".

La entidad ejecutora del proyecto en Requinoa es la Asociación de Guías y Scouts de Rancagua, ciudad capital de la Sexta Región.

La iniciativa abarca capacitación de guías para el ecoturismo, tanto del movimiento scout como de diez colegios, además de la construcción de un refugio, cinco paneles educativos, dos sitios para acampar y dos senderos interpretativos adicionales sobre flora y fauna locales. También se editarán tres mil manuales y se filmará un vídeo de educación ambiental, como parte de las tareas para atraer visitantes, que incluirán cooperación con agencias de turismo y comunidades locales.

"El scoutismo desde sus orígenes se inspira en el conocimiento de la naturaleza y en la protección de ella. La iniciativa de crear el Sendero de Chile debe ser complementada con proyectos como el de Requinoa, de educación y sustentabilidad ambiental", comentó a Tierramérica Paola Campos, guía de un grupo scout de Santiago.

Uno de los proyectos del Sendero de Chile que serán favorecidos con pequeños subsidios es el de un desarrollo turístico en Colchane, en la frontera altiplánica con Bolivia y unos dos mil kilómetros al norte de Santiago, a cargo de la Asociación Indígena Aymara Suni Marka.

También se financiará un proyecto de la comunidad Atacameña de San Francisco de Chiu-Chiu, que fomenta el turismo rural en Inca-Coya, en la desértica Segunda Región, unos mil 400 kilómetros al norte de la capital, y que al igual que el anterior se prevé terminar en 2006.

La Junta de Vecinos de la pequeña localidad rural de San Félix, en la Tercera Región, 800 kilómetros al norte de Santiago, construirá también sendas aledañas al Sendero de Chile en el marco de un proyecto propio denominado Ruta turística Los Españoles.

 
 

PIMIENTA, VAINILLA Y FLORES EXÓTICAS, ALTERNATIVA FRENTE A CULTIVOS ILÍCITOS EN LAS SELVAS COLOMBIANAS

 

Bogotá, 21/4/2005 (Prensa Verde).- Los campesinos de la región de la Amazonia colombiana han encontrado en cultivos de vainilla, pimienta y flores exóticas la alternativa viable para dejar a un lado las plantaciones ilícitas, gracias a varios proyectos apoyado por la Agencia de Cooperación de los Estados Unidos (USAID).

Las iniciativas, que son ejecutados por la Fundación Chemonics Colombia, se desarrollan con éxito en diversos municipios del Putumayo, departamento (provincia) que ha asumido el reto de erradicar los cultivos ilícitos, para sembrar en su territorio una cultura de la legalidad y de desarrollo comunitario, de acuerdo con la estrategia de Desarrollo Alternativo de la Presidencia de la República.

En Puerto Asís y en Orito, por ejemplo, los cultivos de vainilla, una especie de orquídea que crece en el rastrojo o entre la hojarasca de los bosques naturales, ya suman más de 50 hectáreas, con las cuales se espera atender por lo menos una parte del mercado nacional, que en la actualidad se surte exclusivamente de importaciones externas.

La pimienta, entre tanto, se cultiva en municipios del Putumayo como Puerto Caicedo, Puerto Asís y Villagarzón, donde se cuenta con una planta procesadora, desde la cual ya se han despachado los primeros pedidos de este condimento, que también es importado al país.

En Villagarzón y Mocoa se cuenta también con promisorios cultivos de heliconias, con cuya producción se han atendido ya los primeros pedidos a nivel local y nacional, en tanto que se proyecta llegar a los mercados internacionales de Estados Unidos y Europa.

En el caso de Mocoa, se han vinculado más de 100 campesinos a este proyecto que en su primera fase contempla 50 hectáreas sembradas de diferentes variedades de flores tropicales.

Otro proyecto es la planta Forestal Putumayo, a través de la cual se ha empezado a comercializar especies de árboles nativos de la Amazonia y a prestar servicios de secado y moldeado a los madereros de la región.

 
 

EN BURGOS SE SOLUCIONA EL PROBLEMA DE LOS PURINES DE PORCINO CON UNA PLANTA DE TRATAMIENTO

 

Madrid, 21/4/2005 (Ecoestrategia).- La planta de tratamiento de sustancias altamente tóxicas del purín de cerdo, construida por la ingeniería OTSI para la Sociedad de Tratamientos La Andaya en la localidad de Tordomar, en la provincia española de Burgos, con una inversión global superior a los 7 millones de euros, ha cumplido su primer año de funcionamiento y finalizado su periodo de garantía superando ampliamente las expectativas técnicas creadas.

La planta supone un paso importante en la solución al grave problema medioambiental que genera la producción intensiva de ganado porcino en esta Comunidad, al igual que en otras, ya que trata 45.000 metros cúbicos de purín de cerdo al año, con una planta de cogeneración asociada de 7,4 Megawatios (MW).

Estas plantas son las únicas que hoy por hoy son capaces de tratar y descontaminar las sustancias altamente tóxicas del purín de cerdo y, por tanto, de resolver los problemas de contaminación tanto superficiales como de las aguas subterráneas que viene sufriendo la comarca desde hace décadas, sin tener que recortar la explotación intensiva de granjas de porcino.

La ingeniería OTSI, de origen asturiano y fundada en 1983, tiene amplia presencia nacional y es un referente dentro del mundo de la cogeneración y sus aplicaciones. Su tecnología "Netporc", patentada para el tratamiento de purines, ha sido seleccionada por importantes grupos empresariales, y sus actividades incluyen el mantenimiento y operación de plantas.

OTSI ha construido, es accionista, opera y mantiene, a través de su sociedad Power Support otras cuatro plantas similares en funcionamiento. La primera fue puesta en marcha en 2001, y el próximo mes estará operativa una planta de instalación gemela a la de La Andaya en la localidad de Hornillos de Eresma. Actualmente se encuentra construyendo otras 4 plantas que se pondrán en funcionamiento en el plazo de seis meses.

El pasado año, OTSI se incorporó a la Asociación de Empresas para el Desimpacto Ambiental de los Purines-ADAP, plataforma que pasó así a reunir al 99% del sector, con 15 de las 16 plantas de tratamiento de residuos porcinos excedentarios y altamente contaminantes que actualmente funcionan en España, y que engloba también a las empresas Corporación Age, Grupo Guascor, Sener, Sinae y Ros-Roca.

Solucionan un serio problema ambiental

Las plantas de tratamiento que actualmente funcionan en España logran tratar y descontaminar unos 1,6 millones de toneladas de purín al año, todos ellos no utilizables como abono por la gran saturación de nitratos del suelo de las áreas geográficas donde se concentran las explotaciones intensivas de porcino. En España se calcula que hay más de 6 millones de toneladas de purines excedentarios, y para tratarlos sería necesario construir entre 50 y 60 nuevas plantas.

Al igual que otros sectores económicos, la cría y engorde intensivo de cerdos perjudica indirectamente el medio ambiente, por lo que se necesitan distintas medidas correctoras, económicamente sostenibles, que mejoren desde los componentes de los piensos utilizados hasta los vertidos. Una mala gestión de estos residuos líquidos finales, purines, provocan la saturación y posterior contaminación con nitratos de suelos y acuíferos.

Las compañías implicadas en el desimpacto de purines y los grupos ganaderos asociados a ellas han realizado en las 16 plantas de tratamiento unas inversiones globales de alrededor de 240 millones de euros, sin contar los costes de investigación y desarrollo en sus distintos procesos tecnológicos, que supone una cuantía no menos importante.

Estas instalaciones aprovechan el calor generado por la combustión de gas natural en una central de cogeneración para tratar los purines y convertirlos en un abono seco fácilmente transportable. Así, además de tratar residuos dañinos para el medio ambiente, utilizan procesos de alta eficiencia energética para producir electricidad (240 MW en total, el equivalente a una central térmica convencional), por lo que la Ley 54/97 las encuadró en el llamado Régimen Especial del sector eléctrico, que la Administración impulsa desde hace años. En el Régimen Especial se encuadran también las energías renovables, como la solar o la eólica.