NOTICIAS
 
La prohibición se extenderá a espacios naturales protegidos
ANDALUCÍA PROHIBIRÁ LOS TRANSGÉNICOS PARA PROTEGER LA PRODUCCIÓN DE AGRICULTURA ECOLÓGICA
 
Para prevenir la obesidad infantil en Europa
LAS ESCUELAS CAMBIAN LAS GOLOSINAS POR RACIONES DE FRUTA GRATIS
 
La prohibición se extenderá a espacios naturales protegidos
ANDALUCÍA PROHIBIRÁ LOS TRANSGÉNICOS PARA PROTEGER LA PRODUCCIÓN DE AGRICULTURA ECOLÓGICA
 
A raíz de la reciente tragedia en la India
NACIONES UNIDAS PIDE LA ELIMINACIÓN DE LOS PLAGUICIDAS PELIGROSOS DE LOS PAÍSES DEL SUR Y EL USO DE ALTERNATIVAS ECOLÓGICAS
 
Campaña mundial contra el desperdicio de alimentos
LA INDUSTRIA Y LOS CONSUMIDORES TIRAN ANUALMENTE A LA BASURA 1.300 MILLONES DE TONELADAS DE COMIDA
 
Concluye la Feria BioCultura
NO HAY CRISIS EN EL SECTOR DE LA AGRICULTURA ECOLÓGICA
 
Por cuarto año consecutivo
ESPAÑA SE SITÚA EN EL PRIMER LUGAR DE LA UNIÓN EUROPEA EN NÚMERO DE HECTÁREAS DEDICADAS A LA AGRICULTURA ECOLÓGICA
 
2013 SERÁ EL AÑO INTERNACIONAL DE LA QUINUA, UN CULTIVO ANDINO TAN ANTIGUO COMO LA PAPA
 
Desarrolladas por la Universidad Politécnica de Madrid
PRESENTAN NUEVAS TECNOLOGÍAS PARA PREVENIR INCENDIOS FORESTALES Y SALVAR ÁRBOLES JÓVENES
 
Andalucía produce el 53% de la agricultura orgánica española
INCORPORAN LA ALIMENTACIÓN ECOLÓGICA Y EL CONSUMO DE FRUTAS EN LOS CENTROS ESCOLARES ANDALUCES
 
El consumo de carne aumentará en un 75% para 2050
EL RETO ECOLÓGICO DE LA GANADERÍA EN ESTE SIGLO SERÁ PRODUCIR MÁS PROTEÍNA SIN DAÑAR EL MEDIO AMBIENTE
 
Los cultivos tradicionales son claves frente al calentamiento global
LA ONU FINANCIARÁ LA ADAPTACIÓN DE LOS CAMPESINOS AL CAMBIO CLIMÁTICO
 
Apuesta innovadora por el medio rural
VINOS ECOLÓGICOS CON TAPONES DE CORCHO CERTIFICADOS
 
Es la primera enfermedad animal eliminada por la humanidad
LA PESTE BOVINA SE DECLARA OFICIALMENTE ERRADICADA DEL PLANETA
Ocasionó la muerte de centenares de millones de cabezas de ganado en Europa, Asia y África.
 
En la Comisión de Medio Ambiente
EL PARLAMENTO EUROPEO DECIDE DAR MÁS PODER A LOS ESTADOS MIEMBROS SOBRE LOS PRODUCTOS GENÉTICAMENTE MODIFICADOS
 
Según un nuevo informe de la ONU
LA AGROECOLOGÍA PUEDE DUPLICAR LA PRODUCCIÓN ALIMENTARIA EN 10 AÑOS
 
Beneficiaria directamente a los campesinos pobres
LA FAO ASEGURA QUE ES POSIBLE PRODUCIR AL MISMO TIEMPO ALIMENTOS Y BIOCOMBUSTIBLE
 
Ha registrado más de 800.000 hectáreas de producción biológica
LA ASOCIACIÓN COMITÉ ANDALUZ DE AGRICULTURA ECOLÓGICA CUMPLE 20 AÑOS DE EXISTENCIA
 
Para garantizar el suministro de alimentos
LA AGRICULTURA Y LA SILVICULTURA INTELIGENTES CONTRIBUIRÁN A ENFRENTAR EL CAMBIO CLIMÁTICO
 
Ocho gobiernos la rechazan
LA PATATA TRANSGÉNICA FRACASA EN EUROPA
 
Para reducir la vulnerabilidad agrícola frente a los desastres naturales
ES NECESARIA UNA AGRICULTURA “CLIMÁTICAMENTE INTELIGENTE”
 
En medio de un nuevo aumento en el precio global de los alimentos
UNIDOS CONTRA EL HAMBRE ES EL ESLOGAN DEL DÍA MUNDIAL DE LA ALIMENTACIÓN
 
Representa un menor coste para los campesinos
NACIONES UNIDAS RECOMIENDA UTILIZAR LAS AGUAS RESIDUALES URBANAS PARA USO AGRÍCOLA
 
Se cultiva en tierras donde no se producen alimentos
EL RICINO: UN BIOCOMBUSTIBLE QUE AYUDARÍA A LOS CAMPESINOS POBRES
 
400 mil niños mueren cada mes debido a la malnutrición
BUSCAR SOLUCIONES INMEDIATAS A LA DEGRADACIÓN AMBIENTAL Y EL CAMBIO CLIMÁTICO CONTRIBURÁ A ERRADICAR EL HAMBRE EN EL MUNDO
 
Con financiación del Fondo para el Medio Ambiente Mundial
COLOMBIA PONE EN MARCHA UN PROYECTO DE GANADERÍA SOSTENIBLE PARA MITIGAR EL CAMBIO CLIMÁTICO
 
No se aprobaba un cultivo genéticamente modificado desde 1998
EUROPA SE ENFRENTA AHORA A UNA “PATATA CALIENTE” TRANSGÉNICA
 
Al sustituir al corcho como materia prima
LOS BOSQUES DE ALCORNOQUE DE TODA EUROPA PODRÍAN DESAPACER DEBIDO AL USO DE TAPONES DE PLÁSTICO Y ALUMINIO
 
Campaña “Salvemos nuestras semillas”
25 MILLONES DE PERSONAS SE MOVILIZAN EN EUROPA CONTRA LOS CULTIVOS TRANSGÉNICOS
 
Aporte del pastoreo para frenar el cambio climático
LOS PASTIZALES TAMBIÉN POSEEN LA CAPACIDAD DE RETENER EL CO2
 
Se avecina un “océano de cambios” para el recurso pesquero
LA PESCA Y LA ACUICULTURA CORREN MÚLTIPLES RIESGOS A CAUSA DEL CAMBIO CLIMÁTICO
 
Otra agricultura es posible y necesaria
EL DÍA INTERNACIONAL POR EL NO USO DE AGROTÓXICOS RECUERDA A LAS VÍCTIMAS DE BHOPAL
 
Con el fin de garantizar el acceso a la tierra para los más desfavorecidos
NACIONES UNIDAS DISEÑARÁ UNA REFORMA AGRARIA MUNDIAL
 
Día Mundial de la Alimentación 2009
LA COMUNIDAD INTERNACIONAL BUSCA CONSEGUIR LA SEGURIDAD ALIMENTARIA EN MEDIO DE LA CRISIS
 
Se agravará la situación de los más pobres
LA AGRICULTURA Y LA SEGURIDAD ALIMENTARIA DEL PLANETA SE ENCUENTRAN AMENAZADAS POR EL CAMBIO CLIMÁTICO
 
Podrían llegar a perderse importantes variedades de esta bebida
EL CAMBIO CLIMÁTICO PONE EN PELIGRO LA PRODUCCIÓN DEL VINO FRANCÉS
 
En busca de una ganadería sostenible
LA CRÍA DE GANADO ES VÍCTIMA Y CULPABLE DEL EFECTO INVERNADERO
 
PIDEN QUE LOS ACUERDOS SOBRE EL CAMBIO CLIMÁTICO CUENTEN CON LOS CAMPESINOS
La agricultura en los países en desarrollo juega un papel crucial para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero
 
No arar mantiene el carbono fijado al suelo
AGRICULTURA SOSTENIBLE CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO
 
Crece la inseguridad alimentaria en el planeta
EL NÚMERO DE HAMBRIENTOS EN EL MUNDO HA AUMENTADO EN 40 MILLONES DE PERSONAS
 
Naciones Unidas pide un “nuevo orden agrícola mundial”
30 MIL MILLONES DE DÓLARES AL AÑO ERRADICARÍAN EL HAMBRE EN TODO EL PLANETA
 
Procedente de Malasia:
SE COMERCIALIZA EN EUROPA LA PRIMERA PRODUCCIÓN DE ACEITE DE PALMA SOSTENIBLE
 
Reducir emisiones de CO2 beneficiará a los campesinos pobres
LOS MERCADOS DE CARBONO PUEDEN ESTIMULAR EL DESARROLLO DE LA AGRICULTURA SOSTENIBLE
 
Nuevas medidas puestas en marcha por la ONU
FACILITARÁN EL ACCESO DE CAMPESINOS DEL SUR A LOS MERCADOS MUNDIALES DE AGRICULTURA ECOLÓGICA
Al mismo tiempo, piden revisar las políticas y subvenciones a los biocombustibles cuya producción aumenta el precio de los alimentos.
 
Aumenta el sobrepeso y la obesidad en el Sur de Europa
¿SE ENCUENTRA LA DIETA MEDITERRÁNEA EN PELIGRO DE EXTINCIÓN?
 
Posibilidades de un cultivo modesto
LA YUCA PUEDE CONTRIBUIR A LA SEGURIDAD ALIMENTARIA Y ENERGÉTICA MUNDIAL
 
Las frutas fotónica:
AUTÉNTICAS FUENTES DE ENERGÍA QUE PROPORCIONAN BIENESTAR AL ORGANISMO
Las frutas con mayor cantidad de biofotones (hasta ahora analizadas) son la piña, el aguacate, el tomate, la papaya, el melocotón, los albaricoques, los mangos y el banano.
 
Según un estudio de Naciones Unidas:
UN CUARTO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL ESTÁ AFECTADA POR LA DEGRADACIÓN DEL SUELO
 
Día Mundial de lucha contra la Desertificación 2008
LA DEGRADACIÓN DE LA TIERRA IMPIDE UNA AGRICULTURA SOSTENIBLE
El 66% de las tierras de África están afectadas por la desertización.
 
BIOCULTURA ABRE SUS PUERTAS EN BARCELONA DEL 8 AL 11 DE MAYO
La empresa Maderas Nobles plantará el bosque con el que Biocultura compensará las emisiones de CO2 derivadas de la feria.
 
Guerra contra el hambre
NACIONES UNIDAS PRESENTA UNA ESTRATEGIA PARA HACER FRENTE A LA CRISIS MUNDIAL DE ALIMENTOS
 
Advierten el Banco mundial y el Fondo Monetario Internacional
100 MILLONES DE PERSONAS EN LOS PAÍSES MÁS POBRES SE VERÁN AFECTADAS POR EL AUMENTO DEL PRECIO DE LOS ALIMENTOS
 
En el marco del Año Internacional de la Papa
UN CONCURSO DE FOTOGRAFÍA PROMUEVE ESTE TUBÉRCULO CONTRA EL HAMBRE Y LA POBREZA
Más de la mitad de la cosecha mundial proviene de los países del Sur.
 
1.400 especies son potencialmente consumibles
CRECE EL COMERCIO MUNDIAL DE INSECTOS COMESTIBLES
Pueden tener la misma cantidad de proteínas que la carne o el pescado.
 
ENTREGAN LOS PREMIOS “ALIMENTACIÓN ECOLÓGICA Y BIODIVERSIDAD 2008”
 
SE CONSOLIDA LA PRODUCCIÓN ECOLÓGICA EN ANDALUCÍA
 
Elaborados con cacao boliviano de comercio justo
TURRONES ECOLÓGICOS PARA ESTA NAVIDAD
 
ACUICULTURA: LA MEJOR ALTERNATIVA PARA HACER FRENTE AL DÉFICIT MUNDIAL DE PESCADO
Dentro de tres décadas la humanidad demandará 37 millones de toneladas adicionales de recursos pesqueros para su alimentación
.
 
No podrán emplearse estos productos cerca de las fuentes de agua
EUROPA QUIERE REDUCIR A LA MITAD EL USO DE PESTICIDAS EN LOS PRÓXIMOS 10 AÑOS
 
16 de octubre Día Mundial de la Alimentación
UN DERECHO QUE DEBERÍAN GOZAR TODOS LOS HABITANTES DEL PLANETA
Según datos de las Naciones Unidas, actualmente 854 millones de personas padecen hambre a pesar de existir suficientes recursos.
 
Por un mercado de pescado y marisco más ecológico
COMERCIANTES Y CONSUMIDORES PIDEN A LA INDUSTRIA PESQUERA QUE PRESTE MAYOR ATENCIÓN AL MEDIO AMBIENTE
 
Urge una agricultura más sostenible
NACIONES UNIDAS ALERTA DE LA AMENAZA QUE EL CAMBIO CLIMÁTICO SUPONE PARA LA PRODUCCIÓN MUNDIAL DE ALIMENTOS
En 2020 deberán atenderse las necesidades nutricionales de más de 8.000 millones de personas.
 
Es la primera vez que se concede a un producto no europeo
LA UNIÓN EUROPEA CONCEDE AL "CAFÉ DE COLOMBIA" EL DISTINTIVO DE INDICACIÓN GEOGRÁFICA PROTEGIDA
 
DURANTE 2006 LA JUNTA DE ANDALUCÍA PROMOVIÓ EL CONSUMO DE ALIMENTOS ECOLÓGICOS EN LOS COMEDORES ESCOLARES
47 centros educativos y 6.500 estudiantes se han beneficiado hasta el momento de este programa de “ecoalimentación”.
 
Ya ha comenzado a distribuirse en España
LA PRODUCCIÓN Y CONSUMO DE CAFÉ ECOLÓGICO DEL RÍO INTAG CONTRIBUYE A LA PRESERVACIÓN DE LAS SIERRAS DEL NOROESTE DE LOS ANDES ECUATORIANOS
 
“CAMPAÑA PARA QUE LOS ESPAÑOLES CONSUMAN SU AGRICULTURA ECOLÓGICA
 
LA XXII EDICIÓN DE BIOCULTURA SE REALIZÓ DEL 3 AL 6 DE NOVIEMBRE EN MADRID
 
“Invertir en la agricultura para lograr la seguridad alimentaria”
EN EL DÍA MUNDIAL DE LA ALIMENTACIÓN SE ADVIERTE QUE LA AYUDA PARA EL DESARROLLO RURAL EN EL SUR HA DISMINUIDO EN 4.000 MILLONES DE DÓLARES
Mientras tanto, se estima que 854 millones de personas siguen estando subnutridas en el mundo entero
 
LA FAO PIDE UNA NUEVA REVOLUCIÓN REALMENTE “VERDE”
Es necesario alimentar a miles de millones de personas y proteger el medio ambiente para alcanzar los Objetivos del Milenio, afirmó el Director general de esta institución.
 
www.bioselecta.com
BIOSELECTA, LA PRIMERA EMPRESA ARAGONESA DE ALIMENTACIÓN EXCLUSIVAMENTE ECOLÓGICA, AHORA TAMBIÉN EN INTERNET
Este comercio, pionero en Zaragoza, abrió sus puertas el pasado 24 de noviembre del 2005 con el fin de convertirse en un referente del sector ecológico en Aragón.
 
Entregados II Premios Ecogourmets 2006
GALARDÓN QUE APUESTA POR LA AGRICULTURA ECOLÓGICA
Reseña de cada uno de los galardonados
 
XIII EDICIÓN BIOCULTURA EN BARCELONA
 
LAS AVES MIGRATORIAS ACERCAN LA GRIPE AVIAR A EUROPA
La convivencia de los seres humanos con los pollos en los países asiáticos podría ocasionar un problema de salud pública en el mundo
 
La cadena estadounidense de cafeterías lidera este mercado mundial
STARBUCKS VENDE CAFÉ ECOLÓGICO DE CHIAPAS
 
Del 21 al 30 de enero
LA SEMANA VERDE DE BERLÍN MOSTRARÁ LA ÚLTIMA TENDENCIA EN PRODUCTOS BIO
 
LA HISTORIA DE UN ECOLOGISTA QUE BRILLA EN LA OSCURIDAD
 
¿COMER CARNE ES SOSTENIBLE?
 
PISCIFACTORÍA ECOLÓGICA DE SIERRA NEVADA EN BIOCULTURA
 
LA DIVERSIDAD AGRÍCOLA ES UNA DE LAS CLAVES PARA ACABAR CON EL HAMBRE EN EL MUNDO
 
MUJERES INDÍGENAS RECUPERAN MEDICINA TRADICIONAL
 
2004: AÑO INTERNACIONAL DEL ARROZ
 
LA AGRICULTURA BIOLÓGICA CRECIÓ EN ESPAÑA UN 9%
 
EN PELIGRO EL ATÚN ROJO EN EL MEDITERRÁNEO
 
   


Clave en la lucha contra el hambre
LANZAN EL AÑO INTERNACIONAL DE LA AGRICULTURA FAMILIAR 2014

 

Foto: ACNUR Naciones Unidas, 26/11/2013, (Ecoestrategia).- La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha lanzado el Año Internacional de la Agricultura Familiar 2014 (AIAF) para poner de relieve el enorme potencial de los agricultores familiares para erradicar el hambre y conservar los recursos naturales.

Tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo, más de 500 millones de explotaciones familiares -definidas como aquellas que dependen principalmente de miembros de una familia para la gestión y mano de obra-, producen alimentos que nutren a miles de millones de personas. En muchos países en desarrollo las granjas familiares representan de media un 80 por ciento de todas las explotaciones agrícolas.

El director general de la FAO, José Graziano da Silva, destacó el enorme potencial productivo de los agricultores familiares, afirmando que “al optar por celebrar el AIAF, reconocemos que los agricultores familiares son figuras clave para dar respuesta a la doble urgencia que afronta el mundo hoy en día: la mejora de la seguridad alimentaria y la conservación de los recursos naturales, en línea con los Objetivos de Desarrollo del Milenio, con el debate sobre la agenda de desarrollo post-2015 y el Reto del Hambre Cero”.

Foto: ACNUREn su discurso en nombre de la FAO -organismo líder de la ONU para el año-, el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), Graziano da Silva añadió: “nada se acerca más al paradigma de la producción alimentaria sostenible que la agricultura familiar. Los agricultores familiares habitualmente desarrollan actividades agrícolas no especializadas y diversificadas que les otorgan un papel fundamental a la hora de garantizar la sostenibilidad del medio ambiente y conservar la biodiversidad”.

El máximo responsable de la FAO describió a la mayoría de los agricultores familiares -así como a pescadores, pastores, pueblos indígenas y comunidades tradicionales-, como una de las poblaciones más vulnerables del mundo, una situación que el AIAF va a tratar de abordar.

“Necesitamos reposicionar la agricultura familiar de forma que ocupe un lugar prioritario en los programas nacionales y regionales de desarrollo. Los gobiernos desempeñan un papel fundamental liderando el apoyo para que la agricultura familiar puede alcanzar su potencial”, opinó Graziano da Silva.

“Esto incluye ofrecer asistencia técnica y políticas que apoyen el aumento de la productividad de las granjas familiares; poner a su alcance tecnologías apropiadas; mejorar su acceso a la tierra y al agua, al crédito y a los mercados; y crear un entorno propicio para futuras inversiones”, añadió el representante de la FAO.

Importancia estratégica de la pequeña agricultura

Foto: ACNURActualmente más del 70 por ciento de la población expuesta a la inseguridad alimentaria vive en zonas rurales de África, Asia, América Latina y el Cercano Oriente. También son agricultores familiares, especialmente pequeños agricultores, con un acceso limitado a los recursos naturales, a las políticas y a las tecnologías.

Todos los datos demuestran que los agricultores familiares pobres pueden aprovechar rápidamente su potencial productivo cuando disponen de un entorno político apropiado.

Los agricultores familiares están integrados en las redes territoriales y las culturas locales, y gastan sus ingresos fundamentalmente en los mercados locales y regionales, generando muchos puestos de trabajo agrícolas y no agrícolas.

El Año Internacional de la Agricultura Familiar tiene como objetivo subrayar la importancia de la agricultura familiar y a pequeña escala concentrando la atención del mundo sobre su papel primordial en la mitigación del hambre y la pobreza, la contribución a la seguridad alimentaria y la nutrición, la mejora de los medios de vida, la gestión de los recursos naturales, la protección del medio ambiente y la consecución del desarrollo sostenible, especialmente en zonas rurales.

El AIAF promoverá un amplio debate y fomentará la cooperación a nivel nacional, regional y mundial para aumentar el conocimiento y comprensión de los desafíos que afrontan los pequeños agricultores y ayudará a identificar métodos eficaces de apoyo a los agricultores familiares.

Entre los embajadores especiales del año figuran el malí Ibrahim Coulibaly, presidente de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas de Malí; la nicaragüense Mirna Cunningham, ex presidenta del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de la ONU; y el alemán Gerd Sonnleitner, presidente de la Asociación Europea de Agricultores.

Más información en:
http://www.fao.org/family-farming-2014/home/es/

 


Para prevenir la obesidad infantil en Europa
LAS ESCUELAS CAMBIAN LAS GOLOSINAS POR RACIONES DE FRUTA GRATIS

 

Foto: ACNUR Málaga, 4/9/2013, (Ecoestrategia).- El personaje de Sportacus en la serie de televisión infantil “Lazy Town” recomienda a los niños tomar “sportchuches”, es decir, frutas, en vez de golosinas azucaradas y realizar algún tipo de actividad física en su tiempo libre para prevenir la obesidad infantil y sus enfermedades asociadas. Algo muy similar se viene haciendo en los centros educativos europeos en el marco del Plan de fruta en las escuelas (SFS, por sus siglas en inglés).

Se trata de una iniciativa aprobada por la Comisión Europea (CE) en 2008 e iniciada en 2009 con el fin de distribuir de forma gratuita frutas y verduras entre los escolares, quienes deberían consumir, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), un mínimo de diario de 400 gramos (o cinco raciones) de este tipo de alimentos.

La preocupación del Ejecutivo europeo por el fomento de una dieta infantil sana tiene razones de “mucho peso”, ya que los estudios pediátricos revelan que unos 22 millones de niños de la Unión Europea tienen sobrepeso y más de cinco millones son obesos, lo cual equivale a la cuarta parte de la población escolar. Según las previsiones, esta epidemia entre los menores de edad podría seguir creciendo a razón de unos 400.000 casos nuevos cada año.

Unos 8 millones de niños y niñas en 54.000 centros escolares de estados miembros de la Unión Europea (UE) se han beneficiado del Plan de fruta en las escuelas. Tan solo el Reino Unido, Finlandia y Suecia han decidido de forma voluntaria no participar en este programa.

La Organización Mundial de la Salud define el sobrepeso y la obesidad como “una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud”. Naciones Unidas calcula que mil millones de adultos tienen sobrepeso, y más de 300 millones son obesos. Cada año mueren, como mínimo, 2,6 millones de personas a causa de la obesidad o sobrepeso. La cifra global de personas gordas y obesas podría alcanzar en 2015 los 1.500 millones de individuos.

En cuanto a la población infantil, las cifras que maneja la OMS indican que hay más de 42 millones de menores de cinco años con sobrepeso, por lo cual, la obesidad en este grupo de población es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI.

Los niños con sobrepeso tienen muchas probabilidades de convertirse en adultos obesos y también tienen más posibilidades de sufrir a edades más tempranas diabetes, enfermedades cardiovasculares, o ciertos tipos de cáncer (como el de colon o mama), que a su vez se asocian a un aumento de la probabilidad de muerte prematura y discapacidad, y encarecen el gasto sanitario público.

Creando buenos hábitos alimenticios

Para el psicólogo Kelly D. Brownell, director del Centro de Políticas de Alimentación y Obesidad de la Universidad de Yale, la proliferación de alimentos altos en calorías y grasas, de bajo coste y pocos valores nutritivos, promovidos por las campañas publicitarias, han creado lo que él denomina como un “ambiente de los alimentos tóxicos”, altamente nocivo para los niños.

Y según el médico endocrinólogo Jean-Michel Borys, director de la Red Europea para la Prevención de la Obesidad en los Niños (EPODE, por sus siglas en francés), “lo importante es empezar a tratar a los niños antes de que la epidemia se nos vaya de las manos. Tomar como punto de partida la comunidad local es la clave de la lucha contra la obesidad infantil y fundamental para el éxito de la Red Europea”.

Por ello, con el fin de asegurar la ingesta de fruta y verdura fresca, especialmente entre los hijos de las familias con bajos niveles de ingresos, los responsables de Agricultura de la Unión Europea propusieron poner en marcha el Plan de fruta en las escuelas, con una financiación anual de 90 millones de euros por parte de la UE.

De esta forma, a la hora del recreo o la merienda los estudiantes de los centros adscritos al programa consumen productos sanos, lo cual supone todo un cambio en su alimentación y, a la larga, redunda en la prevención de enfermedades que supondrían, según datos de Freshfel Europe (la Asociación de productores europeos de frutas y verduras), una reducción importante del gasto sanitario de la UE asociado a las enfermedades originadas por este motivo, que alcanza actualmente los 40.500 millones de euros anuales.

Asimismo, la iniciativa SFS se enmarca dentro de la Política Agraria Común (PAC), ya que uno de los objetivos clave del sector de las frutas y hortalizas en Europa es revertir la tendencia a la baja del consumo de estos productos agrícolas entre los jóvenes. Además, el interés por la salud pública ya está presente en todas políticas europeas.

Y, por supuesto, es preciso recordar que la adopción de hábitos saludables desde edades tempranas tendrá efectos positivos sobre la demografía europea, puesto que padecer obesidad desde la infancia conlleva a una prematura aparición de enfermedades como la diabetes tipo 2, la hipercolesterolemia, la arterioesclerosis, o la osteoartritis que reducen la esperanza de vida en aproximadamente diez años.

España educa en la dieta mediterránea

En el caso de España, un país donde en los últimos años se detecta un deterioro de los hábitos dietéticos y un aumento del estilo de vida sedentario, el Ministerio de Sanidad y Consumo se muestra especialmente preocupado por las cifras de obesidad y sobrepeso infantil y juvenil. El 13,9% de esta población es obesa y el 26,3% tiene sobrepeso. En este grupo de edad, la prevalencia de la obesidad es superior en varones (15,6%) que en mujeres (12%). Las mayores cifras se detectan en la prepubertad y, en concreto, en el grupo de edad de 6 a 12 años, con una prevalencia del 16,1%.

En comparación con el resto de países de Europa, España en lo que se refiere a la población infantil presenta una de las cifras más altas, sólo comparable a las de otros países mediterráneos. En los niños españoles de 10 años la prevalencia de obesidad es sólo superada en Europa por los niños de Italia, Malta y Grecia.

Por ello, la Asociación Española de Pediatría (AEP) hace énfasis en su Decálogo de Alimentación en el consumo diario de cinco raciones de frutas, verduras y hortalizas, de las cuales dos o tres tienen que ser raciones enteras las cuales deben comerse a mordiscos. Los pediatras españoles no duda en afirmar que la fruta es “el mejor postre”.

La AEP destaca la presencia de frutas, verduras y hortalizas dentro de la llamada dieta mediterránea, considerada por los nutricionistas como muy saludable, completa, variada y equilibrada.

España se adhirió desde el principio a la iniciativa europea y desde el curso escolar 2009-2010 el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente puso en marcha el “Plan de Consumo de Fruta y Verdura en las Escuelas”; bajo la premisa de que “las escuelas o espacios educacionales son de los lugares más adecuados para modificar algunos hábitos porque ofrecen un ambiente inmejorable para la interacción y cooperación de varios actores: profesorado, niños, padres o familia, y suministradores de alimentos”.

El Plan español se dirige principalmente a niños de edades comprendidas entre los 6 y los 12 años, quienes reciben gratuitamente en los centros educativos fruta fresca, verduras y hortalizas frescas, verduras y hortalizas mínimamente procesadas, y zumos de frutas (no concentrados ni néctares). Más de un millón doscientos mil estudiantes de más de seis mil centros escolares se benefician anualmente de este programa en España.

La Secretaria General de Agricultura y Alimentación del Gobierno español, Isabel García Tejerina, destaca el importante papel de la dieta mediterránea en la alimentación de la población y, especialmente, en la prevención de la obesidad en la población infantil, señalando que “España produce 24,5 millones de toneladas de más de 60 frutas y hortalizas distintas, siendo líderes absolutos en exportación en Europa con un 23,5 por ciento del total en volumen, lo que nos convierte en la huerta de Europa”.

García Tejerina también resalta la labor “de los colegios en el diseño de dietas equilibradas para los niños”, la restauración española (“que se ha convertido en referencia mundial gracias a la búsqueda innovadora de menús saludables”), o las universidades “que han destinado recursos humanos y económicos para llevar a cabo la imprescindible función investigadora en el campo de la medicina, la nutrición y la dietética”.

Fruta de agricultura ecológica en los colegios andaluces

En Andalucía, la región con mayor población de España, el Gobierno autonómico ha incluido el consumo de fruta ecológica, concretamente mandarina ecológica, zumo ecológico y gazpacho andaluz para los centros adscritos al programa del cual participan más de 150.000 alumnos. Valencia es la comunidad autónoma española con más beneficiarios (unos 250.000 escolares), seguida por Andalucía.

Es necesario destacar que, durante el pasado año 2012, Andalucía también puso en marcha el programa “Ecoalimentación, alimentos ecológicos para el consumo social en Andalucía”. Se trata de una iniciativa pionera en España que incorpora menús ecológicos de productos agrícolas, ganaderos y de acuicultura en centros hospitalarios, escuelas infantiles, colegios, centros de educación especial, residencias escolares y centros asistenciales de personas mayores y con discapacidad, entre otros.

Este programa prima en las adjudicaciones de los servicios de comedor a aquellas empresas que utilizan productos ecológicos, libres de trazas de sustancias químicas de síntesis y obtenidos con tratamientos respetuosos con el medio ambiente.

Además, la iniciativa incluye medidas como la edición y el reparto de ecorrecetarios; el fomento de huertos ecológicos en los centros educativos y la prestación de asistencia técnica para ello; la formación específica sobre este tipo de producción a las personas encargadas de los servicios de cocina y comedor, y la coordinación con los productores y las empresas de catering para facilitar el suministro de alimentos ecológicos de calidad a cada uno de los centros participantes.

De esta manera, España, Europa y Andalucía unen la educación y la alimentación para prevenir y, a ser posible, revertir el problema del sobrepeso y la obesidad en la población infantil a través de la ingesta de alimentos saludables que, con ayuda de familias y profesores, ayuden a inculcar buenos hábitos alimentarios.

Para más información se pueden consultar los siguientes enlaces:

Europa
http://ec.europa.eu/agriculture/sfs/index_es.htm

España
http://www.alimentacion.es/

Andalucía
http://www.juntadeandalucia.es/educacion/webportal

 


La prohibición se extenderá a espacios naturales protegidos
ANDALUCÍA PROHIBIRÁ LOS TRANSGÉNICOS PARA PROTEGER LA PRODUCCIÓN DE AGRICULTURA ECOLÓGICA

 

Foto: ACNUR Málaga, 1/10/2013, (Ecoestrategia).- El Pleno del Parlamento andaluz instó al Gobierno de Andalucía, con los votos del Partido Socialista (PSOE-A) e Izquierda Unida (IULV-CA) y el rechazo del Partido Popular (PP-A), a poner en marcha, en el marco de sus competencias, mecanismos políticos, administrativos y legales al objeto de prohibir los cultivos transgénicos en espacios naturales protegidos y en zonas donde la producción ecológica tiene una presencia importante y de interés social y económico.

Los organismos genéticamente modificados son aquellos cuyo material genético es manipulado en laboratorios donde han sido diseñados o alterados deliberadamente con el fin de otorgarle alguna característica específica. Comúnmente se los denomina transgénicos y son creados artificialmente por ingenieros genéticos.

Esta iniciativa parlamentaria autonómica responde al llamamiento de la Plataforma Andalucía Libre de Transgénicos (PALT), en la que participan las organizaciones Ecologistas en Acción, Red Andaluza de Semillas “Cultivando Biodiversidad”, Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía(FACUA), Unión de Consumidores de Andalucía – Unión de Consumidores de España (UCA-UCE), Veterinarios sin Fronteras Andalucía, Federación Andaluza de Consumidores y Productores Ecológicos (FACPE), Asociación Comité Andaluz de Agricultura Ecológica (CAAE), A-liadas por la Soberanía Alimentaria, Centro de Estudios Rurales y de Agricultura Internacional (CERAI), Ingeniería sin Fronteras Andalucía, la Plataforma de Huertos Urbanos de Sevilla y Asociación La Talega

La proposición no de ley fue presentada por Izquierda Unida y contó para su elaboración con la colaboración directa de la PALT. En el texto presentado se planteaba también la prohibición tanto de los ensayos experimentales como de los cultivos de maíz transgénico MON810 y patata transgénica AMFLORA, así como que, a corto-medio plazo, se pusiera fin a las importaciones de materias primas y alimentos transgénicos, principalmente soja y maíz para alimentación animal.

Los últimos puntos fueron rechazados por la Cámara andaluza con los votos de PSOE-A y PP-A. Sin embargo, sí se acordó instar a la Junta de Andalucía a incluir el debate sobre los transgénicos en su interlocución agraria con las organizaciones del sector y favorecer la entrada de la voz de las personas consumidoras.

Para sus promotores, el texto aprobado constituye “un precedente histórico en la prohibición de los transgénicos en el Estado español, avanzando un paso más que nos aleja de las declaraciones políticas vacías de contenidos y sin mecanismos administrativos y legales para ejecutar la prohibición”.

Extensa superficie protegida

Foto: ACNURLa superficie involucrada en esta iniciativa parlamentaria es de cerca de 1 millón de hectáreas de agricultura y ganadería ecológica y 247 espacios naturales con una superficie total de 2,8 millones de hectáreas, de las que 2,7 millones son terrestres (lo que representa aproximadamente el 30,5% de la superficie de Andalucía). Por ello, prácticamente está garantizada la prohibición total de transgénicos por la distribución de la superficie de producción ecológica y espacios protegidos.

No obstante, la Plataforma Andalucía Libre de Transgénicos seguirá insistiendo en alcanzar el objetivo marcado e insta al Partido Socialista Andaluz a al cumplimiento del acuerdo de gobierno y a Izquierda Unida a seguir trabajando en su compromiso por la prohibición total de los transgénicos en el territorio andaluz.

Las organizaciones de la sociedad civil se mostraron especialmente preocupadas por las palabras del portavoz socialista durante la sesión, al señalar que: “no tenemos competencias, ni estudios científicos, para articular el uso…”

Debido a esto, se insistirá al Parlamento Andaluz para que haga efectivo un segundo acuerdo urgente para prohibir los ensayos experimentales con cultivos transgénicos en este territorio, en los cuales sí tiene competencias plenas según el Decreto 320/2010, de 29 de junio, por el que se regulan los órganos competentes y los procedimientos administrativos en materia de utilización confinada y liberación voluntaria de organismos modificados genéticamente.

Actualmente más de 300 organizaciones no gubernamentales que agrupan a 25 millones de miembros están llevando a cabo la campaña “Salvemos nuestras semillas” (Save our seeds), una iniciativa que lucha por mantener en Europa los cultivos convencionales y orgánicos libres de organismos genéticamente modificados (OGM).

Más información.

 


A raíz de la reciente tragedia en la India
NACIONES UNIDAS PIDE LA ELIMINACIÓN DE LOS PLAGUICIDAS PELIGROSOS DE LOS PAÍSES DEL SUR Y EL USO DE ALTERNATIVAS ECOLÓGICAS

 

Foto: ACNUR Naciones Unidas, 1/8/2013, (Ecoestrategia).- El trágico suceso ocurrido el pasado mes de julio en la localidad de Bihar (India), en el que murieron 23 niños tras consumir un almuerzo en la escuela contaminado con monocrotofos (un pesticida prohibido en muchos países), es “un toque de atención importante para acelerar la retirada de plaguicidas altamente peligrosos del mercado en los países en vías de desarrollo”, advirtió la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El monocrotofos es un plaguicida organofosforado considerado como de gran peligrosidad por la FAO y la Organización Mundial de la Salud (OMS). La experiencia de muchos países en desarrollo demuestra que la distribución y uso de estos productos altamente tóxicos supone muy a menudo un riesgo grave para la salud humana y el medio ambiente.

La organización internacional Red de Acción en Plaguicidas (RAP) explica que “se llama pesticida o plaguicida al amplio conjunto de sustancias químicas, orgánicas o inorgánicas, o substancias naturales que se utilizan para combatir plagas o vegetales”. Estas se emplean para eliminar insectos, ácaros, hongos, roedores, caracoles, gusanos, entre otras plagas. También como defoliantes, desecantes, agentes para reducir la densidad, evitar la caída o deterioro de la fruta, entre otros.

Los plaguicidas se agrupan según su uso en: insecticidas, fungicidas, herbicidas, nematicidas, acaricidas, defoliantes, miticidas, roenticidas y anticripotogámicos.

Según la FAO, “el incidente en Bihar pone de relieve que el almacenamiento seguro de los plaguicidas y la eliminación de los envases vacíos son medidas de reducción del riesgo tan cruciales como otras más extendidas sobre el terreno como el uso de máscaras de protección y ropa adecuadas”.

“Todo el ciclo de distribución y eliminación de los plaguicidas altamente peligrosos conlleva riesgos importantes y las medidas de protección son difíciles de aplicar en muchos países”, afirma la agencia alimentaria y agrícola de Naciones Unidas.

Existe consenso entre las organizaciones internacionales (incluyendo a la FAO, la Organización Mundial de la Salud y el Banco Mundial) en que los productos muy peligrosos no deben estar a disposición de los pequeños campesinos que carecen de conocimientos, pulverizadores, equipos de protección e instalaciones de almacenamiento adecuadas para manejarlos correctamente.

La FAO recomienda por tanto que los gobiernos de los países en desarrollo aceleren la retirada de los plaguicidas altamente peligrosos de sus mercados.

Alternativas ecológicas

Foto: ACNURLas autoridades indias hallaron la presencia del monocrotofos en los alimentos consumidos por los escolares. El informe forense, por su parte, determinó también que las víctimas presentaban claros síntomas de envenenamiento por compuesto organofosforado de uso agrícola.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura señaló que este pesticida está prohibido en Australia, China, la Unión Europea, Estados Unidos y en muchos países de África, Asia y Latinoamérica.

Actualmente, existen alternativas que no utilizan productos químicos y son menos tóxicas y en muchos casos el manejo integrado de plagas puede ofrecer una solución adecuada más sostenible y que reduce el uso de plaguicidas.

Según la ONG RAP, la utilización agroquímicos puede reemplazarse por el manejo ecológico de suelos, de plagas y enfermedades, y la recreación de la biodiversidad, entre otras prácticas. Así como también con estrategias adaptadas a cada situación en particular, valorizando prácticas tradicionales como rotación de cultivos, el empleo de abonos orgánicos y la autoproducción de semillas locales”.

La Red de Acción en Plaguicidas explica que el manejo ecológico de plagas “es la consecuencia de un enfoque agroecológico que proviene de la agricultura orgánica, biológica, ecológica, biodinámica, natural, sostenible o sustentable. Responde a una visión holística del medio ambiente, donde la experiencia históricamente acumulada en el control de las plagas constituye un valioso potencial cultural y tecnológico que, lamentablemente, no es suficientemente estudiado y valorado”.

Por su parte, el Código Internacional de conducta para el manejo de plaguicidas, aprobado por los países miembros de la FAO, establece normas de conducta voluntarias para todas las entidades públicas y privadas involucradas en el manejo de plaguicidas. Este Código cuenta con amplia aceptación como la principal referencia para la gestión responsable de plaguicidas.

El Código establece que puede plantearse la prohibición de la importación, distribución, venta y compra de plaguicidas altamente peligrosos si, en base a la evaluación de riesgos, las medidas de reducción del riesgo o las buenas prácticas de comercialización son insuficientes para garantizar que el producto pueda manipularse sin riesgos inaceptables para los seres humanos y el medio ambiente.

En el caso del monocrotofos, muchos gobiernos han llegado a la conclusión de que la prohibición es la única opción eficaz para evitar daños a las personas y al medio ambiente.

Más información aquí.

 


Campaña mundial contra el desperdicio de alimentos
LA INDUSTRIA Y LOS CONSUMIDORES TIRAN ANUALMENTE A LA BASURA 1.300 MILLONES DE TONELADAS DE COMIDA

 

Foto: ACNUR Naciones Unidas, 24/1/2013, (Ecoestrategia).- El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) han puesto en marcha la campaña “Piensa. Aliméntate. Ahorra. Reduce tu huella alimentaria”, la cual pretende pueden reducir drásticamente los 1 300 millones de toneladas de alimentos que cada año se pierden o desperdician y ayudar así a crear un futuro sostenible.

Esta campaña surge en apoyo de la Iniciativa “Save Food” ("Ahorrar alimentos") para reducir la pérdida y el desperdicio de comestibles a lo largo de toda la cadena de producción y consumo de alimentos, y la “Iniciativa Hambre Cero” del Secretario General de la ONU. La nueva campaña se dirige específicamente a los alimentos desperdiciados por los consumidores, los minoristas y la industria hotelera.

Se trata, entonces, de aprovechar la experiencia en este campo de organizaciones como el Programa de acción para el desperdicio y los recursos (WRAP, por sus siglas en inglés) para identificar y modificar las prácticas derrochadoras.

A nivel mundial, alrededor de un tercio de todos los alimentos que se producen, por valor de cerca de un billón de dólares, se pierde o se desperdicia en los sistemas de producción y consumo alimentarios, según los datos publicados por la FAO.

La pérdida de alimentos se produce sobre todo en las etapas de producción -recolección, procesamiento y distribución- mientras que el desperdicio ocurre por lo general a nivel del minorista y el consumidor, al final de la cadena de suministro de alimentos.

“En un mundo de siete mil millones de habitantes, que aumentarán a nueve mil millones en 2050, el desperdicio de alimentos no tiene sentido ni a nivel económico, ni ambiental ni ético”, aseguró el secretario general adjunto de la ONU y director ejecutivo del PNUMA, Achim Steiner.

Por su parte, el director General de la FAO, José Graziano da Silva, señaló que “en las regiones industrializadas, casi la mitad del total de alimentos desperdiciados, alrededor de 300 millones de toneladas al año, se debe a que los productores, minoristas y consumidores desechan alimentos que todavía son aptos para el consumo. Es más que la producción total neta de alimentos de África subsahariana, y sería suficiente para alimentar a los cerca de 870 millones de personas con hambre que hay en el mundo”.

Alimentos y medio ambiente

Foto: ACNUREl sistema alimentario mundial tiene profundas implicaciones para el medio ambiente, y producir más alimentos de los que se consumen sólo agrava las presiones. Prueba de ello es que el 20 por ciento de las tierras cultivadas, el 30 por ciento de los bosques y el 10 por ciento de los pastizales se encuentran en proceso de degradación.

Asimismo, a nivel mundial, han desaparecido el 9 por ciento de las reservas de agua dulce, al tiempo que el 70 por ciento de este recurso se destina a la agricultura de regadío.

Por otra parte, la agricultura y los cambios de uso del suelo, como la deforestación, contribuyen al 30 por ciento del total de las emisiones de gases de efecto invernadero. En total, el sistema agroalimentario consume cerca del 30 por ciento de la energía disponible en el mundo.

Finalmente, la sobrepesca y la mala gestión contribuyen a la reducción de las poblaciones de peces: cerca del 30 por ciento de las poblaciones de peces marinos se consideran hoy sobreexplotadas.

Uno de los factores que impulsaron la campaña fue el resultado de la Cumbre de Río+20 en junio de 2012, en la que los Jefes de Estado y de gobierno reunidos en Brasil dieron el visto bueno para la creación de un marco de diez años de Programas de patrones de consumo y producción sostenibles (CPS).

El desarrollo de un programa de CPS para el sector de la alimentación debería ser un elemento esencial de este marco, dada la necesidad de mantener la base mundial de producción alimentaria, reducir su impacto ambiental, y alimentar a una creciente población humana.

“No puede haber ninguna otra área tan representativa de las oportunidades para un mundo que haga un uso mucho más eficiente de los recursos y sostenible. Y no hay otro tema que puede unir Norte y Sur, consumidores y los productores de todas partes en una causa común”, afirmó el director ejecutivo del PNUMA.

Pérdidas mayores en el Norte

Foto: ACNURActualmente cerca del 95 por ciento de la pérdida y el desperdicio de alimentos en los países en desarrollo son involuntarias en las primeras etapas de la cadena de suministro de alimentos debido a limitaciones financieras, técnicas y de gestión en las técnicas de recolección, instalaciones de refrigeración y almacenamiento en condiciones climáticas difíciles, infraestructuras, y sistemas de envasado y comercialización.

Sin embargo, en el mundo desarrollado tiene mucha mayor importancia el final de la cadena. Aquí al nivel de elaboración de alimentos y venta minorista, se desperdician grandes cantidades de alimentos debido a prácticas ineficientes, estándares de calidad que dan excesiva importancia a la apariencia, confusión sobre las fechas en las etiquetas y consumidores que se apresuran a tirar alimentos en buen estado debido a que han comprado en exceso, por almacenarlos de forma inadecuada y la preparación de demasiada cantidad de comida.

El desperdicio per cápita de los consumidores se sitúa entre 95 y 115 kilogramos al año en Europa, Norteamérica y Oceanía, mientras que los consumidores en África subsahariana, Asia meridional y Sudeste asiático tiran solamente entre 6 a 11 kilogramos al año.

En línea similar a la de otras partes del mundo, la Unión Europea (UE) está estudiando la cuestión del desperdicio de alimentos, y la Comisión Europea ha prestado su apoyo a la nueva iniciativa.

“Un menor desperdicio de alimentos llevaría a un uso más eficiente de la tierra, mejor gestión de los recursos hídricos, un uso más sostenible de fósforo, y tendría repercusiones positivas sobre el cambio climático. Nuestro trabajo encaja perfectamente con el lanzamiento de esta iniciativa”, explicó el Comisario Europeo de Medio Ambiente, Janez Potocnik.

El sitio en Internet de la campaña proporciona consejos sencillos para consumidores y minoristas, permite a los usuarios comprometerse a evitar el desperdicio de alimentos, y ofrece una plataforma para que los que dirigen campañas intercambien ideas y creen una verdadera cultura global de consumo sostenible de productos comestibles.

Toda la información en: www.thinkeatsave.org y http://www.fao.org/save-food/savefood/es/

 


Concluye la Feria BioCultura
NO HAY CRISIS EN EL SECTOR DE LA AGRICULTURA ECOLÓGICA

 

Foto: ACNUR Madrid, 12/11/2012, (Ecoestrategia).- La edición número 28 de BioCultura, la feria de productos ecológicos y consumo responsable, cerró el pasado fin de semana sus puertas en el recinto de la Institución Ferial de Madrid (IFEMA) con la participación de 700 expositores y más de 80.000 visitantes, cifras que rebasaron las previsiones de la organización.

La feria ha crecido un 6%, tanto a nivel de expositores como de metros contratados. El éxito de BioCultura corrobora las palabras de Ángeles Parra, directora de la feria, que sostiene que “mientras muchos sectores económicos agonizan, el sector biológico continúa mostrando su crecimiento y un alto valor de adaptación, además de un enorme dinamismo”.

Las cifras son claras. La agricultura ecológica no sólo no pierde puestos de trabajo, sino que los crea. Según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), la superficie dedicada e inscrita en la agricultura ecológica en todo el estado español ya asciende a 1.674.118,76 hectáreas y emplea a 29.925 trabajadores. Por otro lado, el total de operadores (productores, elaboradores, comercializadores) asciende a otras 28.000 personas.

El MAGRAMA también indica que las industrias en este sector son 3.038, y su facturación subió a 685 millones de euros en 2010. El valor de venta al mercado de productos biológicos en 2010 fue de de 905 millones de euros (equivalente al 0,97% del gasto total en alimentación y a un gasto per cápita de 19,4 euros por habitante al año).

Todos los datos muestran que el sector no ha hecho sino crecer en los últimos años a pesar de la crisis coyuntural. Es un ejemplo a seguir para todos los demás sectores. Los beneficios empresariales tienen una facturación en el caso de todos los productos ecológicos certificados que crece un 11,7% anual, frente a la caída del 0,9% para los productos convencionales.

Creación de empleo verde

Foto: ACNURGuillermina Yanguas, directora general de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural del Ministerio de Agricultura, recalcó la importancia recientemente de los empleos medioambientales en España cuya cifra en la última década ha pasado de los 160.000 a los 530.000 puestos de trabajo.

Según la Fundación Biodiversidad y el Observatorio de la Sostenibilidad España (OSE) el empleo verde en general en España genera 530.947 puestos de trabajo (Catalunya es la comunidad autónoma que lidera el ránking con 93.660, seguida de Andalucía con 91.517 y Madrid con 62.494). La fuente destaca la gestión y tratamiento de residuos con 140.343 empleos; energías renovables, 109.368 empleos; tratamiento y depuración de aguas residuales, 58.264 empleos; y agricultura y ganadería biológicas, con 49.867 empleos.

Por su parte, Agustín Valentín-Gamazo, fundador de enviroo.com (http://enviroo.com/), un portal de empleo verde surgido en Madrid, comentó al respecto que “la Organización Internacional del Trabajo define empleo verde como aquel trabajo decente que contribuye a la reducción del consumo de energía y materias primas, limita las emisiones de gases de efecto invernadero, minimiza los residuos y la contaminación, así como protege y restaura los ecosistemas”.

Valentín-Gamazo puntualizó que “el empleo verde genera en España en la actualidad un volumen de 25.000 millones de euros anuales, el 2,4% del PIB español. La oferta de empleo verde se identifica principalmente en cinco sectores económicos: energía, transporte, reciclaje, bosques y agricultura ecológica. Se trata en resumen de trabajar sin reducir los recursos naturales que deberán emplear las siguientes generaciones”.

Desde la Asociación Vida Sana se recalca el hecho de que “el sector bio es una alternativa no sólo a una forma de comer, sino a una forma de producir y de vivir, es una forma de estar en el mundo, una forma de vivir que genera puestos de trabajo, salud, futuro y esperanza, mientras el mundo se resquebraja”.

Un futuro económico sostenible

Foto: ACNURLa Directora de BioCultura subrayó que “hay otras formas de economía y BioCultura, en ese sentido, es emblemática. Las cosas se pueden hacer de otra manera, pero hace falta tener esa información, una información que no aparece en los medios de comunicación convencionales porque a los poderes fácticos no les interesa una población informada y con cultura”.

Las previsiones apuntan a que la economía verde podría generar millones de puestos de trabajo tanto en España como en el resto de Europa en las próximas décadas. El crecimiento de las energías renovables y el de áreas como la gestión de residuos o la eficiencia energética serán, según lo esperado, las áreas que más empleo verde generen.

Estos nichos de empleo ya ocupan en la actualidad a cerca de medio millón de personas en el país. Unas cifras que no escapan a nadie por lo que muchas personas se están formando o se han formado ya para poder trabajar en el sector del empleo verde.

Según datos del informe de 2010 del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y el Observatorio de la Sostenibilidad sobre empleo verde solo la gestión de residuos concentra más de la cuarta parte del sector, con más de 140.000 puesto de trabajo.

En segundo lugar se encuentra la producción de energías renovables, que genera cerca de 110.000 empleos. En el tercer puesto nos encontramos con el tratamiento y depuración de aguas residuales, que abarca casi 60.000 empleos. Pero también hay otras áreas como la eficiencia energética que según las previsiones generará mucho empleo en los próximos años.

Toda la información en: http://biocultura.org/

 


Por cuarto año consecutivo
ESPAÑA SE SITÚA EN EL PRIMER LUGAR DE LA UNIÓN EUROPEA EN NÚMERO DE HECTÁREAS DEDICADAS A LA AGRICULTURA ECOLÓGICA

 

Foto: ACNUR Madrid, 19/9/2012, (Ecoestrategia).- España se ha situado por cuarto año consecutivo en el primer lugar de la Unión Europea (UE) en número de hectáreas dedicadas a la agricultura ecológica, con una superficie inscrita de 1.845.039 hectáreas y un aumento del 11,76 por ciento.

Según datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de España (MAGRAMA), casi todas las Comunidades Autónomas registraron incrementos en la superficie destinada a este tipo de agricultura. El número de operadores alcanzó en 2011 la cifra de 32.837, con un incremento del 18,23% respecto al año anterior

Con estos datos, y en base a datos provisionales de muchos de los países europeos, España se sitúa, por cuarto año consecutivo, en el primer lugar de la Unión Europea en número de hectáreas dedicadas a la agricultura ecológica.

Con carácter general, casi todas las Comunidades Autónomas registraron incrementos en la superficie destinada a este tipo de agricultura. Así, Navarra es la comunidad que más ha aumentado, que pasó de las 30.270 hectáreas en 2010 a las 73.432 hectáreas en 2011, lo que supone un 138,24%. Esta comunidad pasó a ocupar el quinto lugar por este concepto, detrás de Andalucía (973.239 hectáreas), Castilla-La Mancha (307.612 hectáreas), Cataluña (92.434 hectáreas) y Extremadura (91.108 hectáreas).

Por su parte, el número de operadores en la Producción Ecológica en España alcanzó en 2011 la cifra de 32.837 frente a los 27.767 de 2010, con un crecimiento del 18,23%. La primera Comunidad Autónoma por número de operadores ecológicos es Andalucía, con un total de 10.203. Le siguen Castilla-La Mancha (7.266) y Extremadura (3.424). El número total de operadores registrados por actividad asciende a 36.364, lo que indica la multiactividad de muchos operadores ecológicos.

Dentro de los operadores registrados por actividad, en 2011 existían registrados 32.206 productores del sector primario, un 15,59% más que en 2010; 2.729 transformadores y elaboradores, que representan una disminución del 0,66%; y de 101 importadores, frente a 93 de 2010. El mayor número de productores se registra en Andalucía, con un total de 10.778, seguido de Castilla-La Mancha (7.214) y Extremadura (3.455).

Mientras el mayor número de transformadores y elaboradores lo presenta Cataluña, con 606, frente a los 515 que tuvo en 2010; le sigue Andalucía, con 421, lo que supone un descenso respecto a los 625 de 2010.

Aumentó la superficie ecológica cultivada

Foto: ACNURLa superficie ecológica cultivada ascendió en 2011 a 710.980 hectáreas, que en comparación con las 604.147 de 2010 representan un aumento del 17,68%. Destacan los cereales, con 178.061 hectáreas, con un aumento del 7,21% respecto del año anterior, y suponen un 9,40% de la superficie total inscrita y el 25,04% de la superficie cultivada.

Le sigue el olivar, con 168.619 has, con un destacado incremento del 33,48%, ya que las hectáreas de 2010 fueron 126.328. A su vez, supone el 8,91% del total inscrito y el 23,72% de la superficie cultivada. A continuación se sitúan los frutos secos (96.990 hectáreas) y la vid (79.016 hectáreas), que respectivamente aumentan el 7,21% y el 23,72%.

En 2011 destaca las fuertes subidas en la superficie de platanera, con un incremento del 144,49%; los tubérculos, con el 50,76%; y los cultivos industriales, con el 34,38%. Otros cultivos importantes por su dimensión económica son los frutales y cítricos, que experimentan una disminución del 12% en el primer caso, y un incremento en superficie del 8,62% en los cítricos.

Ganadería ecológica

Foto: ACNUREn cuanto al apartado de ganadería ecológica, en 2011 se registraron un total de 6.074 explotaciones ganaderas, con un incremento del 20,97%. Concretamente, se han registrado 2.983 explotaciones de vacuno (2898 de carne y 85 de leche), con un aumento en conjunto del 19,85%. Comprende un total de 175.743 cabezas (171.987 de carne y 3.756 de leche), con un aumento del 19,61% en carne y una disminución del 15,14% en leche.

Le sigue el ovino, con 1.730 explotaciones (1679 de carne y 51 de leche), un 23,66% más en conjunto; y en caprino se registraron 604 explotaciones (556 de carne y 48 de leche), con un incremento del conjunto de explotaciones del 27,97%. Este subsector experimenta un claro incremento del 38,70% en cuanto al número total de cabezas: 614.413 en 2011 frente a las 442.988 de 2010. De ellas, 593.811 corresponden a carne y 20.602 a leche.


Por su parte, el sector porcino presenta un claro incremento, tanto en el número de explotaciones como en el de cabezas. Así, las explotaciones en 2011 fueron 154 frente a las 122 de 2010; y las cabezas pasaron de las 5.832 en 2010 a las 6.725 de 2011, lo que supone un incremento del 15,31%

Y en avicultura, en 2010 se han contabilizado 202 explotaciones, con un aumento del 12,85% respecto al año anterior. Además, el número total de aves ecológicas en 2011 fue de 219.961 (105.217 de carne y 114.744 de puesta), frente a las 158.885 de 2010 (80.799 de carne y 78.086 de puesta).

Asimismo, en 2011 se contabilizaron 185 establecimientos apícolas, que disponen de 50.325 colmenas, frente a los 117 establecimientos y 29.582 colmenas de 2010. Igualmente, se registraron 196 explotaciones de équidos, 7 de acuicultura, (4 de aguas dulces, 1 de saladas y 2 de moluscos); y 2 de helicicultura, frente a las 235 explotaciones de équidos, 5 de acuicultura y 2 de helicicultura en 2010.

Por Comunidades Autónomas, la mayor concentración de explotaciones ganaderas se sitúa en Andalucía, con 3.683 (60% del total), Cataluña, con 573 (9,43%), Baleares, con 401 (6,60%) y Asturias, con 375 (6,17%).

Transformación industrial

Foto: ACNUREl total de establecimientos industriales o de elaboración ecológicos asciende en 2011 a un total de 3.697 (3.034 relacionados con la producción vegetal y 663 con la producción animal) con un aumento del 11,12% respecto a 2010. Por Comunidades Autónomas, Andalucía es la que cuenta con mayor número (967), seguida de Cataluña (658), Comunidad Valenciana (455), Murcia (238) y Castilla-La Mancha (232). Los ascensos más significativos se han producido en Canarias, con un 34,94%; Andalucía, con un 21,79%; Baleares, con un 14,86%; Murcia, con un 14,42% y la Comunidad Valenciana, con un 14,02%.

En producción vegetal, destacan las 514 industrias de manipulación y envasado de productos hortofrutícolas frescos, las 511 bodegas y embotelladoras de vino y las 367 almazaras y envasadoras de aceite. Cabe destacar las subidas de las industrias de preparados alimenticios, con un incremento del 17,48%, las de manipulados y preparados de frutos secos (14,29%), las de manipulación y envasado de cereales y leguminosas (14,04%), y las bodegas y embotelladoras de vino (12,06%).

Por último, las industrias relacionadas con la producción animal alcanzaron la cifra total de 663, con un incremento del 16,52% respecto a las análogas existentes en 2010, que fueron 569. En este apartado, destacan las 133 envasadoras de miel, que se incrementan en un 51,14%; los 154 mataderos y salas de despiece, un 4,05% más que en 2010; y las 101 industrias de leche, quesos y derivados lácteos, que aumentaron un 3,06%.

También destacan las 77 industrias de manipulación y envasado de huevos (51% más que 2010); las 24 industrias de elaboración y conservación de pescado, crustáceos y moluscos, que aumentaron un 26,32%; y las 51 industrias de acondicionamiento de carnes frescas, con un crecimiento del 21,43%.

Más información en:
http://www.magrama.gob.es/es/alimentacion/temas/la-agricultura-ecologica/

 


2013 SERÁ EL AÑO INTERNACIONAL DE LA QUINUA, UN CULTIVO ANDINO TAN ANTIGUO COMO LA PAPA

 

Foto: ACNUR Naciones Unidas, 12/6/2012, (Ecoestrategia).- La quinua, un pseudocereal andino cuyo cultivo se llevaba a cabo desde hace más de 5.000 años por los pueblos precolombinos, será conmemorada mundialmente en el 2013, durante el “Año Internacional de la Quinua” (AIQ), establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Bajo el slogan, un futuro sembrado hace miles de años, se llevarán a cabo acciones en todo el mundo para promover este alimento clave para generaciones presentes y futuras, gracias a su alto valor nutritivo y aporte a la seguridad alimentaria.

La comunidad internacional ya ha demostrado su firme compromiso con esta celebración: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, Egipto, Francia y Perú conformaron el Comité Internacional que dirigirá el AIQ, el cual será presidido por Bolivia, luego de que Chile lo propusiera para dicho cargo.

“Estamos trabajando en coordinación con los productores y la FAO y poniendo todo nuestro empeño, ya que hoy tenemos un reto para la agricultura, pero también una gran oportunidad como países andinos para promover este producto conocido como grano de oro”, declaró Nemesia Achacollo, ministra de Desarrollo Rural y Tierras de Bolivia.

El compromiso de los países con esta iniciativa será clave para llevar adelante con éxito el AIQ: además de la presidencia de Bolivia, Chile, Ecuador y Perú compartirán la vicepresidencia, y Argentina y Francia estarán a cargo de la relatoría, mientras que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, manejará su secretaría.

"Esta histórica cooperación entre diversas naciones para reconocer y estimular el cultivo y consumo de uno de los tesoros de la agricultura latinoamericana nos recuerda que la erradicación del hambre y el fomento de la seguridad alimentaria es una tarea global", señaló el Representante Regional de la FAO, Alan Bojanic.

Contribución a la seguridad alimentaria y nutricional

Foto: ACNUR“La quinua es un alimento excepcional para presentes y futuras generaciones, por su alto valor nutricional y debido a que está adaptada a condiciones climáticas extremas, múltiples tipos de suelos y altitudes”, señaló Bojanic.

Esta planta ha sido domesticada y seleccionada durante generaciones por los pueblos andinos. Actualmente se produce para comercio en al menos 6 países y más de 70 están rea¬lizando ensayos agronómicos para su producción comercial.

La quinua contiene aminoácidos y ácidos grasos esenciales, es rico en vitaminas y minerales y es libre de gluten, lo que confirma su gran potencial para contribuir a la seguridad alimentaria, a la lucha contra el hambre y la desnutrición.

Su amplia variabilidad genética le permite adaptarse a diversos ambientes ecológicos (valles interandinos, altiplano, yungas, salares, nivel del mar), con diferentes condiciones de humedad relativa (desde 40% hasta 88%), altitud (desde el nivel del mar hasta los 4.000 metros de altitud) y temperatura ambiental (desde -8 grados hasta 38 grados centígrados).

“Ello evidencia su potencial de cultivo en otros lugares del mundo así como su adaptación al cambio climático” explicó Bojanic.

Reconocimiento a los pueblos originarios

Foto: ACNUREl AIQ también es un reconocimiento a los pueblos andinos que han preservado la quinua gracias a sus conocimientos tradicionales y prácti¬cas de vida en armonía con la naturaleza.

El Año Internacional de la Quinua (AIQ) fue propuesto por el gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia, con el apoyo de Argentina, Azerbaiyán, Ecuador, Georgia, Honduras, Nicaragua, Paraguay, Perú y Uruguay, y el respaldo de la FAO.

Fue adoptada por la Conferencia de la FAO en junio de 2011, siendo aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su 91° Periodo de Sesiones en diciembre de 2011.

La Conferencia tomó nota de las excepcionales cualidades nutricionales de la quinua, su adaptabilidad a diferentes pisos agroecológicos y su potencial comercial e industrial e invitó a la FAO a facilitar la implemen¬tación del AIQ.

El AIQ se constituye en una plataforma que permitirá centrar la atención mundial sobre el papel que desempeña la biodiversi¬dad de la quinua y su valor nutricional en la seguridad alimenta¬ria y la erradicación de la pobreza, en apoyo de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.
Finalmente, en esta semana el Presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma, ha sido nombrado Embajador Especial de la FAO para el Año Internacional de la Quinua.

“Después de tantos años Naciones Unidas reconoce este cereal como uno de los alimentos más importantes para la vida. Este reconocimiento no sólo ensalza el valor nutritivo de la quinua como alimento natural sino también el conocimiento y las prácticas tradicionales de los pueblos indígenas que, en armonía con la naturaleza, han mantenido, controlado y preservado la quinua en su estado natural como alimento para las generaciones actuales y venideras”, comentó el mandatario boliviano.

Más información en:
http://www.rlc.fao.org/es/conozca-fao/aiq-2013/

 


Desarrolladas por la Universidad Politécnica de Madrid
PRESENTAN NUEVAS TECNOLOGÍAS PARA PREVENIR INCENDIOS FORESTALES Y SALVAR ÁRBOLES JÓVENES

 

Foto: ACNUR Madrid, 21/5/2012, (Ecoestrategia).- Investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid han desarrollado innovaciones tecnológicas que permiten, por una parte, monitorizar el riesgo de incendios forestales utilizando redes inalámbricas de sensores móviles, y, por otro lado, un sistema que ayuda a los árboles jóvenes a sobrevivir en situaciones adversas.

En cuanto a la primera innovación, es necesario precisar que a pesar del gran número de trabajos de investigación realizados sobre redes inalámbricas de sensores y la monitorización de riesgo de incendios forestales, ninguno de ellos ha explotado hasta ahora las oportunidades que proporciona la movilidad de algunos sensores en la red.

Es esto lo que han abordado estos investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid, concretamente la oportunidad de adaptar la cobertura espacial de los sensores a la dinámica del riesgo de incendio.

La monitorización del riesgo de incendio forestal pretende determinar el lugar y el momento más probables en los que se produzca un incendio forestal. Por esta razón, la monitorización es una actividad importante, tanto para prevenir los incendios como para evitar posibles daños al medioambiente y a las personas. En este ámbito se han usado ampliamente las técnicas basadas en sensores remotos; sin embargo, cuando se precisa ofrecer una respuesta inmediata y basada en la monitorización constante y en tiempo real, se hace imprescindible el uso de sensores in situ.

Las redes inalámbricas de sensores son sistemas de observación capaces de realizar dicha monitorización de una forma autónoma y en tiempo real. Estas redes se componen de sensores localizados geográficamente muy cerca del fenómeno de interés. Los sensores son autónomos, auto-configurables, pequeños, ligeros y con una capacidad de energía y comunicaciones limitada. Éstos tienen la capacidad de convertirse en sensores móviles cuando se les acopla a objetos móviles tales como robots, personas y bicicletas.

La investigación realizada se ha centrado en el desarrollo de un modelo que permita inferir cuál debe ser el comportamiento de los sensores móviles en tiempo real, es decir, decidir si el sensor ha de cambiar su localización, si se ha de poner en funcionamiento o por el contrario ha de hibernar. Estos comportamientos tratan de adaptar la cobertura geográfica/espacial que los sensores móviles ofrecen al fenómeno dinámico en observación, considerando el estado actual de dicho fenómeno como el estado de la red de sensores.

De interés para diversos tipos de expertos

Foto: ACNURPara verificar el modelo se ha simulado el despliegue de una red inalámbrica de sensores móviles. La monitorización se basó en el Fine Fuel Moisture Code (FFMC) del Canadian Forest fire weather index como indicador de la facilidad relativa con que un incendio puede iniciarse.

De esta manera, se simularon dos tipos de escenarios para evaluar el modelo e inferir el comportamiento de los sensores móviles. El primero con bajo riesgo de incendio, principalmente para verificar si el modelo infiere el comportamiento “dormir sensores” cuando hay más sensores desplegados de los necesarios. El segundo escenario simula un riesgo alto de incendio para verificar como el modelo infiere el comportamiento de movilidad.

Ambos escenarios adoptaron la misma distribución espacial inicial de los sensores, aunque observaron diferentes estados del fenómeno. Los resultados de las simulaciones demostraron que el modelo infería exitosamente los comportamientos: “dormir sensores”, “mover sensores”, o “desplegar más sensores” para mejorar la cobertura espacial en concordancia con el estado actual del fenómeno y de la red de sensores.

Los resultados del trabajo pueden interesar tanto a la comunidad científica como a expertos relacionados con la geo-información y la monitorización medioambiental que deseen implementar y gestionar sensores móviles de una forma autónoma y eficiente.

Aunque este modelo ha sido desarrollado para la monitorización del riesgo de incendio forestal, puede adaptarse fácilmente a otros tipos de monitorización medioambiental tales como la polución del aire, la polución sonora o la humedad del suelo entre otros.

Ayudando a los árboles a valerse por sí mismos

Foto: ACNURPor otra parte, otro nuevo dispositivo al que han bautizado con el nombre de RAMA, ha sido desarrollado en la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica (EUIT) Agrícola de la Universidad Politécnica de Madrid con un objetivo muy claro, según señala Miguel Ángel Muñoz, uno de los inventores: “no se trata de un método para el riego de árboles adultos, sino una ayuda para que un árbol joven consiga sobrevivir y alcanzar el estado de desarrollo que le permita valerse por sí mismo”.

Los árboles jóvenes recién plantados o plantados en zonas remotas son más vulnerables a las épocas de sequía. Para aportarles el agua mínima que los salve en estos periodos se puede condensar el vapor de agua del aire.

De esta forma, en los momentos en que en zonas con suficiente humedad aparecería el rocío, se puede generar rocío artificial y barrer las gotas del mismo antes de que se vuelvan a evaporar. El agua así obtenida se conduce hasta la zona de la raíz del árbol, permitiendo al mismo sobrevivir.

RAMA es un dispositivo que elige el momento del día en que la humedad relativa es mayor y condensa agua mediante el uso de células peltier. El control de la temperatura objetivo se realiza de forma precisa mediante un procesador que tiene en cuenta las condiciones ambientales para calcular cuál es la temperatura a la que se condensará el agua sobre la cara fría de las células peltier.

El sistema es alimentado mediante energía solar fotovoltaica que durante el día recarga las baterías y, al amanecer, periodo más propicio para la condensación, se suministra energía a las células peltier. Estas células tienen la propiedad de generar frío en una de sus caras y calor en la cara opuesta. El calor es evacuado por ventilación y el frío se aprovecha para la condensación del agua.

La temperatura de ambas caras es supervisada mediante sondas termopar. El agua condensada es empujada mediante un sistema de barrido para evitar su evaporación y canalizada a la raíz del árbol. Este dispositivo ha sido protegido mediante una patente.

Se espera que RAMA pueda ser una alternativa más para la obtención de agua en fases críticas del crecimiento de árboles y así mejorar los resultados de reforestaciones o nuevas plantaciones. En un futuro se podrá miniaturizar el sistema e integrar de tal forma que se abaraten los costes y se mejore su capacidad de obtención de agua.

Más información en:
http://www.agricolas.upm.es/portal/site/EUITAgricola

 


Andalucía produce el 53% de la agricultura orgánica española
INCORPORAN LA ALIMENTACIÓN ECOLÓGICA Y EL CONSUMO DE FRUTAS EN LOS CENTROS ESCOLARES ANDALUCES

 

Foto: ACNUR Málaga, 5/3/2012, (Ecoestrategia).- Dos iniciativas puestas en marcha recientemente en la Comunidad Autónoma de Andalucía buscan promover el consumo de alimentos ecológicos en la sociedad, especialmente entre los alumnos de los centros escolares. El territorio andaluz concentra actualmente el 53% de la superficie española de producción agraria ecológica.

La primera de estas iniciativas es el “Plan de Consumo de Fruta en las Escuelas Andaluzas”; puesta en marcha por las Consejerías de Agricultura y Pesca, Educación y Salud, la cual llega en 2012 a su tercera edición. En ella participan 760 centros de Educación Primaria de Andalucía con el objetivo es fomentar la ingesta de estos alimentos entre los más jóvenes.

Este Plan cuenta con un presupuesto de 1,3 millones de euros y es cofinanciado entre la Unión Europea y la Junta. En su tercera edición participan 48 centros más que en el año anterior, y está dirigido a 151.619 niños y niñas de entre 6 y 11 años de colegios de Andalucía.

Por provincias, se han adscrito al “Plan de Consumo de Fruta en las Escuelas Andaluzas” 92 centros de Granada, 135 centros de Málaga, 125 de Sevilla, 123 de Cádiz, 98 de Córdoba, 73 de Almería, 67 de Jaén y 47 centros de Huelva.

El Plan de Consumo de Fruta en las Escuelas forma parte de una iniciativa impulsada por Europa para fomentar el consumo de frutas y hortalizas, con el objetivo de concienciar a los escolares de entre 6 y 11 años e involucrar a las familias y al profesorado para que inculquen buenos hábitos alimentarios a los alumnos.

La edición de este año contempla el reparto de fruta fresca (mandarina ecológica, manzana y pera), de IV gama (lista para su consumo) y zumo ecológico y gazpacho entre los centros que se han adscrito. Además, se han organizado diferentes actividades complementarias a la distribución de estas producciones como ciclos de conferencias temáticas sobre los beneficios de una alimentación saludable, la edición de material didáctico informativo, un concurso para la creación de un recetario infantil o la visita del “Frutibús” a centros escolares.

Los consejeros de Agricultura, Clara Aguilera, y de Educación, Francisco Álvarez de la Chica destacaron la importancia de consumir diariamente “como mínimo, cinco piezas o raciones de frutas y verduras” para tener una vida sana; unos alimentos que, además, son la base de las recetas tradicionales que conforman la dieta mediterránea.

Al igual que en ediciones anteriores, el Plan cuenta con una Plataforma gratuita de Información Nutricional, puesta en marcha por la Consejería de Agricultura y Pesca a través del Instituto Europeo de la Alimentación Mediterránea, que ofrece la posibilidad de resolver cualquier duda sobre pautas alimentarias.

Menús ecológicos

Foto: ACNURPor otra parte, las consejerías de Agricultura y Pesca, Educación, Igualdad y Bienestar Social, Medio Ambiente y Salud han suscrito también un convenio para fomentar el consumo de alimentos ecológicos en el marco del programa “Ecoalimentación, alimentos ecológicos para el consumo social en Andalucía”.

Se trata de una iniciativa pionera en España que incorporará menús ecológicos de productos agrícolas, ganaderos y de acuicultura en centros hospitalarios, escuelas infantiles, colegios, centros de educación especial, residencias escolares y centros asistenciales de personas mayores y con discapacidad, entre otros.

El programa, que ya entró en vigor, tiene una vigencia de tres años y primará en las adjudicaciones de los servicios de comedor a aquellas empresas que utilicen productos ecológicos, libres de trazas de sustancias químicas de síntesis y obtenidos con tratamientos respetuosos con el medio ambiente.

Además, la iniciativa incluye medidas como la edición y el reparto de ecorrecetarios; el fomento de huertos ecológicos en los centros educativos y la prestación de asistencia técnica para ello; la formación específica sobre este tipo de producción a las personas encargadas de los servicios de cocina y comedor, y la coordinación con los productores y las empresas de catering para facilitar el suministro de alimentos ecológicos de calidad a cada uno de los centros participantes.

Por otra parte, se elaborará material didáctico y divulgativo para promover la educación alimentaria y medioambiental e informar a los centros donde se desarrollará el programa. Una comisión de seguimiento, integrada por representantes de las consejerías implicadas, se encargará de elaborar y aprobar las directrices de funcionamiento, organizar las actuaciones y evaluar los resultados. Su trabajo será apoyado por una comisión técnica compuesta por personal especializado de la Administración autonómica.

Un sector agrícola en expansión

Foto: ACNURAdemás de estimular el conocimiento y demanda ciudadana de los productos ecológicos, el programa plantea también fortalecer la oferta y consolidar un mercado andaluz más desarrollado, accesible y estable.

Andalucía concentra actualmente más de la mitad de la superficie española de producción agraria ecológica y es la comunidad autónoma que ha experimentado un mayor desarrollo en los últimos cinco años, con un crecimiento del 69% hasta alcanzar las 990.000 hectáreas. Por su parte, el número de operadores ha pasado de 7.585 a 9.750 en el mismo periodo, lo que supone un incremento del 29%.

Entre las actividades de este sector destaca la ganadera, con aumentos del 113% en el número de explotaciones desde 2007 (de 1.732 a 3.700; el 57% del total nacional) y del 88% en el número de animales (de 300.000 a 562.000 cabezas de ganado). Dentro de la producción agrícola andaluza, los principales cultivos ecológicos son los de olivar, cereales y leguminosas, frutos secos, cítricos y miel.

Además, la comunidad autónoma es pionera en acuicultura ecológica con la producción de esturiones y truchas en Granada y de lubina y dorada en Almería.

Más información aquí.

 


El consumo de carne aumentará en un 75% para 2050
EL RETO ECOLÓGICO DE LA GANADERÍA EN ESTE SIGLO SERÁ PRODUCIR MÁS PROTEÍNA SIN DAÑAR EL MEDIO AMBIENTE

 

Foto: ACNUR Naciones Unidas, 19/12/2011, (Ecoestrategia).- Para el año 2050 una población mundial más numerosa consumirá dos terceras partes más de proteínas animales que hoy, con más presión sobre los recursos naturales del planeta, indicó un reciente informe de la Organización de Naciones Unidas para Agricultura y la Alimentación (FAO).

El crecimiento demográfico y el aumento de los ingresos están atizando una tendencia actual hacia un consumo mayor per cápita de proteína animal en los países en desarrollo, expone el informe World Livestock 2011: Livestock in food security (Ganadería mundial 2011: el ganado en la seguridad alimentaria). Se prevé un aumento del consumo de carne de casi el 73% para el año 2050; el consumo de productos lácteos crecerá un 58% respecto a los niveles actuales.

Gran parte de la futura demanda de la producción pecuaria -especialmente en las ciudades en acelerada expansión de todo el mundo, donde se está produciendo la mayor parte del crecimiento demográfico- se satisfacerá a través de operaciones en gran escala de cría intensiva de animales, puntualiza el informe. Y añade que, en las condiciones actuales, no hay alternativas técnicas ni económicas viables a la producción intensiva para satisfacer la demanda de productos pecuarios de las ciudades en crecimiento.

Estos sistemas son motivo de preocupación debido a sus repercusiones ambientales, como la contaminación de las aguas subterráneas y las emisiones de gases de efecto invernadero, así como por su potencial patológico, advierte el informe, y añade que es urgente reducir los efectos ambientales de la producción intensiva.

La FAO señala que, a partir de los conocimientos y la tecnología de hoy, eso podría lograrse por tres vías: reducir el nivel de contaminación generado a partir de los residuos y gases de efecto invernadero; reducir los insumos de agua y cereales necesario para la producción de proteínas animales; y reciclar los productos agroindustriales secundarios a través de las poblaciones pecuarias.

Satisfacer la demanda aumentando la eficacia

Foto: ACNUREl aumento de la producción pecuaria en los últimos 40 años se debió principalmente a un aumento del número global de animales en cría. Pero, añade el estudio Ganadería mundial 2011, es difícil imaginar cómo se podría satisfacer la demanda prevista duplicando la cría de aves de corral, aumentando un 80% la de pequeños rumiantes, un 50% la de bovinos y un 40% la de porcinos, con la misma cantidad de recursos naturales que se utilizan hoy.

Más bien, el aumento de la producción tendrá producirse logrando que los sistemas pecuarios convirtieran con más eficiencia los recursos naturales en alimentos y produjeran menos residuos. Para esto, se hace necesario invertir capital, dar apoyo normativo y un marco de reglamentación.

Desde 1967, la producción mundial de aves de corral ha aumentado un 700%. También otros productos presentan un gran incremento, como los huevos (350%), la carne de cerdo (290%), la carne ovina y caprina (200%), la de vacuno y de búfalo (180%) y la leche (180%).

Los productos pecuarios hoy aportan el 12,9% de las calorías que se consumen en todo el mundo - un 20,3% en los países desarrollados. Su contribución al consumo de proteínas se estima en 27,9% en todo el mundo y 47,8% en los países desarrollados.

Sin embargo las tendencias mundiales no son uniformes. En muchos lugares no ha aumentado la producción y el consumo de proteína animal no ha crecido entre las comunidades pobres y vulnerables, señala la FAO. La producción se ha incrementado rápidamente en Asia oriental y sudoriental, así como en América Latina y el Caribe, pero en el África subsahariana el crecimiento ha sido lento.

Un consumo hasta de pequeñas cantidades de alimentos de origen animal puede mejorar el estado nutricional de las familias de bajos ingresos. La carne, la leche y los huevos proporcionan proteínas con una gran variedad de aminoácidos y micronutrientes como el hierro, el zinc, la vitamina A, la vitamina B12 y el calcio, nutrientes de los que muchas personas malnutridas tienen carencia.

Para las comunidades de pastores que dependen del ganado, como las del oriente de África -indica el informe-, las prioridades deben ser aumentar la contribución del sector a la seguridad alimentaria mediante el restablecimiento de los pastizales degradados y administrarlos mejor; fortalecer los servicios de sanidad animal, y esforzarse más en ayudar a los productores pecuarios a hacer llegar sus animales y sus productos al mercado.

El informe completo puede leerse en:
http://www.fao.org/docrep/014/i2373e/i2373e00.htm

 


Los cultivos tradicionales son claves frente al calentamiento global
LA ONU FINANCIARÁ LA ADAPTACIÓN DE LOS CAMPESINOS AL CAMBIO CLIMÁTICO

 

Foto: ACNUR Naciones Unidas, 22/11/2011, (Ecoestrategia).- Los cultivos alimentarios tradicionales y otras variedades vegetales de todo el mundo necesitan protección urgente frente al cambio climático y demás presiones medioambientales, según subrayó la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO), en el marco de la conmemoración del décimo aniversario del Tratado Internacional para proteger y compartir los recursos fitogenéticos.

El director general de la FAO, Jacques Diouf, pidió a los países que desarrollen políticas específicas para conservar y potenciar el uso de las variedades vegetales para las generaciones venideras. Diouf alabó la inyección de cuatro millones y medio de euros disponibles a través del tratado para ayudar a los campesinos dedicados a los cultivos tradicionales a adaptarse al cambio climático.

“La conservación y uso sostenible de los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura son claves para garantizar que el mundo produce alimentos suficientes para alimentar su creciente población en el futuro”, señaló Diouf.

Diouf afirmó que el patrimonio genético mundial de más de 1,5 millones de muestras de material fitogenético, gestionado de forma colectiva y multilateral por los países firmantes del Tratado Internacional sobre los Recursos Genéticos para la Alimentación y la Agricultura “constituye la base para más del 80 por ciento de los alimentos del planeta de origen vegetal y posiblemente nuestra herramienta más importante para la adaptación de la agricultura al cambio climático en los años venideros”.

El fondo de distribución de beneficios del Tratado se utiliza para apoyar a los agricultores y mejoradores genéticos en 21 países en desarrollo para adaptar los cultivos clave a las nuevas condiciones creadas por el cambio climático, las inundaciones, las sequías, las plagas y enfermedades de las plantas y otros factores.

“Los efectos del cambio climático en la agricultura no respetan las fronteras nacionales, sino que abarcan zonas agroecológicas completas”, comentó Shakeel Bhatti, actual secretario del Tratado Internacional. “Por esta razón, esta carpeta de proyectos está adquiriendo un enfoque pionero en generar una base mundial de conocimientos. Algunos de estos proyectos nos ayudarán a establecer prioridades claras y planes de acción transfronterizos para actuaciones futuras”, añadió.

El “parque de la papa” en Perú

Foto: ACNURUno de estos proyectos se centra en un santuario de la papa en Perú, en donde los miembros de la comunidad combinan los conocimientos tradicionales con los esfuerzos para conservar las variedades nativas, mejorar la producción agrícola y garantizar la seguridad alimentaria.

“Cuando era niña, se cultivaban las papas nativas en las tierras más bajas. Hoy esas zonas son mucho más cálidas que antes y ya no es posible cultivar papas. Por lo tanto nos vemos obligados a plantarlas en zonas más elevadas en las montañas”, explicó Francisca Pacco, una de las guardianas del "Parque de la papa".

En el curso de una reciente sesión de intercambio de conocimientos con un grupo de visitantes de Etiopía, Francisca y otras personas que viven en el Parque enseñaron como utilizan los conocimientos locales sobre las pautas del viento, plantas nativas y otros factores para decidir el emplazamiento y el momento para el cultivo de papas locales.

Con apoyo del Fondo para la distribución de beneficios, los campesinos del parque han incrementado igualmente las actividades generadoras de ingresos.

Reconocer el trabajo de los campesinos

Foto: ACNUR“Los campesinos son los actores clave en la conservación y uso sostenible de los cultivos alimentarios y luchan frente a todos los cambios que están sucediendo. Si trabajamos duro con una sólida base científica y la integración de los agricultores, veremos los resultados en un par de años, cuando los proyectos hayan terminado”, aseguró Zoila Fundora, una experta basada en Cuba del grupo que evaluó los nuevos proyectos aprobados.

“El fondo ayuda a los campesinos, de forma muy practica, a adaptarse al cambio climático y contribuye a la seguridad alimentaria al reconocer que una parte de la solución se encuentra en la enorme diversidad de cultivos”, indicó David Cunningham, experto australiano integrante del grupo.

Para alimentar a una población que se espera alcance 9.000 millones de personas en 2050, será necesario incrementar la producción agrícola en un 70%. En algunos países en desarrollo el aumento deberá ser del 100%.

Las inversiones a gran escala en la agricultura pueden ayudar a promover el desarrollo de las zonas rurales del mundo en desarrollo, pero no está exentas de riesgos. Los gobiernos tienen que garantizar que las inversiones benefician a las comunidades y al desarrollo rural, y prestar mucha más atención a los miles de millones de pequeños campesinos que producen la mayor parte de nuestros alimentos.

La conclusión es que el crecimiento económico que origina la agricultura, en particular a pequeña escala, es doblemente eficaz para ayudar a los pobres que el crecimiento procedente de otros sectores.

Más información en: http://www.planttreaty.org/es

 


Apuesta innovadora por el medio rural
VINOS ECOLÓGICOS CON TAPONES DE CORCHO CERTIFICADOS

 

Foto: ACNUR Madrid, 29/6/2011, (Ecoestrategia).- El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) presentó recientemente en el Mercado de San Miguel (Madrid) su proyecto “Un brindis por la tierra”. Esta iniciativa demuestra que la buena gestión de los viñedos y los alcornocales da como fruto un producto con un valor añadido en el mercado, vino ecológico tapado con corcho certificado por el Consejo Forestal Mundial (FSC).

El evento, en el que partició Jesús Casas, director General de Desarrollo Sostenible del Medio Rural del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM), ha tenido como broche final una cata de los caldos que forman parte de este proyecto de referencia en el sector.

En la actualidad, ya hay 4 bodegas, 20 viticultores, 15 propietarios de alcornocales y 3 industrias de tapones de corcho formando parte de esta iniciativa de WWF, que convierte la gestión sostenible del territorio en un nuevo motor para la economía y el desarrollo rural.

El proyecto, que cuenta con la financiación del MARM, se está desarrollando en Andalucía, Cataluña, Extremadura, Comunidad Valenciana, Islas Canarias y Castilla-La Mancha. No obstante, pretende servir de referente a empresas de todo el país y contribuir a la integración de estas buenas prácticas en el mercado.

Por esa razón, la organización trabaja de forma coordinada con estos sectores para darle un valor añadido a sus productos, consiguiendo caldos elaborados con uva ecológica y tapados con corcho FSC. De un lado, la producción ecológica garantiza al consumidor que no se han usado químicos en la obtención de la uva y, de otro, el sello FSC asegura que la gestión de los alcornocales se ha realizado de manera responsable.

España ocupa el primer puesto del mundo en superficie de viñedos, con más de un millón de hectáreas, de las que apenas 55.000 son de producción ecológica. El número de bodegas y embotelladoras de vino y cava ecológico apenas supera el medio millar.

Por otra parte, la certificación de alcornocales por el sello FSC necesita también un impulso, ya que España, segundo productor mundial de corcho, cuenta actualmente con 30.469 has de alcornocales certificados FSC, de un total de medio millón de hectáreas.

Resultados sobre el terreno

Foto: ACNUREn este escenario, WWF demuestra con su proyecto que las buenas prácticas agrícolas y forestales resultan rentables en el mercado. De hecho, Un brindis por la tierra ya está dando sus frutos y generando nuevas sinergias sobre el terreno. En la actualidad, se están fraguando dos nuevos procesos de certificación FSC de alcornocales en Extremadura y Cataluña, implicando casi 13.000 has.

Paralelamente, las grandes empresas productoras de tapones, como Amorim, Cork Supply, Granorte o Vigas, están apostando por el corcho FSC. No en vano, a día de hoy un tercio del corcho que se comercializa en el mundo está sujeto a políticas de compra que dan prioridad a este sello. De igual forma, algunos grandes distribuidores de vinos, entre los que destacan Sainsbury o The Cooperative, ya quieren distinguir sus caldos por estar tapados con corcho FSC.

En el ámbito de la agricultura, se han puesto en marcha buenas prácticas en más de 20 fincas para recuperar la vegetación de las lindes, preservar el suelo de la erosión o favorecer el control de plagas con predadores naturales, como aves o murciélagos. Asimismo, más de 150 agricultores han participado ya en actividades de formación sobre viticultura ecológica.

Según Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España, “el mercado tiene un papel crucial a la hora de impulsar el éxito de este tipo de iniciativas, que pretenden garantizarle al medio rural un futuro viable. De ahí que WWF haga un llamamiento a los sectores de distribución para que pongan en marcha políticas de compra responsable dando prioridad a estos productos”.

Del Olmo señaló, además, el importante papel de los consumidores: “quienes apostando por este tipo de productos pueden contribuir de manera decisiva al desarrollo sostenible del medio rural”.

Más información sobre el Proyecto Vino Ecológico y Corcho FSC en: http://tinyurl.com/66lhec2

 


Es la primera enfermedad animal eliminada por la humanidad
LA PESTE BOVINA SE DECLARA OFICIALMENTE ERRADICADA DEL PLANETA

Ocasionó la muerte de centenares de millones de cabezas de ganado en Europa, Asia y África.

Foto: ACNUR Naciones Unidas, 27/5/2011, (Ecoestrategia).- Los delegados nacionales de los Miembros de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), reunidos recientemente en París (Francia) declararon que la peste bovina, una de las enfermedades más mortíferas de los bovinos y varias otras especies animales, ha sido erradicada de la superficie del planeta.

“Hoy asistimos a un evento histórico, ya que la peste bovina es la primera enfermedad animal erradicada por la humanidad” declaró el Bernard Vallat, Director General de la OIE.

En su Sesión General anual, realizada en la capital francesa, los representantes nacionales de los Miembros de la OIE adoptaron por unanimidad la Resolución 18/2011 que, tras el control exhaustivo por la OIE con la colaboración de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), ha reconocido oficialmente libres de peste bovina a los 198 países y territorios del mundo con animales sensibles.

La “Vía de la OIE contra la peste bovina” establecida inicialmente en tres etapas para el reconocimiento oficial por la Organización de los países libres de la enfermedad se inició en 1989, y a partir de 1994, se hizo en paralelo con en el Programa Mundial de Erradicación de la Peste Bovina (PMEPB) coordinado por la FAO en colaboración con la OIE y el Organismo Internacional de Energía Atómica de las Naciones Unidas (AIEA).

En febrero de 2011, los expertos de la OIE encargados de recomendar el reconocimiento del estatus sanitario en el marco del procedimiento para la peste bovina validaron el reconocimiento de la situación libre de los últimos ocho países.

Con el considerable apoyo de parte de donantes como la Unión Europea a los países que reunían los requisitos, estos mecanismos de cooperación y coordinación internacionales han cumplido una función esencial en la promoción de la erradicación mundial de la enfermedad, en particular en los países más pobres.

En el próximo mes de junio, los 192 países miembros de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) adoptarán igualmente, en la Conferencia de este organismo que se celebrará en Roma (Italia), una Resolución a través de la cual se reconocerá este destacado logro mundial y la fructuosa colaboración entre muchos gobiernos, organizaciones regionales e internacionales, la profesión veterinaria y la comunidad científica.

Causa de devastación económica

Foto: ACNUREl término peste bovina significa plaga bovina y refleja directamente la devastación que causa la enfermedad entre las poblaciones de animales domésticos y salvajes, sobre los medios de subsistencia de la gente y, en consecuencia, sobre la economía local o nacional entera.

La peste bovina, también conocida como plaga del ganado, es una enfermedad vírica contagiosa que afecta a diversos animales biungulados salvajes y domésticos, principalmente bóvidos y bufálidos. La enfermedad es causada por un virus de la familia Paramyxoviridae, género Morbillivirus.

Algunas especies de animales biungulados salvajes y domésticos, incluidos los ovinos y caprinos, pueden presentar síntomas más leves de la enfermedad una vez infectados, pero la tasa de mortalidad puede alcanzar hasta el 100 % en los rebaños de bóvidos o bufálidos altamente sensibles.

La peste bovina era conocida antes de la era romana. La enfermedad ocasionó la muerte de centenares de millones de bovinos en Europa, Asia y África.

Un brote de peste bovina en Bélgica en 1920 impulsó la cooperación internacional para el control de las enfermedades animales y fue uno de los factores conducentes al establecimiento de la OIE en 1924.
El anuncio de la erradicación coincide con el 250 aniversario de la creación de la profesión veterinaria en Lyon, Francia, y esta victoria marca un hito histórico para la profesión.

“Se trata de un importante avance, no solo de la ciencia, sino de las políticas de cooperación entre las organizaciones internacionales y con el conjunto de la comunidad internacional. Ante todo, es un éxito de los servicios veterinarios y de toda la profesión veterinaria, ya que la escasez de recursos a disposición de los servicios veterinarios en varios países infectados constituía un importante obstáculo al control progresivo de la peste bovina”, aseguró Bernard Vallat.

“Con la erradicación de la enfermedad en los animales vivos, la producción ganadera en el mundo se ha vuelto más segura así como la subsistencia de millones de ganaderos”, concluyó Ann Tutwiler, la Directora General Adjunta de la FAO para el conocimiento.

Más información en:
http://www.fao.org/ag/againfo/programmes/en/grep/home.html

 


En la Comisión de Medio Ambiente
EL PARLAMENTO EUROPEO DECIDE DAR MÁS PODER A LOS ESTADOS MIEMBROS SOBRE LOS PRODUCTOS GENÉTICAMENTE MODIFICADOS

Foto: ACNUR Bruselas, 18/4/2011, (Ecoestrategia).- La comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo aprobó recientemente una propuesta que considera que la decisión de prohibir o limitar el cultivo de “organismos modificados genéticamente (OMG)” por los Estados miembros se tiene que regular, limitándose sólo al plano medioambiental o agrícola, sin entrar en cuestiones sanitarias.

Los Estados miembros deberían disponer “de una base legal” para prohibir o limitar el cultivo de organismos modificados genéticamente (OMG), según apuntó la propuesta redactada por la eurodiputada liberal francesa Corinne Lepage.

La decisión de prohibir o limitar el cultivo de productos modificados genéticamente por parte de los Estados miembros sólo se limitará al plano medioambiental o agrícola (resistencia a los pesticidas, las plagas que puedan sufrir las cosechas o la amenaza a la biodiversidad). Lepage recalcó durante el debate del texto en la comisión parlamentaria que “el informe concede una gran libertad a los Estados miembros y ha conseguido aunar los deseos y preocupaciones de diferentes partidos”, aunque advirtió que “somos conscientes de que también debería llevarse a cabo una evaluación a escala comunitaria”.

Los europarlamentarios creen que esta nueva propuesta otorgará a los Veintisiete mayores garantías jurídicas frente a eventuales decisiones de la Organización Mundial del Comercio tome sobre este tipo de productos.

En cualquier caso, no se alterará el procedimiento de autorización sobre OMG establecido por la Comisión Europea, y que se apoya en un estudio de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria. Será un complemento más para evaluar las posibles consecuencias sanitarias y medioambientales de estos productos.

La propuesta salió adelante con 34 votos a favor, 10 en contra y 16 abstenciones. “El Parlamento ha mandado un mensaje bastante claro al Consejo y a la Comisión con esta votación: el sistema de autorización de la Unión Europea debe mantenerse”, advirtió Corinne Lepage.

La ponente reconoció al mismo tiempo que “es necesario que los Estados miembros puedan prohibir o limitar los cultivos modificados genéticamente cuando así lo justifique su impacto agrícola, medioambiental o socioeconómico”.

Los ciudadanos desconfían

Foto: ACNURActualmente los organismos modificados genéticamente autorizados en la Unión Europea son la patata, soja, remolacha azucarera, algodón, maíz, proteínas bacteriológicas, cepas de levadura y colza. Sin embargo, según el Eurobarómetro, el 61% de los europeos no confía en los alimentos genéticamente modificados y el 53 % opina que podrían ser perjudiciales.

Por ello, el informe, que será votado por el pleno de la Eurocámara en junio, abordará más asuntos. Entre ellos, las enmiendas sobre el etiquetado de alimentos, sobre todo en lo concerniente a las grasas transgénicas, y las nuevas reglas sobre calidad de los alimentos presentadas por la comisión parlamentaria de Agricultura y Desarrollo Rural.

También se debatirá sobre la obligación del etiquetado de origen en los productos agrícolas, lo que facilitaría su promoción en el mercado alimenticio, ya que el 93% de la soja y el 86% del maíz que se cultivan en Estados Unidos están genéticamente modificados.

Según la eurodiputada Corinne Lepage el nuevo reglamento permitirá a los países que quieran, y por tanto a las poblaciones que se lo exijan a sus gobiernos, no seguir plantando OMG de forma regular, mientras que hoy en día los países que se resisten (sobre todo en Austria y Hungría) son países que no están en plena conformidad con el derecho comunitario.

“La gente quiere decidir si come productos genéticamente modificados. Para que puedan no consumirlos, hace falta que haya zonas en las que no existan cultivos OMG. Esta modificación lo hará jurídicamente posible”, opinó Lepage. “Es, por tanto, un pequeño paso hacia todos nuestros conciudadanos europeos que no quieren ver cómo se plantan OMG en su país”, concluyó.

Tras el fracaso del procedimiento de codecisión sobre nuevos alimentos, el Parlamento Europeo realizará una declaración al respecto durante la plenaria de mayo. Mientras que la Eurocámara pretendía prohibir la producción de alimentos procedentes tanto de animales clonados como de sus descendientes, el Consejo sólo se oponía a la venta de productos de “la primera generación” clonada, pero no de sus descendientes.

Más información aquí.

 


Según un nuevo informe de la ONU
LA AGROECOLOGÍA PUEDE DUPLICAR LA PRODUCCIÓN ALIMENTARIA EN 10 AÑOS

Foto: ACNUR Naciones Unidas, 14/3/2011, (Ecoestrategia).- Los campesinos podrían duplicar la producción alimentaria en los próximos 10 años en regiones críticas mediante el uso de métodos ecológicos, según demuestra el último informe presentado por el Relator Especial de la Organización de Naciones Unidas (ONU) sobre el derecho a la alimentación.

Dicho informe, basado en una exhaustiva revisión de la literatura científica más reciente, aboga por una transición fundamental hacia la agroecología como medio para incrementar la producción alimentaria y mejorar la situación de los más pobres.

“Para poder alimentar a nueve mil millones de personas en 2050 necesitamos urgentemente adoptar las técnicas agrícolas más eficientes conocidas hasta el momento. Los estudios científicos más recientes demuestran en este sentido que, allí donde reina el hambre, especialmente en las zonas más desfavorecidas, los métodos agroecológicos son mucho más eficaces a la hora de estimular la producción alimentaria que los fertilizantes químicos”, afirmó Olivier De Schutter, relator Especial de la ONU sobre el derecho a la alimentación y autor del informe.

La agroecología consiste en aplicar la ecología al diseño de los sistemas agrícolas, de modo que se pueda poner así fin a las crisis alimentarias, se afronten los retos que presentan el hambre y el cambio climático, se mejore la productividad de la tierra y se protejan las cosechas contra las pestes gracias a un análisis del entorno natural y al estudio de árboles, plantas, animales e insectos beneficiosos.

“Hasta la fecha, los proyectos agroecológicos han mostrado un rendimiento medio de las cosechas del 80% en 57 países en desarrollo, lo que significa un aumento del 116% de media en todos los proyectos desarrollados en África” explicó De Schutter. “Los proyectos más recientes llevados a cabo en 20 países africanos han demostrado que puede duplicarse el rendimiento de las cosechas en un período de 3 a 10 años.”

“La agricultura convencional acelera el cambio climático, no es resiliente a los choques climáticos y exige insumos que resultan caros. Simplemente ya no resulta la mejor opción en el contexto actual”, advirtió De Schutter.

Conocimiento en vez de pesticidas

Foto: ACNUR“Un amplio sector de la comunidad científica reconoce ahora los efectos positivos de la agroecología en la producción alimentaria, en la reducción de la pobreza y en la mitigación del cambio climático, y esto es precisamente lo que se necesita en un mundo como el nuestro donde los recursos son limitados”, indicó el autor del informe.

Incluso Malawi, un país que puso en marcha hace unos años una extensa campaña de subvenciones de fertilizantes químicos, se ha pasado también a la agroecología. Esta nueva iniciativa beneficia ahora a más de 1,3 millones de personas en la más extrema pobreza y el rendimiento de las cosechas de maíz ha aumentado ya de 1 tonelada por hectárea (t/ha) a 3 t/ha.

El informe también destaca que los proyectos en Indonesia, Vietnam y Bangladesh han registrado una reducción de hasta el 92% en el uso de insecticidas sobre el arroz, lo que supone un ahorro considerable para los campesinos más pobres.

“El conocimiento ha sustituido a los pesticidas y fertilizantes. El éxito está asegurado y se pueden encontrar innumerables historias similares en otros países de África, Asia y América Latina”, añadió De Schutter.

“Este método también está ganando terreno en países desarrollados como Estados Unidos, Alemania o Francia”, comentó el Relator, “sin embargo, la agroecología no cuenta con el suficiente apoyo público, a pesar del impresionante potencial que representa en la realización plena del derecho a la alimentación, y por consecuencia, muy pocas veces supera el mero estadio experimental”.

El Relator Especial sobre el derecho a la alimentación exhortó a los Estados a que apoyen a las organizaciones campesinas, las cuales han demostrado una gran habilidad a la hora de difundir las mejores prácticas agroecológicas entre sus miembros.

Objetivo número uno de Desarrollo del Milenio

Foto: ACNURSegún el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, el Relator Especial sobre el Derecho a la Alimentación debe promover la plena realización del derecho a la alimentación y la adopción de medidas a nivel nacional, regional e internacional para la realización del derecho de toda persona a una alimentación apropiada y el derecho fundamental de toda persona a no padecer hambre, a fin de que pueda desarrollar y mantener plenamente su capacidad física y mental.


Asimismo, debe incorporar una perspectiva de género y teniendo en cuenta el factor edad en el cumplimiento del mandato, teniendo en cuenta que las mujeres y los niños se ven desproporcionadamente afectados por el hambre, la inseguridad alimentaria y la pobreza;

Por otra parte, debe presentar propuestas que puedan contribuir a la realización del objetivo de desarrollo del Milenio Número 1, que consiste en reducir a la mitad y para el año 2015 el número de personas que padecen hambre, así como en la realización del derecho a la alimentación, en particular teniendo en cuenta el papel de la asistencia y la cooperación internacional en la consolidación de las medidas nacionales para aplicar políticas de seguridad alimentaria que sean sostenibles.

Desde 2008 Olivier De Schutter ocupa el cargo de Relator Especial de las Naciones Unidas sobre el derecho a la alimentación. Antiguo profesor en la Universidad Católica de Lovaina del Colegio de Europa (Natolin). También es miembro de la Global Law School perteneciente a la Universidad de Nueva York y profesor invitado en la Universidad de Columbia.

Entre 2002 y 2006 De Schutter presidió la Red UE de expertos independientes en materia de derechos fundamentales, un grupo de expertos de alto nivel encargados de asesorar a las instituciones de la Unión Europea sobres temas relacionados con los derechos fundamentales. También ha desempeñado varias misiones como experto para la Unión Europea y el Consejo de Europa.

El informe puede leerse en:
http://www.srfood.org/images/stories/pdf/officialrepor

 


Beneficiaria directamente a los campesinos pobres
LA FAO ASEGURA QUE ES POSIBLE PRODUCIR AL MISMO TIEMPO ALIMENTOS Y BIOCOMBUSTIBLE

Foto: ACNUR Naciones Unidas, 22/2/2011, (Ecoestrategia).- Producir al mismo tiempo alimentos y energía puede ser una de las mejores fórmulas para impulsar la seguridad alimentaria y energética de los países, reduciendo de forma simultánea la pobreza, según un nuevo estudio publicado por la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

El estudio titulado Making Integrated Food-Energy Systems Work for People and Climate - An Overview (Hacer que los sistemas integrados de alimentos y energía trabajen a favor de la gente y el clima. Una visión general), se vale de ejemplos específicos en África, Asia y Latinoamérica, así como en algunos países desarrollados, para mostrar como superar las limitaciones e integrar de forma exitosa la producción de cultivos alimentarios y de los destinados a la producción de biocombustible.

“Los sistemas agrícolas que combinan cultivos alimentarios y energéticos (IFES) presentan numerosos beneficios para las comunidades rurales pobres”, aseguró Alexander Müller, Director General Adjunto de la FAO para Recursos Naturales.

“Por ejemplo, los campesinos pobres pueden utilizar los sobrantes de los cultivos de arroz para producir bioenergía, o en un sistema agroforestal, aprovechar para cocinar los desechos de árboles de los que obtienen frutas, cocos o café”, añadió Müller.

El experto de la FAO señaló que otros ejemplos de sistemas integrados utilizan los subproductos de la ganadería para la producción de biogás.

“Con estos sistemas integrados los agricultores pueden ahorrar dinero, ya que no tienen que comprar costosos combustibles fósiles, ni fertilizantes químicos si utilizan el estiércol líquido procedente de la producción de biogás. Pueden así utilizar el dinero ahorrado para comprar los insumos necesarios para incrementar la productividad agrícola, como semillas adaptadas a las cambiantes condiciones climáticas: un factor importante debido a que un incremento significativo de la producción de alimentos en las próximas décadas tendrá que realizarse en condiciones de cambio climático. Todo ello incrementa su capacidad de resistencia, y por tanto su capacidad de adaptarse a esos cambios”, explicó Müller.

Beneficios para el la agricultura y el clima

Foto: ACNURLos sistemas IFES benefician también a las mujeres, ya que pueden eliminar la necesidad de abandonar sus cultivos para ir a buscar leña. Las mujeres en los países en desarrollo pueden además reducir los riesgos para su salud al disminuir el uso de combustibles de madera y aparatos para cocinar tradicionales. Cada año, 1,9 millones de personas en el mundo mueren como consecuencia del humo de los fogones para cocinar.

Integrar la producción de alimentos y energía puede ser también un enfoque eficaz para mitigar el cambio climático, en especial las emisiones derivadas de los cambios del uso del suelo. Combinando esta producción, los IFES reducen la posibilidad de que la tierra pase de producir alimentos a energía, ya que requieren menos superficie para producir ambas.

De forma adicional, implementar IFES a menudo conduce a un aumento de la productividad de la tierra y del agua, reduciendo así las emisiones de gases de efecto invernadero e incrementando la seguridad alimentaria.

En la República Democrática del Congo, se está implementando actualmente un IFES agroforestal a gran escala. La plantación de Mampu, con 100.000 hectáreas y situada 140 kilómetros al este de la capital, Kinsasha, combina los cultivos alimentarios y los bosques de acacia, permitiendo a los agricultores obtener mandioca de elevado rendimiento y otros cultivos, al tiempo que convierten la madera en carbón vegetal.

La producción total de carbón vegetal de la plantación es actualmente de entre 8.000 y 12.000 toneladas anuales, mientras que los campesinos producen 10 000 toneladas de mandioca, 1.200 toneladas de maíz y seis toneladas anuales de miel. Cada agricultor, utilizando 1,5 hectáreas de tierra, genera ingresos cercanos a los 6.600 euros anuales (550 euros mensuales). En comparación, un taxista en Kinshasa gana entre 70 y 140 euros mensuales.

Mitigar el calentamiento global con la agricultura

Foto: ACNURPor otra parte, la FAO anunció que Los gobiernos de Noruega y Alemania se han comprometido a donar un total de 3 millones 662 mil euros en apoyo de un programa de la FAO para mejorar la información a nivel mundial sobre las emisiones de gases de efecto invernadero de la agricultura y evaluar de forma más precisa el potencial del sector agrícola para mitigar el calentamiento global.

La mejor información obtenida a través el Proyecto para la mitigación del cambio climático en la agricultura (MICCA, por sus siglas en inglés) estará disponible a través de una base mundial de datos en Internet que no sólo incluya las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de la agricultura, sino que también identifique las mejores oportunidades para mitigar el calentamiento global a través de prácticas agrícolas mejoradas.

“Las diferencias de datos en las evaluaciones existentes, así como las lagunas de información, suponen un verdadero problema a la hora de aprovechar el máximo el importante potencial del sector agrícola para secuestrar el carbono de la atmósfera”, indicó Marja-Liisa Tapio-Bistrom, coordinadora del programa MICCA de la FAO.

Contar con acceso a una mejor información dará a los gobiernos, responsables de la planificación del desarrollo, agricultores y agronegocios una herramienta que pueden utilizar para acceder a la financiación internacional para los proyectos de mitigación y diseñar y ejecutar políticas, programas y prácticas destinadas a reducir las emisiones de GEI de la agricultura e incrementar la cantidad de carbono secuestrado en las explotaciones agrícolas.

Las prácticas agrícolas “inteligentes con el clima” pueden incrementar la productividad y mejorar la capacidad de resistencia frente a la meteorología y pautas climáticas cambiantes, al tiempo que se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero.

Para más información, visitar los websites:

http://www.fao.org/bioenergy/67564/es/ http://www.fao.org/climatechange/micca/es/

 


Ha registrado más de 800.000 hectáreas de producción biológica
LA ASOCIACIÓN COMITÉ ANDALUZ DE AGRICULTURA ECOLÓGICA CUMPLE 20 AÑOS DE EXISTENCIA

Foto: ACNUR Sevilla, 7/2/2011, (Ecoestrategia).- La Asociación Comité Andaluz de Agricultura Ecológica (CAAE) cumple en 2011 su 20 aniversario, liderando el sector ecológico español y europeo. En el pasado año 2010, el Servicio de Certificación CAAE, filial de la Asociación, registró más de 38.800 nuevas hectáreas de producción ecológica y 666 nuevos operadores.

Hoy en día la Asociación CAAE cuenta con una masa social de 11.106 socios y realiza una importante labor en materia de promoción de la producción biológica con el objetivo de potenciar y promover el sector industrial y empresarial de base ecológica.

A pesar de la crisis, se han alcanzado las 829.840 hectáreas certificadas: 742.029 hectáreas en Andalucía y 87.809,91 hectáreas en Castilla-La Mancha, consolidado de esta manera a CAAE como entidad líder del sector ecológico europeo.

Durante 2010, la Asociación CAAE realizó un total de 382 actividades, asistió a múltiples ferias agroalimentarias y eventos en los ámbitos más diversos. Además, entre sus líneas de actuación se encuentran el desarrollo de programas formativos para profesionales y actividades de divulgación, entre las que destacan los Campamentos Ecológicos y la Semana Ecológica.

Igualmente, esta organización desarrolla proyectos de dinamización del sector como mesas sectoriales sobre ganadería, cítricos e insumos; potencia la profesionalización y el desarrollo de la industria agroecológica; promueve seminarios, jornadas y encuentros profesionales centrados en el desarrollo empresarial y la comercialización de las producciones ecológicas tanto para incrementar el consumo interno como para exportar a otros mercados.

Asimismo, la Asociación CAAE desarrolla actividades centradas en la conservación medioambiental y la protección de la biodiversidad a través de las producciones agroganaderas ecológicas.

Continuo crecimiento

Foto: ACNUREn cuanto al número de operadores, en 2010 la Asociación CAAE ha seguido creciendo con 666 nuevas incorporaciones, lo que hace un total de 8.645 operadores inscritos, un 8,34% más que en 2009, de los cuales 7.931 son productores y 714 elaboradores. En Castilla-La Mancha el incremento de inscripciones ha sido más significativo, con un total de 1.805 operadores, frente a los 1.720 registrados en 2009.

Destaca en la comunidad manchega el incremento de elaboradores, que casi se ha duplicado, pasando de 34 elaboradores en 2009 a 60 en 2010. Por provincias, Albacete es la provincia con más operadores certificados, con 702 inscritos y un total de 27.593,35 ha registradas. No obstante, Ciudad Real lidera las estadísticas regionales en lo referente a superficie con 35.891,83 ha registradas y ocupa el segundo puesto en número de operadores con 540.

En la Comunidad andaluza, el registro total de operadores inscritos en el Servicio de Certificación CAAE ha ascendido a 6.840. Córdoba se sitúa un año más en primer lugar en número de operadores certificados con 1.373, de los cuales 1.263 son productores y 110 son elaboradores. Granada se encuentra este año al frente de la industria ecológica con 115 elaboradores y como segunda provincia en número de operadores con un total de 1.118 (de los cuales 1.003 son productores). En superficie certificada, son Huelva y Jaén las provincias más significativas, con 181.477 ha y 163.482 ha respectivamente.

En cuanto a la producción vegetal certificada por CAAE, los cultivos más importantes en cuanto a superficie son, en el caso de la producción vegetal, los cereales, con 81.542,09 hectáreas (que incluyen la superficie dedicada a cereales, leguminosas, abono verde y cultivos industriales), seguidos por el olivar con un total de 48.748,6 hectáreas, frutos secos (con 29.208 hectáreas) y vid (con 10.868 hectáreas).

De gran importancia económica aunque menos relevantes en cuanto a superficie son las hortalizas (2.404,72 hectáreas), cítricos (2.397,25 hectáreas), frutales (499,16 hectáreas) y tubérculos (172,22 hectáreas). Hay que destacar la superficie dedicada a la ganadería ecológica (pastos praderas y forrajes) que ocupa 460.907 hectáreas en Andalucía y Castilla-La Mancha y los bosques y recolección silvestre que suponen más de 167.000 hectáreas.

Respecto a la producción ganadera certificada por CAAE, las explotaciones dedicadas al vacuno de carne son las más numerosas (1.103). Hay también 810 productores de carne de ovino, 245 de ganado caprino para la obtención de carne y 20 granjas avícolas (3 de carne y 17 para la producción de huevos). El sector apícola, por su parte, cuenta con 65 explotaciones y 21.779 colmenas.

Productos ecológicos procesados

Foto: ACNUREn cuanto al sector industrial ecológico, reflejado en las estadísticas del Servicio de Certificación CAAE, con un total de 714 industrias elaboradoras, este se ha incrementado un 13,69% con respecto a 2009.

En relación con las producciones vegetales, las actividades industriales más destacadas son las almazaras o envasadoras de aceite (113 industrias), manipulación y envasado de hortofrutícolas en fresco (82 empresas), conservas y zumos vegetales (55 industrias) y bodegas y embotelladoras de vino (38).

Las industrias relacionadas con la producción animal más significativas en cuanto a su número son las dedicadas a la elaboración de miel, que han pasado de 47 empresas en 2009 a 70 industrias inscritas en 2010. La industria apícola también ha protagonizado un incremento importante en los últimos dos años: en 2009 estas actividades registraron un 68% de crecimiento respecto al año anterior, y el aumento constatado en 2010 supone un 48,93%.

Por otra parte, en 2010 se han registrado un total de 43 empresas de carnes frescas, 21 mataderos o salas de despiece, 21 empresas de envasado y comercialización de huevos, 16 industrias de embutidos y salazones cárnicos, 11 dedicadas a la elaboración de leche, queso y derivados lácteos y 2 empresas de elaboración y conservas de pescado o crustáceos. Mención aparte merecen las 11 fábricas de pienso inscritas en Andalucía, ya que esta actividad industrial es determinante en el desarrollo de la ganadería ecológica.

Finalmente, la Acuicultura Ecológica es otro de los sectores impulsados por la Asociación CAAE que en la actualidad avala los productos de la Piscifactoría de Río Frío (Granada): trucha, esturión y el único caviar ecológico del mundo. Este año se espera aumentar la oferta de pescado ecológico con nuevas especies como la dorada y la lubina.

Otras certificaciones

Foto: ACNURComo complemento de la certificación ecológica amparada por las normas de la Unión Europea, la Asociación CAAE tramita otras certificaciones complementarias como las homologaciones para los mercados ecológicos de Japón “JAS”, de Estados Unidos “NOP” y de Suiza “Biosuisse”, así como también la certificación de calidad para frutas y hortalizas “Global Gap”.

Durante 2010, la Asociación CAAE también consolidó sus normas propias como las aplicadas a comercios minoristas y restaurantes que ofrecen a los consumidores alimentos de producción ecológica certificada. Así, la certificación de comercios ecológicos regula la venta de estos productos y es una garantía ante los consumidores. Igualmente, se han descrito los requisitos generales y específicos que deben cumplir los establecimientos del sector de la restauración que desean ofrecer platos o menús elaborados con ingredientes ecológicos.

Con el objetivo de favorecer el mejor desarrollo de este tipo de establecimientos y el fomento del mercado interno, en ambos casos (comercio y restauración), las empresas que cumplen los requisitos exigidos utilizan la marca de garantía de la Asociación CAAE.

Es necesario recordar que desde 2009, la Asociación CAAE es miembro de la Junta Directiva del Grupo IFOAM EU. El Grupo IFOAM EU es un grupo regional dentro de IFOAM (International Federation of Organic Agriculture Movement) y aboga por el desarrollo y la integridad de la alimentación y la agricultura ecológica en Europa. Es un foro para intereses comunes, intercambio de información, trabajos de desarrollo y normativas.

Finalmente en el ámbito internacional, la Asociación CAAE desarrolla un proyecto en Perú dedicado a la formación en producción ecológica y al fomento de la certificación en el país andino. Las actividades en Santa Catalina de Mossa y Frías, en la peruana Sierra de Piura, consisten en asentar las bases y crear las condiciones necesarias y adecuadas para el establecimiento y desarrollo de la agricultura y la ganadería ecológica certificada en este municipio y facilitar la entrada de algunos productos genuinos de la zona (como café, azúcar integral de caña o cacao) en la Unión Europea.

Más información en: www.caae.es

 


Para garantizar el suministro de alimentos
LA AGRICULTURA Y LA SILVICULTURA INTELIGENTES CONTRIBUIRÁN A ENFRENTAR EL CAMBIO CLIMÁTICO

Foto: ACNUR Naciones Unidas, 23/12/2010, (Ecoestrategia-Agencias).- “Es necesario impulsar las inversiones en la agricultura de los países en desarrollo, no sólo para reducir los niveles actuales de hambre en el mundo, sino para salvaguardar el suministro futuro de alimentos frente a las consecuencias del cambio climático”. Esta fue la advertencia realizada por el director general de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Jacques Diouf, durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que se celebró en Cancún, (México).

El responsable de la FAO subrayó que la seguridad alimentaria y el cambio climático pueden -y deben- ser afrontados conjuntamente, transformando la agricultura y adoptando prácticas que sean “climáticamente inteligentes” para erradicar el hambre en el mundo.

“No alcanzaremos la seguridad alimentaria sin inversiones sólidas en la adaptación al cambio climático y la reducción de los desastres naturales en el sector rural”, sostuvo Diouf.

El director general de la principal agencia de la ONU para la Agricultura y la Alimentación explicó que por agricultura climáticamente inteligente, se entiende “una agricultura sostenible que incrementa la productividad y la capacidad de resistencia a las presiones ambientales, al tiempo que reduce los gases que provocan el efecto invernadero o los elimina de la atmósfera, ya que no podemos ignorar el hecho de que la agricultura es en sí misma uno de los mayores emisores de gases de efecto invernadero”.

Está previsto que la población mundial supere los 9.000 millones de habitantes en 2050 y que para alimentarles hará falta incrementar en un 70 por ciento la producción agrícola global. Al mismo tiempo, se prevé que el cambio climático impacte en múltiples formas en la productividad agrícola y los ingresos rurales en áreas que ya experimentan niveles elevados de inseguridad alimentaria.

Reducir la deforestación y degradación de los bosques

Foto: ACNURLos sectores forestal y agroforestal, de los que cientos de millones de personas en el medio rural dependen para sus medios de vida, tienen también un potencial elevado para mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero, aumentando los sumideros de carbono, estabilizando los medios de subsistencia y fortaleciendo la seguridad alimentaria a nivel familiar, reconoció la FAO.

“El potencial de mitigación biofísica de los bosques se estima en cerca del 64 por ciento de las emisiones de la silvicultura, mientras que la agricultura ofrece un potencial técnico estimado de mitigación que podría alcanzar el 83-90 por ciento de las emisiones totales de este sector”, explicó Diouf.

El alto funcionario del sistema de Naciones Unidas, destacó el progreso realizado en la estrategia de Reducción de las emisiones de carbono procedentes de la deforestación y la degradación de bosques (REDD, por sus siglas en inglés), un enfoque que utiliza incentivos de mercado para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de la destrucción de los bosques, dejando que los países desarrollados compensen sus propias emisiones invirtiendo en proyectos REDD en países en desarrollo.

El término REDD+ se utiliza para describir los esfuerzos que pretenden ir más allá de la deforestación y la degradación de los bosques e incluir la conservación, la gestión sostenible de los bosques y el aumento de las reservas de carbono en estos intercambios.

Se cree que el REDD+ podría generar una cifra estimada de entre 23.000 y 76.000 millones de euros anuales en inversiones para los países en desarrollo.

El atajo más corto

Foto: ACNUR“El REDD+ es el atajo más corto para afrontar el cambio climático. Haremos todo lo que podamos para apoyarlo”, aseguró el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, durante la última cumbre del clima celebrada en México.

El REDD+ (Reducción de Emisiones Provocadas por Deforestación y Degradación de los Bosques) básicamente apoya a los países del Sur en desarrollo con ayuda financiera y tecnológica, tanto para prevenir la deforestación como para regenerar los bosques.

Actualmente no es parte ni del Protocolo de Kyoto, único instrumento internacional contra el recalentamiento planetario, ni de la Convención Marco de las Naciones Unidas contra el Cambio Climático.

El REDD+ ha recolectado hasta ahora unos 4.500 millones de dólares en fondos a través de acuerdos bilaterales. La mayoría de los recursos proceden de Noruega, que financia proyectos de reforestación y de lucha contra la deforestación en Guyana e Indonesia.

El financista internacional George Soros, creador de la Open Society Foundation, que ha destinado más de 50 millones de dólares a los esfuerzos del REDD+, afirmó que se trata de "un método que puede ser usado y que es más barato que cualquier otro".

Destacadas figuras internacionales como la activista política y ambientalista keniana Wangari Maathi, premio Nobel de la Paz, y la naturalista británica Jane Goodall, son firmes partidarias del REDD+.

En un mensaje filmado y presentado en Cancún, Maathai dijo que veía al programa como una excelente opción para el sustento de las comunidades, además de sus beneficios para la conservación y el clima. Mientras, Goodall señaló que proteger y regenerar los bosques ayudaría a salvar la rica biodiversidad del planeta.

Más información en:
http://www.fao.org/climatechange/climatesmart/en/

 


Ocho gobiernos la rechazan
LA PATATA TRANSGÉNICA FRACASA EN EUROPA

Foto: ACNUR Madrid, 19/11/2010, (Ecoestrategia).- La Comisión Europea aprobó en marzo de este año el primer cultivo transgénico en la Unión Europea después de 12 años. Se trató de la patata Amflora. Tras su primera temporada de siembra, la organización Amigos de la Tierra realizó un balance que calificó de “desastroso”.

Rechazada por la opinión pública y la industria, gran parte de su cosecha se ha visto contaminada o retenida. Su cultivo ha sido prohibido en Austria, Hungría y Luxemburgo, y otros gobiernos europeos han emprendido acciones judiciales contra su aprobación.

Cultivada en 2010 en 267 hectáreas repartidas por Suecia, Alemania y República Checa, los resultados de esta cosecha no han sido precisamente positivos. Su cultivo en Suecia se ha visto envuelto en un escándalo de contaminación por una patata transgénica no autorizada, y por lo tanto ilegal, conocida como Amadea. Debido a esta contaminación, 16 de las 102 hectáreas cultivadas en Suecia tuvieron que ser destruidas.

No han tenido mejor suerte las 15 hectáreas cultivadas en Alemania, que fueron retenidas por orden de las autoridades regionales hasta poder garantizar que estaban libres de contaminación por la patata transgénica ilegal. Hasta la fecha, están retenidas en un almacén del Gobierno Federal a la espera de nueva orden.

Un tubérculo polémico

Foto: ACNURLa patata Amflora es propiedad del gigante químico alemán BASF. Modificada genéticamente para tener una mayor cantidad de amilopectina para la producción de almidón en usos industriales, fue aprobada pese a la mayoritaria oposición de los Gobiernos europeos. Entre los pocos ministros que en su momento apoyaron la aprobación se encontraba la anterior Ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino de España, Elena Espinosa.

Según los ecologistas, el cultivo de Amflora genera graves riesgos para la salud, la agricultura y el medio ambiente, ya que está diseñada y aprobada para uso en la industria y en piensos animales, pero también se permitió su presencia por contaminación de hasta un 0,9% en los alimentos. La propia BASF advirtió en la solicitud de aprobación que “no se puede descartar que esta patata sea usada o termine apareciendo en la alimentación”.

La industria europea del almidón también ha rechazado esta patata, para evitar problemas de contaminación y el rechazo de los consumidores. Amigos de la Tierra recordó que existen patatas convencionales disponibles en el mercado con el mismo contenido de almidón, sin necesidad de modificación genética, lo que evidencia lo innecesaria que es Amflora.

BASF llevaba intentando aprobar este cultivo desde 1996 y había llegado incluso a llevar a la Comisión Europea ante los tribunales por no aprobar su producto. Durante todos estos años, la patata transgénica ha estado envuelta en una dura polémica por sus impactos ambientales y riesgos sobre la salud.

La aprobación de la patata transgénica generó amplias protestas por toda Europa. Se han recogido más de un millón de firmas en tan solo unos meses, en lo que supone la primera “iniciativa ciudadana”, un principio recogido en el Tratado de Lisboa de la Unión Europea desde diciembre de 2009, en virtud del cual un millón de ciudadanos europeos tienen la posibilidad de pedir formalmente a la Comisión Europea que adopte medidas legislativas para satisfacer sus demandas.

Replantear la apuesta por los transgénicos

Foto: ACNURLa aprobación de la patata transgénica Amflora podría ser ilegal, ya que contiene un gen que la hace resistente a determinados antibióticos. A pesar de que la Directiva europea que regula los transgénicos estableció que los cultivos modificados genéticamente que contuvieran genes de resistencia a antibióticos deberían salir del mercado en 2004, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) le dio el visto bueno.

Otros de los argumentos esgrimidos por las organizaciones ambientalistas es que la evaluación de riesgos ambientales de Amflora no cumple los requisitos marcados por la legislación europea, ya que no se ha estudiado el impacto de la patata transgénica sobre el medio ambiente, tan solo sobre la fauna circundante.

Asimismo, se habría ignorado el riesgo de contaminación. La patata se considera un cultivo de bajo riesgo en cuanto a contaminación por polen, pero es un cultivo de alto riesgo de contaminación debido a los tubérculos que quedan en el suelo tras la cosecha. Es prácticamente imposible recoger la totalidad de la producción, con lo que los tubérculos pueden crecer la temporada siguiente, contaminando la siguiente cosecha.


Para el responsable de agricultura y alimentación de Amigos de la Tierra, David Sánchez, “el balance del primer año de cultivo de Amflora ha sido claramente desastroso, y debería servir para que la Comisión Europea y Gobiernos como el español se replanteen su apuesta por los transgénicos. Son innecesarios, no aportan ninguna ventaja, plantean demasiados riesgos y su cultivo por unos pocos genera enormes problemas para el resto de agricultores, la industria alimentaria y los consumidores”.

Más información en:
http://www.gmo-compass.org/eng/news/511.docu.html

 


Para reducir la vulnerabilidad agrícola frente a los desastres naturales
ES NECESARIA UNA AGRICULTURA “CLIMÁTICAMENTE INTELIGENTE”

Foto: ACNUR Naciones Unidas, 2/11/2010, (Ecoestrategia).- Con el fin de reducir la vulnerabilidad de las comunidades agrícolas frente a los desastres climáticos se hace necesario que la agricultura en los países en desarrollo se lleve a cabo de una manera “climáticamente inteligente”, que permita enfrentar el doble desafío de alimentar a un planeta más caliente y más poblado, afirmó un nuevo informe de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El estudio titulado: Agricultura “climáticamente inteligente”: políticas, prácticas y financiación para la seguridad alimentaria, adaptación y mitigación, señala que se espera que el cambio climático reduzca la productividad, estabilidad e ingresos agrícolas en muchas zonas que ya experimentan elevados niveles de inseguridad alimentaria. Por ello será necesario que la producción agrícola mundial aumente en más de un 70 por ciento en las próximas cuatro décadas para que se satisfagan las necesidades alimentarias de la creciente población mundial.

El subdirector general de Recursos Naturales de la FAO, Alexander Mueller, afirmó que “aumentar la producción agrícola, reducir las pérdidas post-cosecha, y mejorar los canales de distribución alimentaria en los países en desarrollo siempre han sido grandes desafíos. El cambio climático eleva el listón de forma significativa. Es necesaria una transformación a fondo de la agricultura”.

“No obstante, no debemos olvidar que ya existen numerosas prácticas inteligentes con respecto al clima que resultan efectivas y que podrían ponerse en marcha en los países en desarrollo, tal y como señala este informe”, añadió Mueller.

El informe de la FAO hace énfasis en que la agricultura necesita producir más alimentos, gastar menos, y facilitar a los campesinos el llevar sus productos a los consumidores. Asimismo, debe hacerse más resistente a fenómenos perjudiciales como sequías e inundaciones. Para ello es clave mejorar la gestión agrícola y el uso de los recursos naturales como el agua, la tierra, los bosques, los nutrientes del suelo y los recursos genéticos.

Por otra parte, se hace necesario reducir la vulnerabilidad de las comunidades agrícolas a los desastres climáticos y adoptar sistemas de alerta y de seguros que puedan ayudarles a hacer frente al cambio climático. Al mismo tiempo, la agricultura debe determinar cómo reducir su impacto medioambiental (incluyendo la reducción de sus emisiones de gases de efecto invernadero) sin poner en peligro la seguridad alimentaria y el desarrollo rural.

Gran esfuerzo financiero

Foto: ACNUREl documento de la FAO afirma que se necesitará realizar una inversión considerable para cubrir las carencias de conocimientos y datos, investigar y desarrollar tecnologías adecuadas, y establecer incentivos para garantizar la adopción de prácticas agrícolas climáticamente inteligentes.

También se necesitará financiación para reconstruir los sistemas nacionales de extensión, a menudo descuidados y que son claves para proporcionar apoyo institucional y creación de capacidad a los campesinos que estén efectuando una transición a la agricultura climáticamente inteligente.

Por ello, la FAO advierte de que actualmente los recursos disponibles son insuficientes para financiar los esfuerzos con los que ayudar a la agricultura y los campesinos a prepararse ante el cambio climático, especialmente en los países en desarrollo.

“El cambio climático aumentará la inversión total necesaria para alcanzar la seguridad alimentaria, pero los recursos financieros actualmente disponibles son claramente insuficientes” y “la financiación climática –tanto la actual como la que está siendo sometida a debate– no tiene explícitamente en cuenta las necesidades específicas de la agricultura de los países en desarrollo”, sostiene el informe.

El Banco Mundial estima que los costes anuales de adaptación al cambio climático en la agricultura de los países en desarrollo, ascenderán a unos 2.600 millones de dólares al año entre 2010 y 2050. Por su parte, el CMNUCC estima una inversión y flujos financieros adicionales necesarios para la mitigación en el sector agrícola de los países en desarrollo, de 14.000 millones de dólares anuales hasta 2030.

Mejorar las políticas y fortalecer las instituciones

Foto: ACNURLa FAO también defiende en su informe la necesidad urgente de alcanzar una mayor coherencia a la hora de formular políticas relativas a la agricultura, la seguridad alimentaria y el cambio climático.

“Las políticas en estos tres ámbitos afectan a los pequeños sistemas productivos y la falta de coherencia puede impedir que se aprovechen sinergias”, sostiene el documento, subrayando la necesidad de establecer mecanismos que permitan el diálogo entre los responsables de las políticas que trabajan en estos ámbitos. Como también es preciso mejorar los mecanismos para proporcionar datos y conocimientos a los campesinos para facilitar su adaptación.


En el pasado los sistemas de extensión agrícola fueron un canal clave para difundir información y conocimientos a los agricultores pero, según advierte el informe, están en declive en muchos países en desarrollo. El sistema de Escuelas de Campo para Agricultores, fomentado por primera vez por la FAO, ofrece un canal adicional para promover la transferencia de conocimientos y la adopción de técnicas agrícolas “climáticamente inteligentes”.

Además, el informe señala que los sistemas efectivos de derechos de uso, acceso y propiedad son fundamentales para mejorar la gestión de los recursos naturales. Y se deberían buscar nuevos tipos de seguros accesibles y asequibles que pudieran ayudar a los campesinos a afrontar los efectos del cambio climático.

El informe completo puede leerse en:
http://www.fao.org/fileadmin/user_upload/newsroom/docs/the-hague-conference-fao-paper.pdf

 


En medio de un nuevo aumento en el precio global de los alimentos
UNIDOS CONTRA EL HAMBRE ES EL ESLOGAN DEL DÍA MUNDIAL DE LA ALIMENTACIÓN

Foto: ACNUR Naciones Unidas, 15/10/2010, (Ecoestrategia).- Como ya viene siendo costumbre desde 1979, este 16 de octubre se celebrará en todo el mundo el Día Mundial de la Alimentación (DMA), que en este año 2010 tiene como lema “Unidos contra el hambre”. La conmemoración, que busca fomentar el sentido de solidaridad nacional e internacional en la lucha contra el hambre, la malnutrición y la pobreza coincide con el actual incremento en el precio global de los alimentos advertido por el Banco Mundial (BM).

El Día Mundial de la Alimentación (DMA) fue establecido por los Estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) durante en la vigésima sesión de la Conferencia de dicho organismo, celebrada a finales de la década de los setenta. La fecha elegida, el 16 de octubre, es el aniversario de la creación de la FAO, en 1975.

El DMA pretende, además de erradicar la lacra del hambre, estimular la producción agrícola en todos los países, promover la transferencia de tecnologías al mundo en desarrollo, y promover la participación de las poblaciones rurales, especialmente de las mujeres y de los grupos menos privilegiados, en las decisiones y actividades que afectan a sus condiciones de vida.

El tema de este año, “Unidos contra el hambre”, fue escogido con el fin de reconocer los esfuerzos
realizados en la lucha contra el hambre en el mundo a nivel nacional, regional e internacional, cuando el Estado y las organizaciones de la sociedad civil trabajan en asociación con el sector privado a todos los niveles para erradicar el hambre, la pobreza extrema y la malnutrición.

De este modo, la colaboración entre organizaciones internacionales, en especial las que tienen sede en Roma: la FAO, el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), desempeña una función estratégica decisiva a la hora de dirigir los esfuerzos mundiales con el fin de alcanzar el primer Objetivo de Desarrollo del Milenio (Erradicar la pobreza extrema y el hambre), que
exige reducir a la mitad la proporción de personas hambrientas del mundo para el año 2015.

La tarea en este sentido no es para nada fácil, ya que Naciones Unidas calcula que la producción de alimentos se deberá incrementar en un 70% para alimentar a una población de 9.000 millones de personas en 2050.

Asimismo, los expertos pronostican que debido a la escasez de tierras, los agricultores se verán obligados a obtener un mayor rendimiento de la tierra ya cultivada en lugar de expandir sus explotaciones. Sin embargo, la producción alimentaria intensificada ha supuesto tradicionalmente un aumento de la dependencia con respecto a los plaguicidas y fertilizantes y un uso excesivo del agua, lo que puede degradar los suelos y los recursos hídricos.

Mil millones de hambrientos

Foto: ACNUREn el marco de la pasada Cumbre Mundial sobre la Seguridad Alimentaria, también llamada “Cumbre sobre el hambre”, que tuvo lugar en noviembre de 2009, se aprobó una declaración en la que se renovaba el compromiso contraído en la Cumbre Mundial sobre la Alimentación de 1996 para la erradicación definitiva del hambre de la faz de la Tierra.

En la Declaración también se exigió un aumento de la financiación nacional e internacional destinada a la agricultura, nuevas inversiones en el sector rural, la mejora de la gobernanza de los problemas relacionados con la alimentación en colaboración con actores importantes de los sectores público y privado, y más medidas para afrontar la amenaza que el cambio climático supone para la seguridad
alimentaria.

En 2009 ya se alcanzó el umbral crítico de mil millones de personas hambrientas en el mundo, en parte debido a la subida de los precios de los alimentos y a la crisis financiera, lo que constituye, según el director General de la FAO, Jacques Diouf, un “trágico logro en estos tiempos modernos”.

En vísperas de la celebración de la Cumbre sobre el hambre, Diouf puso en marcha una petición en línea para reflejar la vergüenza moral que supone esta situación. El proyecto “1.000 millones de hambrientos” invitaba (y sigue invitando) a la gente a través de los medios sociales en línea a firmar la petición contra el hambre que se encuentra en la página web www.1billionhungry.org

Las esperanzas en la producción de los millones de toneladas de alimentos necesarias para satisfacer las necesidades de la humanidad están puestas en los pequeños agricultores y sus familias, quienes suponen alrededor de 2.500 millones de personas, más de un tercio de la población mundial. Sin embargo, paradójicamente ellos mismos se ven afectados por la pobreza y la malnutrición.

Sobre este respecto, la vicepresidenta del FIDA, Yukiko Omura, consideró que su organización “tiene un papel muy importante que desarrollar en los próximos años”, ya que “invertir en los pequeños campesinos, mejorar su acceso a la tierra, a la tecnología apropiada, a servicios financieros y a los mercados, y responder a sus demás necesidades, es la forma más eficaz de generar un amplio movimiento para salir del hambre y la pobreza”.

Producir alimentos sin dañar el medio ambiente

Foto: ACNURUno de los retos de esta lucha contra el hambre y el incremento de la producción de alimentos es el de lograr dicho objetivo sin dañar el medio del que depende la agricultura. La FAO sostiene que se puede aumentar la producción de cultivos de un modo sostenible a través de la aplicación de políticas y tecnologías adecuadas, así como de enfoques que complementen la labor de la naturaleza.

En otras palabras, el incremento sostenible de la producción de cultivos hace referencia a la utilización racional de las aportaciones externas relativamente más inocuas en el momento adecuado del ciclo de crecimiento y en la cantidad idónea. Las prácticas basadas en estos principios se pueden describir como un “enfoque ecosistémico”, que se fundamenta en diversos “servicios ambientales” disponibles en la naturaleza.

Actualmente, en la mayoría de los casos los insumos agrícolas no se emplean de la manera más eficaz; sin embargo, su utilización óptima permitirá que se exprese al máximo el potencial pleno de otros insumos, tal como se explica a continuación.

La cantidad de alimentos requerida para cubrir las necesidades de nueve mil millones de personas no se podrá producir sin fertilizantes minerales. Aún así, estos se deberían utilizar con prudencia a fin de reducir los costos de producción y las repercusiones medioambientales.

La gestión integrada de plagas combina el cultivo de variedades resistentes a las enfermedades, el control biológico de las plagas, las prácticas culturales y la utilización prudente de los plaguicidas para aumentar la producción, disminuir los costos y reducir la contaminación del agua y el suelo. No hay duda de que optimizar la utilización de plaguicidas es bueno para el medio ambiente y para la salud humana, pero también ahorra dinero a los agricultores, que pueden reinvertirlo en sus explotaciones agrícolas o destinarlo a la compra de alimentos nutritivos para sus familias.

La agricultura de conservación es otro ejemplo de enfoque ecosistémico que se basa en una serie de servicios ambientales. El incremento de la materia orgánica del suelo aumenta la capacidad de este de retener el agua, reduciendo o eliminando con ello la necesidad de riego.

Las agencias de Naciones Unidas coinciden en que la producción alimentaria debe aumentar lo suficiente como para satisfacer la demanda futura, a través de leyes, normas, reglamentos y programas estatales que alienten una agricultura ambientalmente responsable.

Por ejemplo, aprobando leyes que estabilicen la tenencia de la tierra, de modo que los agricultores se sientan seguros en sus tierras y adopten métodos de cultivo para producir los alimentos necesarios con una perspectiva a largo plazo, que comprenda la protección de los recursos naturales.

Más información en:
http://www.fao.org/getinvolved/worldfoodday/es/

 


Representa un menor coste para los campesinos
NACIONES UNIDAS RECOMIENDA UTILIZAR LAS AGUAS RESIDUALES URBANAS PARA USO AGRÍCOLA

Foto: ACNUR Naciones Unidas, 13/9/2010, (Ecoestrategia).- Reciclar las aguas residuales urbanas y usarlas para los cultivos agrícolas puede ayudar a mitigar los problemas de escasez de agua y reducir la contaminación del agua, pero se trata de una práctica que no está tan extendida como debiera, aseguró en un último informe la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

El uso de aguas residuales tratadas en la agricultura se practica actualmente en medio centenar de países y ocupa una superficie que asciende al 10 por ciento del total de tierras cultivadas a nivel mundial, según el informe “La riqueza de los residuos: economía del uso de las aguas residuales en la agricultura”, publicado durante la Semana Mundial del Agua, realizada en Estocolmo (Suecia), del 5 al 11 de septiembre).

Si bien a escala global tan solo una pequeña parte de las aguas residuales tratadas se utilizan para la agricultura, esta práctica atrae cada vez mayor interés en todo el mundo, y en algunos países -España y México, por ejemplo- un porcentaje elevado de las aguas tratadas se destinan al riego.

“Los estudios de caso incluidos en el informe indican que una gestión segura de las aguas residuales en la producción alimentaria supone una forma de aliviar la competencia entre las ciudades y la agricultura por el agua en regiones en la escasez va en aumento”, explicó Pasquale Steduto, director adjunto de la División de Tierra y Aguas de la FAO.

“En un contexto adecuado puede ayudar también con el tratamiento de las aguas residuales y la consiguiente contaminación de los ríos”, añadió Steduto. Los campesinos también podrían ahorrarse parte del coste de bombear aguas subterráneas, al tiempo que los nutrientes presentes en las aguas residuales reducen el gasto en fertilizantes.

“Tratada de forma adecuada y reciclada en forma segura, el agua puede ofrecer potencialmente un triple dividendo a los usuarios urbanos, los campesinos y el medio ambiente”, concluyó el Director Adjunto de la División de Tierra y Aguas de la FAO.

Beneficios que compensan los costes

Foto: ACNURYa que la realización de sistemas adecuados para el tratamiento y reciclaje de las aguas residuales comporta tanto inversiones iniciales de capital y costes operativos permanentes, el mayor beneficio debería resultar del elevado valor del agua potable que se libera para el consumo urbano o el uso industrial. Ello reduciría los costes que deben soportar las autoridades municipales para localizar recursos hídricos adicionales a través de medios más costosos.

Y los costes se podrían compensar aún más reutilizando el biogás generado durante el tratamiento de las aguas como fuente de energía, o incluso potencialmente mediante la venta de créditos de carbono.

“Si bien el reciclaje de aguas residuales en la agricultura no es la única forma de hacer frente a los problemas de escasez y contaminación, en muchos casos se trata de una solución extremadamente rentable, como refleja la cantidad creciente de programas de reciclaje que aparecen en el informe”, aseguró Pasquale Steduto.

La viabilidad del reciclaje del agua en la agricultura depende de las circunstancias y las condiciones locales, que afectan al equilibrio entre costes y beneficios, según el informe de la FAO.

La valoración económica de cualquier propuesta de proyecto debería realizarse desde una perspectiva de cuencas a nivel regional, y es igualmente necesario considerar las necesidades y beneficios de los diferentes usuarios del agua.

“Resulta inverosímil que estos programas puedan justificarse a nivel económico tan solo en lo que respecta a la agricultura”, indica el informe. “Los beneficios para los usuarios urbanos e industriales deben ser relativamente importantes, y en muchos casos serán la principal justificación para el proyecto”, se puntualiza en el estudio.

El informe de la FAO subraya igualmente que las aguas residuales no tratadas no pueden utilizarse para el riego, por lo que se requiere siempre un tratamiento y reciclaje adecuados.

El informe completo puede leerse en: http://www.fao.org/docrep/012/i1629e/i1629e00.htm

 


Se cultiva en tierras donde no se producen alimentos
EL RICINO: UN BIOCOMBUSTIBLE QUE AYUDARÍA A LOS CAMPESINOS POBRES

Foto: ACNUR Naciones Unidas, 29/7/2010, (Ecoestrategia).- La producción de biodiesel con ricino de América (cuyo nombre científico es Jatropha curcas L), un cultivo energético para producir biodiesel, podría beneficiar a los agricultores pobres, en particular en las zonas semiáridas y alejadas de los países en desarrollo, según indicó un nuevo informe de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA).

Pero este informe también destaca que el ricino de América sigue siendo, en esencia, una planta silvestre que necesita mejoramiento urgentemente, y que no es realista esperar que el ricino de América sustituya una parte considerable de las importaciones de petróleo en los países en desarrollo.

“Muchas de las inversiones y decisiones normativas para el fomento del ricino de América como oleaginosa se han producido sin una base científica suficiente, indica el informe. Para realizar el potencial verdadero de este cultivo es necesario separar lo que es real de lo que se dice y de las verdades a medias”.

La Jatropha curcas L. se da razonablemente bien en zonas áridas en suelos degradados de utilidad marginal para la agricultura. Las raíces de los árboles del ricino de América, que son bajos, llegan hasta la humedad en las profundidades del suelo, y las raíces superficiales ayudan a aglutinarlo y pueden reducir la erosión.

Diversas ventajas

Foto: ACNURLas semillas de ricino de América se pueden convertir en un biodiesel menos contaminante que el de origen fósil a fin de ofrecer a las familias rurales pobres un combustible para producir luz y cocinar. Las tortas de semillas obtenidas como producto secundario de este proceso pueden tener valor como fertilizantes y piensos una vez detoxificadas.

A diferencia de otros cultivos biocombustibles importantes, como el maíz, el ricino de América no se utiliza como alimento y se puede cultivar en tierras marginales y degradadas, donde no crecen los cultivos alimentarios.

En 2008 se sembró ricino de América en unas 900.000 hectáreas en todo el mundo, de las cuales 760.000 fueron en Asia, 120.000 en África y 20.000 en América Latina. Se estima que para 2015 habrá cultivos de ricino de América en 12,8 millones de hectáreas. El país productor más grande de Asia será Indonesia; en África, los principales productores serán Ghana y Madagascar, y Brasil en América Latina.

El informe indica que el ricino de América tiene el mayor potencial en las zonas áridas y alejadas donde, debido al elevado precio de insumos como los fertilizantes y los costos del transporte, no es competitiva la producción de alimentos. Sin embargo, para obtener cosechas sostenidas en suelos degradados de las zonas áridas, se requieren insumos tales como agua y fertilizantes.

La producción de este cultivo permitiría obtener ingresos en particular a los pequeños agricultores, a los molinos de oleaginosas subcontratados y a los miembros de plantaciones comunitarias o a los trabajadores de las plantaciones privadas que lo producen.

La producción de ricino de América sería especialmente positiva para las mujeres ya que los molinos de motor que funcionan con combustible de este cultivo reducen su tediosa labor.

Sustituir los combustibles tradicionales de biomasa con estufas para cocinar que funcionan con ricino de América también es más saludable, porque permite cocinar en un ambiente sin humo y las mujeres no tienen que gastar tiempo en la recolección de leña. Un uso menor de leña además reduce la presión sobre los recursos forestales.

Falta mucho por desarrollar

Foto: ACNUR“El ricino de América más adelante se convertiría en un cultivo muy productivo y podría obtenerse en suelos degradados o salinos en zonas de poca lluvia, se indica en el informe de la FAO y el FIDA. Sus productos secundarios podrían valorizarse como fertilizantes, piensos para el ganado o como materia básica para la obtención de biogás, y su aceite podría encontrar otros mercados, por ejemplo para la producción de jabones, plaguicidas y medicamentos, además de que este cultivo puede contribuir a invertir la degradación de las tierras”.

Pero el estudio de la FAO y el FIDA también hace hincapié en que debido al poco mejoramiento de que ha sido objeto esta planta, la productividad de sus semillas, la calidad de su aceite y su contenido oleaginoso son muy variables. La mayor parte del ricino de América que se cultiva hoy en día es tóxico, lo que no permite que las tortas de semillas se utilicen como piensos para el ganado, lo que además puede representar un peligro para la salud humana.

También se debería apoyar la investigación para obtener variedades mejores y no tóxicas de ricino de América, semillas de calidad y prácticas agronómicas mejoradas, incluida la agricultura de conservación y el manejo integrado de plagas y de los nutrientes, se indica en el informe.

El informe completo (en inglés) puede consultarse en: http://www.fao.org/docrep/012/i1219e/i1219e.pdf

 


400 mil niños mueren cada mes debido a la malnutrición
BUSCAR SOLUCIONES INMEDIATAS A LA DEGRADACIÓN AMBIENTAL Y EL CAMBIO CLIMÁTICO CONTRIBURÁ A ERRADICAR EL HAMBRE EN EL MUNDO

“El hambre es el signo más cruel y tangible de la pobreza. La opulencia y el despilfarro ya no son aceptables, cuando la tragedia del hambre adquiere una proporción cada vez mayor. Dios bendiga vuestros esfuerzos para garantizar que toda la gente recibe su pan de cada día”.
Benedicto XVI.

Foto: ACNUR Málaga, 5/6/2010, (Ecoestrategia).- Desde el pasado mes de noviembre es posible ver en la popular plataforma de vídeos de internet Yotube al actor británico Jeremy Irons realizar un emocionante monólogo, lleno de furia y rebeldía, debido a una situación que para él y para un número cada vez mayor de ciudadanos en el mundo es algo aberrante: el hambre, que actualmente muerde las entrañas de más de mil millones de personas -mil veinte millones, según el Programa Mundial de Alimentos-. Por lo cual, ha llegado la hora de derribar, de una vez por todas, a ese jinete del Apocalipsis que se cobra más víctimas que el Sida, la malaria y la tuberculosis juntas.

La diatriba del protagonista de la película “La misión”, contra el hambre en el planeta, hace parte de la campaña internacional Mil Millones de Hambrientos que ha puesto en marcha la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) con el propósito de reunir un número igual de firmantes –mil millones- dispuestos a apoyar una petición universal para poner fin a esta lacra.

Esta iniciativa se puso en marcha en el pasado mes de noviembre, en vísperas de la Cumbre Mundial sobre la Seguridad Alimentaria, que reunió a jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo en Roma (Italia). El propio director general de la FAO, Jacques Diouf, hizo un llamado a todos animando a usar las redes sociales, como Twitter, Facebook, o cualquier otro medio de comunicación para divulgar la petición y aunar el mayor apoyo posible “para urgir a los líderes mundiales a que se pongan manos a la obra”.

Y es que la erradicación del hambre es uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), que hacen parte de la Declaración del Milenio aprobada por 189 países y firmada por 147 jefes de estado y de gobierno en el marco de la llamada Cumbre del Milenio de la ONU, celebrada en septiembre de 2000. Los ODM son ocho ambiciosos objetivos y 21 metas que se intentan alcanzar para 2015, “reconociendo explícitamente la dependencia recíproca entre el crecimiento, la reducción de la pobreza y el desarrollo sostenible”.

En su orden, los Objetivos de Desarrollo del Milenio son: erradicar la pobreza extrema y el hambre; lograr la enseñanza primaria universal; promover la igualdad entre los géneros y la autonomía de la mujer; reducir la mortalidad infantil; mejorar la salud materna; combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades; garantizar la sostenibilidad del medio ambiente; y fomentar una asociación mundial para el desarrollo.

Según el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, “La comunidad mundial no puede olvidarse de los pobres y los vulnerables. Debemos fortalecer la cooperación y la solidaridad mundial, y redoblar nuestros esfuerzos para alcanzar los ODM e impulsar una agenda más amplia de desarrollo. Nada menos que la viabilidad de nuestro planeta y el futuro de la humanidad están en juego”.

Los niños son las principales víctimas del hambre

“La mayoría de la gente desconoce que de los 10 millones de niños que mueren cada año, la mitad se deben a un crecimiento inadecuado que les impidió luchar contra las enfermedades”.
Comité permanente
de nutrición de la ONU.

El hambre que azota a los más pobres no es la sensación en el estómago que indica que ya es la hora de comer, sino el llamado “hambre crónica”, un hambre extrema producida por la malnutrición que impide al organismo humano carente de vitaminas funcionar bien y que obliga al cuerpo a alimentarse de sí mismo, descomponiendo su propia grasa y tejidos hasta la inanición e incluso la muerte.

La FAO informa que la mayoría de las personas que pasan hambre viven en países en desarrollo, aunque hoy en día no es una situación ajena al mundo industrializado. Las regiones de Asia y el Pacífico albergan el mayor número de personas que pasan hambre, mientras que el África subsahariana tiene la mayor prevalencia del hambre, con más de un tercio de la población subnutrida.

Por su parte, la organización no gubernamental Manos Unidas denuncia que, cada año, casi 11 millones de menores de cinco años mueren como consecuencia directa o indirecta del hambre y la alimentación inadecuada o insuficiente. Asimismo, miles de millones de niños padecen enfermedades relacionadas con la falta de vitaminas y minerales, y con la contaminación de los alimentos y el agua.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ratifica los datos de Manos Unidas y afirma que “más de una tercera parte de las defunciones infantiles en todo el mundo se atribuyen a la desnutrición. La pobreza es una de sus causas principales”. Otro de los indicadores de la malnutrición que afecta a los niños del Sur es el retraso del crecimiento. Actualmente hay unos 178 millones de niños en el mundo con retraso del crecimiento a causa de la escasez de alimentos; y en Asia meridional está situación afecta al 41% de la población infantil.

Y la misma OMS revela que las carencias de vitamina A, zinc, hierro y yodo se asocian cada año al fallecimiento de más de medio millón de niños menores de cinco años. Por el contrario, en los países de mayor renta económica la nueva dieta alimenticia rica en sal, azúcar y grasas animales está ocasionando que en el mismo grupo de población –niños menores de cinco años- el 20% presente sobrepeso u obesidad que conlleva al aumento de las tasas de diabetes y de otras enfermedades relacionadas con la sobrealimentación.

La degradación ambiental aumenta el número de hambrientos

“Se calcula que el cambio climático puede reducir la producción agrícola potencial africana hasta el período 2080-2100 entre un 15 y un 30 por ciento”.
Intermón Oxfam.

En su esclarecedora obra “El hambre en el mundo explicada a mi hijo”, el profesor universitario y ex parlamentario suizo Jean Zigler identifica entre las causas de la desnutrición que afecta a los países del Sur el alza en los precios de los alimentos y la especulación consecuente, el desabastecimiento en zonas de guerra (done los campos de cultivo se convierten en campos de batalla), el desarrollo del monocultivo para exportación (que lleva al abandono de la producción alimentaria para el consumo local) y las catástrofes naturales, principalmente las sequías.

Según la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación, las tierras secas ocupan un 41 por ciento de la superficie del planeta, y en ellas habitan más de 2.000 millones de personas, un 90 por ciento en países en desarrollo, en condiciones económicas y sociales de máxima pobreza.

“La degradación de la tierra debilita la fertilidad del suelo, perturba el equilibrio del ciclo del agua y contribuye a la inseguridad alimentaria, el hambre y la pobreza, así como a la migración forzosa. Hacer frente a esta situación compleja requiere una respuesta global con el fin de aumentar la productividad de los ecosistemas terrestres y de hacer de la producción agrícola sostenible una prioridad a través de políticas a favor de los pobres con vistas a la adaptación al cambio climático y a la protección de la biodiversidad”, sostiene Luc Gnacadja, secretario ejecutivo de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación.

Hoy en día es prácticamente innegable el vínculo existente entre el calentamiento del planeta, denominado Cambio Climático, y la desaparición de las tierras de labranza que se convierten en tierras áridas por el avance de la erosión. Este fenómeno está ocasionando el desplazamiento de grupos humanos en busca de recursos; los llamados “refugiados medioambientales”.

Durante la pasada Cumbre del Clima, celebrada en diciembre de 2009 en Copenhague (Dinamarca), el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Antonio Guterres, advirtió que el cambio climático será la mayor causa de desplazamientos de personas en un futuro no muy lejano. Y agregó que la distinción entre refugiados y migrantes es cada vez menos clara debido a una combinación de factores como la pobreza, la inseguridad alimentaria, las catástrofes naturales y las guerras.


El ACNUR reconoce que “en las últimas dos décadas el número de desastres naturales registrados se han duplicado, de 200 a más de 400 al año. Nueve de cada diez desastres naturales se relacionan con el clima actual”. Recientemente el Consejo Noruego para Refugiados indicó que solo en el año 2008, hasta 20 millones de personas pudieron haber sido desplazadas por la llegada repentina de desastres naturales inducidos por el clima.

Sobre este tema específico, la ONG Acción Contra el Hambre puntualiza que “el cambio climático ya está afectando la vida de muchas familias de pequeños campesinos obligados a cambiar los cultivos y los métodos de siembra debido a los cambios en las estaciones. El cambio climático significa hambre y es tan real como una comida menos al día como consecuencia del agravamiento del hambre estacional”.

Acción Contra el Hambre sostiene que “la mayoría de los países con un elevado número de casos de niños que padecen desnutrición aguda severa son propensos a los desastres y se encuentran en situación de riesgo por el cambio climático, concentrando el 31% del volumen de casos de desastres en el mundo (sequías, inundaciones, ciclones) en el período 1990-2009: Afganistán, Bangladesh, Burkina Faso, Burundi, Chad, Etiopía, Haití, India, Indonesia, Kenya, Pakistán, Sudán, Malí, Myanmar, Níger, Filipinas, Uganda y Zimbabwe”.

Se necesita una nueva Revolución Verde

“La agricultura de conservación podría no solo colaborar a recuperar el rendimiento, si no también aportaría diversos beneficios medioambientales”.
Shivaji Pandey.

A principios de los años sesenta de dio inicio a un nuevo proceso de producción agrícola basado en el uso de tecnologías modernas, la selección genética, la explotación intensiva de monocultivos y utilización masiva de agroquímicos. Este incremento en la agricultura mundial se le conoció como “Revolución Verde” y su principal impulsor fue el fitopatólogo y humanista estadounidense Norman Ernest Borlaug, quien por su iniciativa fue galardonado en 1970 con el Premio Nobel de la Paz.

Sin embargo, esta nueva forma de agricultura intensiva no sólo falló en el intento de erradicar el hambre y la malnutrición, sino que también ocasionó un grave impacto sobre el medio ambiente y los recursos naturales. Tal como denunció la bióloga estadounidense Rachel Carson en 1962 con la publicación de su famoso ensayo “La primavera silenciosa”, en el cual dejó al descubierto los perjuicios ocasionados por el uso masivo de fertilizantes, pesticidas y herbicidas.

La FAO reconoce el hecho de que actualmente la producción agrícola y la ganadería emiten a la atmósfera gases de efecto invernadero como el metano, procedente del ganado y los humedales (especialmente arrozales), óxido nitroso de los fertilizantes y carbono de la deforestación y la degradación del suelo. Los cambios del uso de la tierra, como la deforestación y la degradación del suelo -dos efectos devastadores de prácticas agrícolas insostenibles-, emiten grandes cantidades de carbono a la atmósfera, contribuyendo así al calentamiento global.

“Se necesitan inversiones muy cuantiosas en la agricultura para cambiar los métodos de producción insostenibles, enseñar a los campesinos prácticas para reducir el cambio climático y mejorar el acceso global al crédito y la información”, opina sobre este tema el director general adjunto de la FAO, Alexander Mueller.

Sin embargo, también es cierto que millones de campesinos de todo el mundo podrían ser partícipes del cambio ayudando a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, manteniendo niveles más altos de carbono en la tierra -un proceso conocido como "retención de carbono”- que ayudaría a reducir los niveles de dióxido de carbono en el aire, mejorando la resistencia del suelo y aumentando el rendimiento de las cosechas.

Cultivar sin labrar, aumentar la materia orgánica del suelo, mejorar la gestión de los pastizales, restaurar las tierras degradadas, plantar árboles, cambiar el forraje, utilizar los fertilizantes de forma más eficaz y mejorar la gestión del agua, son alternativas por las que los campesinos pueden optar para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en la agricultura.

“Estas iniciativas aumentarán la capacidad de resistencia de la agricultura al cambio climático y, al mismo tiempo, mejorarán la productividad agrícola y la sostenibilidad, contribuyendo con ello a una mejor seguridad alimentaria y a la reducción de la pobreza”, concluye Mueller.

Ha llegado, entonces, la hora de una nueva Revolución Verde, que contribuya a lograr cumplir el objetivo de hacer disminuir el hambre mundial, al tiempo que se preservan los recursos naturales y el entorno para las generaciones futuras.

Más información en la web del Programa Mundial de Alimentos (PMA), y en la web de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

 


Con financiación del Fondo para el Medio Ambiente Mundial
COLOMBIA PONE EN MARCHA UN PROYECTO DE GANADERÍA SOSTENIBLE PARA MITIGAR EL CAMBIO CLIMÁTICO


Bogotá, 29/3/2010, (Ecoestrategia).- “Ganadería colombiana sostenible”, es el nombre del proyecto puesto en marcha este año por la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), con el apoyo del Banco Mundial (BM) y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés), el cual destinará 50 mil hectáreas de sistemas silvopastoriles (praderas y zonas arboladas) para el desarrollo ganadero sustentable y la mitigación de los efectos del cambio climático.

El proyecto, que se ha puesto en marcha desde enero de este año en cinco regiones del país (Valle del Río Cesar, parte baja del Río Magdalena, Boyacá y Santander, así como en la parte sur del oriental departamento del Meta), busca “promover la adopción de Sistemas de Producción Silvopastoriles (SPS) que permitan mejorar el manejo de recursos naturales, aumentar la provisión de servicios ambientales e incrementar la productividad en las fincas y granjas participantes”.

La directora del Banco Mundial para Colombia y México, Gloria Grandolini, señaló que “este proyecto pretende apoyar áreas con altos índices de pobreza en el país donde la ganadería es una actividad que se desarrolla en sectores con distribución de ingresos desiguales, analfabetismo, violencia e inequitativa propiedad de la tierra. Busca revertir los impactos negativos que la ganadería y el mal uso de recursos naturales está causando en los bosques tropicales. Al hacerlo estaremos contribuyendo a eliminar barreras estructurales comunes en el desarrollo rural de Colombia”.

Este proyecto de cinco años de duración, único en el mundo, permitirá disminuir la emisión de gases efecto invernadero del ganado vacuno. Requiere de una inversión de 42 millones de dólares, de los cuales siete ya han sido donados por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial, mientras que los restantes 35 constituyen la contrapartida nacional aportada por Fedegán, el Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario (FINAGRO), el Centro para la Investigación en Sistemas Sostenibles de Producción Agropecuaria (Cipav), el Fondo para la Acción Ambiental y la Niñez (FAA) y la ONG internacional The Nature Conservancy (TNC).

Se cuenta, además, con el respaldo de los ministerios colombianos de Agricultura y Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, además del Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (Catie).

Por su parte, el presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie, manifestó que “de esta manera, el país asume el liderazgo internacional pues con este proyecto se da un paso esencial para avanzar en el cumplimiento de las metas del Plan Estratégico de la Ganadería, que para el 2019 proyecta la reconversión de tierras en uso ganadero extensivo, como una respuesta al clamor universal por un ambiente más sano, expresado recientemente en la cumbre mundial sobre el cambio climático”.

El Fondo para el Medio Ambiente Mundial es un mecanismo que provee donaciones y fondos en concesión con el fin de alcanzar beneficios medioambientales mundiales, en seis áreas focales: cambio climático, diversidad biológica, aguas internacionales, contaminantes orgánicos persistentes, degradación de tierras y reducción de la capa de ozono.

Protección de la biodiversidad y
reducción del calentamiento global

Las regiones donde se desarrollará el proyecto “Ganadería colombiana sostenible” se eligieron por sus altos niveles de biodiversidad y su proximidad a ecosistemas estratégicos y a áreas protegidas. La iniciativa propone una estrategia para una adopción amplia de SPS ambientalmente amigables para esta actividad agropecuaria que incluye: créditos y asistencia técnica para su implementación; pagos de corto plazo por los servicios ambientales generados por la práctica de SPS; y generar condiciones institucionales que favorezcan la ganadería sustentable en el país.

La participación local es crítica para la sustentabilidad social de las actividades del proyecto. Para ello, ésta será promovida con apoyos del proyecto que buscan aumentar la colaboración de los pequeños y medianos productores, y de sus respectivas asociaciones, y por la transferencia de conocimientos entre ellos para diseminar las prácticas de SPS a una audiencia más amplia.

Con este proyecto se espera generar beneficios globales y locales importantes, ya que contribuirá a la conservación de biodiversidad global crítica en los sistemas de producción de ganado, a la reducción de emisiones por deforestación y degradación de bosques, a las mejoras en la adaptación rural en cambio climático y a la reducción en la degradación de tierras.

Entre los resultados esperados se encuentran la implementación en las cinco áreas el proyecto de un sistema de ganadería ambientalmente amigable; la reducción en la erosión de suelos; el aumento del cinco por ciento en la producción de carne o leche por hectárea; y la elaboración de una estrategia para una adopción de SPS más amplia en Colombia.

Fedegán enfatiza el hecho de que “el esfuerzo que se realizará en Colombia en los próximos cinco años no tiene referente en el contexto internacional. Es la primera vez que un gremio de productores pecuarios cambiará con efectos positivos el uso de la tierra en más de cincuenta mil hectáreas, logrando integrar el desarrollo rural con los beneficios ambientales de carácter global”.

Los sistemas silvopastoriles, además de aumentar la productividad de las áreas ganaderas, contribuyen de dos maneras a reducir los efectos del cambio climático. Por una parte, permiten su mitigación porque reducen significativamente la emisión de gases con efecto de invernadero en forma directa (menos metano producido por la digestión del ganado, más carbono capturado en el proceso de crecimiento de los árboles y arbustos y al eliminar el uso del fuego) o en forma indirecta, con la reducción en el uso de fertilizantes nitrogenados y agroquímicos (herbicidas, pesticidas) y el incremento de materia orgánica en el suelo.

Y por otro lado la presencia de árboles y arbustos en los potreros y en corredores de vegetación boscosa contribuye a mitigar los efectos negativos del cambio climático al reducir las temperaturas, mantener las fuentes de agua y evitar la erosión.

La ganadería debe aportar soluciones climáticas

La ganadería (actividad que representa el 40% de la producción agropecuaria mundial y asegura la subsistencia de 1.000 millones de personas) tiene menor poder económico que el sector petrolero, pero dispone probablemente de mejores argumentos para resistir a las acusaciones sobre su responsabilidad en el recalentamiento global.

Según la Organización de Naciones Unidas para Alimentación y Agricultura (FAO), la cría de animales es responsable del 18% de los gases invernadero emitidos en el mundo, más que el transporte, que libera 13,1 por ciento, además de ser un gran consumidor de petróleo. Una proporción importante de los gases invernadero liberados a la atmósfera son emisiones indirectas, causadas por la deforestación atribuida a la expansión de la ganadería en las selvas tropicales.

Por ello, la FAO sugiere en su informe de 2009, divulgado en febrero de este año, “mejorar la eficiencia productiva, tasar la ganadería por el uso de la tierra y los daños ambientales que causa, entre otras medidas, ante la necesidad de contener su rápida expansión y los efectos desastrosos que tiene”.

Los pronósticos indican que la producción de carne puede duplicarse para 2050, de mantenerse la tendencia actual. La presión sobre los recursos naturales sería insoportable. La ganadería ocupa en la actualidad 80 por ciento de las tierras cultivables del mundo, incluidas las áreas ocupadas directamente y las dedicadas a la producción de forraje, informa la FAO.

Más información en: www.fedegan.org.co

 


No se aprobaba un cultivo genéticamente modificado desde 1998
EUROPA SE ENFRENTA AHORA A UNA “PATATA CALIENTE” TRANSGÉNICA


Madrid, 10/3/2010, (Ecoestrategia).- Hasta hace pocos días, el único organismo genéticamente modificado (OMG) cuyo cultivo estaba autorizado en la Unión Europea (UE) era el maíz transgénico MON810, que ni siquiera es cultivado a gran escala, aunque sí estaba permitida la importación de otros varios tipos de maíz y soja transgénicos.

Sin embargo, la nueva Comisión Europea acaba de autorizar un cultivo transgénico, el primero desde 1998, a través de un procedimiento que evitó el debate del Colegio de Comisarios. Se trata de la patata transgénica conocida como Amflora, desarrollada por la compañía agroquímica BASF y que contiene un gen que la hace resistente a determinados antibióticos.

Por esta razón, las organizaciones Amigos de la Tierra, la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) y Greenpeace en España advirtieron que este cultivo supone un riesgo inaceptable para la salud de las personas, los animales y el medio ambiente.

La propia multinacional que comercializará esta patata, BASF, aseguró en su solicitud de autorización que “no se puede descartar que esta patata sea usada o termine apareciendo en la alimentación”. La experiencia con el cultivo de maíz transgénico confirma que su separación total durante la cosecha, recogida, almacenaje, transporte o procesado, no es totalmente viable.

“Si la soja y el maíz transgénico ya contaminan nuestra comida, aprobar una patata de uso industrial, que se sabe que va a terminar en nuestra alimentación, es de una irresponsabilidad sin precedentes.” afirmó David Sánchez, responsable de Agricultura y Alimentación de Amigos de la Tierra.

Según los datos de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), hasta el 20% de los alimentos que contienen estos ingredientes están contaminados por transgénicos, sin que figure en la etiqueta y sin que el consumidor tenga posibilidad de evitarlo. Entre los productos contaminados hay leches y papillas infantiles, galletas, bollería o platos preparados.

Las ONGs no han dudado en denunciar que la presencia en esta patata de genes de resistencia a antibióticos, práctica contra la que han advertido la Agencia Europea del Medicamento o la Organización Mundial de la Salud, hace que la entrada de este producto en nuestra alimentación suponga un grave riesgo sanitario.

Evidencias científicas

Las organizaciones de la sociedad civil aseguran que el ejecutivo europeo no ha podido ocultar las evidencias científicas que cuestionan la seguridad de la patata transgénica. “La nueva Comisión ha tomado esta grave decisión sin un debate con todos los comisarios; el nuevo comisario Dalli, cuya misión es proteger a los consumidores, ha adoptado una de sus primeras decisiones sin considerar ni la opinión pública ni la seguridad con el objetivo de complacer a la mayor empresa química del mundo”, señalan las ONGs.

La Organización Mundial de la Salud y la Agencia Europea del Medicamento han advertido de la importancia de los antibióticos afectados por la patata Amflora. La presencia de la patata de BASF en los campos podría aumentar la resistencia de determinadas bacterias a antibióticos imprescindibles en tratamientos contra la tuberculosis.

También se destaca que resulta especialmente llamativo el hecho de que se hayan dado desacuerdos sin precedentes en varias evaluaciones de este tubérculo incluso en la protransgénica Agencia Europea de Seguridad Alimentaria.

Además, la mayor parte de los países miembros de la UE se han opuesto a la autorización, ante lo que las organizaciones no gubernamentales exigen a los Estados miembros que prohíban el cultivo de esta patata en su territorio.

Los detractores de los transgénicos señalan que “la medicina está cada día más preocupada por la resistencia a antibióticos. En 2001 se adoptó una ley europea que requería que los genes de resistencia a antibióticos que supusieran una amenaza para la salud de las personas y para el medio ambiente fueran retirados paulatinamente hasta 2004. La empresa BASF solicitó la autorización para este cultivo como alimento humano y animal en el año 2005”.

La patata Amflora tiene un mayor contenido en almidón y fue desarrollada para ser usada en procesos industriales, piensos y fertilizantes. Sin embargo, las patatas convencionales no transgénicas disponibles en el mercado tienen casi el mismo contenido en almidón pero sin los genes de resistencia a antibióticos, lo cual, a juicio de los ambientalistas, demuestra que la patata transgénica es “absolutamente innecesaria”.

Proceso controvertido

Por su parte, desde Greenpeace, Juan Felipe Carrasco, responsable de la campaña de transgénicos, declaró que “se trata de un hecho grave” Por tratarse de un organismo modificado genéticamente, que es especialmente peligroso por varios motivos ambientales y sanitarios. Y por las formas en qué ha ocurrido, el proceso político-jurídico de aprobación."

Carrasco añadió que además de los riesgos inherentes a los transgénicos, “este OMG lleva un gen marcador que le confiere resistencia a determinados anitibióticos. Éste, de ser incorporado al genoma de una bacteria patógena del tracto intestinal, podría transferirle esta propiedad, con consecuencias médicas importantes”.

La Organización Mundial de la Salud, la Agencia Europea del Medicamento y el Instituto Pasteur de Francia han pedido que no se comercialicen estos genes. Por otra parte están prohibidos desde enero de 2004 (y BASF solicitó la autorización en 2005).

En cuanto al procedimiento político empleado, se utilizó un atajo administrativo denominado “procedimiento escrito”, que permite al Presidente y a un comisario aprobar algo sin pasar por el conjunto de los comisarios. Y eso que tenían en contra a la mayor parte de los estados (con excepción de España).

España es el único país de la UE cuyo Gobierno tolera el cultivo de maíz transgénico a gran escala. Por ello, las organizaciones de la sociedad civil han convocado una manifestación para el próximo 17 de abril en Madrid contra la política del ministerio del Medio Ambiente, Rural y Marino, dado además, que España fue uno de los únicos países de la UE que apoyó esta patata durante el proceso de autorización.

Más información.

 


Al sustituir al corcho como materia prima
LOS BOSQUES DE ALCORNOQUE DE TODA EUROPA PODRÍAN DESAPACER DEBIDO AL USO DE TAPONES DE PLÁSTICO Y ALUMINIO


Madrid, 12/2/2010, (Ecoestrategia).- Científicos de la Universitat de València (UV) y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) advirtieron que el uso de tapones de plástico y de rosca metálica, cada vez más habitual en sectores como el vitivinícola, pone en peligro el futuro de los bosques de alcornoques de todo el continente europeo. Los alcornocales se mantienen, principalmente, gracias al aprovechamiento de su corteza para la elaboración de corcho, proceso que no implica la tala de los árboles.

Por este motivo, especialistas del Centre d’Investigacions sobre Desertificació (CIDE) subrayan la necesidad de poner en marcha medidas para evitar el envejecimiento y los problemas de regeneración de los bosques de alcornoques como los del Parque Natural de la Serra d’Espadà, al sur de la provincia de Castellón, en Valencia.

Un tipo de etiquetado de las botellas de vino que destaque la utilización de corcho natural o certificado “sería muy deseable, puesto que proporcionaría un criterio para la selección del vino a los consumidores interesados en la protección de la naturaleza”, señaló el investigador del CIDE Juli Pausas. La certificación del corcho puede ser, a la vez, un método para reutilizar esta materia.

Muchos alcornoques presentan importantes problemas de envejecimiento, mientras que su situación también se agrava por enfermedades como “la seca”, producida principalmente por hongos. Una enfermedad favorecida, al mismo tiempo, por el cambio climático que añade estrés a los alcornoques y puede incrementar su riesgo de mortalidad.

De este modo, se puede considerar que los alcornoques europeos se encuentran actualmente en una situación muy delicada, “casi al límite”, tal y como indica la publicación reciente de la Society for Ecological Restoration International Cork oak woodlands on the Edge. Al contrario, en los bosques del norte de África de la misma especie se encuentra en peligro “debido a la sobreexplotación del corcho, la obtención de madera, o el exceso de pasturas”, según se explica en la publicación mencionada.

Un material extraordinariamente ecológico

El corcho es la corteza de los alcornoques (Quevcus suber) que los protege frente a las condiciones extremas del clima mediterráneo, como son la sequía, las altas temperaturas estivales y los incendios. Está constituido por células muertas cuyo interior se llena de un gas similar al aire. Ese gas constituye casi el 90% del corcho, de ahí su levísimo peso y su compresibilidad.

Según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), el corcho es un material extraordinario, de propiedades únicas. Es un producto completamente natural, renovable y biodegradable. Por ello, su producción no produce ninguna contaminación ni perjuicio al ecosistema del que se extrae, ya que se obtiene por descortezamiento del alcornoque, sin cortar ningún árbol y esa “cosecha” se realiza cada 9 a 12 años.

A su vez, la extracción del corcho es un proceso muy respetuoso con el entorno y de muy bajo impacto. Los descorches se efectúan como muy pronto cada 9 años y el corcho no vale para tapones hasta el tercer descorche. Por entonces, el árbol tiene unos 40 años. Los alcornoques pueden vivir unos 170 o 200 años, por lo que pueden dar corcho para tapones unas 15 veces.

Pocos materiales manifiestan al tiempo tantas características útiles. Por solo citar algunas de sus propiedades, el corcho es impermeable, inodoro, resistente a los agentes químicos e inatacable por los líquidos, prácticamente imputrescible y muy resistente a los ataques de los insectos, compresible y elástico, con magnífica capacidad de recuperación dimensional, escasa conductividad térmica, excelente aislamiento acústico y de vibraciones, muy liviano y con elevada resistencia mecánica.

Por todo ello, el corcho es ideal para la fabricación de aislante térmico y antivibraciones, pavimentos antideslizantes, juntas para motores, transformadores, aparatos refrigerantes, accesorios para automóviles y aviones, productos químicos y farmacéuticos, calzado y artículos deportivos.

No obstante, quizás la utilización más clásica y la más importante desde un punto de vista económico sea la de tapamiento de vinos y otras bebidas. La fabricación de tapón de corcho supone el 85% del volumen de negocio del sector corchero en España y en el mundo, siendo el sistema de tapamiento más idóneo tanto desde el punto de vista medioambiental como de la crianza de los vinos.

Producción comprometida con el consumo responsable

Muy recientemente, la importante revista norteamericana “Wine Spectator” quiso conocer la opinión de los consumidores mediante una amplia encuesta pública que denominó “The Great Cork Debate”. Los resultados fueron aplastantes, el 80% de los encuestados dijeron preferir el tapón de corcho, frente al 18% que prefería el de plástico.

Por su parte, en Reino Unido la empresa asesora especializada en investigación de la industria vinícola Wine Intelligence presentó otra investigación independiente sobre una muestra nacional de 1.150 consumidores habituales de vino. Cerca del 99% de los encuestados estaban a favor del tapón de corcho o eran neutrales.

Coincidiendo con estos resultados, otra investigación de la Federation Française des Syndicats Liège, obtuvo que alrededor del 80% preferían el vino tapado con corcho y casi todos ellos expresaron la opinión de que el corcho era el mejor material para garantizar la integridad y calidad del vino.

Por otra parte, tras la adhesión a la Red Ibérica de Comercio Forestal de WWF de dos de las mayores empresas corcheras del mundo, Granorte y Corticeira Amorim, un tercio del corcho comercializado a escala mundial estará sujeto a políticas de gestión forestal y consumo responsables. Ambas compañías se han comprometido a dar prioridad a los productos que cuenten con el sello del Consejo Forestal Mundial (FSC), el cual garantiza la sostenibilidad del producto.

Este hito supone que un tercio de todo el corcho que se vende a escala mundial estará sujeto a políticas de compra responsable, ya que otro de los gigantes del corcho, Cork Supply, formaba parte con anterioridad de esta red. Cabe destacar que el volumen de negocio que representan estas compañías asciende a 0,5 billones de euros, es decir, un 30 por ciento del comercio mundial de corcho, estimado en 2008 en 1,5 billones.

Asimismo, a este hito se suma un nuevo avance en el mercado, ya que otras dos grandes empresas de distribución de vino en Reino Unido, Sainsbury y Co-operative, se han comprometido a usar tapones de corcho FSC.

En el caso de España, una de las empresas líderes en promocionar el corcho FSC es Leroy Merlín. Gracias a su participación en la Red Ibérica de Comercio Forestal de WWF, el 80 por ciento de los productos de corcho que vende esta firma cuenta con este certificado. Otros pioneros del uso de corcho FSC en España son Espadán Corks y Bodegas Dagón. Su colaboración permitió en 2008 inaugurar en Europa el mercado de vinos tapados con corcho FSC.

Más información en:

http://assets.wwfes.panda.org/downloads/corcho
http://www.uv.es/jgpausas/corkoak.htm

 


Campaña “Salvemos nuestras semillas”
25 MILLONES DE PERSONAS SE MOVILIZAN EN EUROPA CONTRA LOS CULTIVOS TRANSGÉNICOS


5/2/2010, (Ecoestrategia-IPS).- 300 organizaciones no gubernamentales que agrupan a 25 millones de miembros están llevando a cabo la campaña “Salvemos nuestras semillas” (Save our seeds), una iniciativa que lucha por mantener en Europa los cultivos convencionales y orgánicos libres de organismos genéticamente modificados (OGM).

Para tal fin, este movimiento ha presentado a la Comisión Europea (CE), órgano ejecutivo de la Unión Europea (UE), una petición para restringir el uso de organismos genéticamente modificados y evitar así la contaminación “accidental o técnicamente evitable” de semillas puras que son, según las ONGs, “la base de la seguridad alimentaria y el patrimonio más antiguo de la humanidad”.

Esta petición ha sido respaldad también con la firma de otros 300 mil ciudadanos europeos que no son miembros de las organizaciones que conforman “Salvemos nuestras semillas”, como Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, el Sindicato Agrario Vasco, la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos, o la Confederación de Consumidores y Usuarios, en el caso de España.

Según el ecologista alemán Benedikt Haerlin, director de la campaña global “Salvemos nuestras semillas”, la biodiversidad, ya en rápido declive a consecuencia del cambio climático y de la agricultura intensiva, padece también la amenaza de la modificación genética de semillas, dado que está al inicio de la cadena agrícola y puede propagarse por toda ella”.

Los organismos genéticamente modificados son aquellos cuyo material genético es manipulado en laboratorios donde han sido diseñados o alterados deliberadamente con el fin de otorgarle alguna característica específica. Comúnmente se los denomina transgénicos y son creados artificialmente por ingenieros genéticos.

En declaraciones a la agencia informativa IPS, el líder ambientalista afirmó que “el impacto más importante de la agricultura transgénica radica en las condiciones sociales y económicas de los cultivadores. En general, vuelve a los cultivadores dependientes del gran negocio agroquímico, y también provoca conflictos entre campesinos y propietarios de la tierra”.

Contaminación transgénica

En septiembre del año 2004, la Comisión Europea buscó la aprobación de una directiva que permitiera hasta 0,7 por ciento de organismos genéticamente modificados en las semillas de maíz y canola (planta utilizada para la elaboración de aceite vegetal y biodiesel) sin etiquetar.

Pero tras feroces protestas de agricultores orgánicos y entidades ambientalistas la Comisión Europea se vio obligada a retirar la propuesta. Desde entonces, el órgano de la UE no ha presentado ninguna recomendación nueva.

Algunos comisarios, como Stavros Dimas, que entre 2004 y 2009 estuvo a cargo del Medio Ambiente, incluso cuestionaron que fueran necesarios los topes. Aunque el mandato de la actual Comisión terminó en octubre, Dimas todavía se desempeña como comisario ambiental hasta que se aprueben nuevas autoridades.

Según Haerlin, decir que esa contaminación con transgénicos es “accidental o técnicamente inevitable” es engañoso. “Para forraje o incluso para alimentos, que la contaminación genética inferior a 0,9 por ciento no esté declarada puede ser aceptable. Por lo menos, puedo estar seguro de que esa contaminación no se extenderá a otras áreas de la vida”.

Pero no ocurre lo mismo en el caso de las semillas, explicó Haerlin. “Las semillas transgénicas pueden contaminar los cultivos de campesinos y granjeros que se oponen a ellas. Luego de la contaminación, se verán obligados a demostrar el origen de la contaminación”, señaló el ecologista.

“Los agricultores que usan lo que creen son semillas orgánicas, pero que han sido genéticamente contaminadas, continuarán usando parte del cultivo contaminado como semillas para la siguiente temporada, y multiplicarán y propagarán la contaminación”, sostuvo Benedikt Haerlin.

Acusan a las multinacionales

Haerlin, quien también trabaja en la Fundación Alemana para el Futuro de la Agricultura, acusó además a los gigantes agroquímicos que controlan el mercado de semillas transgénicas de usar “las puertas traseras y la mala legislación para colocar sus semillas en el mercado. Saben que de otro modo no venderían sus semillas”.

Advirtió que la investigación y el desarrollo en la agricultura tiene lugar “cada vez más sólo en los laboratorios químicos, y no en el campo, y se concentran en apenas un puñado de empresas”. Por esta causa, las semillas orgánicas tradicionales están desapareciendo, con unas consecuencias ambientales enormes y extremadamente peligrosas.

Según expertos en ambiente y agricultura, hace 25 años había por lo menos 7.000 productores de semillas en todo el mundo, y ninguno de ellos controlaba más de uno por ciento del mercado global. Actualmente, luego de una serie de adquisiciones, 10 importantes multinacionales de la bioquímica, entre ellas Monsanto, DuPont-Pioneer, Syngenta, Bayer Cropscience, BASF y Dow AgroSciences, controlan más de 50 por ciento del mercado de las semillas.

“A fin de mejorar sus ganancias, todas ellas aplican una estrategia para incrementar su control del mercado: imponen a los agricultores de todo el mundo la llamada integración vertical de insumos, desde semillas hasta fertilizantes y pesticidas, todos de una misma marca”, explicó Haerlin.

El objetivo final de la campaña “Salvemos nuestras semillas”, es lograr la prohibición de las semillas transgénicas.

Más información en: http://www.saveourseeds.org/int/spain/

 


Aporte del pastoreo para frenar el cambio climático
LOS PASTIZALES TAMBIÉN POSEEN LA CAPACIDAD DE RETENER EL CO2


Naciones Unidas, 15/1/2010, (Ecoestrategia).- Cuando se habla de la absorción de CO2 siembre se hace referencia a la capacidad que tienen los bosques para la captura de carbono. Sin embargo, los pastizales también tienen un enorme potencial sin explotar para mitigar el cambio climático al absorber y almacenar CO2, según un nuevo informe de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Según el documento titulado Review of Evidence on Drylands Pastoral Systems and Climate Change (Estudio de las evidencias sobre los sistemas pastoriles en áreas de secano y el cambio climático), los pastos y las tierras de pastoreo representan un sumidero de carbono que podría superar al que ofrecen los bosques, si se utiliza adecuadamente.

Los 3 400 millones de hectáreas de pastizales -que cubren cerca del 30 por ciento de la superficie terrestre libre de hielo y suponen el 70 por ciento de las tierras agrícolas- pueden desempeñar un papel clave a favor de la adaptación y para reducir la vulnerabilidad al cambio climático de más de mil millones de personas que dependen de la ganadería para vivir,

“El mundo tendrá que utilizar todas las opciones para contener el calentamiento global dentro de los dos grados centígrados. La agricultura y el uso de la tierra tienen el potencial de ayudar a minimizar las emisiones netas de gases de efecto invernadero a través de prácticas precisas, en especial almacenar carbono en el suelo y la biomasa”, aseguró el Director General Adjunto de la FAO, Alexander Müller.

“Estas prácticas pueden incrementar al mismo tiempo la productividad y la capacidad de resistencia de la agricultura, contribuyendo así a la seguridad alimentaria y la reducción de la pobreza”, añadió MUller.

Sensibles a la degradación del suelo

Hoy en día se calcula que las tierras de pastoreo almacenan el 30 por ciento del carbono del suelo a nivel mundial, además de la cantidad sustancial del carbono de superficie que almacenan árboles, matorrales, arbustos y hierbas. Pero son muy sensibles a la degradación del suelo, que afecta al 70 por ciento de los pastos como consecuencia del sobrepastoreo, la salinización, la acidificación y otros procesos.

La presión sobre los suelos se está también incrementando para poder atender la creciente demanda de carne y productos lácteos.

La mejora de las practicas de gestión para restaurar la materia orgánica en los suelos de los pastizales, reducir la erosión y disminuir las pérdidas derivadas de la quema y el sobrepastoreo puede por tanto ayudar a retener cantidades mayores de carbono, que según algunas estimaciones podrían alcanzar los mil millones de toneladas. Pero ello requeriría un esfuerzo enérgico y coordinado a nivel global y los fondos adecuados.

Un objetivo realizable de inmediato sería dedicar entre el 5 y el 10 por ciento de las tierras de pastoreo a nivel mundial al secuestro de carbono para 2020, lo que supondría almacenar 184 millones de toneladas de carbono anuales.

La FAO señala que es igualmente necesario superar las barreras sociopolíticas y económicas. Entre ellas figuran las cuestiones relacionadas con la tenencia de la tierra, la propiedad comunal y la privatización, la competencia con la agricultura y la falta de servicios de educación y sanidad para los pastores nómadas o que cambian de zona.

Defensa contra la sequía

Incrementar la cantidad de carbono retenida en los pastizales puede ayudar a las poblaciones dedicadas al pastoreo a adaptarse al cambio climático, ya que el carbono añadido mejora la capacidad de retención del agua del suelo y con ello su capacidad para resistir las sequías.

Otra consideración es la defensa de la biodiversidad. Según algunos cálculos, el potencial de biodiversidad de los pastizales es tan solo ligeramente inferior al de los bosques. Pero existen evidencias de que el número de especies de animales y plantas y de microorganismos que residen en las tierras de pastoreo está disminuyendo en forma alarmante a causa de la gestión inadecuada, el cambio de usos del suelo y -de forma más reciente- a causa del cambio climático.

El informe sugiere que las medidas para promover una mejor gestión de los pastizales deben incluir el pago por servicios ambientales, que incluye compensaciones económicas e incentivos no económicos como la creación de capacidad y el compartir conocimientos.

El incremento del acceso a los mecanismos de desarrollo y financiación existentes, tales como el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés), debería facilitarse a los esfuerzos que contribuyen al uso sostenible de los pastizales y restablecen su potencial de almacenar carbono.

Además de la mitigación del cambio climático, estos esfuerzos contribuirán también a la adaptación al cambio climático y la mejora de los medios de subsistencia de las poblaciones pastoriles y agropastoriles.

El informe (en inglés), puede leerse en:
ftp://ftp.fao.org/docrep/fao/012/i1135e/i1135e00.pdf

 


Se avecina un “océano de cambios” para el recurso pesquero
LA PESCA Y LA ACUICULTURA CORREN MÚLTIPLES RIESGOS A CAUSA DEL CAMBIO CLIMÁTICO


Naciones Unidas, 18/12/2009, (Ecoestrategia).- La pesca de captura marina, que se enfrenta ya a múltiples dificultades debido a la sobrepesca, la pérdida de hábitats y una gestión endeble, está mal posicionada para hacer frente a los problemas que se derivan del cambio climático, según adviertió un nuevo informe de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Los pequeños Estados insulares en desarrollo -que dependen de la pesca y la acuicultura para más del 50 por ciento de su aporte de proteínas animales- se encuentran en una posición particularmente vulnerable.

La pesca continental (el 90 por ciento de la cual se practica en África y Asia) se encuentra igualmente en peligro, según el estudio de la FAO, lo que supone una amenaza para el suministro de alimentos y los medios de subsistencia de algunas de las poblaciones más pobres del mundo.

Está previsto que el calentamiento en África y Asia central se sitúe por encima de la media mundial y algunas predicciones sugieren que en 2100 se percibirán efectos negativos importantes en el 25 por ciento de los ecosistemas acuáticos interiores de África.

De la misma forma, la piscicultura resultará también afectada. Cerca del 65 por ciento de la acuicultura es interior y se concentra sobre todo en las regiones tropicales y subtropicales de Asia, a menudo en las áreas deltaicas de ríos importantes y en los niveles medio a superior de las zonas de mareas. El aumento del nivel del mar durante las próximas décadas incrementará la salinidad de aguas arriba, afectando a las piscifactorías.

La previsión es posible

El estudio “Implicaciones del cambio climático en la pesca y la acuicultura”, con aportaciones de expertos de todo el mundo -incluyendo organismos como el Centro Mundial de Pesca y GLOBEC Internacional-, es uno de los análisis más completos realizados hasta hoy de los conocimientos científicos sobre el impacto del calentamiento global en la actividad pesquera y acuícola.

Basado en cerca de 500 trabajos científicos, el escenario que describe el estudio de la FAO es el de un sector ya de por sí vulnerable que se enfrenta a cambios generalizados y a menudo profundos.

Según el organismo de la ONU, algunos impactos genéricos en los sistemas acuáticos y marinos como resultado de cambios a gran escala relacionados con la temperatura, los vientos y la acidificación, pueden ser previstos “con un grado elevado de fiabilidad”.

“En un período de tiempo rápido" de pocos años, el aumento de las temperaturas impactará en la fisiología de los peces, debido a un menor transporte de oxígeno a los tejidos a temperaturas más elevadas. Ello resultará en cambios en la distribución, tanto de las especies de agua dulce como de las especies marinas. La mayoría de estas últimas serán empujadas hacia los polos, con una expansión de las especies de aguas templadas y una contracción de las de agua fría.

Debido a que la mayoría de los animales acuáticos son de sangre fría, sus tasas de metabolismo se ven muy afectadas por las condiciones ambientales, en especial la temperatura. Los cambios en la temperatura pueden tener una influencia importante en los ciclos reproductivos del pescado, incluyendo la velocidad a la que alcanzan su madurez sexual, el momento del desove y el tamaño de los huevos.

Además de los cambios en los lugares donde se encuentran los peces, hay un "grado elevado de seguridad" de que el cambio climático provocará cambios en su abundancia y también en el “reclutamiento”, procesos en el ciclo vital mediante los cuales los peces jóvenes alcanzan la madurez.

Lugares problemáticos

Las poblaciones de peces que viven en las regiones polares podrían incrementarse con temperaturas más cálidas, mientras que las poblaciones en las regiones ecuatoriales sufrirán un descenso. En la piscicultura, los incrementos de temperatura en las zonas templadas podrían exceder el margen óptimo para muchos de los organismos que se cultivan hoy en día.

El bacalao del Atlántico Norte, que ha supuesto durante décadas una pesca problemática, sufrirá un gran impacto. Las fluctuaciones en el plancton relacionadas con la temperatura están afectando ya las tasas de supervivencia de los ejemplares jóvenes. Las poblaciones de bacalao en las áreas del Golfo de Maine y el Georges Bank se encuentran en los límites meridionales de esta especie y son particularmente vulnerables.

Los modelos de proyección señalan que la supervivencia en el Golfo de Maine declinará. De forma similar, las simulaciones indican que un incremento de temperaturas en el Atlántico nororiental conducirá a un descenso en las poblaciones del Mar del Norte.


Las especies adaptadas al frío y a márgenes estrechos de temperaturas, como el salmón del Atlántico, “pueden ser erradicadas de sus hábitats actuales debido al impacto combinado del calentamiento, cambios en los hábitats, la introducción de competidores y predadores y el incremento del parasitismo”, señala el informe.

El krill antártico ha sufrido ya un descenso de entre el 38-75 por ciento por década desde 1976, probablemente como resultado de la reducción en hielo marino invernal alrededor de la península antártica occidental. Este hecho tiene importantes implicaciones para la cadena alimentaria de los océanos meridionales, ya que el krill es un alimento básico para pingüinos, focas y ballenas.

Desde hace tiempo se advierte que los arrecifes de coral están particularmente amenazados por el cambio climático, debido al aumento de las temperaturas, la acidez, la intensidad de las tormentas y la subida del nivel del mar. Los arrecifes coralinos son el hábitat de una cuarta parte de todas las especies marinas y fuente importante de proteínas e ingresos para muchos países en desarrollo.

Sector crucial para millones de pobres del mundo

Cerca de 520 millones de personas dependen de la pesca y la acuicultura para obtener proteínas e ingresos. Para los 400 millones más pobres, el pescado les aporta la mitad o más de la proteína animal y de los minerales de su dieta.

Muchas comunidades costeras y de pescadores subsisten ya en condiciones precarias y vulnerables debido a la pobreza rural y el subdesarrollo, con su bienestar amenazado por la sobrexplotación de los recursos pesqueros y la degradación de los ecosistemas.

Un asunto crucial, según el informe, es la forma en que estas comunidades podrán adaptarse a los cambios. Por ejemplo, mientras que muchas pesquerías costeras de África no deberán enfrentarse a impactos de gran envergadura, la "capacidad de adaptación" de la región frente al cambio climático es baja, haciendo que las comunidades sean muy vulnerables incluso ante cambios menores en el clima y las temperaturas.

“Se necesitan medidas de adaptación urgentes en respuesta a las oportunidades y amenazas para el suministro de alimentos y medios de subsistencia provocadas por las variaciones del clima”, concluye el documento de la FAO.

 


Otra agricultura es posible y necesaria
EL DÍA INTERNACIONAL POR EL NO USO DE AGROTÓXICOS RECUERDA A LAS VÍCTIMAS DE BHOPAL


Málaga, 4/12/2009, (Ecoestrategia).- Esta semana se conmemoró en la mayor parte de los países del mundo el Día Internacional por el no uso de agroquímicos para hacer un llamado de atención, especialmente a las autoridades, sobre los graves problemas sanitarios y ambientales que genera el empleo de agrotóxicos a nivel global.

Esta fecha fue establecida por las 400 organizaciones miembros de la Red de Acción en Plaguicidas, PAN Internacional (Pesticide Action Network) en memoria de más de 30.000 personas fallecidas en Bophal, India, debido al escape de 27 toneladas del gas tóxico metil isocianato, utilizado por la transnacional agroquímica Union Carbide para fabricar plaguicidas. Esta catástrofe ocurrida el 3 de diciembre de 1984, hace ya 25 años, estremeció al mundo.

La Red de Acción de Plaguicidas América Latina (RAPAL), señala que “lamentablemente se han producido muchos otros accidentes graves desde que se impuso un modelo de producción agrícola basada en monocultivos y con un uso intensivo de agrotóxicos. Esto ha contaminado el aire, los suelos, las aguas y los alimentos causando profundos desequilibrios en los ecosistemas, graves impactos en la biodiversidad, deforestación y pérdida de la fertilidad de los suelos”.

El mayor costo social son las muertes y las intoxicaciones agudas y crónicas que afectan a trabajadores agrícolas y a la población expuesta a plaguicidas, como también a quienes consumen, sin saberlo, alimentos con residuos de agrotóxicos.

“En América Latina el uso de plaguicidas ha intoxicado a millones de personas y ha cobrado miles de víctimas, muchos de ellos niños. Sin embargo, nadie ha asumido la responsabilidad por estos crímenes que permanecen impunes. Sólo en Brasil hay más de un millón y medio de trabajadores rurales intoxicados crónicos por esta causa”, asegura RAPAL.

Los agrotóxicos empleados extensamente en la industria agropecuaria y los plaguicidas de uso doméstico y urbano, son sustancias diseñadas para destruir organismos que afectan animales, cultivos o materiales, o que alteran la salud publica. Como suelen ser “no selectivos” también pueden dañar otros seres vivos, incluyendo al ser humano. Dado que pueden contaminar aire, agua, alimentos y suelo, tienen la capacidad de llegar al ser humano y también a los animales domésticos o de crianza.

A nivel mundial se venden más de 800 ingredientes activos en decenas de miles de formulaciones. Además, en los países del Sur, su utiliza una amplia gama de agrotóxicos prohibidos o severamente restringidos en la Unión Europea y las naciones desarrolladas.

Alimentos saludables, libres de pesticidas y transgénicos

Concretamente, el Ministerio del Ambiente (MINAM) del Perú, ha institucionalizado este día mundial como el “Día de la promoción de la agricultura ecológica y el no uso de plaguicidas” en el país andino, donde su agricultura ecológica orgánica está siendo reconocida a nivel internacional. Perú es el primer exportador mundial de café orgánico, segundo productor mundial de cacao orgánico, quinto productor de banano orgánico y séptimo país con el mayor número de productores (35.000) que implementan sistemas de producción orgánica.

Desde Lima se informa sobre la conformación del consorcio agroecológico peruano que agrupa a diversas organizaciones ambientalistas como la Asociación Nacional de Productores Ecológicos (ANPE), la Red de Acción en Agricultura Alternativa (RAAA), la Red de Acción en Agricultura Ecológica (RAE), Ecológica Perú, la Asociación Peruana de Consumidores (ASPEC), SLOW FOOD Convivium Lima, la Coordinadora Rural (COORU) y la Universidad Nacional Agraria La Molina (UNALM). Este consorcio está dedicado a la promoción de la agricultura ecológica, sus ventajas y beneficios.

Por su parte, en España la Coordinadora Verde ve en la producción agraria ecológica la solución a los problemas del campo y un alivio a los problemas medioambientales. Para Los Verdes el actual sistema productivo europeo es "tóxico" y sus primeras víctimas son los propios agricultores y ganaderos

Florent Marcellesi, coportavoz de la Coordinadora Verde considera que “los agricultores europeos son las primeras víctimas de este sistema productivo tóxico, que agrede a los productores, a los consumidores, al medioambiente y a la economía. Urge pues un cambio real en los sistemas de producción agrícola”.

“Además de ralentizar y limitar la emisión de gases de efecto invernadero, la agricultura del futuro debe de garantizar un suministro alimentario local sostenible, garantizado unas condiciones de trabajo dignas al campesinado, unos productos de calidad a los consumidores y preservando así el medio ambiente”, sostiene Marcellesi.

La agrupación política de Los Verdes propone en toda Europa una nueva agricultura sostenible con los requisitos estratégicos de reducción del consumo energético, fertilizantes y pesticidas; el desarrollo de un sector agropecuario diversificado y respetuoso con las variedades locales no exóticas y adaptadas al medio que consuman menos recursos energéticos; el fomento del cambio de hábitos alimentarios en los países ricos y el no cambio en los países emergentes; y acabar con la competencia desleal por parte de los sectores agrícolas industriales subsidiados de los países del Norte respecto a los países del Sur.

Financiación de la agricultura ecológica

En días pasados se llevó a cabo en la capital española la segunda edición de la Conferencia Internacional de Agricultura Ecológica y Financiación. Bajo el título de La fijación del precio y el papel de los distintos agentes.

En el marco del evento, el presidente de la Fundación Triodos, Esteban Barroso, afirmó que “es muy difícil fijar un precio justo y establecer relaciones equilibradas entre los diferentes agentes que operan en el sector”. Asimismo, el Presidente de la Fundación Triodos apuntó que estas dificultades no han ralentizado la tasa de crecimiento en el sector: “Durante los años 2006-08, la agricultura ecológica ha crecido en torno a un 40% en superficie cultivada en España”.

Por su parte, la Presidenta de la Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE), Juana Labrador, subrayó la necesidad de tener unos valores diferenciales detrás de la producción que permita hablar de “integridad ecológica”: “A pesar de la que situación económica actual es compleja, la mayoría de las asociaciones seguimos empeñadas en trabajar y actuar de diferente manera”.

Otro de los invitados, el historiador económico Christopher Houghton Budd, fundador del Centre for Associative Economics explicó los elementos diferenciadores entre el mundo de la agricultura y el mundo de las finanzas y del capital: “Mientras que la agricultura se integra en la naturaleza, el mundo financiero es autónomo y no dependiente”.

Asimismo, Budd dijo que para que un precio sea verdadero, tanto el agricultor como el consumidor tienen que conseguir un beneficio mutuo y subrayó la necesidad de que el distribuidor tenga en cuenta a todas las partes de la cadena, es decir, “tenga un papel integrador”.

En la misma línea, el Director de Soil Association, Patrick Holden, centró su intervención en torno a los valores centrales del movimiento de Agricultura Ecológica: “Hay que relacionar nuestro trabajo y los nuevos modelos de producción con los valores, o no será posible salvar el planeta a largo plazo”.

Finalmente, Julián Ruiz Villanueva, agricultor ecológico, mostró su disconformidad ante la opinión generalizada de que los productos ecológicos sean más caros y subrayó la necesidad de dignificar la figura del agricultor en nuestro país.

Más información en: www.agroecologia.net, www.raaa.org.pe y descargando el documento aquí.

 


Con el fin de garantizar el acceso a la tierra para los más desfavorecidos
NACIONES UNIDAS DISEÑARÁ UNA REFORMA AGRARIA MUNDIAL


Madrid, 30/10/2009, (Ecoestrategia).- La organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) ha iniciado consultas a nivel mundial destinadas a elaborar las primeras directrices internacionales sobre la gobernanza de la tenencia de la tierra y otros recursos naturales como el agua, la pesca y los bosques.

Las consultas y negociaciones, que responden a peticiones de los gobiernos y de la comunidad internacional, tardarán más de un año en completarse. En ellas se incluirá a gobiernos y el sector privado, a los campesinos pobres, grupos indígenas, autoridades locales, el sector académico y expertos independientes, y estarán dirigidas por una secretaría ubicada en la sede central de la FAO.

“Un acceso seguro a la tierra está considerado como una condición clave para mejorar la seguridad alimentaria de parte de la población más pobre del mundo”, aseguró Paul Munro-Faure, Jefe de la Unidad de Gestión y Tenencia de la Tierra de la FAO.

“La FAO lidera esta iniciativa ya que un acceso seguro a la tierra es la mejor red de seguridad para los pobres, y porque una buena gobernanza de la tierra es condición necesaria para asegurar este acceso y los derechos de tenencia de la tierra”, añadió Munro-Faure.

Leyes ignoradas

La mayoría de los países miembros de la FAO tienen leyes que protegen a los campesinos y a los moradores de los bosques, así como a los inversores extranjeros y locales, de ser expulsados de sus tierras o que les sean expropiadas de forma arbitraria. Sin embargo a menudo estas leyes se ignoran o apenas se hacen cumplir.

“La competencia por la tierra y otros recursos naturales se está incrementando debido al crecimiento demográfico y económico, la inversión directa extranjera en la producción de alimentos a gran escala, la demanda de biocombustibles y el crecimiento urbano e industrial”, señaló Alexander Müller, director General Adjunto de la FAO para el Departamento de Recursos Naturales.

“La disminución de la base de recursos naturales lleva a un incremento de la competencia, ya que la tierra se abandona a causa de la degradación, el cambio climático y los conflictos violentos”, según Müller. “Sin una gobernanza adecuada -añadió-, la creciente demanda de tierra amenaza con fomentar la exclusión social, ya que los ricos y poderosos son capaces de adquirir tierras y otros recursos naturales en detrimento de los pobres y vulnerables”, agregó.

Una gobernanza débil es la causa de muchos problemas relacionados con la tenencia de la tierra y dificulta el crecimiento económico debido a la reticencia a invertir por parte de grandes y pequeños inversores.

”También afecta al uso sostenible de los recursos naturales, causando degradación medioambiental y condenando a la población a una vida de hambre. En el peor de los escenarios puede provocar conflictos y guerras”, subrayó Müller.

Los más vulnerables

Las mujeres, los discapacitados, los analfabetos y los ancianos son particularmente vulnerables a que se les expropie arbitrariamente la tierra que trabajan, ya que a menudo carecen de derechos legales y sociales, o aún existiendo estos derechos, no tienen la fuerza suficiente para conseguir que se apliquen.

La labor realizada por la FAO y otros socios internacionales demuestra que existe un interés creciente y extendido en un instrumento internacional para mejorar la gobernanza de la tenencia de la tierra y otros recursos naturales.

Las directrices voluntarias pretenden proporcionar orientación práctica a los Estados, la sociedad civil y al sector privado sobre la gobernanza responsable de la tenencia de la tierra.

Las directrices supondrán un marco y un punto de referencia que permitirá a las autoridades gubernamentales, el sector privado, la sociedad civil y los ciudadanos juzgar si las acciones que proponen ellos mismos y las de otros constituyen prácticas aceptables.

Alemania, junto con el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), Finlandia y GTZ (agencia de cooperación técnica de Alemania) ofrecen financiación, junto con organizaciones de la ONU (ONU-Habitat y el PNUD), IPC, la Coalición Internacional para el Acceso a la Tierra, la Federación Internacional de Agrimensores y otros grupos que apoyan y colaboran estrechamente con la iniciativa.

Las directrices señalarán igualmente el camino para los gobiernos que tratan de hacer frente a la creciente tendencia de inversiones extranjeras a gran escala en alimentación y biocombustibles, así como para los países inversores que tienen recursos limitados de agua y tierras cultivables.

Más información en:
http://www.fao.org/nr/tenure/lt-home/es/

 


Día Mundial de la Alimentación 2009
LA COMUNIDAD INTERNACIONAL BUSCA CONSEGUIR LA SEGURIDAD ALIMENTARIA EN MEDIO DE LA CRISIS

Una sexta parte de la humanidad padece hambre.

Naciones Unidas, 16/10/2009, (Ecoestrategia).- La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) celebra cada año el Día Mundial de la Alimentación el 16 de octubre, fecha en que fue fundada la Organización en 1945, con el fin de estimular una mayor atención a la producción agrícola en todos los países y promover la cooperación económica y técnica entre países en desarrollo.

Asimismo, en esta fecha se pretende la conciencia pública de la naturaleza del problema del hambre en el mundo y fomentar todavía más el sentido de solidaridad nacional e internacional en la lucha contra el hambre, la malnutrición y la pobreza y señalar a la atención los éxitos conseguidos en materia de desarrollo alimentario y agrícola.

El lema del Día Mundial de la Alimentación en este año es “Conseguir la seguridad alimentaria en época de crisis”, ya que “en un momento en que la crisis económica mundial domina la actualidad, es necesario recordar al mundo que no todos trabajan en oficinas y fábricas. La crisis también acecha a las explotaciones agrícolas en pequeña escala y a las zonas rurales, donde vive y trabaja el 70% de los hambrientos del mundo”.

Con un incremento estimado de 105 millones de hambrientos en 2009, hay ahora más de mil millones de malnutridos en el mundo, lo que significa que casi una sexta parte de la humanidad padece hambre.

Con ocasión de la Semana Mundial de la Alimentación y del Día Mundial de la Alimentación de 2009, se busca sobre estas cifras y el sufrimiento humano que se encuentra detrás de ellas. “Con crisis o sin ella, tenemos los conocimientos precisos para hacer algo con respecto al hambre”, aseguró el director de la FAO, Jacques Diouf.

La agencia de la ONU especializada en el tema de la alimentación hace un llamamiento a trabajar para garantizar que el hambre sea reconocida como un problema esencial y para resolver dicho problema. La Cumbre Mundial sobre la Seguridad Alimentaria propuesta por la FAO para noviembre de 2009 podría resultar fundamental a fin de erradicar el flagelo del hambre.

El sector agrícola se encuentra amenazado

En el mensaje del Director General de la FAO sobre el Día Mundial de la Alimentación, se informa de que en los últimos tres años se han producido acontecimientos especialmente trágicos que han demostrado cuán frágil es nuestro sistema alimentario, a escala mundial, y cuán vulnerables somos todos.

Por primera vez en la historia, hay más de 1.000 millones de personas subnutridas en todo el mundo. Esta cifra supone casi 100 millones más que el año pasado y significa que una de cada seis personas pasa hambre todos los días.

“Este reciente incremento del hambre no ha sido consecuencia de malas cosechas en todo el mundo, ni mucho menos, sino que ha sido causado por la crisis económica mundial, que ha provocado una reducción de los ingresos y las oportunidades de empleo de los pobres y una disminución significativa de su acceso a los alimentos”, señaló Diouf.

En varios sentidos, la crisis actual no tiene precedentes. En primer lugar, ha seguido a un rápido y pronunciado aumento de los precios de los alimentos básicos producido entre 2006 y 2008. El reciente ajuste a la baja no debería interpretarse como el final de la crisis alimentaria.

En el África Subsahariana, del 80% al 90% de todos los precios de los cereales seguidos por la FAO en 27 países continúan siendo un 25% más alto que antes del inicio de la crisis de los precios de los alimentos, hace dos años. En Asia y en América Latina y el Caribe, de los 31 países que la FAO está monitoreando, entre el 40% y el 80% de los precios de los cereales continúan siendo más de un 25% más altos que en el período anterior a la crisis alimentaria.

Por otra parte, la producción aún se ve obstaculizada por el aumento del coste de los insumos ?176% en el caso de los fertilizantes, 70% de las semillas, 75% de los piensos?, haciendo más difíciles las inversiones agrícolas. Estos incrementos colocan dichos insumos esenciales muy lejos del alcance de millones de agricultores.

Informe mundial

Coincidiendo con la Semana Mundial de la Alimentación, la FAO y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) presentaron de forma conjunta el informe El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo, el cual revela que la práctica totalidad de las personas subnutridas en el mundo viven en los países en desarrollo.

En Asia y el Pacífico se calcula que 642 millones de personas sufren hambre crónica, en África subsahariana son 265 millones, en Latinoamérica y el Caribe 53 millones, en Oriente próximo y el Norte de África 42 millones y en los países desarrollados 15 millones, según el informe anual de la FAO sobre el hambre producido este año en colaboración del PMA.

Incluso antes de la reciente crisis el número de personas subnutridas en el mundo se había estado incrementando de forma lenta pero constante durante la última década, según el informe. En la década de 1980 y a principios de la de 1990 se alcanzaron progresos para reducir el hambre crónica debido en gran parte al incremento de las inversiones en agricultura tras la crisis alimentaria mundial de principios de los 70.

Pero entre 1995-97 y 2004-06, coincidiendo con un descenso sustancial de la ayuda oficial al desarrollo (AOD) dedicada a la agricultura, el número de hambrientos se disparó en todas las regiones excepto en Latinoamérica y el Caribe. Pero los logros en la reducción del hambre se cancelaron también posteriormente en esta región debido a las crisis económica y alimentaria.

El aumento de víctimas del hambre durante ambos periodos de precios bajos y prosperidad económica y las bruscas subidas en periodos de precios altos y dificultades económicas demuestra la debilidad del sistema de gobernanza de la seguridad alimentaria mundial, según la FAO.

“Los líderes mundiales reaccionaron con contundencia a la crisis económica y financiera y lograron movilizar miles de millones de dólares en un plazo de tiempo muy corto. La misma acción enérgica es necesaria para combatir el hambre y la pobreza”, concluyó el Director General de la FAO, Jacques Diouf.

Más información en:
http://www.fao.org/getinvolved/worldfoodday/es/

 


Se agravará la situación de los más pobres
LA AGRICULTURA Y LA SEGURIDAD ALIMENTARIA DEL PLANETA SE ENCUENTRAN AMENAZADAS POR EL CAMBIO CLIMÁTICO


Naciones Unidas, 1/10/2009, (Ecoestrategia).- Las regiones más pobres y con los niveles más elevados de hambre crónica, en particular en África, estarán entre las más afectadas por el cambio climático, según un documento de trabajo de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la alimentación (FAO) publicado esta semana.

El estudio indica que, aunque a nivel mundial el impacto del cambio climático en la producción alimentaria podría ser reducido -al menos hasta 2050-, la distribución de la producción tendrá consecuencias importantes para la seguridad alimentaria: los países en desarrollo pueden experimentar un declive de entre el 9 y el 21 por ciento de su productividad agrícola total como resultado del calentamiento global, según el documento.

Los expertos señalan que el cambio climático se encuentra entre los principales desafíos de la agricultura para lograr alimentar a la población mundial, que se estima alcanzará a más de 9 mil millones de personas en 2050.

Al mismo tiempo, diversas opciones de mitigación del cambio climático basadas en la agricultura pueden generar importantes beneficios tanto para la seguridad alimentaria como para la adaptación al cambio climático.

El aumento de la retención de carbono a través de iniciativas forestales y agroforestales y las prácticas de laboreo que mejoran la eficiencia de la gestión de nutrientes y la restauración de las tierras degradadas son ejemplos de acciones que tienen un gran potencial de mitigación y elevados beneficios colaterales.

Está previsto que el cambio climático afecte a los sistemas agrícolas y forestales debido a las temperaturas más altas, una elevada concentración de dióxido de carbono, cambios en el régimen de lluvias, aumento de la maleza, plagas y enfermedades. A corto plazo, se espera que aumente la frecuencia de fenómenos extremos, como sequías, olas de calor, inundaciones y fuertes tormentas.

Actualmente, la agricultura es responsable de alrededor del 14 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero. El 74 por ciento de las emisiones de la agricultura y la mayor parte del potencial técnico y económico para la mitigación -cerca del 70 por ciento- se encuentra en los países en desarrollo.

El impacto en la seguridad alimentaria

El documento de la FAO sostiene que el cambio climático afectará a las cuatro dimensiones de la seguridad alimentaria: disponibilidad, accesibilidad, utilización y estabilidad.

En términos de disponibilidad, se prevé que el incremento de la concentración de CO2 en la atmósfera tenga un efecto positivo sobre el rendimiento de muchos cultivos, aunque la calidad nutricional del producto no aumente de forma paralela.

El cambio climático aumentará la variabilidad de la producción agrícola en todas las áreas, con una mayor frecuencia de fenómenos climáticos extremos. Las regiones más pobres estarán expuestas a un grado más elevado de inestabilidad en la producción alimentaria.

Las previsiones indican que los precios medios de los alimentos aumentarán en línea con los incrementos moderados de temperatura hasta el 2050. A partir de esta fecha, y con nuevos aumentos de temperatura, se calcula que se producirán importantes recortes en la producción agrícola potencial en los países en desarrollo, con lo que los precios aumentarían de forma sustancial.

El aumento de la temperatura terrestre y la alteración de las condiciones climáticas podría alterar las condiciones para la seguridad alimentaria al incrementar la presión de las enfermedades generadas por vectores, el agua y los alimentos. El resultado podría ser una disminución sustancial de la productividad agrícola, incluyendo la productividad de la mano de obra, con un aumento de la pobreza y las tasas de mortalidad.

África, la más vulnerable

La FAO subraya que producción agrícola y alimentaria de muchos países en desarrollo puede verse afectada negativamente, en especial en los países de bajos ingresos y un índice elevado de hambre y pobreza y que son ya muy vulnerables a la sequía, las inundaciones y los ciclones.

En África esta situación llevaría a un incremento de la dependencia de muchos países de las importaciones alimentarias. Se calcula que el cambio climático puede reducir la producción agrícola potencial africana hasta el período 2080-2100 entre un 15 y un 30 por ciento.

El impacto negativo más fuerte del cambio climático en la agricultura se espera se produzca en África subsahariana. Ello significa que las regiones más pobres y con mayor inseguridad alimentaria sufrirán una contracción mayor en los ingresos de la agricultura.

La adaptación del sector agrícola al cambio climático será costosa, pero vital para la seguridad alimentaria, la reducción de la pobreza y el mantenimiento del ecosistema. El impulso actual para invertir en mejores políticas, instituciones y tecnologías agrícolas para alcanzar la seguridad alimentaria y los objetivos energéticos, supone una oportunidad única de canalizar las acciones relacionadas con el cambio climático en la agricultura, concluye el documento de la FAO.

Para ampliar esta información puede consultarse el documento de Interpón Oxfam: “Más allá de la Ayuda. Adaptarse al cambio climático sin olvidar a las personas pobres”.

 


Podrían llegar a perderse importantes variedades de esta bebida
EL CAMBIO CLIMÁTICO PONE EN PELIGRO LA PRODUCCIÓN DEL VINO FRANCÉS


11/9/2009, (Ecoestrategia).- Los vinos franceses, y con ello la cultura vitivinícola de todo un país, peligran debido al desplazamiento de los viñedos a causa del cambio climático, así lo reveló el informe realizado por la organización ecologista Greenpeace: “Impactos del cambio climático en el vino de Francia”, el cual advierte de cómo la producción de vino francés ha sufrido un cambio sensible debido al aumento de la temperatura, además de mostrar sus más graves riesgos debido al aumento de la temperatura terrestre.

Para que los vinos tengan la óptima calidad que los caracteriza (como Chardonnay o Pinot Noir), las variedades de uvas deben crecer en regiones específicas sin variabilidad de clima. Pero el clima está cambiando hoy y el promedio anual de temperatura ha aumentado significativamente. Esto, sin duda, ha mermado notablemente en la producción. La época de la cosecha se ha adelantado más de lo normal y las altas temperaturas han llevado en detrimento de los vinos.

“La cultura del vino está en riesgo. La siembra, el cuidado y la cosecha de éste construyeron toda una cultura que ahora está en riesgo de desaparecer con la elevación de la temperatura del planeta. En algunas zonas viticultoras de Francia, la niebla matutina impide que el sol madure los viñedos. Un hongo que se genera entre la acción del sol y de la humedad es el encargado de catalizar la fermentación de la uva en la zona de Burdeos, una de las más ricas en viñedos en Francia”, señaló Susana Cruickshank, coordinadora de campañas de Greenpeace México.

“Si la temperatura se eleva por encima de los 2 grados centígrados, toda la cultura milenaria generada alrededor del vino está en riesgo de desaparecer. Estamos hablando de la construcción de tejido social, de familias y pueblos enteros haciendo fiesta cuando la uva es cosechada”, aseguró Cruickshank.

Las uvas indeseables

En el 2003, muchos viñedos de Francia experimentaron estos cambios, produciendo uvas con indeseables características. Los científicos aseguraron que a finales de este siglo la mitad de todos los veranos podrían ser como lo fue el verano de 2003. Además de que otros impactos podrían incrementar el riesgo de existencia de escarcha en primavera y además rotar entre estaciones.

Estos cambios pondrán en riesgo el “pedigree” de la producción de los vinos franceses. Debido al incremento en las emisiones globales, si la temperatura del clima incrementa de 4 a 6 grados centígrados, de hoy al 2100, los viñedos podrían desplazarse unos 1.000 kilómetros fuera del límite tradicional.

Los grandes vinos franceses obtienen su elegancia y calidad del territorio del que provienen, debido a la exacta combinación entre el clima y las prácticas de añejamiento. Esto es lo que produce vinos excepcionales.

Reubicar los viñedos, simplemente no dará como resultado un buen vino. De esta manera una cultura que ha tomado siglos en construirse está en peligro de desaparecer totalmente.

Un grupo de figuras líderes del vino francés y la industria de la alimentación se han unido a Greenpeace para urgir al gobierno francés a impulsar de manera global un acuerdo en la cumbre del clima de Naciones Unidas en Copenhague en diciembre, para alertar que un fracaso en el acuerdo para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero será devastador para este sector.

Para que los vinos franceses sobrevivan necesitan un acuerdo ambicioso de las naciones desarrolladas para reducir las emisiones de carbón en un 40 por ciento para 2020, dijo el grupo que incluye a los chefs Marc Veyrat y Jean-Luc Rabanel, y los sommeliers Franck Thomas y Antoine Petrus.

Desnudos por el clima y el vino

En el mes entrante el fotógrafo norteamericano, Spencer Tunick, se unirá a Greenpeace nuevamente para realizar una gran instalación humana en una viña del sur de Borgoña, el 3 y 4 de octubre próximos, invitando cientos de personas a posar desnudas para atraer la mirada del mundo en torno a la urgencia de salvar el clima y detener el cambio climático. Los voluntarios pueden registrarse ya en el link www.greenpeace.fr/tunick

De acuerdo con Spencer Tunick, “ya sea vino, maíz, arroz, trigo, y en general la sustentabilidad de la agricultura alrededor del mundo está siendo afectada por el cambio climático. Algunas veces olvidamos cómo está conectado el cuerpo a la tierra y cómo el mundo se convierte en una selva de concreto. Con mi trabajo, espero que se dé atención a la vulnerabilidad de nuestra existencia y nuestra conexión con los alimentos que consumimos, por placer y para sobrevivir”.

Los vinos tendrán altos niveles de azúcar y contenido de alcohol mientras tengan menos ácidos, lo que significa que tendrán un desbalance entre el sabor y la textura.


Si la temperatura aumenta a dos grados centígrados, Francia enfrentará un desplazamiento de sus viñedos y perderá una parte importante de su herencia cultural, a menos que los líderes mundialaes puedan lograr un acuerdo ambicioso y global para salvar el clima en la Convención de las Partes COP15 que se llevará a cabo en Copenhague, Dinamarca.

Informe completo.

 


En busca de una ganadería sostenible
LA CRÍA DE GANADO ES VÍCTIMA Y CULPABLE DEL EFECTO INVERNADERO

Esta actividad es responsable del 9% del CO2 y del 37% de todo el metano producido por el hombre.

Naciones Unidas, 8/5/2009, (Ecoestrategia).- Durante los pasados días 6 y 7 de mayo, la ciudad de Asunción, la capital paraguaya, fue sede del simposio “Mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero resultantes de la producción ganadera: Un programa de políticas”, convocado por la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), y el Viceministerio de Ganadería de Paraguay. El evento tenía como objetivo debatir la promoción y desarrollo de nuevas tecnologías para mitigar el impacto ambiental de esta actividad.

Según el representante de la FAO en Paraguay, Valdir Welte, el rol del sector ganadero en el esfuerzo global de mitigación del cambio climático merece una atención inmediata ya que, además de ser afectada por este fenómeno, dicha actividad es considerada una de las principales responsables por la emisión de gases de efecto invernadero.

En efecto, los estudios de la FAO aseguran que, si se incluyen las emisiones por el uso y cambio de la tierra, el sector ganadero es responsable del 9% del CO2 procedente de las actividades humanas. Además, es responsable del 37% de todo el metano producido por la actividad humana, gas que es 23 más veces más perjudicial que el CO2 y que se origina en su mayor parte en el sistema digestivo de los rumiantes.

Pero el porcentaje es más elevado cuando se trata de gases con efecto invernadero más peligrosos como el óxido nitroso, que procede del estiércol y es 296 veces más perjudicial que el CO2. A ello se añade el 64% del amoniaco, que contribuye de forma significativa a la lluvia ácida.

Esta agencia de la ONU explica también que la ganadería usa el 30% de la superficie terrestre del planeta en pastizales y un 33% de la superficie cultivable para producir forraje. Asimismo, La tala de bosques para pastos es una de las principales causas de la deforestación, en especial en Latinoamérica, donde por ejemplo el 70% de la foresta desaparecida en el Amazonas se ha dedicado a pastizales.

Se duplicará la demanda de leche y carne

Ante esta situación, los expertos internacionales, representantes de los sectores público y privado y algunos de los principales países productores y consumidores de productos pecuarios –entre ellos, Argentina, Brasil, China, Estados Unidos, Paraguay y la Unión Europea– asistentes a la reunión de Asunción, analizaron las políticas públicas para el sector, tales como la promoción y desarrollo de nuevas tecnologías para mitigar el impacto ambiental de la ganadería, la importancia de la cooperación internacional para la financiación y la difusión de dichas tecnologías.

En este sentido, Valdir Welte consideró que “con la posibilidad de que la demanda mundial de productos ganaderos se duplique para el 2050, se torna aún más necesario adoptar medidas correctivas para mejorar la eficiencia del uso de los recursos naturales en la producción pecuaria y para reducir sus emisiones de gases”.

Actualmente el crecimiento demográfico y el aumento de los ingresos en todo el mundo, aunados a la transformación de las preferencias alimentarias, están estimulando un acelerado incremento de la demanda de carne, leche y huevos, a la vez que la globalización impulsa el comercio de insumos y productos.

Pero no todo el panorama se muestra negativo. La FAO también señala que el sector pecuario podría contribuir en igual medida a la solución de esos problemas y a un coste razonable podría mejorar mucho esta situación.

Alternativas sostenibles

La FAO cree que “el futuro de la interfaz entre el ganado y el medio ambiente estará determinado por la forma en que se resuelva el equilibrio entre dos demandas: la de productos animales, por una parte, y la de servicios ambientales, por otra”.

Dado que los recursos naturales básicos son finitos, la enorme expansión del sector pecuario se debe realizar reduciendo sustancialmente sus efectos ambientales.

Un estudio de la FAO titulado “La larga sombra del ganado” (Livestock's long shadow), sostiene que los precios actuales de la tierra, el agua y los recursos forrajeros utilizados en la producción pecuaria no reflejan la escasez verdadera y crean distorsiones que no incentivan un uso eficaz de los recursos.

“Esto conduce al uso excesivo de los recursos y a grandes ineficacias en el proceso de producción”, señala la FAO. “Por lo tanto, las futuras políticas de protección ambiental tendrán que introducir el establecimiento adecuado de precios comerciales para las principales insumos”.

Las soluciones pasan entonces por restablecer las tierras dañadas mediante conservación del suelo, el silvopastoreo, mejores sistemas de gestión y pastoreo, y protección de zonas sensibles; intensificar sosteniblemente la producción pecuaria y de cultivos forrajeros para reducir las emisiones de CO2 producidas por la deforestación y la degradación de los pastizales; y tratar el estiércol para reducir las emisiones de metano y nitrógeno.

Igualmente, se propone mejorar la protección de las zonas silvestres, mantener la conexión entre las zonas protegidas e integrar la producción pecuaria y a los productores en la ordenación del paisaje. Tal es el caso de Nueva Zelandaa, donde una drástica reducción de los subsidios a la agricultura en el decenio de 1980 contribuyó a crear una de las industrias pecuarias de ruminantes más eficaces del mundo y correctas para el medio ambiente.

El documento “La larga sombra del ganado” puede leerse en:
www.fao.org/docrep/011/a0701s/a0701s00.htm

 


PIDEN QUE LOS ACUERDOS SOBRE EL CAMBIO CLIMÁTICO CUENTEN CON LOS CAMPESINOS

La agricultura en los países en desarrollo juega un papel crucial para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Naciones Unidas, 3/4/2008, (Ecoestrategia).- La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO) ha solicitado a los responsables políticos que incluyan la agricultura en las negociaciones para un nuevo tratado sobre el cambio climático que deberá sustituir al Protocolo de Kyoto, que data de 1997.

Las tierras agrícolas tienen la capacidad de retener y almacenar carbono. Los campesinos que viven de la tierra, en particular en los países pobres, deberían ser involucrados en la retención de carbono para mitigar el impacto del cambio climático", aseguró Alexander Mueller, Director General Adjunto de la FAO, con ocasión de las negociaciones en el seno de Naciones Unidas sobre un futuro acuerdo internacional sobre el cambio climático que se celebran actualmente en Bonn.

La agricultura supone cerca del 14 por ciento de las emisiones de gases responsables del efecto invernadero, mientras que los cambios del uso de la tierra -como la deforestación-, suponen otro 17 por ciento.

“Mientras que la agricultura contribuye a las emisiones de gases de efecto invernadero, los agricultores y sus familias, especialmente en los países pobres, también se convertirán en víctimas del cambio climático. Empeorará sus condiciones de vida y aumentará el hambre y la malnutrición. Las comunidades rurales que dependen de la agricultura en un entorno frágil se enfrentarán al riesgo inminente de malas cosechas y pérdida de ganado. La gente que vive en la costa, en llanuras aluviales, montañas, tierras áridas y en el ártico, es la que está más en peligro”, afirmó Mueller.

“Por ello la agricultura debe incluirse en la agenda de las negociaciones mundiales sobre el cambio climático. Los actuales mecanismos de financiación incluidos en el Protocolo de Kyoto sólo permiten aprovechar una mínima fracción del potencial de reducción de la agricultura y por tanto son insuficientes”, apuntó Mueller.

La agricultura aporta metano

La producción agrícola y la ganadería emiten a la atmósfera gases de efecto invernadero como el metano, procedente del ganado y los humedales -especialmente arrozales-, óxido nitroso de los fertilizantes y carbono de la deforestación y la degradación del suelo. Los cambios del uso de la tierra, como la deforestación y la degradación del suelo -dos efectos devastadores de prácticas agrícolas insostenibles-, emiten grandes cantidades de carbono a la atmósfera, contribuyendo así al calentamiento global.

Se espera que las emisiones anuales de gases de efecto invernadero aumenten en las próximas décadas debido a una mayor demanda de alimentos y a cambios en la dieta.

“Pero millones de campesinos de todo el mundo también podrían ser partícipes del cambio ayudando a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero", afirmó Mueller. Manteniendo niveles más altos de carbono en la tierra -un proceso conocido como "retención de carbono”- los campesinos pueden ayudar a reducir los niveles de dióxido de carbono en el aire, mejorando la resistencia del suelo y aumentando el rendimiento de las cosechas.

Reducir el laboreo, aumentar la materia orgánica del suelo, incrementar la capa de suelo, mejorar la gestión de los pastizales, restaurar las tierras degradadas, plantar árboles, cambiar el forraje y el uso sostenible de la diversidad genética animal, utilizar los fertilizantes de forma más eficaz o mejorar la gestión del agua y el arroz, son alternativas por las que los campesinos pueden optar para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en la agricultura.

"Se necesitan inversiones muy cuantiosas en la agricultura para cambiar los métodos de producción insostenibles, enseñar a los campesinos prácticas para reducir el cambio climático y mejorar el acceso global al crédito y la información", afirmó Mueller. "Estas inversiones -añadió- aumentarán la capacidad de resistencia de la agricultura al cambio climático y, al mismo tiempo, mejorarán la productividad agrícola y la sostenibilidad, contribuyendo con ello a una mejor seguridad alimentaria y a la reducción de la pobreza".

Incentivos insuficientes

“Los planes mundiales actuales de financiación, como el Mecanismo para un Desarrollo Limpio del Protocolo de Kyoto, son inadecuados y no están ofreciendo incentivos suficientes para que los campesinos se involucren en la reducción y adaptación al cambio climático", señaló Mueller.

"Por ejemplo -explicó-, la retención del carbono del suelo, que supone casi un 90 por ciento del potencial de reducción del cambio climático en la agricultura, está fuera del alcance del Mecanismo para un Desarrollo Limpio del Protocolo de Kyoto. Ni la reducción del cambio climático, ni la seguridad alimentaria, ni el desarrollo sostenible, se benefician de esta exclusión".

Según Mueller, los mercados de carbono, que ofrecen grandes incentivos para los fondos públicos y privados del carbono en los países desarrollados para la compra de reducciones de emisiones relacionadas con la agricultura de países en desarrollo, podrían proporcionar inversiones significativas para estimular el desarrollo rural y la agricultura sostenible en países en desarrollo. Se podrían desarrollar estándares de productos y etiquetas que certificaran la reducción del impacto de los productos agrícolas.

Más información en: www.fao.org/climatechange/home/es/

 


No arar mantiene el carbono fijado al suelo
AGRICULTURA SOSTENIBLE CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO


Naciones Unidas, 12/2/2009, (Ecoestrategia).- Los campesinos del mundo deben cambiar con rapidez a sistemas agrícolas más sostenibles y productivos para obtener los alimentos que necesita la creciente población mundial y responder ante el cambio climático, advirtió el principal experto en cultivos de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en un reciente congreso internacional sobre agricultura.

En su intervención ante un millar de participantes en el IV Congreso Mundial de la Agricultura de Conservación (AC) realizado recientemente en la ciudad de Nueva Delhi (India), Shivaji Pandey, Director del Departamento de Producción y Protección Vegetal de la FAO, aseguró que la AC juega un papel esencial en esa transformación.

“El mundo no tiene otra alternativa que la de intensificar la producción agrícola sostenible para hacer frente a la creciente demanda de alimentos y piensos, mitigar la pobreza y proteger sus recursos naturales. La agricultura de conservación es un elemento clave de esta intensificación”, explicó Pandey.

La agricultura de conservación se puede hacer sin arar y sin labores preparatorias de la tierra, al tiempo que protege la cubierta permanente del suelo y promueve la rotación de cultivos diversificados para garantizar una óptima condición y productividad del suelo. Introducida hace cerca de 25 años, se practica hoy en unos 100 millones de hectáreas de tierras agrícolas en todo el mundo.

Daño medioambiental de la agricultura tradicional

Los métodos tradicionales intensivos de cultivo con frecuencia han contribuido a dañar al medio ambiente, resultando en un descenso de la productividad agrícola, justo cuando el planeta necesita doblar su producción de alimentos para atender a los 9.000 millones de habitantes que tendrá en 2050, según Pandey.

“En nombre de la intensificación -explicó- en muchas partes del mundo los campesinos han arado, utilizado fertilizantes, regado y aplicado pesticidas en exceso. Pero al hacerlo así también han afectado en todos sus aspectos al suelo, el agua, la tierra, la biodiversidad y los servicios que proporciona un ecosistema intacto. Así se inició un declive el crecimiento de los rendimientos”, añadió el experto.

Siguiendo la actual tendencia, se espera que la tasa de crecimiento de la productividad agrícola caiga hasta el 1,5 por ciento de aquí a 2030, y al 0,9 por ciento entre 2030 y 2050, comparado con el 2,3 por ciento anual desde 1961.

En los países en desarrollo, el crecimiento en el rendimiento del trigo ha descendido desde cerca del 5 por ciento en 1980 hasta el 2 por ciento en 2005. El crecimiento en la productividad del arroz bajo de forma muy marcada desde el 3,2 por ciento al 1,2 en el mismo período, mientras que el rendimiento del maíz cayó desde el 3,1 hasta el 1 por ciento.

Impacto menor

La agricultura de conservación podría no solo colaborar a recuperar el rendimiento, si no también aportaría diversos beneficios medioambientales, según Pandey. Además de restablecer la salud del suelo, también se ahorra en la energía usada en la agricultura, reduciendo el impacto de un sector que en la actualidad supone cerca del 30 por ciento de las emisiones mundiales de gases causantes del efecto invernadero.

Igualmente puede mitigar aún más el cambio climático al ayudar a mantener el carbono en el suelo y ahorra potencialmente 1.200 kilómetros cúbicos de agua anualmente para el año 2030, ya que un suelo en buenas condiciones retiene más humedad y necesita menos riego.

Tan solo a través de la intensificación sostenible de la producción agrícola se puede realizar un progreso serio hacia el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio para la reducción del hambre y la pobreza y para garantizar la sostenibilidad del medio ambiente, advirtió Pandey.

Pandey urgió a los gobiernos, donantes y otras partes implicadas a que den apoyo político y financiero para garantizar un lanzamiento más amplio y rápido de la AC. Será necesario acelerar la formación, la investigación participativa y la creación de organizaciones campesinas más sólidas, al tiempo que se deberían distribuir ampliamente o fabricar a nivel local los nuevos equipamientos desarrollados para la AC.

Entre los delegados al Congreso, de cuatro días de duración, figuraban campesinos, expertos y responsables de políticas de todo el mundo. La reunión se realizó por invitación del Consejo Indio de Investigación Agrícola (ICAR) y la Academia Nacional de Ciencias Agrícolas (NAAS, por sus siglas en inglés).

Más información en http://www.fao.org/ag/ca/es/index.html

 


Crece la inseguridad alimentaria en el planeta
EL NÚMERO DE HAMBRIENTOS EN EL MUNDO HA AUMENTADO EN 40 MILLONES DE PERSONAS


Naciones Unidas, 15/12/2008, (Ecoestrategia).- Otros 40 millones de personas en el mundo se han visto golpeadas por el hambre en este año 2008 debido principalmente al alza de los precios alimentarios, según un informe dado a conocer por la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Con ello la cifra total de desnutridos en el mundo se eleva ya a 963 millones, comparada con los 923 millones de 2007, mientras que la actual crisis económica y financiera puede conducir todavía a más gente hacia el hambre y la pobreza.

La última edición del informe de la FAO sobre el hambre: El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo (SOFI 2008) advierte que “los precios de los alimentos han bajado a nivel mundial desde principios de 2008, pero este descenso no ha solucionado la crisis alimentaria en muchos países pobres”, tal como lo aseguró el director General Adjunto de la FAO, Hafez Ghanem.

“Para millones de personas en los países en desarrollo, contar a diario con una cantidad mínima de alimentos para llevar una vida sana y activa es un sueño lejano. Las causas estructurales del hambre, como la falta de acceso a la tierra, crédito o empleo, combinados con los altos precios de los alimentos, continúan siendo una triste realidad”, afirmó Ghanem.

Los precios de los principales cereales han caído más del 50 por ciento desde sus máximos a principios de 2008, pero permanecen altos comparados con los años precedentes. A pesar del fuerte descenso en los últimos meses, el Índice de Precios de la FAO era todavía un 28 por ciento más alto en octubre de 2008 comparado con octubre de 2006.

Con precios de semillas y fertilizantes (y de otros insumos) a más del doble de su nivel de 2006, los campesinos pobres no han podido aumentar su producción. Pero los agricultores pudientes, en particular los de los países desarrollados, han podido hacer frente al alza de precios de los insumos y aumentar sus plantaciones.

Como consecuencia de lo anterior, se espera que la producción de cereales en los países desarrollados crezca al menos un 10 por ciento en 2008. Por su parte, el incremento en los países en desarrollo no pasará del uno por ciento.

El mapa del hambre

La gran mayoría de las personas desnutridas en el mundo (907 millones) vive en países en desarrollo, según los datos de 2007 que ofrece El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo. De ellas, el 65 por ciento se concentra en siete países: India, China, la República Democrática del Congo, Bangladesh, Indonesia, Pakistán y Etiopía. Los progresos en los países de mayor población tendrán un importante impacto en la reducción del hambre a nivel mundial.

Por otra parte, casi dos tercios (583 millones en 2007) de los hambrientos del mundo viven en Asia, continente con una nutrida población y progresos relativamente lentos en la reducción del hambre. Como dato positivo, algunos países del Sudeste asiático, como Tailandia y Vietnam han realizado avances notables hacia los objetivos de la Cumbre Mundial de la Alimentación (CMA) de 1996, mientras que Asia meridional y central han experimentado retrocesos en la lucha contra el hambre.

Asimismo, en África subsahariana, una de cada tres personas (236 millones en 2007) sufre de desnutrición crónica, el porcentaje más alto de personas desnutridas sobre el total de la población, según el informe.

La mayor parte del incremento de hambrientos ha tenido lugar en un único país: la República Democrática del Congo, como resultado de un conflicto generalizado y persistente. El país africano ha pasado de 11 millones de desnutridos (en 2003-05) a 43 millones, con una proporción sobre la población total del 29 al 76 por ciento.

En conjunto, África subsahariana ha realizado algunos progresos en reducir la proporción de víctimas del hambre crónica, que ha bajado del 34 (1995-97) al 30 por ciento (2003-2005). Ghana, Congo, Nigeria, Mozambique y Malawi han conseguido las mayores reducciones en este sentido. Ghana es el único país africano que ha alcanzado los niveles de reducción del hambre marcados por la CMA y los Objetivos de Desarrollo del Milenio. El crecimiento de su producción agrícola ha sido la clave del éxito.

Por su parte, Latinoamérica y el Caribe alcanzaron su mayor éxito en la reducción del hambre antes del alza de los precios. Pero las subidas han incrementado el número de personas hambrientas en la región, que se situó en 51 millones en 2007.

Objetivo difícil de alcanzar

“El objetivo de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación, de reducir a la mitad la cifra de hambrientos en 2015, requiere un fuerte compromiso político e inversiones en los países pobres de al menos 30.000 millones de dólares anuales para la agricultura y cobertura social para los pobres”, explicó el director General Adjunto de la FAO

Algunos países se encontraban bien encarrilados para alcanzar los objetivos de la CMA, antes de que los precios de los alimentos se disparasen. “Incluso estos países han sufrido retrocesos: parte de los progresos alcanzados se han cancelado debido al alza de precios. La crisis ha afectado principalmente a los más pobres, los campesinos sin tierra y las familias encabezadas por mujeres”, afirmó Ghanem.

La situación del hambre en el mundo puede deteriorarse todavía más si la crisis financiera golpea la economía real de cada vez más países. La reducción de la demanda en los países desarrollados amenaza los ingresos que los países en desarrollo obtienen a través de las exportaciones. Las remesas de los emigrantes, las inversiones y otros flujos de capital -incluyendo la ayuda al desarrollo-, se encuentran también amenazados. Las economías emergentes en particular son susceptibles del impacto duradero de la restricción de créditos, incluso si la crisis es de corta.

La FAO concluye que “será necesario un esfuerzo global enorme y decidido, junto a acciones concretas, para reducir el número de hambrientos a 500 millones en 2015”.

El informe El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo 2008 puede leerse en:
http://www.fao.org/docrep/011/i0291s/i0291s00.htm

 


Naciones Unidas pide un “nuevo orden agrícola mundial”
30 MIL MILLONES DE DÓLARES AL AÑO ERRADICARÍAN EL HAMBRE EN TODO EL PLANETA


Naciones Unidas, 24/11/2008, (Ecoestrategia).- Un nuevo orden agrícola mundial para erradicar el hambre de la faz de la tierra de una vez por todas, pidió la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) a los líderes mundiales. Unos 30.000 millones de dólares anuales son necesarios para hacer desaparecer definitivamente a este “jinete del Apocalipsis” que cada día ocasiona la muerte de 25 mil personas, especialmente a niños de los países del Sur.

La suma de dinero necesaria para eliminar el hambre no es para nada exagerada, si se tiene en cuenta que el gasto anual global en armamento es 190 veces mayor, según lo reveló el Instituto Internacional de Investigación para la Paz (SIPRI) con sede en Estocolmo (Suecia).

El director General de la FAO, Jacques Diouf, aseguró a los 191 países miembros de esta organización, reunidos en Roma con motivo de la Conferencia Especial de los Estados Miembros de la FAO, que “más de 60 años después de la fundación de esta agencia es esencial crear un nuevo sistema de seguridad alimentaria mundial”.

“Tenemos que corregir el sistema actual, que genera una inseguridad alimentaria mundial a causa de las distorsiones del comercio en el mercado internacional provocadas por los subsidios a la agricultura, los derechos arancelarios y los obstáculos técnicos al comercio, así como por el desequilibrio en la asignación de los recursos de la ayuda oficial al desarrollo y en los presupuestos de los países en desarrollo”, señaló el Director General de la FAO en el encuentro que finalizó el pasado día 22.

Para este fin, Diouf propuso una Cumbre para la primera mitad de 2009, la cual “debería sentar las bases de un nuevo sistema de gobernanza de la seguridad alimentaria mundial y del comercio agrícola ofreciendo a los agricultores, tanto de países desarrollados como en desarrollo, la posibilidad de ganarse dignamente la vida”.

Ninguna persona debe padecer hambre

Jacques Diouf afirmó que “debemos tener la inteligencia y la imaginación de concebir políticas de desarrollo agrícola, así como reglas y mecanismos, que garanticen un comercio internacional sin barreras y justo al mismo tiempo”.

Esta futura Cumbre debería servir igualmente para encontrar los 30.000 millones de dólares anuales para crear infraestructuras rurales y aumentar la productividad agrícola en el mundo en desarrollo. La propuesta de reunir esta suma para salvar a la humanidad del hambre es razonable si se tiene en cuenta que en pocas semanas se consiguió reunir cien veces más para hacer frente a una crisis financiera internacional.

También se trata de una cantidad de dinero modesta comparada con los 365.000 millones de dólares de ayudas a la agricultura que reciben cada año los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

A finales del pasado mes de octubre, durante la celebración del Día Mundial de la Alimentación en Nueva York, en presencia del ex presidente Clinton y del Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, y en un mensaje de felicitación al Presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, Diouf sugirió que Estados Unidos debería tomar la iniciativa en la convocatoria de la Cumbre.

En este encuentro, los Jefes de Estado y de Gobierno deberían también acordar la creación de un Fondo de Intervenciones de Emergencia para contar con recursos que permitan reaccionar con rapidez para impulsar la producción alimentaria en países pobres que dependen en gran medida de las importaciones.

Falta dinero, pero no nuevas estructuras

Para poder conseguir el objetivo de erradicar el hambre, Diouf sugirió consolidar el actual Comité para la Seguridad Alimentaria (CSA), creado en 1974 tras la Cumbre Mundial sobre la Alimentación para controlar la situación alimentaria internacional.

“Como mecanismo intergubernamental, el CSA es universal y está abierto a todos los Estados Miembros de la FAO, de Naciones Unidas y a representantes de otros organismos internacionales, ONGs, la sociedad civil y el sector privado”, indicó.

De forma específica, el papel del CSA sería prevenir las crisis alimentarias internacionales y ayudar a desarrollar y ejecutar las políticas necesarias a nivel nacional, regional e internacional para garantizar la seguridad alimentaria en el mundo. También podría servir como foro de debate sobre los principios que deberían regir el comercio agrícola internacional. Otra de sus tareas sería la de analizar los riesgos y necesidades futuras y formular las recomendaciones políticas adecuadas.

Según los expertos, este comité tendría que ser potenciado como un sistema coherente de gobernanza de la seguridad alimentaria mundial, incluyendo una “asociación global para la seguridad alimentaria mundial” basada en alianzas existentes y un grupo de expertos internacionales de primer nivel, fundamentado en paneles exteriores de expertos que ya existen en cultivos agrícolas, ganadería, pesca, bosques y los aspectos socioeconómicos de la alimentación y la agricultura, a ser posible según el modelo del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC).

Diouf insistió en que la FAO conoce muy bien las medidas a tomar para erradicar el hambre en el mundo y doblar la producción alimentaria para 2050 para poder nutrir a una población de más de 9.000 millones de personas.

“Existen planes, programas y proyectos –subrayó Diouf- para resolver el problema de la inseguridad alimentaria en el mundo. Conseguir estas metas es un problema político y de financiación, más que una cuestión técnica”, concluyó el alto funcionario.

Más información en:
ftp://ftp.fao.org/docrep/fao/011/ai474s/ai474s00.pdf

 


Procedente de Malasia:
SE COMERCIALIZA EN EUROPA LA PRIMERA PRODUCCIÓN DE ACEITE DE PALMA SOSTENIBLE


Madrid, 16/11/2008, (Ecoestrategia).- La primera producción de aceite de palma certificado como sostenible, y elaborado en Malasia, ha sido presentado esta semana en La Haya (Holanda) y será utilizado por consumidores, industria transformadora y supermercados de Europa. Este proyecto trata de mejorar las vidas de millones de productores sin recursos y de evitar problemas medioambientales.

Las 500 toneladas de aceite de palma que conforman este primer envío que llegará a finales de este mes al puerto de La Haya, son la culminación de cinco años de trabajo por parte del proyecto internacional denominado “Mesa Redonda por un aceite de palma sostenible” (RSPO en sus siglas en inglés).

La organización de comercio justo y cooperación para el desarrollo Oxfam Internacional forma parte de este grupo, junto con otros 340 miembros, entre los que se encuentran minoristas, bancos, organizaciones no gubernamentales y productores de aceite de palma que en la actualidad abarcan el 50% de la producción mundial de este producto.

Este proyecto internacional pretende proteger a millones de personas de las comunidades más pobres del mundo, agricultores y trabajadores, de expropiaciones y de los desplazamientos forzosos, de la explotación y de las condiciones precarias, de los salarios ínfimos y de los impactos devastadores sobre el medio ambiente, como la deforestación. Los valores clave de la RSPO son la transparencia y el compromiso de todas las partes interesadas.

“Este primer envío es literalmente una gota en el océano del comercio mundial de aceite de palma, pero es el primer paso para ayudar a millones de personas pobres y vulnerables. Nuestro objetivo es que, en el año 2013, el 50 por ciento del aceite de palma comercializado en todo el mundo haya sido certificado como sostenible”, aseguró el portavoz de Intermón Oxfam (Oxfam Internacional en España) para Cambio Climático, José A. Hernández de Toro.

Malasia e Indonesia son los principales productores

La mayor parte del aceite de palma es utilizado como un “aceite vegetal” en las tiendas, siendo visible en productos como galletas, champús y productos congelados para freír. Se estima que la mitad de los productos de los supermercados contienen aceite de palma. Cada año se producen cerca de 40 millones de toneladas de este aceite valoradas en más de 20 mil millones de dólares. El 85% de esta cantidad se cultiva en Indonesia y Malasia y posteriormente es exportada a Europa, América del Norte y Asia.

La RSPO se creó para el comercio de alimentos pero el aceite de palma también está siendo utilizado de manera creciente como biodiesel y como combustible para generar electricidad. A Oxfam Internacional le preocupa seriamente que esta expansión del uso como biocombustible genere una expansión del cultivo que provoque problemas medio ambientales y sociales.

“La Mesa Redonda en defensa de un aceite de palma sostenible (RSPO) no puede resolver todos los problemas asociados a este producto, siendo el mayor de ellos la demanda global sin controles. Sin embargo, los pequeños agricultores y los trabajadores de las plantaciones podrían beneficiarse de ello”, afirmó Hernández de Toro.

“La RSPO no debe convertirse en un mero lavado de imagen para el sector, para lo que es vital el papel de fiscalización de la sociedad civil”, añadió el portavoz de Intermón Oxfam.

Certificación sistemática

Al día de hoy, millones de pequeños agricultores son proveedores de los molinos de aceite de palma. Casi diez millones de hectáreas de terreno están ahora bajo cultivo. Este área se está expandiendo rápidamente, provocando un masivo desplazamiento de las comunidades que viven en la zona y una deforestación galopante.

“En lugar de beneficiarse de las oportunidades comerciales, millones de personas han quedado atrapadas en círculos viciosos de pobreza, al perder sus terrenos o al ser explotados por parte de productores con mucho poder y por comerciantes de las grandes cadenas de producción”, señaló Hernández de Toro.

Oxfam Internacional, junto con otras ONG, ha contribuido al desarrollo de criterios, reglas de certificación fiables y mecanismos comerciales funcionales. El certificado RSPO –una vez adaptado ampliamente por agricultores y consumidores- ayudará a asegurar a los fabricantes que su aceite de palma no se ha cultivado en terrenos arrebatados a las comunidades en contra de su voluntad y que los pequeños productores están siendo tratados con equidad por compradores, prevaleciendo unas dignas condiciones de trabajo.

Para conseguir la certificación de la RSPO, los productores también deben demostrar que han detenido la tala de árboles desde noviembre de 2005. Las grandes corporaciones deberán certificar de forma sistemática todas sus plantaciones, no sólo las “emblemáticas”.

El próximo año, Oxfam confía en que todas las partes interesadas aporten sus casos al sistema de quejas de la RSPO.

“Esta Mesa Redonda es sólo el comienzo. Somos completamente conscientes de que los productores y comerciantes irresponsables continuarán sus prácticas alejadas de la sostenibilidad. Ahora necesitamos más controles por parte de los gobiernos y acción colectiva por parte de las empresas. Paso a paso, esperamos comenzar a marcar la diferencia”, concluyó el portavoz de Intermón Oxfam para Cambio Climático.

Más información en http://www.rspo.org/

 


Reducir emisiones de CO2 beneficiaría a los campesinos pobres
LOS MERCADOS DE CARBONO PUEDEN ESTIMULAR EL DESARROLLO DE LA AGRICULTURA SOSTENIBLE


Naciones Unidas, 10/11/2008, (Ecoestrategia).- Un centenar de expertos de los cinco continentes se reunieron a finales del asado mes de octubre para diseñar la estrategia de aprovechamiento de un nuevo e importante flujo de fondos, la financiación del carbono, para el desarrollo agrícola y la mejora de las vidas de los agricultores pobres en el mundo entero.

El Mecanismo para un Desarrollo Limpio del Protocolo de Kyoto permite contar cada año con miles de millones de dólares para financiar iniciativas que ayudan a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) a la atmósfera.

A pesar de que la agricultura es una importante fuente de emisiones (su contribución a nivel mundial si se incluyen los cambios del uso de la tierra y el sector ganadero intensivo es de un 30 por ciento) y por lo tanto ofrece posibilidades reales para reducir la contaminación con GEI, hasta ahora sólo se ha destinado una pequeña parte de estos fondos a la misma.

La reunión, que tuvo lugar en West Lafayette, Estados Unidos, debatió cómo puede beneficiarse la agricultura de un mercado cuyo valor ascendió a 12 000 millones de euros en 2007. Este mercado se ha desarrollado bajo el Mecanismo para un Desarrollo Limpio (MDL) del Protocolo de Kyoto, según el cual las industrias en los países desarrollados pueden cumplir con sus obligaciones de reducción de las emisiones de GEI invirtiendo en proyectos de ahorro de emisiones en el extranjero.

Frenar el calentamiento global y ayudar a los agricultores pobres

"Es una oportunidad beneficiosa para todos", afirmó Theodor Friedrich, experto de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en intensificación de la producción sostenible (SPI, por sus siglas en inglés).

"Tenemos la oportunidad de, al mismo tiempo, ralentizar el cambio climático, ayudar a los agricultores pobres a ganarse mejor la vida y mejorar la salud y productividad del suelo", aseguró Friedrich.

Sin embargo,  para acceder a la financiación del MDL, los proyectos agrícolas necesitan generar pruebas, medibles científicamente, de cuánto pueden reducir las emisiones de GEI en comparación con la agricultura tradicional. También se necesitaría encontrar la forma de controlar fehacientemente estos resultados y de establecer pagos por la captura de carbono atractivos para los pequeños agricultores.

Éstos fueron algunos de los temas que fueron debatidos en la reunión, organizada conjuntamente por la FAO y el Centro de Información de Tecnología de Conservación, con el apoyo del Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

En los sistemas agrícolas tradicionales, cuando la tierra es labrada y cultivada, el CO2 allí almacenado se libera a la atmósfera, contribuyendo al aumento de los GEI y, con ello, al cambio climático. Por ello, los sistemas SPI como la Agricultura de Conservación (CA, por sus siglas en inglés), en la que las semillas se introducen directamente en el terreno a través de la cubierta vegetal, son más beneficiosas para el clima.

Cultivar sin labrar

De hecho la  Agricultura de Conservación puede eliminar cantidades significativas de CO2 de la atmósfera y almacenarlas en la tierra. "En teoría, el empleo de métodos agrícolas como la ausencia de labranza en los 5.000 millones de hectáreas de tierra cultivada que hay en todo el mundo permitiría capturar tres mil millones de toneladas de carbono de la atmósfera cada año y retenerlo durante 30 años", explicó Friedrich.

"Esta es aproximadamente la tasa anual a la que actualmente está aumentando el CO2 producido por el hombre", añadió el experto de la FAO.

El suelo rico en carbono es más sano y almacena mejor el agua. Esto le hace soportar mejor las temperaturas más elevadas y las menores precipitaciones que se prevén como resultado del cambio climático. También se trata de un suelo más productivo.

"El empleo de la financiación del MDL para fomentar la CA y otros sistemas SPI en países en desarrollo podría suponer un importante estímulo para el desarrollo. También podría aumentar la seguridad alimentaria mundial y contribuir significativamente a ayudar a la comunidad global y a las poblaciones vulnerables en particular a superar las amenazas del cambio climático", concluyó Theodor Friedrich.

Más información en:
http://www.conservationinformation.org/?action=article&id=41


 

Nuevas medidas puestas en marcha por la ONU
FACILITARÁN EL ACCESO DE CAMPESINOS DEL SUR A LOS MERCADOS MUNDIALES DE AGRICULTURA ECOLÓGICA

Al mismo tiempo, piden revisar las políticas y subvenciones a los biocombustibles cuya producción aumenta el precio de los alimentos.

Naciones Unidas, 9/10/2008, (Ecoestrategia).- Los campesinos que practican la agricultura orgánica en los países en desarrollo tendrán un mayor acceso a los mercados mundiales gracias a dos herramientas prácticas puestas en marcha con el objetivo de facilitar el comercio sus productos.

Las nuevas herramientas ayudarán a agilizar la aceptación de productos que se comercializan a nivel internacional, y son el resultado de seis años de trabajo en equipo de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO); la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD); y la Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica (IFOAM), la organización que se ocupa del sector a nivel mundial.

La primera herramienta es la guía Equitool, cuya finalidad es ayudar a los responsables de la toma de decisiones a evaluar si las normas sobre productos orgánicos y su procesado que se aplican en una región del mundo son equivalentes –es decir, no idénticas pero igualmente válidas- a otras normas sobre agricultura orgánica. De esta manera se facilita el comercio al tiempo que salvaguarda la producción orgánica en función de las condiciones socioeconómicas y agro-ecológicas locales.

La segunda herramienta, denominada Requisitos Internacionales para Organismos de Certificación Orgánica (IROCB, por sus siglas en inglés), es un listado mínimo de requisitos para los organismos de certificación orgánica que permitirá la importación de productos certificados por los sistemas de control de países extranjeros.

Ambas herramientas fueron aprobadas en la reunión final del Grupo Internacional de Expertos sobre Armonización y Equivalencia de la Agricultura orgánica (ITF, por sus siglas en inglés) en Ginebra. Este grupo, formado en 2003 por la FAO, UNCTAD e IFOAM, incluye representantes de Gobiernos, agencias intergubernamentales y de las partes implicadas del sector privado, incluyendo los certificadores y agentes acreditadores.

Un mercado en continuo crecimiento

Según la FAO, el comercio orgánico está creciendo a un ritmo del 15 al 20 por ciento anual, y ya hay más de cien países que hoy exportan productos orgánicos certificados. Sin embargo, este comercio está siendo obstaculizado por la multitud de normas, regulaciones y sistemas de evaluación de conformidad.

Existen más de 400 organismos públicos y privados que operan hoy en día en el mercado mundial de productos orgánicos. Los productos que son certificados como tales bajo un sistema no son fácilmente admitidos como orgánicos por otro. Ello origina numerosos quebraderos de cabeza y costes para los productores y exportadores que quieren vender en diferentes mercados.

Estas barreras pueden poner los beneficios económicos, medioambientales, de salud y sociales de la agricultura orgánica fuera del alcance de muchos productores, en particular los que cuentan con escasos recursos en los países en desarrollo. También obligan a que los consumidores paguen precios más altos por una selección más limitada de productos.

“En vez de perder tiempo, dinero y mercados en esta jungla de normas y regulaciones, el ITF ha sentado las bases para una cooperación armoniosa para aquellos interesados en facilitar el crecimiento del sector orgánico, al tiempo que se mantiene la integridad del sistema”, aseguró el Director General Adjunto de la FAO Alexander Mueller.

En la actualidad existen dos normas internacionales para la agricultura orgánica: las Directrices para la producción, procesado, etiquetado y comercialización de los alimentos producidos orgánicamente, del Codex Alimentarius FAO/OMS y las Normas básicas del IFOAM.

Revisar las políticas y subvenciones a los biocombustibles

Por otra parte, la agencia de Naciones Unidas especializada en la agricultura y la alimentación afirmó que las políticas y subvenciones de los biocombustibles deberían ser reconsideradas con urgencia para mantener el objetivo de la seguridad alimentaria mundial, proteger a los campesinos pobres, promover un desarrollo rural de amplia base y asegurar la sostenibilidad medioambiental.

Estas consideraciones se encuentran recogidas en la nueva edición de su principal publicación anual El Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación 2008 (SOFA, por sus siglas en inglés). “Los biocombustibles ofrecen oportunidades pero también plantean riesgos. El resultado dependerá del contexto específico del país y de las políticas adoptadas”, señaló Jacques Diouf, Director General de la FAO.

“Las políticas actuales tienden a favorecer a los productores de algunos países desarrollados frente a los de la mayoría de los países en desarrollo. El desafío reside en reducir o gestionar los riesgos compartiendo al mismo tiempo las oportunidades de forma más amplia”, explicó Diouf.

La producción de biocombustibles basada en productos agrícolas creció más del triple entre 2000 y 2007, y ahora supone casi el dos por ciento del consumo mundial de combustibles para el transporte. Se espera que este crecimiento continúe, aunque la contribución de los biocombustibles líquidos (principalmente etanol y biodiesel) para la energía del transporte, y, más aún, para el consumo energético mundial, seguirá siendo limitada.

A pesar de la escasa importancia de los biocombustibles líquidos en términos del suministro energético mundial, la demanda de materias primas agrícolas (azúcar, maíz, semillas oleaginosas) para obtenerlos seguirá aumentando en la próxima década y quizás más adelante, incrementando la presión sobre los precios alimentarios.

Más información en: www.fao.org/bioenergy/home/es/

 

Aumenta el sobrepeso y la obesidad en el Sur de Europa
¿SE ENCUENTRA LA DIETA MEDITERRÁNEA EN PELIGRO DE EXTINCIÓN?


Naciones Unidas, 20/8/2008, (Ecoestrategia).- Ensalzada por los expertos por mantener a la gente delgada, saludable y longeva, la dieta mediterránea tiene seguidores en todo el mundo, pero es cada vez más ignorada en la región en donde se originó.

Durante los últimos 45 años la famosa dieta basada en frutas y verduras frescas “ha decaído y se encuentra en estado moribundo” en su propia área, según lo revela un estudio del economista de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura (FAO), Josef Schmidhuber.

La creciente prosperidad de la población en Europa meridional, el norte de África y Oriente próximo ha producido un rápido deterioro de sus hábitos alimentarios, considerados en el pasado como un modelo para el resto del mundo, según las conclusiones de Schmidhuber.

Su informe fue presentado en un seminario organizado recientemente por el California Mediterranean Consortium, formado por siete instituciones académicas de Estados Unidos y la Unión Europea para el seguimiento de los productos mediterráneos en el mercado mundial.

La población a orillas del Mediterráneo ha utilizado sus mayores ingresos para sumar una gran cantidad de calorías procedentes de carnes y grasas a una dieta que tradicionalmente era pobre en proteínas animales. Los alimentos que consumen ahora son “demasiado grasos, demasiado salados y demasiado dulces”, sostuvo Schmidhuber.

Propiedades saludables

Las características principales de la dieta mediterránea son un alto consumo de productos vegetales (frutas, verduras, legumbres, frutos secos, pan y otros cereales) siendo el trigo el alimento base, el aceite de oliva como grasa principal, un mayor consumo de aves y pescado que de carnes rojas, y el consumo regular de vino en cantidades moderadas.

Las propiedades saludables que se le atribuyen a este tipo de alimentación se basan en la constatación de que, aunque en los países mediterráneos se consume más grasa que en los Estados Unidos, la incidencia de enfermedades cardiovasculares es mucho menor.

Las causas de tales propiedades parecen estar en los componentes ricos en ácidos grasos monoinsaturados presentes en el aceite de oliva (que reduce el nivel de colesterol en sangre). También se atribuye al consumo de pescado, en especial pescado azul, rico en ácidos grasos omega-3 y, finalmente, al consumo moderado de vino tinto que tiene un efecto cardioprotector por sus antocianos.

En junio de 2007 el Gobierno español propuso la candidatura de la dieta mediterránea para su inclusión en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Según el vicepresidente ejecutivo de la Fundación Dieta Mediterránea (FDM), Francisco Sensat Alemany, “la pérdida de la dieta mediterránea no sólo afectaría a la salud de millones de personas, sino que además pondría en peligro la supervivencia de un patrimonio aún más amplio: el que conforman los paisajes y las tradiciones asociadas a ella.

Calorías: de menos a más

Sin embargo, entre 1962 y 2002, la ingesta diaria de calorías en Europa (en 15 países) se incrementó de 2960 kilo calorías (kcal) a 3340 kcal, (cerca del 20 %), pero en Grecia, Italia, España, Portugal, Chipre y Malta, que inicialmente eran países más pobres que sus vecinos del norte, el aumento del consumo de calorías fue del 30 por ciento.

“El mayor consumo de calorías y un menor gasto de las mismas han hecho que Grecia sea hoy el país de la Unión Europea con la media más alta de Índice de Masa Corporal, y la tasa más alta de sobrepeso y obesidad”, aseguró Schmidhuber. “Hoy en día tres cuartas partes de los griegos tienen sobrepeso o son obesos”, advirtió el experto de la FAO.

Más de la mitad de los italianos, españoles y portugueses sufren igualmente de sobrepeso. Al mismo tiempo se ha producido un notable incremento de calorías y carga glicémica en las dietas de los residentes del norte de África y Oriente próximo.

Ninguno de los países de la Unión Europea (UE) sigue la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la FAO de que los lípidos no sobrepasen el 30 por ciento del total del aporte energético de la dieta, pero España, Grecia e Italia sobrepasan ampliamente este límite y se han convertido en los mayores “tragones” de grasas en Europa

El país que ha registrado el mayor aumento ha sido España, en donde la grasa constituía tan solo el 25 por ciento de la dieta hace cuatro décadas, y ahora supone el 40 por ciento.


Schmidhuber atribuye estos cambios en los hábitos alimentarios a la mayor renta, pero también a factores como el desarrollo de los supermercados, los cambios en los sistemas de distribución de alimentos, el hecho de que las mujeres trabajadoras tengan menos tiempo para cocinar y la costumbre de comer con mayor frecuencia fuera de casa, a menudo en establecimientos de comida rápida.

Al mismo tiempo las necesidades de calorías han disminuido, la gente realiza menos ejercicio y se ha pasado a un tipo de vida mucho más sedentario. Como nota positiva, el informe señala que la población mediterránea consume ahora más frutas y verduras y más aceite de oliva.

Este informe puede leerse en:
http://www.fao.org/es/ESD/Montreal-JS.pdf

 

Posibilidades de un cultivo modesto
LA YUCA PUEDE CONTRIBUIR A LA SEGURIDAD ALIMENTARIA Y ENERGÉTICA MUNDIAL


Naciones Unidas, 7/8/2008, (Ecoestrategia).- La yuca, un cultivo de raíz amilácea originario de América tropical, podría ayudar a proteger la seguridad alimentaria y energética de los países pobres, amenazados en la actualidad por los crecientes precios de los alimentos y los combustibles, según afirmó la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

La yuca (Manihot esculenta Crantz) es originaria de América Latina y el Caribe, donde se ha cultivado desde épocas precolombinas. Su adaptación a diversos ecosistemas, su potencial de producción y la versatilidad de su mercado y de su uso final la han convertido en la base de la alimentación de la población rural en esta parte del planeta.

En una conferencia mundial celebrada a finales del pasado mes de julio en Gante, Bélgica, los científicos expertos en este tubérculo solicitaron un aumento de la inversión en investigación y desarrollo, necesario para aumentar los rendimientos de los agricultores e investigar prometedores usos industriales de la yuca entre los que se incluye la producción de biocombustibles.

Los científicos, que han formado una red internacional llamada Asociación Mundial de la Yuca, afirmaron que la comunidad internacional no puede seguir ignorando la difícil situación de los países tropicales de bajos ingresos, que han sido los más afectados por el alza de los precios del petróleo y la inflación de los precios alimentarios.

Hoy en día, la yuca, también llamada mandioca, es ampliamente cultivada en África tropical, Asia y América Latina, siendo el cuarto cultivo mundial más importante en los países en desarrollo, con una producción estimada en 2006 de 226 millones de toneladas. Es el alimento básico de casi mil millones de personas en 105 países, proporcionando hasta un tercio de las calorías diarias.

Un “cultivo huérfano”

La yuca es cultivada principalmente en ambientes marginales por agricultores de bajos ingresos, quienes sacan partido de la tolerancia de este cultivo a los suelos pobres, a la sequía y la capacidad para recuperarse del daño que le causan plagas y enfermedades. Unos 500 millones de personas perciben ingresos económicos a partir de la producción de la yuca.

La yuca es también la fuente de almidón más barata que existe, siendo utilizada en más de 300 productos industriales. Un uso prometedor es la fermentación del almidón para producir el etanol, empleado como biocombustible. No obstante, la FAO advierte que las políticas que fomentan un cambio a la producción de biocombustibles deberían considerar detenidamente sus efectos sobre la producción y seguridad alimentaria.

Sin embargo, a pesar de la creciente demanda y de las posibilidades que ofrece su producción, la yuca continua siendo un “cultivo huérfano”. Es cultivada por pequeños agricultores, a menudo aislados de los canales de distribución y de las industrias de elaboración de productos, principalmente en zonas que tienen reducido o nulo acceso a variedades mejoradas, fertilizantes y otros insumos productivos.

Los expertos señalan que los gobiernos aún no han realizado las inversiones necesarias para impulsar su valor añadido, que harían que los productos de almidón de yuca fueran competitivos a nivel internacional.

Materia prima de bajo coste

Se calcula que anualmente se extraen unos 60 millones de toneladas de almidón de una gran variedad de cultivos: cereales, raíces y tubérculos, para uso en una amplia variedad de productos: como agentes estabilizadores en sopas y alimentos congelados, revestimiento para pastillas y papel, adhesivo para estampillas y madera laminada, acabado de textiles, como materia prima para elaborar etanol e incluso como agente de cohesión en el concreto. Un 10% de ese almidón se produce con las raíces de la yuca.

Dado que hoy se producen unos 200 millones de toneladas de raíces de yuca al año, la FAO considera que muchos países en desarrollo podrían fortalecer su economía rural, e incrementar los ingresos de los productores de yuca, mediante la conversión de esa materia prima de relativo bajo costo en almidones de elevado valor.

Como fuente de almidón, la yuca es muy competitiva: la raíz contiene más almidón, por peso en seco, que casi cualquier otro cultivo alimentario, y su almidón es fácil de obtener con tecnologías sencillas. Los precios de exportación, que hoy rondan los 225 dólares por tonelada en el caso del almidón de yuca superfino de Tailandia, son constantemente más bajos que los del almidón de la papa, el maíz y el trigo, que se produce en la Unión Europea y en los Estados Unidos.

Según la Dirección de Sistemas de Apoyo a la Agricultura, de la FAO, que coordina la preparación de un nuevo manual para los países en desarrollo sobre extracción de almidón de la yuca “la yuca produce un almidón excelente. En comparación con los almidones obtenidos de casi todas las demás plantas, es más claro y tiene más viscosidad, es muy estable en los productos alimentarios ácidos”.

Esta raíz también tiene propiedades óptimas para su uso en productos no alimentarios, como los farmacéuticos y los termoplásticos naturales.

Prometedor biocombustible

Por otra parte, se vislumbra un prometedor mercado nuevo para el almidón de yuca como materia prima para producir etanol, destinado al uso como combustible natural.

El almidón líquido de la yuca se fermenta de dos a cuatro días con una levadura (Endomycopsis fibuligera), a veces en combinación con una bacteria (Zymomonas mobilis). Un establecimiento básico de producción (mondadoras, ralladoras, fermentadoras y un alambique) puede producir unos 280 litros de etanol puro al 96%, a partir de una tonelada de yuca con un 30% de almidón.

Tal es el caso colombiano, donde el gran descubrimiento nacional en biocombustibles es, sin duda, la yuca, considerada como el pariente más pobre de los cultivos básicos y cuya importancia agroindustrial era hasta hace poco tiempo prácticamente nula en Colombia, pese a producirse en todas las regiones. Este tubérculo es hoy la segunda fuente de producción de alcohol carburante en el país.

Desde 2006 la firma privada Petrotesting puso en marcha la primera planta de producción de bioetanol de yuca en el departamento de Meta (centro-oriente del país), que en ese año llegó a elaborar 20.000 litros diarios de combustible a base de esa raíz.

La reunión de Gante ha sido la primera conferencia científica a nivel mundial de la Asociación Mundial de la Yuca, un consorcio formado –bajo los auspicios de la Estrategia Mundial de Fomento de la Yuca, apoyada por la FAO– por organizaciones internacionales entre las que se incluyen la FAO, el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Instituto Internacional de Agricultura Tropical (IIAT), así como también organismos nacionales de investigación, ONGs y socios privados.

Los participantes analizaron el estado actual de la producción mundial de yuca y las perspectivas futuras. Acordaron diversos nuevos proyectos, que serán presentados de inmediato a la comunidad de donantes, y un conjunto de inversiones necesarias para que la yuca pueda desarrollar todo su potencial como factor frente a la crisis alimentaria y energética mundial.

Más información en:

Consorcio Latinoamericano y del Caribe de Apoyo a la Investigación y Desarrollo de la Yuca http://www.clayuca.org/

Centro Internacional de Agricultura Tropical http://www.ciat.cgiar.org/yuca/inicio.htm

 

Las frutas fotónica:
AUTÉNTICAS FUENTES DE ENERGÍA QUE PROPORCIONAN BIENESTAR AL ORGANISMO

Las frutas con mayor cantidad de biofotones (hasta ahora analizadas) son la piña, el aguacate, el tomate, la papaya, el melocotón, los albaricoques, los mangos y el banano.

Por: Albert Ronald Morales*

Madrid, 9/7/2008, (Ecoestrategia).- Toda fruta tiene un vacío en ese vacío está el poder del árbol, dentro de la vibración interna de ese vacío, nace el éter, dentro de la vibración del éter nace el aire, dentro de la vibración interna del aire nace el fuego, dentro de la vibración interna del fuego emana el agua, y dentro de la vibración interna del agua emana la tierra, son los cinco elementos que tienen las siguientes características: el primero se puede oír, el segundo se puede oír y tocar, el tercero se puede oír, tocar y ver, el cuarto los tres anteriores y saborear, y la tierra se puede además oler. Estos son los cinco elementos de la creación que le permiten a los frutos de la vida manifestarse en todo su esplendor; de ahí nace la vida.

En cada célula de materia orgánica hay procesos de transferencia de energía en movimiento que están vinculados a las funciones de la vida. Las energías presentes en la célula viva tienen una relación directa con los procesos de la vida, son partículas de energía de luz que en la física se refieren como los biofotones; las frutas son el alimento que contienen la mayor cantidad de biofotones, pequeñísimas sustancias llenas de vitalidad que recuperan y revitalizan el organismo de quienes las consumen; solo hay que aprender a utilizarlas para extraerles el elixir de la vida que permanece en ellas.

Las frutas guardan la energía

Las frutas y verduras son alimentos ricos en muchos ingredientes curativos, además de las vitaminas existen los pigmentos que son antioxidantes (los más conocidos son los carotenos), estos tienen que ver con los colores de los alimentos: tenemos el color amarillo intenso de la zanahoria, el color rojo en una variedad de naranja, en los tomates, tomate de árbol, la ciruela, la uva, los mangos, la remolacha; el violeta en variedades de calabacín; el azul en las algas, el blanco en la cebolla, coliflor, manzanas, papa, banano; el verde en el cilantro, perejil (estos ayudan a remover los metales pesados), los alimentos de color verde contienen clorofila que es un elemento recuperador de la sangre.

Otro ingrediente importante en las frutas es la energía, ya Rudolf Steiner consideraba las plantas como colectores de energía cósmica y sus partes (raíces, hojas, frutos) como donantes de luz, cuanta más luz pueda almacenar un alimento, más valioso será, proporcionando al organismo vitalidad y bienestar.

A través de la alimentación absorbemos partículas luminosas (biofotones) que se trasmiten a las células, estas partículas contienen importantes bioinformaciones que controlan complejos procesos vitales de nuestro cuerpo.

Las frutas con mayor cantidad de biofotones (hasta ahora analizadas) son la piña, el aguacate, el tomate, papaya, melocotón, albaricoques y mangos y banano, esto, guarda estrecha relación con la cantidad de luz solar que recibe la fruta en el árbol, la calidad del suelo en el que se cultiva, la calidad del agua con que se riega, el adecuado manejo de la recolección, almacenamiento, transporte y en el tiempo transcurrido entre la cosecha y el consumo, hay frutas que pierden su energía después de tres días de su recolección, los cereales pierden hasta un 50% de su energía en el primer año.

Por ello, consumir cinco piezas de fruta fresca al día, es lo recomendable para proporcionar salud, bienestar y energía vital a nuestro organismo.

*Autor de varios libros sobre Frutoterapia. Web: www.frutoterapia.net/

 

Según un estudio de Naciones Unidas:
UN CUARTO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL ESTÁ AFECTADA POR LA DEGRADACIÓN DEL SUELO


Naciones Unidas, 3/7/2008, (Ecoestrategia).- La degradación del suelo está aumentando en muchas partes del mundo, según un nuevo estudio que recoge datos de un período de 20 años y hecho público por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Definida como el declive a largo plazo en la función y la productividad de un ecosistema, la degradación del suelo está aumentando en severidad y extensión en muchas partes del mundo, con más del 20 por ciento de las tierras agrícolas afectadas, el 30 por ciento de los bosques y el 10 por ciento de los pastizales.

Cerca de 1 500 millones de personas, un cuarto de la población mundial, dependen directamente de suelos afectados hoy en día por procesos de degradación.

Las consecuencias de este fenómeno incluyen una disminución de la productividad agrícola, la migración, la inseguridad alimentara, los daños a recursos y ecosistemas básicos, y la pérdida de biodiversidad debido a cambios en los hábitat tanto a nivel de las especies como a nivel genético.

La situación empeora

“La degradación del suelo tiene también importantes implicaciones para la mitigación y la adaptación al cambio climático, ya que la pérdida de biomasa y de materia orgánica del suelo desprende carbono a la atmósfera y afecta a la calidad del suelo y a su capacidad de mantener el agua y los nutrientes”, señaló Parviz Koohafkan, responsable de la División de Tierras y Aguas de la FAO.

Los datos del estudio indican que a pesar de la determinación de los 193 países que han ratificado de la Convención de Naciones Unidas para combatir la desertización de 1994, la degradación del suelo está empeorando en vez de mejorar.

Cerca del 22 por ciento de las tierras sujetas a degradación se encuentran en zonas muy áridas o zonas subhúmedas secas, mientras que el 78 por ciento está en regiones húmedas. El estudio desvela que la principal causa de la degradación del suelo es la mala gestión de la tierra.

En comparación con evaluaciones previas, el presente estudio desvela que la degradación del suelo ha afectado a nuevas zonas desde 1991, mientras que algunas áreas muy degradadas históricamente se encuentran ahora estables tras haber sido abandonadas o explotadas con un bajo nivel de productividad.

Los datos sobre la degradación del suelo a nivel mundial son parte de un informe presentado por la FAO, el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) e Información Mundial del Suelo (ISRIC). El estudio se denomina Evaluación de la Degradación del Suelo en Zonas áridas (LADA, por sus siglas en inglés), y cuenta con financiación del Global Environment Facility.

No todas las noticias son malas

Sin embargo, no todas las noticias no son tan malas. El estudio ha identificado una serie de lugares en donde el suelo se utiliza de forma sostenible (19 por ciento de las tierras agrícolas), o se está alcanzando mayor calidad y productividad (10 por ciento de los bosques y el 19% de los pastizales).

Muchos de los avances en tierras agrícolas están asociados con el riego, aunque también hay ejemplos de mejoras en tierras agrícolas de secano y los pastizales en las praderas de las Grandes Llanuras en Norteamérica y en India occidental. Algunas de las ganancias corresponden al incremento de la cubierta forestal, ya sea a través de plantación de bosques, en especial en Europa y Norteamérica, y algunos proyectos de bonificación de tierras, como sucede en el norte de China.

No obstante, algunas de las iniciativas positivas se basan en la invasión por bosques y matorrales de zonas de pastos y tierras agrícolas, lo que por regla general no se considera una mejora del suelo.

El estudio demuestra que la degradación del suelo continúa siendo un asunto prioritario que requiere atención renovada por parte de los individuos, las comunidades y los gobiernos.

Un resumen del informe, en inglés, puede consultarse aquí.

 

Día Mundial de lucha contra la Desertificación 2008
LA DEGRADACIÓN DE LA TIERRA IMPIDE UNA AGRICULTURA SOSTENIBLE

El 66% de las tierras de África están afectadas por la desertización.

Naciones Unidas, 17/6/2008, (Ecoestrategia).- Esta semana se celebra el Día Mundial de lucha contra la Desertificación y la Sequía, que en 2008 tiene como lema principal: “Luchando contra la degradación de la tierra para una agricultura sostenible”, poniendo así de relieve la trascendencia de la tierra y su gestión para una de las actividades más importantes en el desarrollo de la civilización: la agricultura.

En 1994, la Asamblea General de Naciones Unidas declaró el 17 de junio como “Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía”, buscando promover la conciencia pública y la aplicación de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación en los países afectados por este fenómeno, en particular las naciones de África done el 66% de la tierra está afectada por la desertización.

El punto de partida de este proceso se remonta cuarenta y un años atrás, cuando la Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Desertificación, celebrada en Nairobi (Kenia) en septiembre de 1977, abordó por primera vez este tema como problema de índole mundial.

En 1992, a petición de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, celebrada en Río de Janeiro (Brasil), la Asamblea General de las Naciones Unidas pidió la creación de un Comité Intergubernamental de Negociación con el fin de elaborar una Convención de Lucha contra la Desertificación.

Y fue así como el 17 de junio de 1994 se adoptó en París la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD) y el 17 de junio fue designado Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía.

La CNULD entró en vigor en diciembre de 1996, 90 días después de recibirse la 50ª ratificación. La Conferencia de las Partes (COP), que es el órgano rector supremo de la Convención, celebró su primer período de sesiones en octubre de 1997 en Roma (Italia). Desde 1999, la Secretaría de la Convención está radicada en la ciudad alemana de Bonn.

Amenaza para los objetivos del Milenio

Según el secretario ejecutivo de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación, Luc Gnacadja, “el aumento global del precio de los alimentos y los subsecuentes disturbios subrayan el desafío al que se enfrenta el mundo, añadiendo todavía más obstáculos, si cabe, para la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio establecidos por Naciones Unidas”.

“Aunque en la actualidad los elevados precios de los alimentos pudieran ser mitigados temporalmente por las perspectivas de una nueva producción agrícola, siempre continuarán las causas limitativas en la producción sostenible de alimentos que nutran la siempre creciente población mundial. Mientras población y demanda de diversos tipos de productos agrícolas aumenten, los enfoques de la gestión de la tierra que no sean sostenibles fracasarán de manera evidente”, subrayó Gnacadja.

Un estudio sobre el cambio climático indica que para el 2080 la capacidad de producción agrícola global podría reducirse en aproximadamente un 16 por ciento si se prescinde de la fertilización por carbón y en un 3 por ciento si ésta se utiliza. La conversión de la tierra en usos no sostenibles puede exacerbar el círculo vicioso de la degradación de la tierra, la pérdida de biodiversidad y el cambio climático.

“La degradación de la tierra debilita la fertilidad del suelo, perturba el equilibrio del ciclo del agua y contribuye a la inseguridad alimentaria, el hambre y la pobreza, así como a la migración forzosa. Hacer frente a esta situación compleja requiere una respuesta global con el fin de aumentar la productividad de los ecosistemas terrestres y de hacer de la producción agrícola sostenible una prioridad a través de políticas a favor de los pobres con vistas a la adaptación al cambio climático y a la protección de la biodiversidad”, aseguró el Secretario ejecutivo de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación.

Según la ONU, las tierras secas ocupan un 41 por ciento de la superficie del planeta, y en ellas habitan más de 2.000 millones de personas, un 90 por ciento en países en desarrollo, en condiciones económicas y sociales de máxima pobreza.

El suelo como depósito de carbono

En estos días, la Comisión Europea (CE) celebró una Conferencia de alto nivel sobre la relación entre suelo y cambio climático y el papel de la gestión del suelo en la mitigación y adaptación a ese fenómeno.

La materia orgánica realiza una función fundamental en el mantenimiento de la fertilidad del suelo, la retención del agua, el sostenimiento de la biodiversidad y la regulación del ciclo global del carbono. Pero la materia orgánica se está reduciendo y por ello en la Conferencia se habló de las enormes cantidades de carbono que se han perdido en la atmósfera en los últimos años.

Los miembros del Parlamento Europeo, el Presidente del Consejo de Medio Ambiente y otros participantes destacados reconocieron que tiene que reforzarse la función del suelo como depósito de carbono. También debatieron una serie de opciones estratégicas para conseguirlo, y abogaron por la adopción de una directiva sobre protección del suelo basada en la Directiva marco sobre esa cuestión, que el Consejo bloqueó en diciembre del pasado año.

A este respecto, el Comisario de Medio Ambiente, Stavros Dimas, afirmó: “En nuestros suelos están almacenadas 70 000 millones de toneladas de carbono, y cualquier pérdida, por mínima que sea, puede tener efectos muy importantes sobre nuestras emisiones de gases de efecto invernadero. Insto, por tanto, al Consejo, a que reconozca la importancia del suelo para la sostenibilidad de toda Europa, y a que reconsidere la necesidad de proteger este valiosísimo recurso con legislación europea”.

Los suelos de la UE contienen más de 70.000 millones de toneladas de carbono orgánico, y la liberación, incluso de una pequeña fracción, podría anular las reducciones de emisiones realizadas en otros sectores. Los suelos del Reino Unido, por ejemplo, han perdido en los últimos 25 años 13 millones de toneladas de carbono.

El suelo está perdiendo materia orgánica por varias razones, por ejemplo los cambios a largo plazo en las prácticas de gestión de las tierras, la evolución de las técnicas de gestión del suelo, la modificación del régimen pluviométrico y el aumento de las temperaturas.

A manera de conclusión, la CNULD recuerda un viejo consejo de hace casi cinco mil años: “Nuestra supervivencia depende de este puñado de suelo. Trátalo con cariño y producirá nuestro alimento, nuestro combustible y nuestro cobijo y nos rodeará con su belleza. Abusa de él y el suelo colapsará y morirá, llevándose consigo a toda la humanidad”.

Más información en: www.unccd.int/

 

BIOCULTURA ABRE SUS PUERTAS EN BARCELONA DEL 8 AL 11 DE MAYO

La empresa Maderas Nobles plantará el bosque con el que Biocultura compensará las emisiones de CO2 derivadas de la feria.

Barcelona, 8/5/2008, (Ecoestrategia).- Biocultura abrirá sus puertas hasta el domingo 11 de mayo, con nuevas propuestas para llevar a la práctica un estilo de vida basado en la cultura biológica, a través de más de 200 actividades, 700 expositores y 14.000 referencias de productos biológicos, organizados entre el pabellón de alimentación y el pabellón multisectores que incluye: Bioconstrucción, energías renovables, y vestimenta, entre otras.

La alimentación biológica abarca este año un 45% del espacio del recinto ferial, con 14.000 referencias de productos certificados, que incluyen el jamón de Jabugo; los quesos de cabra de la Casa Cati (Castellón), entre los que destacan el Cati Servilleta (premiado como mejor queso de España), el de romero y el trufado; quesos de oveja tiernos, curados y semi-curados de El Entremiso del Bonillo, SL (Albacete); aceite de oliva, vino y aceitunas de Casa Pareja (Murcia); y pan ecológico artesano elaborado por Fermentus Panem.

Biocultura sigue en la línea de acercar la producción biológica al ciudadano y ofrecer pautas para un estilo de vida más calmado o slow, que permita superar el ritmo vertiginoso y estresante en el que se ha sumergido nuestra sociedad.

En numerosas ocasiones se ha atribuido el lento, aunque continuado, incremento de la demanda de productos biológicos en España al desconocimiento, y Biocultura pretende seguir contribuyendo a fomentar e informar para superar la media de 8 euros que gasta el ciudadano español en este tipo de productos, y encaminarnos a la media europea de 30 euros.

Biocultura también plantará árboles

Biocultura, la feria alternativa de productos ecológicos y consumo responsable, quiere compensar las emisiones de CO2 que la organización de la feria causará a la atmósfera. Para ello, este año destinará el 0,7% de la recaudación a comprar árboles.

Será la empresa agroforestal Maderas Nobles de la Sierra del Segura la que se ocupará de plantarlos y cuidarlos durante los próximos 40 años, con las técnicas de permacultura y agricultura ecológica que aplican en sus plantaciones desde que iniciaron su actividad empresarial hace ocho años.

Biocultura responde así a la propuesta de Maderas Nobles que hace un par de años lanzó la campaña ResponsARBOLidad, + Árboles x un buen clima con la que pretende implicar a empresas, ciudadanos, ayuntamientos e instituciones en la lucha contra el cambio climático.

Practicar la ResponsARBOLidad consiste, según los organizadores, en calcular, reducir y compensar nuestras emisiones contaminantes con la ayuda de los árboles, convertidos en aliados en la lucha contra el calentamiento global, gracias a su capacidad para secuestrar de la atmósfera el CO2 y convertirlo en oxígeno, agua y suelo fértil.

En la última edición de Biocultura, en Barcelona, las emisiones de CO2 originadas por el transporte de visitantes al recinto ferial superaron las 400 toneladas. Para reducirlas, la organización de la feria propone el empleo de transporte público y el fomento de la bicicleta. Biocultura, además posibilitará la recogida selectiva de basura durante la feria y fomentará el uso de materiales reciclables.

El presidente de Slow Food estará BioCultura

El domingo 11 de mayo el presidente de Slow Food estará en BioCultura. Su objetivo será atraer la atención sobre la cuestión agroalimentaria, en particular sobre los riesgos que comportan los OGMs y la pérdida de biodiversidad, e incrementar la red asociativa en España.

Biocultura, la feria más importante de España en temas de agricultura ecológica, espera la participación de 700 expositores y más de 140.000 visitantes. Este evento es también la referencia multisectorial de los productos y servicios relacionados con el medio ambiente y la calidad de vida, del consumo responsable y la zona libre de transgénicos del estado español.

Más información en:
www.vidasana.org
www.biocultura.org
www.maderasnobles.net

 

Guerra contra el hambre
NACIONES UNIDAS PRESENTA UNA ESTRATEGIA PARA HACER FRENTE A LA CRISIS MUNDIAL DE ALIMENTOS

Los países del Sur necesitan de la comunidad internacional 1.700 millones de dólares para aumentar su producción agrícola y ganadera. Los niños son las principales víctimas de la situación actual.

Naciones Unidas, 1/5/2008, (Ecoestrategia).- La Organización de Naciones Unidas (ONU), a través de su Secretario General y varias de sus agencias especializadas, presentó esta semana una estrategia para hacer frente a la crisis mundial de alimentos, principalmente a la escasez de cereales, que actualmente afecta a millones de personas en el planeta y amenaza con provocar un problema social global sin precedentes.

La utilización de parte de la producción agrícola mundial para la fabricación de biocombustibles y el aumento del consumo por parte de las economías emergentes (China e India) ha dado origen a la situación actual de aparente escasez y encarecimiento real de los alimentos.

El secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, informó que la primera parte de esta estrategia consiste en cubrir los 755 millones de dólares adicionales que ha solicitado el Programa Mundial de Alimentos (PMA) para poder continuar sus tareas de asistencia a la población más necesitada en todo el mundo a lo largo de este año 2008.

En segundo lugar, se busca reunir, por parte de la comunidad internacional, la suma de 1.700 millones de dólares para la distribución de semillas, fertilizantes y alimentos para el ganado en los países con déficit alimentario, de modo que puedan aumentar su producción agrícola y ganadera y así alcanzar la autosuficiencia a mediano plazo.

Ban Ki-moon presidió en estos días una reunión de la Junta de Directores Ejecutivos del Sistema de Naciones Unidas en Berna (Suiza), en la que se acordó la adopción de estas medidas de corto, mediano y largo plazo.

“Nuestra más urgente prioridad debe ser alimentar a los hambrientos. Para ello, hacemos un llamado a la comunidad internacional, y en especial a los países desarrollados, a satisfacer inmediatamente y en su totalidad la solicitud de emergencia de 755 millones de dólares hecha por el PMA. Si no se obtienen esos fondos, afrontamos el riesgo de una hambruna generalizada, además de desnutrición y disturbios sociales sin precedentes”, advirtió el Secretario General de la ONU.

Arma de doble filo

Al referirse a la escasez mundial de alimentos, el director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Jacques Diouf, aseguró que el alza en el precio de los productos básicos para la alimentación debe ser abordada de manera doble.

Por un lado se necesitan políticas y programas para asistir a los millones de pobres cuyos medios de subsistencia se encuentran amenazados, dijo el alto funcionario de la FAO. Por el otro, se debe ayudar a los campesinos en el mundo en desarrollo a sacar partido de la nueva situación.

Diouf advirtió que los precios elevados de los alimentos agravan la inseguridad alimentaria y crean tensiones sociales. También existe el peligro de que la emergencia haga sombra a las cuestiones a largo plazo.

La cuestión de la carestía será debatida en la Conferencia de alto nivel sobre la Seguridad Alimentaria Mundial y los Retos del Cambio Climático y la Bioenergía, que se celebrará entre en Roma, el próximo mes de junio.

La conferencia tendrá entre sus objetivos identificar los nuevos retos para la seguridad alimentaria mundial, la oferta y la demanda, las políticas y la estructura del mercado, buscando al mismo tiempo una mejor comprensión de las relaciones existentes entre seguridad alimentaria, cambio climático y bioenergía.

“Espero que cuando realicemos la Cumbre de Jefes de Estado o de Gobierno en Roma del 3 al 5 de junio, no solamente discutamos las emergencias inmediatas, sino que nos concentremos en los problemas fundamentales de seguridad alimentaria, particularmente la necesidad de aumentar la producción en los países pobres”, concluyó el titular de la FAO.

Los niños serán los principales perjudicados

En este escenario mundial la voz de alarma más urgente proviene del Programa Mundial de Alimentos (PMA), cuyos portavoces explicaron que toda una generación de niños no podrá crecer adecuadamente debido al alto costo de los alimentos porque se reducirán sus porciones o comerán menos veces al día.

“Aún privar temporalmente a los niños de los nutrientes que necesitan para crecer puede atrofiar su crecimiento físico y su potencial intelectual”, agregó el organismo de la ONU, subrayando que los efectos negativos de este problema ya no pueden revertirse.

El PMA, que se encuentra atravesando una crisis financiera y se verá obligado a recortar su asistencia a muchos grupos necesitados, citó como ejemplo un reciente estudio en Guatemala que demostró que los niños que recibieron suplementos nutricionales en los primeros dos años de vida tenían ingresos más elevados que otros.

Asimismo, la directora ejecutiva del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Ann Veneran, enfatizó que ahora mismo “la prioridad es ayudar a los niños que ya están desnutridos y evitar que la situación de nutrición de las poblaciones afectadas se deteriore”.

Otros grupos afectados de manera grave por esta crisis alimentaria mundial son los que reciben asistencia humanitaria, así como también los huérfanos, las personas infectadas con el VIH-SIDA y los refugiados.

Financiación rápida para los más afectados

Por su parte el Banco Mundial (BM), que también participó en la reunión especial convocada por la ONU para buscar soluciones a esta situación, anunció que ha creado un sistema de financiamiento rápido para apoyar a los países más vulnerables a los altos precios actuales de los alimentos.

El presidente del BM, Robert Zoellick, declaró en Berna que este sistema también ofrecería términos más flexibles de financiación para las economías de renta baja o media que afronten una crisis alimentaria. El Banco también ha duplicado la asignación de recursos para créditos agrícolas en África para los próximos doce meses, a 800 millones de dólares.

Zoellick urgió a los países productores a no recurrir a la suspensión de exportaciones. “Estos controles estimulan la acumulación de productos y el aumento de precios, además de hacerle daño a los pobres de todo el mundo que luchan por poder comer”, puntualizó.

El presidente del Banco Mundial recordó que para 2.000 millones de personas el coste de la comida es cada vez más difícil de pagar y que otros 100 millones han pasado a ser pobres en los últimos dos años a causa del alza de precios de los víveres.

El equipo de tareas creado por la ONU para afrontar la crisis derivada del alto precio de los alimentos está conformado por los líderes de los organismos, fondos y programas de las Naciones Unidas y de las instituciones Bretton Woods (FMI, BM), así como por expertos de la Organización y figuras líderes de la comunidad internacional.

El grupo tendrá dos coordinadores: en Nueva York, el secretario general adjunto para Asuntos Humanitarios, John Holmes; y en Ginebra, el coordinador de Naciones Unidas contra la Influenza, David Nabarro.

Un informe completo sobre la situación alimentaria actual puede consultarse en:
http://www.fao.org/worldfoodsituation/inicio.html?L=2

 

Advierten el Banco mundial y el Fondo Monetario Internacional
100 MILLONES DE PERSONAS EN LOS PAÍSES MÁS POBRES SE VERÁN AFECTADAS POR EL AUMENTO DEL PRECIO DE LOS ALIMENTOS

Desde marzo de 2007 los precios de la soja y el trigo han aumentado en 87% y 130%, respectivamente, mientras que las reservas mundiales de cereales están bajo mínimos.

Naciones Unidas, 18/4/2008, (Ecoestrategia).- Los principales organismos financieros internacionales, el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) alertaron a la opinión pública sobre los efectos negativos que la escalada en el precio de los alimentos traerá consigo para la supervivencia de unos 100 millones de personas, principalmente en las naciones más pobres del planeta.

Al mismo tiempo, la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) pidió “cambiar las reglas de la agricultura moderna, advirtiendo sobre las consecuencias del uso de biocombustibles y los organismos genéticamente modificados (OGM), y abogando por la recuperación de conocimientos agrícolas tradicionales.

En una conferencia de prensa celebrada esta semana en la ciudad de Washington, el presidente del Banco Mundial, Robert B. Zoellick, aseguró que: “Haciendo un análisis aproximado, calculamos que una duplicación de los precios de los alimentos en los últimos tres años podría sumir aun más en la pobreza a 100 millones de personas de países de ingreso bajo”.

El Presidente del Banco Mundial, reiteró su llamado a establecer un “Nuevo acuerdo para una política alimentaria mundial” que permita hacer frente a la crisis del precio de los alimentos. El acuerdo incluye un llamado a los gobiernos donantes a suministrar 500 millones de dólares para suplir el déficit inmediato que tiene el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas.

Por su parte, el director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, manifestó que la crisis provocada por el alza de los precios de los alimentos podría destruir muy rápidamente toda la asistencia brindada por este organismo a los países de ingreso bajo para abordar cuestiones económicas y financieras relacionadas con el desarrollo. Debido a la fuerte subida de los precios, es probable que muchos países pobres tengan un enorme déficit en la balanza comercial que podría perturbar sus economías.

¿Por qué es más cara la comida?

Según el informe conjunto presentado por el BM y el FMI, el aumento de la producción de biocombustibles ha contribuido al alza de precios de los alimentos. La preocupación por los precios del petróleo, la seguridad energética y el cambio climático han impulsado a los gobiernos a incrementar la producción y el uso de biodiesel, lo que ha dado lugar a una mayor demanda de materias primas entre las que figuran: trigo, soja, maíz y aceite de palma.

El incremento de los precios de los alimentos también se vincula con el aumento de los precios de la energía y los fertilizantes, la debilidad del dólar y las prohibiciones de las exportaciones.

El estudio titulado “Aumento del precio de los alimentos: Opciones en materia de políticas y respuesta del Banco Mundial”, reveló que los aumentos en los precios internacionales del trigo alcanzaron el 181% durante el período de 36 meses que concluyó en febrero de 2008.

Se espera que los precios de los cultivos alimentarios se mantengan elevados durante 2008 y 2009 y luego comiencen a descender, pero es probable que la mayoría de estos cultivos permanezcan hasta 2015 en niveles muy superiores a los de 2004.

“En algunos países, es probable que se reviertan los logros en la reducción de la pobreza que tanto costó conseguir. Como miembros de la comunidad internacional, debemos organizarnos no sólo para ofrecer asistencia inmediata, sino también para ayudar a los países a identificar las actividades y políticas adecuadas para reducir el impacto sobre los sectores más vulnerables del mundo”, concluyó el Presidente del Banco Mundial.

América Latina se verá muy afectada

El problema del aumento de los precios de los productos básicos y su repercusión en la seguridad alimentaria fue el tema central de la 30ª Conferencia Regional para América Latina y el Caribe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). El encuentro se llevó a cabo entre el 14 y el 18 de abril en Brasilia (Brasil).

El Director General de la FAO, Jacques Diouf, afirmó que “el alza de los precios de los alimentos puede aumentar el hambre, aunque dicha alza también podría beneficiar a millones de pequeños agricultores, hombres y mujeres, que producen alimentos para su consumo propio y venta en los mercados locales. Para aprovechar las oportunidades se precisan políticas consistentes y sostenibles, e inversiones en capital humano, infraestructura rural y otros bienes públicos”.


El principal problema para en la región latinoamericana es el acceso a los alimentos, en circunstancias de que la oferta de calorías diarias por persona supera en un 30 por ciento las necesidades alimentarias mínimas de toda la población. En el corto plazo es muy probable que la rápida expansión de la producción de biocombustibles a nivel mundial tenga efectos importantes en el sector agrícola de América Latina y el Caribe.

Lo anterior puede ocasionar cambios en la demanda, en el comercio exterior, en la asignación de insumos productivos (tierra, agua, capital, entre otros), y finalmente un aumento en los precios de los cultivos energéticos y tradicionales, poniendo en riesgo el acceso de los sectores más pobres a los alimentos.

Entre los periodos de 1990-1992 y 2002-2004, el porcentaje de la población subnutrida en América Latina y el Caribe bajó del 13% al 10%, lo que significa que más de siete millones de personas dejaron de vivir con hambre.

Sin embargo, este flagelo aún azota a 52,4 millones de personas que permanecen subnutridas en la Región, nueve millones de las cuales son niñas y niños menores de cinco años de edad. Dentro del esfuerzo por erradicar el hambre en toda América Latina y el Caribe, se propuso la meta intermedia de erradicar la desnutrición crónica infantil hasta 2015.

Recuperar la agricultura tradicional

También en estos días la UNESCO ha presentado un informe sobre el estado de la agricultura en el mundo. El estudio evalúa los desafíos del uso de biocombustibles, los cultivos transgénicos, la utilización de conocimientos tradicionales y las repercusiones del cambio climático. Su principal conclusión es la necesidad urgente de modificar las reglas de la agricultura moderna.

Para la UNESCO la situación es apremiante. Desde marzo de 2007 los precios de la soja y el trigo han aumentado en un 87% y un 130%, respectivamente, mientras que las reservas mundiales de cereales están bajo mínimos.

La “Evaluación Internacional de las Ciencias y Tecnologías Agrícolas para el Desarrollo” (IAASTD) prevé que los precios del arroz, el maíz y el trigo suban más aún, debido al aumento de la demanda –sobre todo en países como China y la India– y a su utilización como biocombustibles. Este incremento se produce en momentos en que, a nivel mundial, el 35% de las tierras cultivables gravemente deterioradas lo están debido a la actividad agrícola.

En África del Norte y Asia Central y Occidental, la biodiversidad agrícola es todavía única en su género, pero está desapareciendo. Estas regiones son especialmente vulnerables a los cambios climáticos y corren el riesgo de sufrir de escasez de recursos hídricos en los años venideros. En efecto, casi la mitad de sus recursos renovables de agua se hallan por debajo del umbral mínimo necesario para garantizar el desarrollo.

Por otra parte, el cambio climático puede intensificar considerablemente las corrientes migratorias. Se prevé que, de aquí a 2020, la cantidad de agua disponible por persona será dos tercios menor que en 1950, o incluso menos.

Más información sobre la crisis mundial de alimentos.

 

En el marco del Año Internacional de la Papa
UN CONCURSO DE FOTOGRAFÍA PROMUEVE ESTE TUBÉRCULO CONTRA EL HAMBRE Y LA POBREZA

Más de la mitad de la cosecha mundial proviene de los países del Sur.

Año Internacional de la Papa Naciones Unidas, 13/3/2008, (Ecoestrategia).- Un concurso mundial de fotografía para subrayar el papel de la patata como fuente de alimentos, empleo e ingresos en los países en desarrollo fue lanzado por la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Este evento se realiza en el marco de la celebración del Año Internacional de la Papa (AIP) de la ONU en 2008.

Este Año Internacional de la Papa se inició oficialmente en la sede de las Naciones Unidas, en Nueva York, el pasado 18 de octubre de 2007. Los actos de ese día fueron la ceremonia de inauguración oficial, realizada en la sala del Consejo Económico y Social de la ONU (ECOSOC), una actividad especial de apoyo para los asociados del AIP y una exposición sobre la papa y el AIP para el público en general.

En los próximos 20 años se prevé que la población mundial aumente en promedio 100 millones de personas al año. Más del 95% de este aumento se dará en los países en desarrollo, donde ya se ejerce una intensa presión sobre la tierra y el agua. Por lo tanto, el mundo afronta un desafío decisivo: garantizar la seguridad alimentaria a las generaciones de hoy y de mañana, a la vez que se protegen los recursos naturales básicos de los que todos dependemos. La papa formará parte importante de las actividades dirigidas a afrontar estos desafíos.


La papa, también llamada patata, se consume en los Andes desde hace unos 8.000 años. Fue llevada a Europa por los españoles y se propagó rápidamente en todo el mundo. Hoy se cultivan papas en una superficie estimada de 195.000 kilómetros cuadrados de tierras agrícolas, desde la planicie de Yunnan en China hasta las tierras bajas subtropicales de la India, a las montañas ecuatoriales de Java y las estepas de Ucrania.


En cuanto al volumen cosechado, el humilde tubérculo de la papa es el cuarto cultivo alimentario, con una producción en 2006 de casi 315 millones de toneladas. Más que la mitad de eso total fue cosechada en los país en desarrollo.


Enfoque en un alimento mundial


El Concurso Mundial de Fotografía AIP “Enfoque en un alimento mundial”, invita a los fotógrafos a capturar el espíritu del Año Internacional en imágenes que ilustren la biodiversidad de la papa, su cultivo, elaboración, comercialización, uso y consumo.

Patrocinado por Nikon Europa, el concurso fotográfico representa una oportunidad para los fotógrafos de mostrar trabajos previos o capturar imágenes nuevas que describan las numerosas actividades relacionadas con este cultivo vital.

El concurso cuenta con categorías separadas para los fotógrafos profesionales y aficionados, y aceptará imágenes digitales sueltas o “fotoreportajes”, de entre cuatro y ocho imágenes relacionadas entre sí, ya sea en blanco y negro o en color. Los participantes pueden hacer llegar sus imágenes en formato digital subiéndolas en Internet o bien enviándolas en un CD por correo.

El comité de selección que elegirá las fotos ganadoras incluye algunos de los fotógrafos profesionales más importantes del mundo. Los ganadores en la categoría profesional y en la de aficionados recibirán premios en metálico que suman 11.000 dólares, así como cámaras Nikon. El plazo máximo para presentar trabajos es el próximo 1 de septiembre de 2008.

El concurso Enfoque en un alimento mundial, pretende contribuir al cumplimiento de dos de los principales objetivos del Año Internacional de la Papa: crear conciencia de la importancia de la papa como alimento en los países en desarrollo, y promover la investigación y el desarrollo de los sistemas de producción de papa para ayudar al cumplimiento de los Objetivos de desarrollo del Milenio.


Ventajas del consumo de papa


Insectos comestiblesLos expertos consideran que la papa debería ser un importante elemento de las estrategias destinadas a proporcionar alimentos nutritivos a las personas pobres que pasan hambre. Es idónea para producirse donde la tierra es limitada y la mano de obra abundante, condiciones que caracterizan a una gran parte del mundo en desarrollo. La papa produce un alimento más nutritivo en menos tiempo, con menos tierra y en climas más difíciles que cualquier otro cultivo importante. Hasta un 85% de la planta es comestible para las personas, en comparación con el 50% en el caso de los cereales.


Igualmente, tienen muchos carbohidratos, por lo cual son una buena fuente de energía. Tienen el contenido más elevado de proteínas (en torno al 2,1% del peso del producto fresco) de la familia de los cultivos de raíces y tubérculos, y sus proteínas son de una calidad razonablemente buena, ya que sus aminoácidos corresponden a las necesidades humanas. Además tienen abundante vitamina C. una papa mediana contiene cerca de la mitad de la ingesta diaria recomendada, y contienen una quinta parte del valor recomendado diario de potasio.


Por otra parte, la producción mundial de papas ha aumentando a una tasa media anual del 4,5% en los últimos 10 años, y ha superado el crecimiento de la producción de muchos otros importantes productos alimentarios en los países en desarrollo, particularmente en Asia.


Si bien en Europa ha disminuido el consumo de papas, éste ha aumentado en el mundo en desarrollo, de menos de 10 kilogramos per capita en 1961-1963 a 21.53 kilogramos en 2003. Si bien el consumo de papas en los países en desarrollo sigue siendo muy inferior que en Europa (93 kilogramos al año), todo indica que en el futuro aumentará considerablemente.

Toda la información sobre este concurso.

 

1.400 especies son potencialmente consumibles
CRECE EL COMERCIO MUNDIAL DE INSECTOS COMESTIBLES

Pueden tener la misma cantidad de proteínas que la carne o el pescado.

Insectos comestibles 27/2/2007, (Ecoestrategia).- Aunque a algunos occidentales pueda parecerles algo repulsivo, el consumo humano de insectos es una realidad muy común hoy en día en muchas partes del mundo. Al menos 527 insectos diferentes son consumidos habitualmente en 36 países de África; al igual que en 29 países de Asia y 23 en América, según informa la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

En un seminario internacional sobre el comercio mundial de insectos comestibles, realizado recientemente en Tailandia (uno de los principales países productores de este tipo de alimentos), se calculó que existen alrededor de 1.400 especies que podrían consumirse con grandes posibilidades a nivel nutricional.

De los centenares de especies de insectos utilizados como alimento humano, los más comunes pertenecen a cuatro grupos principales: escarabajos; hormigas, abejas y avispas; saltamontes y grillos; y polillas y mariposas. Como fuente alimentaria, los insectos son altamente nutritivos: algunos tienen tantas proteínas como la carne y el pescado.

En algunas zonas, los insectos se consumen de forma ocasional como “alimento de emergencia” para evitar la inanición. Pero en la mayoría de las regiones en las que los insectos se utilizan con fines alimentarios, forman parte habitualmente de la dieta y son considerados un manjar.

Un negocio lucrativo

Insectos comestiblesAdemás de su valor nutricional, muchos expertos ven en los insectos comestibles un gran potencial para suministrar ingresos y empleos a la población rural que captura, cría, trata, transporta y comercializa los insectos.

Este potencial puede aumentarse mediante la promoción y la adopción de los estándares de la moderna tecnología alimentaria para los insectos comestibles que se venden vivos, desecados, ahumados, asados o en cualquier otra forma. Sin embargo, se tiene que tener cuidado para asegurar que los insectos sean higiénicamente inocuos para el consumo humano y no contengan cantidades excesivas de residuos químicos, como insecticidas.

La recolección de insectos comestibles es una buena fuente de ingresos en los países del Sur, en especial para las mujeres, ya que requiere una escasa inversión si se recogen a mano. Es muy frecuente encontrar insectos en los mercados locales de las aldeas, mientras que algunas especies más codiciadas, como las orugas Sapelli, llegan a los mercados urbanos y a los restaurantes.

El comercio transfronterizo de insectos comestibles es importante en países como Sudán y Nigeria. Se exportan en menor volumen a Francia y Bélgica, dos países que, según la FAO, importan al año alrededor de 5 y 3 toneladas, respectivamente, de un tipo de oruga seca procedente de la República Democrática del Congo. Las exportaciones anuales a Bélgica tienen un valor de 41.500 dólares.

Sabrosos y alimenticios

Insectos comestiblesSegún el experto de la FAO, Paul Vantomme, 100 gramos de orugas secas contienen cerca de 53 gramos de proteínas, un 15 por ciento de grasas y alrededor del 17 por ciento de carbohidratos. Su valor energético ronda las 430 kilocalorías por cada 100 gramos. Los insectos además tienen una mayor proporción de proteínas y grasas que la carne de bovino y el pescado, y un elevado nivel de energía.

Según la especie de que se trate, las orugas contienen abundantes minerales, por ejemplo: potasio, calcio, magnesio, zinc, fósforo y hierro, además de diversas vitaminas. La investigación revela que 100 gramos de insectos proporcionan más del 100 por ciento de las necesidades diarias de los respectivos minerales y vitaminas.

"Debido a su elevado valor nutricional, en algunas regiones se utiliza la harina de orugas en la alimentación infantil para combatir la malnutrición", explicó Paul Vantomme. "Al contrario de lo que podría pensarse, en muchas regiones las orugas no representan un alimento que se consume en situaciones de emergencia, sino que forman parte integral de la alimentación cotidiana, de acuerdo a su disponibilidad estacional. Son consideradas un manjar", añadió el especialista.

Protegiendo el bosque

Insectos comestiblesLa reunión de Tailandia sobre este tema trabajó en la línea de la concienciación sobre el potencial de los insectos forestales comestibles como recurso alimentario, documentando al mismo tiempo la contribución de estos insectos a los medios de vida rurales y los vínculos con la gestión y conservación sostenible de los bosques.

La mayor parte de los insectos comestibles se obtienen de los bosques naturales. Y aunque los insectos representan una gran parte de la biodiversidad de los bosques, son los menos estudiados de toda la fauna. “Sorprendentemente, se sabe muy poco acerca de los ciclos biológicos, la dinámica de población, y el potencial comercial y de gestión de gran parte de los insectos forestales comestibles”, señaló Patrick Durst, Oficial Superior Forestal de la FAO.

Muchas especies de orugas se nutren de hojas frescas. Aunque los árboles suelen reaccionar produciendo más hojas, pueden perder vitalidad si las orugas atacan repetidamente. Por ello, recoger las orugas contribuye a mantener la reproducción natural de los árboles y sirve de control biológico contra las plagas.

"Con frecuencia no se toma en cuenta el valor nutricional y económico de los insectos comestibles, y debería promoverse su obtención y comercialización, en vista de los beneficios que representa para el medio ambiente y la salud humana", afirmó la FAO.

Dondequiera que los insectos han sido parte de la dieta humana, éstos se han obtenido en su hábitat silvestre, con la mayoría de los recolectores centrándose en larvas y pupas, las formas más habituales de consumir insectos. Sólo se necesita una mínima gestión forestal para explotar este recurso.

“Entre los responsables de gestión forestal, hay muy poco conocimiento o apreciación del potencial para gestionar y cosechar los insectos de forma sostenible”, según Durst. “Por otro lado -añadió-, la población tradicional de los bosques y la que depende de los mismos a menudo posee un conocimiento notable de los insectos y su gestión”.

Hace siglos que se comenzaron a explotar algunos insectos como los gusanos de seda y las abejas, para producir seda y miel, pero sólo recientemente ha crecido el interés en criar otras especies con fines alimentarios. Tal es el caso de Tailandia, donde en sus mercados se pueden obtener 200 especies diferentes de insectos para comer.

Más información en http://entomologia.net/

 

ENTREGAN LOS PREMIOS “ALIMENTACIÓN ECOLÓGICA Y BIODIVERSIDAD 2008”

El objetivo de estos galardones es estimular y reconocer el esfuerzo que los diferentes actores del sector de la agricultura ecológica realizan en la defensa de este modelo agroalimentario.

Madrid, 21/2/2008, (Ecoestrategia).- La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, ha entregado los galardones correspondientes a la segunda edición de los premios “Alimentación ecológica y biodiversidad 2008”, que organiza la Fundación Biodiversidad de este Ministerio. Durante este acto, celebrado esta semana en Madrid, Narbona estuvo acompañada por la directora de la Fundación Biodiversidad, María Artola, y por la presidenta de la Sociedad Española de Agricultura Ecológica, Juana Labrador.

El acto de entrega de estos galardones se celebró en el restaurante Ventas Ecológicas de Madrid, que resultó ganador el pasado año de la primera edición de estos premios. Ventas Ecológicas fue distinguido en la categoría de mejor establecimiento especializado en la venta de productos ecológicos.

10 modalidades premiadas

Aigua Clara, cooperativa de consumidores de productos ecológicos Los premios se distribuyeron en 10 modalidades, cuatro de ellas con dotación económica de 3.000 euros. De esta forma, se busca fomentar la divulgación y el desarrollo de la alimentación ecológica, en especial en el mercado español, y destacar la labor de personas e instituciones que apuestan por la agricultura ecológica.

El jurado de los premios “Alimentación ecológica y biodiversidad 2008” ha estado conformado por representantes de la Fundación Biodiversidad, el Ministerio de Medio Ambiente y la Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE).

Todos los galardonados han recibido una estatua del artista Antonio Ramos. La obra, titulada “Principio” y elaborada en resina de poliéster, representa la armonía permanente entre la tierra y el hombre, como individuo sensible, que quiere que el agua y la tierra sostengan y nutran todo.

Los galardonados

Empresa familiar EcoficusEn la Categoría de agricultor o ganadero ecológico, el premio fue declarado ex aequo y otorgado a la empresa familiar Ecoficus, que produce y elabora productos ecológicos derivados de los higos variedad “calabacita” en la región de Extremadura; y al apicultor ecológico Urbano González Escapa, que produce la miel Urzapa en Burgos y Castilla y León.

El Premio a la asociación o cooperativa de consumo destacada en la divulgación y distribución de los alimentos ecológicos recayó en Aigua Clara, una de las cooperativas de consumidores de productos ecológicos más veteranas de España, cuya preocupación ha sido siempre conectar a los socios y a los productores para poder consumir directamente y sin intermediación los productos locales y de la zona, con el con siguiente beneficio económico y ecológico para ambos.

En la Modalidad de trabajo de divulgación periodística sobre alimentos ecológicos, el galardón recayó en la revista trimestral Agrocultura, editada por la asociación “L´Era, Espai de Recursos Agroecológicos”, una publicación sobre la producción agroecológica catalana que quiere ser un puente de comunicación entre los diferentes protagonistas y operadores de este sector.

Y en cuanto al Mejor trabajo de investigación, experimentación o innovación en agroalimentación ecológica, el jurado seleccionó el estudio “Mycovitro”, de Custodia Cano y Alberto Bago, referido a unos nuevos inoculantes ultrapuros de base micorriza, por primera vez certificables y retrazables (lo que es una novedad mundial) y de amplio espectro de aplicación en el ámbito de la agroalimentación ecológica y el manejo sostenible de los ecosistemas.

Otras iniciativas destacadas

Hifas da TerraEn esta edición del premio, fue considerada como Mejor empresa o cooperativa de producción, elaboración o comercialización de alimentación ecológica la sociedad agraria de transformación Biosphera, que ha apostado fuertemente por la fruticultura ecológica. Asimismo, Hifas da Terra fue declarada la mejor empresa o cooperativa que se dedique, en su totalidad, a la producción de insumos utilizados en la producción de alimentos ecológicos.

Por otra parte, Herboristería Navarro, que comercializa en Valencia todo tipo de productos de la alimentación ecológica, herbolaria, dietética y naturales fue distinguido como Mejor establecimiento especializado en la venta de productos ecológicos.

En el apartado de Empresa del sector de hostelería o restauración que mejor incluya y trate, en su oferta gastronómica, a los productos ecológicos, el trofeo fue obtenido por el Hotel Posada del Valle, un pequeño hotel rural con vistas a los Picos de Europa, reconocido, a parte de por su emplazamiento privilegiado, por su comida casera elaborada con alimentos ecológicos. Parte de sus platos se elaboran

A juicio del jurado, la institución que realizó un mayor esfuerzo por la incorporación de los alimentos ecológicos en los centros o establecimientos de la Administración Pública fue, en esta ocasión, la Junta de Andalucía, que desde la Consejería de Agricultura y Pesca y su Dirección General de Agricultura Ecológica viene realizando una labor destacadas en la introducción y presencia de los alimentos ecológicos en todo tipo de centros públicos: desde colegios a hospitales, hasta centros de tercera edad.

Finalmente, el premio a la persona destacada en su vida profesional y personal por el apoyo al sector de la alimentación ecológica, también fue dividido entre Antonio Bello Pérez, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, y Francisco Casero Rodríguez, un veterano de las luchas sociales y los movimientos campesinos andaluces.

Información más detallada en:
www.fundacion-biodiversidad.es/

 

SE CONSOLIDA LA PRODUCCIÓN ECOLÓGICA EN ANDALUCÍA

La Asociación CAAE, que agrupa a mas de 6.000 socios, también consolida su posición de liderazgo europeo en el sector de la agricultura, ganadería y alimentación ecológicas.

Sevilla, 10/1/2008, (Ecoestrategia).- El año 2007 ha supuesto la consolidación definitiva del sector de la producción ecológica, especialmente derivada del incremento de la actividad industrial.

La Asociación Comité Andaluz de Agricultura Ecológica (CAAE), que agrupa a mas de 6.000 socios, también consolidó su posición de liderazgo europeo en el sector de la agricultura, ganadería y alimentación ecológicas.

La asociación cuenta con el Servicio de Certificación CAAE, organismo independiente que se ocupa del control de las fincas agrícolas y ganaderas, y de las actividades industriales ecológicas inspeccionando, evaluando y certificando los productos según los requisitos exigidos por la normativa de referencia para su producción, elaboración y comercialización.

El Servicio de Certificación continúa a la cabeza de los organismos certificadores del sector ecológico, habiendo superado en 2007 la barrera de los 6.000, alcanzando un total de 6.261 operadores con 497.376 hectáreas inscritas, lo que supone mas del 50 % del sector ecológico en el ámbito estatal. Pero sobre todo, ha sido en el sector industrial donde se ha avanzado considerablemente.

Un sector reconocido en Europa

Desde hace varios años la Asociación CAAE se planteó como objetivo desarrollar el sector industrial y empresarial como elemento dinamizador del sector de la agricultura y la ganadería ecológica. Hay que destacar la importancia de la agroindustria y la comercialización de productos ecológicos en el desarrollo rural.

De este modo, se ha asistido a 26 ferias y eventos sectoriales de ámbito internacional, estatal, autonómico, comarcal o provincial. A destacar, la feria mundial de los productos ecológicos, “Biofach”, celebrada en Nuremberg, Alemania;“Biocultura” (Madrid) y “Biocórdoba” o “Expoagro”, la feria representativa del sector hortofrutícola almeriense.

Así, a finales de 2007 se encontraban registradas 393 industrias que elaboran o comercializan alimentos ecológicos, 62 mas que a finales del año anterior, suponiendo un crecimiento del 18,73%.

Como se ha mencionado anteriormente, las industrias ecológicas se han desarrollado con más fuerza que en años anteriores. En 2007 ya son mas de 100 las almazaras o envasadoras de aceite ecológico, habiendo aumentado un 18,82% respecto al año 2006, concretamente se han registrado 16 empresas nuevas vinculadas a la extracción, envasado o comercialización de aceite de procedente de olivar ecológico.

Le siguen las empresas de manipulación y envasado de productos hortofrutícolas que suman un total de 59, 12 más que el año anterior. Por último, es necesario destacar el considerable incremento en proporción, de empresas dedicadas a la elaboración de preparados alimenticios con 10 unidades productivas, 7 nuevas en 2007.

Bajo el apartado de Otros, se engloba a diferentes sectores menos representativos o con tipos de producción diferentes. En este sentido, se incluyen las empresas que manipulan y envasan granos o por ejemplo la producción productos acuícolas ecológicos.

Por otro lado, las empresas de productos cárnicos y lácteos están experimentando un crecimiento continuo en los últimos años. En 2007 se encontraban registrados 17 mataderos o salas de despiece, 7 elaboradores de embutidos y salazones, 5 queserías ecológicas, 9 comercializadores de carnes frescas y 5 empresas que comercializan huevos ecológicos.

Las frutas se llevan las palmas

Por cultivos, el mayor aumento en porcentaje de superficie registrada en agricultura ecológica lo han experimentado los frutales con un incremento del 50,34 %, llegando a un total de 609 hectáreas registradas.

Otro de los cultivos con un mayor desarrollo en 2007 han sido los cítricos con 589 nuevas hectáreas que hacen un total de 1.802 hectáreas registradas al cierre del año. Aun así, el cultivo de hortalizas sigue siéndo el subsector mas dinámico y con mas peso económico en los mercados de productos ecológicos, alcanzando casi 2.000 hectáreas.

Con excepción de la superficie dedicada a pastos, praderas y forrajes o la de bosques y recolección silvestre, el cultivo de olivar ecológico sigue siendo el tipo de producción con mayor superficie dedicada, con 39.849 hectáreas.

La producción ecológica está considerada un sistema moderno de producción agrícola y ganadera cuyo objetivo es la obtención de alimentos de la máxima calidad, que se esfuerza en la protección del medio ambiente y el desarrollo rural. También, permite dar respuesta a las nuevas exigencias de los consumidores que buscan alimentos sanos y reconocen el esfuerzo de aquellos productores y empresas que con su profesionalidad y compromiso cuidan nuestra alimentación y nuestro patrimonio natural.

Más información: Asociación CAAE www.caae.es

 

Elaborados con cacao boliviano de comercio justo
TURRONES ECOLÓGICOS PARA ESTA NAVIDAD


Barcelona, 20/12/2007, (Ecoestrategia).- En España se consumen al año más de 35.000 toneladas de turrón, de las cuales un 85%, casi 30.000 toneladas, se ingieren en la época prenavideña y navideña, según datos dados a conocer por la Asociación Española de Fabricantes de Turrones y Mazapanes (TUMA).

Aquellas personas catalogadas como “socioconscientes”, es decir, preocupadas por comprar productos que no dañan el medio ambiente o favorezcan a las comunidades de países del Sur, este año tienen la oportunidad de consumir los turrones de comercio justo elaborados en España a partir del caco producido en Bolivia por la central de cooperativas El Ceibo, la cual agrupa a 38 cooperativas de agricultores de la región del Alto Beni.

El turrón tiene una antigüedad de más de 500 años. Al parecer fueron los griegos sus inventores. Los árabes lo introdujeron posteriormente en España, y los cronistas recuerdan que durante las celebraciones conmemorativas de la toma de Granada (1492), por parte de los Reyes Católicos, se obsequió turrón a quienes participaron en esta gesta.

El turrón es el postre español más conocido en el extranjero. Las ventas anuales de turrones y mazapanes suponen un volumen de negocio que supera los 220.000 millones de euros. Francia, Alemania y el Reino Unido son grandes consumidores del turrón que se fabrica en España.

El Ceibo: trabajar y conservar el medio ambiente

En 1977 fue creada la central cooperativa cacaotera de El Ceibo, que reúne a 800 familias campesinas de las Provincias Caranavi, Sud Yungas y Larecaja ubicadas en el Departamento de La Paz, en Bolivia. La misión de esta asociación campesina es la comercialización del cacao de la zona del Alto Beni, conservando al mismo tiempo el bosque nativo.

Tal como lo asegura Pacífico Baltasar Canare, asesor técnico de esta cooperativa, “es importante que la producción de cacao se lleve a cabo bajo los criterios de comercio justo y que al mismo tiempo el cultivo pueda convivir con una política forestal adecuada y de respeto al medio ambiente, ya que son los mismos agricultores de las cooperativas los primeros interesados en conservar el bosque”.

Hoy en día, los productores de cacao tienen sus zonas agrícolas y el manejo de la tierra se hace de forma muy controlada con el objetivo de preservar el medio ambiente. “Todo el país, y el mundo entero, debería trabajar de la misma manera si queremos conservar la tierra”, añade Pacífico Baltasar.

Pacífico Baltasar destaca la posibilidad de que el cacao no se convierta en un monocultivo y que conviva asociado a otros productos como es el caso de los terrenos forestales. “De esta forma se consigue producir planteles y semillas de bosque para poder incorporarlas y dibujar así un sistema agroforestal que beneficia a toda la población al tiempo que cumple las exigencias de la producción orgánica”, explica el experto boliviano.

Chocolate con valores

Entre los principios y valores que rigen la actividad de los miembros de El Ceibo se destacan el respeto a la vida, que es el eje fundamental de su trabajo, que se manifiesta en el respeto a las personas (hombres y mujeres) y su entorno natural para llegar a conjugar un equilibrio sostenible.

También buscan desarrollar el principio de la equidad e igualdad como un derecho universal cooperativo, con respeto a la diversidad, creando condiciones y oportunidades para todos, sin distinción social, de raza, sexo, origen, edad o religión.

Por otra parte, la capacidad y experiencia técnica les permite llegar a desarrollar un trabajo eficiente y efectivo de acuerdo a los objetivos planteados, para satisfacer las necesidades y requerimientos de las productoras y los productores, las organizaciones e instituciones.

Finalmente, la solidaridad y el compañerismo son la base de la unidad que mantiene el espíritu grande y positivo, para alcanzar objetivos comunes, dentro de un ambiente de confianza, de trabajo responsable y honesto, es la garantía de que los servicios ofrecidos por El Ceibo mantengan la credibilidad de los usuarios del medio.

De Bolivia para el mundo

El Ceibo ha incursionado a la producción orgánica desde 1987 con la primera exportación de cacao en grano constituyéndose en el primer productor de cacao orgánico a nivel mundial. Desde 1996 cuenta con la certificación de Boliviana de Certificación, Bolicert y Naturland, bajo las normas de la Unión Europea UE 2092/91. Asimismo, a partir del año 2003 fue certificada también bajo la norma NOP de Estados Unidos.

En estos años de vida El Ceibo ha encontrado diversos clientes en el exterior en el marco del mercado del comercio justo y los productos orgánicos. Actualmente sus principales compradores son Alemania (a través de las organizaciones Gepa, Rapunzel y El Puente); Suiza (Claro A.G., Chocolat Bernrain AG); Italia (CTM y Comercio Alternativo); Austria (EZA); Japón (Gloval Village); Francia (Alter Eco); así como otros países de Europa y Norte América.

En los últimos tiempos las exportaciones han alcanzado un volumen de 360 toneladas anuales. Entre materia prima, semielaborados y productos terminados (Cacao en grano, manteca, cacao en polvo, cáscara y bananas deshidratadas; estas exportaciones significan un importante ingreso de divisas al país.

En España, la empresa Fruytur fabrica los turrones de chocolate a partir del caco de la cooperativa El Ceibo. Los turrones pueden adquirirse, entre otros puntos de venta, a través de la tiendas de comercio justo de la organización no gubernamental Intermón Oxfam.

Más información.

www.intermonoxfam.org/tienda/ www.fruytur.com/

 

ACUICULTURA: LA MEJOR ALTERNATIVA PARA HACER FRENTE AL DÉFICIT MUNDIAL DE PESCADO

Dentro de tres décadas la humanidad demandará 37 millones de toneladas adicionales de recursos pesqueros para su alimentación.

Naciones Unidas, 29/11/2007, (Ecoestrategia).- El pasado 24 de noviembre finalizó en la sede de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), en Roma, una reunión de alto nivel sobre el futuro del recurso pesquero, donde se puso de relieve la importancia de la acuicultura para abastecer la demanda de pescado en las próximas décadas.

Según la FAO, en el año 2030 el continuo aumento de la población hará necesarias 37 millones de toneladas adicionales de pescado para mantener los actuales niveles mundiales de consumo. Puesto que la pesca tradicional ha alcanzado sus niveles máximos de producción, la acuicultura quizás representa la mejor forma de colmar ese déficit, pero sólo si se promueve y gestiona de forma de forma responsable.

En la reunión, celebrada en la capital italiana de 17 al 24 de noviembre, participaron los ministros de Pesca de Argelia, Angola, Bahamas, Bahrein, Chad, Ecuador, Egipto, Eritrea, Islas Feroe, Ghana, Guyana, Haití, Honduras, Indonesia, Islandia, Malí, Mauricio, Mozambique, Myanmar, Nigeria, Noruega, Papua-Nueva Guinea, Samoa, Senegal, Siria, Sudáfrica, Sudán, Tanzania, Togo y Uganda junto a delegaciones de alto nivel de otros países.

La sesión estuvo co-presidida por Helga Petersen, Ministra de Pesca y Asuntos costeros de Noruega, y Amin Ahmed Mohamed Othman Abbaza, Ministro de Agricultura y Bonificación de tierras de Egipto.

El futuro de las granjas de peces

Durante un cuarto de siglo, la piscicultura ha sido una de los sectores de producción alimentaria de más rápido crecimiento, con un aumento anual del 8,8 por ciento desde 1970. En comparación, el sector ganadero, también en pleno auge, creció con una tasa de tan solo el 2,8 por ciento anual en el mismo periodo.

Hoy en día, cerca del 45 por ciento de todo el pescado para el consumo humano (un total de 48 millones de toneladas), procede de piscifactorías. Para 2030, el incremento de dos mil millones de personas de la población mundial significará que la acuicultura necesitará producir cerca del doble de la cantidad citada, 85 millones de toneladas de pescado anuales, tan solo para mantener los niveles de consumo per capita actuales.

La acuicultura, que inicialmente era un sistema asiático de producción alimentaria de agua dulce, se ha extendido hoy en día a todos los continentes; además, abarca los diferentes medios acuáticos y utiliza diversas especies.

Aunque la producción sigue siendo básicamente asiática y se basa en gran medida en operaciones en pequeña escala, hay un consenso generalizado acerca de que la acuicultura tiene el potencial de satisfacer la creciente demanda mundial de peces comestibles y nutritivos, y contribuir al crecimiento de la economía nacional, al mismo tiempo que respalda los medios de vida sostenibles de muchas comunidades.

Este sector ha pasado de ser una actividad principalmente familiar, sin fines comerciales y en pequeña escala, a incluir la producción industrial o comercial en gran escala de especies de elevado valor que se comercializan en los planos nacional, regional e internacional.

Con estos datos en la mano, el Director General de la FAO, Jacques Diouf, subrayó en la reunión que el desarrollo ulterior de la acuicultura debe ser una nueva prioridad en la agenda del desarrollo internacional.

Una actividad generadora de dinero y empleo

Un informe de la FAO presentado en el marco de esta reunión, señaló que la acuicultura no solo ayuda a reducir el hambre y la desnutrición al proporcionar alimentos ricos en proteínas, ácidos grasos, vitaminas y minerales, sino que también mejora la seguridad alimentaria al crear empleos y hacer aumentar los ingresos. En Asia, por ejemplo, la acuicultura da empleo de forma directa a unos 12 millones de personas.

En un mensaje hecho llegar a la reunión por el presidente de Sri Lanka, Mahinda Rajapakse, subrayó la importancia de la acuicultura en apoyo de los medios de subsistencia en Asia y en todo el mundo. “Para sociedades que tienen una base esencialmente rural, la acuicultura ofrece muchas oportunidades para las personas de escasos ingresos para diversificarlos y hacer que aumenten".

Sin embargo, una excepción preocupante al auge de la acuicultura es África, la única región del mundo en la que el consumo per cápita de pescado ha caído en picado, con una participación de menos del uno por ciento del total de la acuicultura a nivel mundial. “África tiene todo el potencial de recursos para el crecimiento de la acuicultura”, reveló el documento de la FAO.


Consideraciones ambientales

Se ha prestado una gran atención a las repercusiones ambientales del desarrollo de la acuicultura en los dos últimos decenios, por lo general en casos en que los beneficios de la sociedad se veían afectados negativamente por el desarrollo no reglamentado del sector.

El desarrollo de la acuicultura no reglamentada, o con una reglamentación inapropiada, redunda también en una tasa de descuento alta en cuanto a la utilización de los recursos naturales, lo cual fomenta una explotación excesiva con respecto a la capacidad de carga.

Afortunadamente, la presión del público y la constante demanda comercial han llevado al sector acuícola a reducir sus efectos ambientales y a los gobiernos a reconocer cada vez más que la acuicultura, cuando se planifica y gestiona acertadamente, puede reportar considerables beneficios a la sociedad sin que, por ello, conlleve una degradación del medio ambiente.

De hecho, se admite con mayor frecuencia que la acuicultura puede hacer una aportación positiva al medio ambiente o, siempre que sea posible, ayudar a reducir las consecuencias negativas de otros sectores y actividades.

Existen sistemas acuícolas que contribuyen a la rehabilitación del medio ambiente o a la mitigación de los efectos de efluentes de otras operaciones agrícolas e incluso industriales. Los más conocidos son los sistemas integrados de producción agrícola como la piscicultura en arrozales y en sistemas de regadío y la recuperación de poblaciones amenazadas por medio de la siembra de peces.

La utilización de la cría de moluscos para mejorar la retención de carbono y el cultivo de algas marinas en zonas costeras, con objeto de reducir la carga de nutrientes acuáticos, son también buenos ejemplos de prácticas en que la acuicultura puede servir de sistema de vigilancia ambiental al mismo tiempo que contribuye al desarrollo socioeconómico.

Jacques Diouf concluyó que serán necesarias decisiones políticas adecuadas sobre el uso de recursos naturales como el agua, la tierra, semillas y forrajes, así como una gestión medioambiental responsable para sostener y mejorar el crecimiento de la acuicultura.

Más información en www.fao.org

 

No podrán emplearse estos productos cerca de las fuentes de agua
EUROPA QUIERE REDUCIR A LA MITAD EL USO DE PESTICIDAS EN LOS PRÓXIMOS 10 AÑOS



Bruselas, 25/10/2007, (IPS).- El Parlamento Europeo ha propuesto esta semana reducir el empleo de pesticidas a la mitad, en el término de una década, para de esta manera disminuir la cantidad de químicos peligrosos en el ambiente.

Hoy en día, el 40 por ciento de las frutas y vegetales que se venden en la Unión Europea (UE) podría contener residuos de pesticidas, cuya concentración superaría el límite autorizado en cinco por ciento de los casos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), según lo señalaron algunas organizaciones ambientalistas.

La Red de Acción Europea contra los Pesticidas (PAN) aseguró que los niños y niñas son los más vulnerables. Se estima que el riesgo es 164 veces más alto que en el caso de los adultos frente a los químicos que se emplean rutinariamente en la agricultura. La Comisión Europea (CE), órgano ejecutivo de la UE, recomendó en julio la actualización de una ley de 1991 que regula el uso de pesticidas y señaló que debían introducirse restricciones.

Aunque algunas de esas recomendaciones fueron en general bien recibidas en el Parlamento Europeo, por ejemplo la referida a una prohibición parcial de las fumigaciones desde el aire, algunos eurodiputados reclamaron medidas más drásticas durante un debate el pasado lunes. La Comisión de Ambiente exigió que se adopten metas de cumplimiento obligatorio, que reduzcan el uso de químicos en un 25 por ciento en el plazo de cinco años y en 50 por ciento para 2017.

Por su parte, Hiltrud Breyer, eurodiputada alemana del Partido Verde, informó que Europa utiliza 260.000 toneladas de pesticidas al año, un cuarto del consumo mundial, aunque sólo cuenta con un cuatro por ciento del total de tierra dedicada a la agricultura.

Proteger las fuentes de agua

Breyer, quien preparó la posición oficial del comité ambiental frente a la propuesta de la Comisión Europea, también reclamó acciones más severas para proteger el agua. Cree que se deben tomar medidas para garantizar que no se utilicen pesticidas a menos de 10 metros de los cursos de agua.

Por su parte, el eurodiputado danés Jens-Peter Bonde coincidió con esa propuesta. "Afortunadamente tenemos agua pura subterránea", por lo que es más seguro beber el agua del grifo que la embotellada. "Apoyo esa prohibición porque no quiero que la contaminen", señaló.

Sin embargo, otros legisladores, consideran que esa zona de protección de 10 metros es excesiva. El eurodiputado holandés Johannes Blokland indicó que plantearía un problema para los agricultores de su país, por la cercanía de gran parte de las tierras a los cursos de agua. "No podrían utilizarse pesticidas en más de un tercio de las mismas", dijo.

Asimismo, la socialista Dorette Corbey, también de los Países Bajos, indicó que los gobiernos nacionales deberían ser los que determinen la extensión de la zona de protección, mientras que el liberal Jan Mulder consideró que adoptar una de 10 metros "sería un desastre para Holanda, entre otros países".

A este respecto, El comisario europeo de Ambiente, Stavros Dimas, dijo que apoyaba la idea de introducir una zona de protección, pero se manifestó a favor de dejar que cada país miembro de la UE determine su extensión.

Dimas señaló que las leyes europeas sobre pesticidas se centraron en colocarlos en el mercado, pero que quedó un "vacío legislativo" sobre las formas de utilizarlo que debe ser llenado. Aunque coincidió con la idea de establecer límites a las fumigaciones aéreas consideró que una prohibición total sería "demasiado extrema". "Debemos dar a los Estados miembro cierta flexibilidad", sostuvo.

El comisario europeo de Medio Ambiente descartó asimismo la introducción de un impuesto al uso de pesticidas con vigencia en todos los países de la UE y planteó la necesidad de evaluar las ventajas y desventajas antes de proponer esa alternativa.

División de Europa en tres zonas

La Comisión Europea propuso dividir a Europa en tres zonas (norte, centro y sur) con el fin de regular el uso de los pesticidas.

Pero los ambientalistas se oponen a esta idea. Afirman que es equivocado agrupar regiones de clima templado, como la Bretaña francesa, con otras más áridas como Chipre. Ambas pertenecerían a la zona sur, según la propuesta de la Comisión, y por lo tanto un pesticida aprobado para Chipre también tendría que ser autorizado en el norte de Francia.

El eurodiputado socialista danés Dan Jorgensen señaló que en su país hay autorizados actualmente 100 pesticidas, pero que se están dando pasos para reducir ese número a la mitad. Si se aprueba el plan de la Comisión, Dinamarca no podrá evitar la introducción de otros nuevos. "Esto le facilita las cosas a la industria. Es la forma equivocada de enfocar el tema", afirmó.

A juicio de la eurodiputada francesa del Partido Verde, Marie Anne Isler Béguin, "la industria y los gobiernos dictan nuestra política sobre los pesticidas y esto ha dañado realmente al ambiente y la salud de las personas". Por ello concluyó que es necesario que los legisladores enfrenten "a la industria química".

Más información sobre pesticidas en Europa en:
www.pan-europe.info/

 

16 de octubre Día Mundial de la Alimentación
UN DERECHO QUE DEBERÍAN GOZAR TODOS LOS HABITANTES DEL PLANETA

Según datos de las Naciones Unidas, actualmente 854 millones de personas padecen hambre a pesar de existir suficientes recursos.

Madrid, 16/8/2007 (Ecoestrategia).- La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) celebra cada año el Día Mundial de la Alimentación el 16 de octubre, fecha en que fue fundada la Organización en 1945. El tema para 2007 es el "Derecho a la alimentación".

A pesar de que el derecho a la alimentación es un derecho humano inherente a toda mujer, hombre, niña o niño, independientemente de dónde vivan en el planeta, actualmente 854 millones de personas en el mundo pasan hambre, a pesar de existir suficientes alimentos para todos. Así lo anunció Jacques Diouf, Director general de la FAO.

“A pesar de las abundantes declaraciones de intención y de toda la voluntad de la comunidad internacional, 854 millones de personas en el mundo no se alimentan suficientemente, a pesar de que la tierra podría nutrir fácilmente a la población actual. Cabe preguntarse entonces si el día mundial de la FAO logrará recordar ese dato aterrador a la conciencia colectiva y a los gobiernos”, señaló Diouf.

La Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948 fue la primera en reconocer el derecho a la alimentación como un derecho humano. Este se incorporó posteriormente al Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (Artículo 11), adoptado en 1966 y ratificado por 156 Estados, que están vinculados jurídicamente por sus disposiciones en la actualidad.

La interpretación técnica y la definición más precisa de este derecho figuran en la Observación General 12 del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (1999).

En 2004 el Consejo de la FAO aprobó las "Directrices Voluntarias en apoyo de la Realización Progresiva del Derecho a una Alimentación Adecuada en el Contexto de la Seguridad Alimentaria Nacional de cada país".

Derecho a la alimentación versus soberanía territorial

En la Cumbre Mundial sobre Alimentación, celebrada en 1996, los Jefes de Estado y de Gobierno reafirmaron “el derecho de toda persona a tener acceso a alimentos sanos y nutritivos, en consonancia con el derecho a una alimentación apropiada y con el derecho fundamental de toda persona a no padecer hambre”. Asimismo, se comprometieron a implementar este derecho en su totalidad y a realizarlo de manera gradual con el fin de garantizar la seguridad alimentaria para todos.

Sin embargo, según la Red de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas para América Latina (Rap-Al), “lamentablemente estas declaraciones van en sentido totalmente contrario con la realidad que mundialmente estamos viviendo: los alimentos suben de precio y cada vez menos personas tienen acceso a ellos y si logran tenerlo en muchos casos no son “ni sanos” y “ni nutritivos” como la declaración lo formula.

La mayoría de los alimentos producidos mundialmente vienen acompañados con el paquete tecnológico de fertilizantes, agrotóxicos y en los últimos diez años se han incorporado las semillas manipuladas genéticamente, diseñadas para ser usadas con herbicidas e insecticidas y en algunos casos con ambos.

A esto se agrega que muchos de los alimentos procesados tienen como ingrediente soja o maíz manipulado genéticamente. ¿No será tiempo de discernir si estos alimentos son sanos y nutritivos?

“La producción de alimentos se ha convertido en una industria más, donde el derecho a la alimentación no es tomado en cuenta: lo que importa es producir para ganar. Con este concepto se esta promoviendo a nivel mundial el cultivo de alimentos para producir agrocombustibles, o sea que nuestras tierras en vez de producir alimentos para las personas producirán alimentos para alimentar automóviles”, señala un comunicado de Rap-Al Uruguay.

40 alimentos transgénicos en el mercado español

En la conmemoración del Día Mundial de la Alimentación, la organización ecologista Greenpeace presentó un listado de empresas y productos alimentarios que han sido elaborados a partir de transgénicos.

Se trata de 40 productos comercializados por 23 empresas, que contienen al menos un ingrediente o aditivo producido a partir de maíz o de soja modificados genéticamente (MG), como la harina de soja, aceites y grasas vegetales, lecitina de soja, mono y diglicéridos de ácidos grasos, almidón, sémola de maíz o glucosa.

Éste es el resultado de una investigación llevada a cabo por los "Observadores de Transgénicos", un grupo de ciudadanos que han analizado en los últimos meses el etiquetado de los productos presentes en los supermercados.

Según la organización ecologista, “la comercialización de alimentos transgénicos es un acto irresponsable que convierte a los ciudadanos en cobayas humanas. Las multinacionales agrotecnológicas se prometen grandes beneficios económicos, pero el riesgo lo ponen los consumidores, los agricultores y el medio ambiente".

"Los fabricantes de alimentos y los supermercados deben protegernos de esta agresión", añaden.

Los conocimientos científicos actuales no son suficientes para predecir con exactitud todas las consecuencias de la introducción de transgénicos en la alimentación y el medio ambiente. En los últimos meses se han presentado datos que demuestran la peligrosidad para la salud de varios maíces transgénicos, algunos de los cuales se consumen en España, y uno de ellos se cultiva a gran escala.

La realidad es que estos alimentos están recibiendo luz verde de la Unión Europea a pesar de las alarmantes anomalías que se están detectando.

Para acceder a la lista completa de empresas y productos puede consultarse la web:
http://www.greenpeace.org/espana/reports/productos-transgenicos
Página de RAP-AL Uruguay:
http://webs.chasque.net/~rapaluy1/
Página oficial FAO:
http://www.fao.org/wfd2007/index_wfd2007.html?L=2

 

Por un mercado de pescado y marisco más ecológico
COMERCIANTES Y CONSUMIDORES PIDEN A LA INDUSTRIA PESQUERA QUE PRESTE MAYOR ATENCIÓN AL MEDIO AMBIENTE

 

Naciones Unidas, 27/9/2007, (Ecoestrategia).- La industria pesquera, que mueve unos 400.000 millones de dólares anuales, tendrá adaptarse a la creciente demanda de los comerciantes y consumidores de pescado obtenido de forma sostenible para el medio ambiente.

Durante el 27º Congreso de la industria de productos del mar, celebrada en Dublín (Irlanda), del 25 al 27 de septiembre, (25-27, Grimur Valdimarsson, Director de la División de Industrias Pesqueras de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO), subrayó la necesidad imperiosa de que los productores de marisco presten atención a las cuestiones medioambientales.

“La exigencia de una pesca sostenible no llega tan solo desde los gobiernos o de los colectivos ecologistas, sino del propio mercado”, afirmó Valdimarsson al señalar que las principales cadenas de distribución del sector, entre ellas Unilever, Tesco, Walmart y Asda ya se han comprometido a comercializar tan solo pescado que haya sido capturado o criado en forma sostenible.

“En años recientes –añadió- la industria pesquera no tenía la certeza sobre si estas tendencias representaban o no una moda pasajera. Hoy ya no existen dudas: se trata de un cambio real y de gran envergadura, y el camino que se seguirá en el futuro”.

En términos generales, significa que los productores van a tener que demostrar a comerciantes y consumidores que el pescado no procede de poblaciones de peces sobreexplotadas, ha sido criado en granjas marinas situadas donde antes crecían los manglares o capturado con redes que no tienen el dispositivo para evitar la captura accidental de tortugas.

Ofrecer estas garantías requiere un control estricto de la actividad pesquera con sistemas de localización, etiquetas y otros mecanismos similares. Para ello ya hay un cierto número de iniciativas en marcha, establecidas por los comerciantes o las organizaciones de interés público. Al tiempo que expresaba su preocupación por la proliferación de iniciativas con el mismo objetivo, Vadimarsson insistió en que, en conjunto, se trata de una tendencia positiva.

No es fácil ser ecológico

"Cumplir estas nuevas imposiciones es técnicamente muy difícil, por lo que la industria pesquera tiene ahora que buscar la forma adecuada y viable a nivel económico para conseguirlo”, subrayó Valdimarsson en su intervención ante los asistentes a la reunión en la capital irlandesa.

El sector de la pesca de captura debería aprovechar la experiencia de otros sectores en los que en los últimos 25 años se ha garantizado la inocuidad alimentaria. En un principio esta tarea era responsabilidad de los gobiernos, pero hoy en día está en manos de la propia industria, dentro de un marco establecido de forma oficial y sujeta a controles aleatorios.

“Los productores ya han establecido sistemas internos para suministrar alimentos del mar frescos, inocuos y de la mejor calidad, que es lo que piden hoy los consumidores”, aseguró Valdimarsson. “No es necesario crear una nueva agencia para garantizar que se cumplen los criterios medioambientales. Es suficiente controlar esos criterios al igual que se hace ya con la inocuidad y la calidad.

Los países en desarrollo con menos recursos pasarán dificultades en el proceso para lograr la certificación de sus pesquerías. “Ya han estado luchando con fuerza para cumplir las normas de salubridad e inocuidad en las importaciones de pescado impuestas por los países desarrollados”, explicó Valdimarsson.

Ayudar a resolver este problema es una cuestión de particular importancia para la FAO, señaló el experto. También comentó que los comerciantes que marcan las tendencias del mercado tienen una responsabilidad de ayudar a los proveedores de los países con menos recursos.

Regular los derechos pesqueros

“Bajo el régimen de acceso abierto a los caladeros, la pesca se convierte en una actividad muy competitiva e inviable: si un pescador no pesca, su competidor lo hará, dejando pocos incentivos para conservar los recursos”, según Valdimarsson, quien advierte que la consecuencia es la sobrepesca. “Por ello –añade- los pescadores tienen personal interés en revelar lo que han estado haciendo”.

“Esta actitud debe cambiar, ya que la tendencia emergente requiere que la industria sea capaz de decir exactamente dónde, cuándo y cómo se capturó el pescado. Tan solo los pescadores que tengan derecho a pescar y no se vean forzados a pescar más que sus competidores se sentirán lo suficientemente seguros para operar con este nivel de transparencia”, explicó Valdimarsson.

El Congreso Mundial del sector de alimentos marinos de este año ha sido organizado de forma conjunta por la la FAO, la Organización de Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Grupo Internacional de Certificación de Calidad de los Alimentos y la Autoridad irlandesa de Protección de la Pesca, en colaboración la Asociación Internacional de. Inspectores de Pescado (IAFI) y el apoyo del Consejo irlandés de Pesca marina, Enterprise Ireland y la Autoridad irlandesa de Inocuidad de los Alimentos.

El congreso se ha centrado tradicionalmente en aspectos de la inocuidad y calidad del pescado, pero las cuestiones medioambientales han adquirido gran importancia en los últimos años.

Una de las mayores dificultades a la que se enfrentan los exportadores es la de cumplir con las diferentes normas sobre inocuidad impuestas por los países importadores. La reunión de Dublín debatirá igualmente sobre la necesidad de una mayor armonización de normas y más acuerdos de reciprocidad, así como de la proliferación de normas y esquemas de certificación privados para los productos pesqueros.

Más información en: www.worldseafoodcongress07.com

 

Urge una agricultura más sostenible
NACIONES UNIDAS ALERTA DE LA AMENAZA QUE EL CAMBIO CLIMÁTICO SUPONE PARA LA PRODUCCIÓN MUNDIAL DE ALIMENTOS

En 2020 deberán atenderse las necesidades nutricionales de más de 8.000 millones de personas.

Naciones Unidas, 12/9/2007, (Ecoestrategia).- Dos agencias de la Organización de Naciones Unidas (ONU) han coincidido en afirmar que el cambio climático, ocasionado por la quema intensiva de combustibles fósiles, pone en peligro el abastecimiento de alimentos al desertificar la tierra destinada a la producción agrícola.

Por un lado, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) señaló que “el sector agrícola pagará caro el impacto del cambio climático a menos que se desarrollen e implementen sistemas innovadores de gestión de la tierra para contrarrestar la degradación y desertificación de los suelos”.

Al mismo tiempo, la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) advirtió que el calentamiento del la Tierra se está convirtiendo en uno de los grandes retos a los que la humanidad deberá enfrentarse en los años venideros. Debido a su impacto en la producción, distribución y acceso a los alimentos, podría llegar a ser una seria amenaza para la seguridad alimentaria a nivel mundial.

El subdirector general de la FAO, Alexander Müller, afirmó que los cambios anómalos en la temperatura y las lluvias, así como el aumento de la frecuencia e intensidad de las sequías e inundaciones, están teniendo implicaciones a largo plazo en la productividad y la propia viabilidad de los ecosistemas agrícolas mundiales.

Asimismo, el responsable del Programa para la Agricultura de la OMM, Mannava Sivakumar, señaló que las proyecciones indican que si continúa la tendencia actual para el año 2020 sería difícil producir alimentos para toda la población del planeta.

Actualmente la población mundial asciende a 6.300 millones de personas, pero se calcula que para 2020 habrá 8.200 millones de habitantes. Sin embargo, sólo el 11% de la Tierra es cultivable y de ahí debe salir toda la producción agrícola alimentaria.

La agricultura es el sector más afectado

Unos 140 expertos de todo el mundo se reunieron recientemente en la sede de la FAO, en Roma, con motivo de un seminario sobre “Planificación y estrategias de adaptación” sobre vulnerabilidad, adaptación e impacto del cambio climático. Los asistentes al encuentro aseguraron que la agricultura es el sector más afectado por los cambios en el clima y será cada vez más vulnerable en el futuro.

En mayor situación de riesgo se encuentran los países en desarrollo que más dependen de la agricultura y tienen menos recursos y alternativas para hacer frente a los daños provocados por el cambio climático, ya que en latitudes más meridionales, en especial en los sectores de agricultura de subsistencia y zonas marginales, semiáridas y subhúmedas -donde predomina la agricultura de secano-, incluso un mínimo aumento de la temperatura mundial hará descender probablemente el potencial de producción.

“Al tiempo que combatimos las causas del cambio climático –reduciendo las emisiones y aumentando los sumideros de gases causantes del efecto invernadero-, es crucial tomar también medidas inmediatas para neutralizar sus efectos. Hay que encontrar formas para mejorar la capacidad de adaptación de la gente y de los sistemas de producción alimentaria”, aseguró Alexander Müller, de la FAO.

Igualmente Para el responsable del Programa para la Agricultura de la Organización Meteorológica Mundial, “estos estimados hacen imprescindible el estudio de diversas variables como los nutrientes del suelo, la degradación de la tierra y la calidad del medio ambiente para así crear nuevas formas de agricultura sostenible”.

"Si tenemos que lidiar con estas variables hoy, podremos lidiar con ellas para alimentar a los 8.200 millones de personas que estarán aquí en sólo 13 años más", recalcó Mannava.

Al estudiar estos factores, se podrán implementar nuevos sistemas de gestión que permitan reducir no sólo los efectos del calentamiento global en la producción de alimentos, sino los de los desastres naturales que éste produce cada vez más frecuentemente.

Víctima y victimario

El informe de la FAO sostiene que la agricultura es a la vez culpable y víctima cuando se habla del cambio climático.

En el caso concreto del sector ganadero, este es responsable del 18 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial, mientras que la deforestación para ampliar la superficie agrícola es causante del 18 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono (CO2).

Según este organismo de la ONU, la mejora en la gestión de la ganadería y de las prácticas agrícolas y forestales tendría un impacto muy importante. Adoptar prácticas como la agricultura de conservación ayudaría también a mantener cantidades importantes de carbono en el suelo.

La producción arrocera es otra de las principales fuentes de gases causantes del efecto invernadero. Es quizás la mayor fuente de metano originado por la actividad humana -entre 50 y 100 millones de toneladas por año-, procedentes de las 130 millones de hectáreas de arrozales que hay en el mundo.

Pero al mismo tiempo, la climatología extrema y adversa puede poner en peligro la producción arrocera, que alimenta a más de la mitad de la población del planeta. Por ello sería muy beneficiosa la introducción de nuevas variedades mejoradas de arroz con mayor tolerancia a la salinidad. Estas variedades fueron utilizadas con éxito por la FAO para acelerar la recuperación de las zonas dañadas por el tsunami que arrasó diversos países asiáticos en 2004.

La rápida transición en curso hacia un mayor uso de los biocombustibles podría ayudar igualmente a reducir las emisiones responsables del efecto invernadero, siempre que sean tenidas en cuenta la seguridad alimentaria y las consideraciones medioambientales.

“La FAO ayuda de forma activa a sus Estados miembros, en particular a los países en desarrollo, a mejorar su capacidad de hacer frente al impacto negativo del cambio climático en la agricultura, los bosques y la pesca”, dijo Müller.

“Eso significa ayudar a la gente a adaptar sus sistemas agrícolas a condiciones nuevas y problemas específicos. Conlleva ofrecer soluciones creativas y enfoques alternativos, tales como la introducción de variedades de cultivos que puedan soportar altas temperaturas y falta de agua”, indicó el alto funcionario.

Müller aseguró que otro de los aspectos que merece mayor atención es la predicción de tendencias y de fenómenos climáticos extremos a través de la recolección de datos y el desarrollo de herramientas para producir y manejar información en tiempo real que permita a los países adaptar su agricultura de forma adecuada.

El informe de la FAO sobre el impacto del cambio climático en la producción de alimentos puede leerse, en inglés, en:
ftp://ftp.fao.org/docrep/fao/009/j9271e/j9271e.pdf

 

Es la primera vez que se concede a un producto no europeo
LA UNIÓN EUROPEA CONCEDE AL "CAFÉ DE COLOMBIA" EL DISTINTIVO DE INDICACIÓN GEOGRÁFICA PROTEGIDA

 

Bruselas, 23/8/2007, (Ecoestrategia).- El Café de Colombia recibirá oficialmente el próximo 27 de septiembre el reconocimiento como Indicación Geográfica Protegida (IGP) de la Unión Europea (UE) y empezará así a gozar de los beneficios comerciales que este sello representa. Es el primer producto no comunitario que recibe este distintivo por parte de los 27 países que conforman la Unión.

Esta información fue confirmada por el embajador de la delegación de la Comisión Europea para Colombia, Fernando Cardesa quien manifestó que el café cumple todos los requisitos para ser incluido tanto en el registro Europeo de de Indicaciones Geográficas Protegidas como en el de Denominaciones de Origen Protegidas (DOP).

La solicitud fue presentada por parte de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia ante la Comisión Europea (CE) a mediados del 2005, luego de un trabajo preparatorio de más de un año. De acuerdo con el reglamento europeo, ahora sólo quedan pendientes las formalidades de registro y publicación de la declaración de la “IGP Café de Colombia” en el Diario Oficial de las Comunidades Europeas.

Este largo proceso beneficiará a 560.000 familias de agricultores colombianos que viven del café y que ahora contarán con los instrumentos legales para promover y defender su origen en los mercados europeos, ya que actualmente se cometen muchas infracciones por parte de industriales o distribuidores que se aprovechan injustamente de la reputación y calidad de este producto de reconocido prestigio internacional.

Sistema de control de calidad europeo

Hoy en día, en el amplio mercado europeo, existe una gran riqueza y variedad de productos pero cuando un determinado producto adquiere cierta reputación fuera de sus fronteras se puede encontrar con usurpaciones e imitaciones.

Esta competencia desleal no solo desalienta a los productores sino que también engaña a los consumidores. Por ello, en 1992, la Unión Europea creó unos sistemas conocidos como Denominación de Origen Protegida (DOP), Indicación Geográfica Protegida (IGP) y Especialidad Tradicional Garantizada (ETG) para promover y proteger productos agroalimenticios.

La Denominación de Origen Protegida designa el nombre de un producto cuya producción, transformación y elaboración deben realizarse en una zona geográfica determinada, con unos conocimientos específicos reconocidos y comprobados.

Por su parte, en la Indicación Geográfica Protegida (el caso del Café de Colombia) el vínculo con el medio geográfico sigue presente en al menos una de las etapas de la producción, de la transformación o de la elaboración. Además, el producto se puede beneficiar de una buena reputación.

Finalmente, la certificación Especialidad Tradicional Garantizada no hace referencia al origen, sino que tiene por objeto destacar una composición tradicional del producto o un modo de producción tradicional.

Los objetivos de estos sistemas europeos para el desarrollo y protección de productos alimenticios son estimular la producción agrícola variada, proteger el abuso e imitación de nombres de productos, y ayudar al consumidor entregándole informaciones relacionadas con el carácter específico de los productos.

A partir del 3 de abril del pasado año 2006, pueden presentarse directamente a la Comisión las solicitudes de registro de DOP e IGP por parte de productores de terceros países y las oposiciones a solicitudes por parte de personas de terceros países, lo cual le ha permitido a la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia obtener la IGP.

El café más suave del mundo

El café de Colombia es uno de los principales productos de exportación del país y el nombre con el cual se comercializa a nivel mundial. El café colombiano es reconocido como el más suave del mercado internacional, siendo los principales países importadores de este producto Estados Unidos, Japón y la Unión Europea.

Colombia empezó a cultivar el grano de café en 1835 y durante el siglo XX fue el producto primordial dentro de las exportaciones colombianas. Representa un 3,7% del producto interno bruto nacional (PIB) y un 37% del empleo agrícola.

El área comprendida entre los departamentos de Caldas, Risaralda y Quindío es conocida como el Eje cafetero debido al gran desarrollo experimentado por el cultivo de este producto. Actualmente en Colombia se cultivan más de un millón de hectáreas de café; más de las tres cuartas partes de la producción de café en el país son destinadas a las exportaciones. El mercado interno está regulado por la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia.

Con el distintivo de Indicación Geográfica Protegida el Café de Colombia alcanza ahora dentro de la UE el status de protección que ostentan reconocidas bebidas y productos como los vinos de Champagne, el queso Roquefort, los turrones de Jijona y Alicante o el Prosciutto di Parma, entre otros.

El Certificado Oficial del sello IGP para Café de Colombia será entregado oficialmente en un acto especial en Bruselas el próximo 27 de septiembre, por la Comisaria de Agricultura de la CE, Mariann Fischer Boel, al Gerente General de la Federación de Cafeteros, Gabriel Silva. El acto, al cual asistirá Juan Valdez y un grupo de caficultores colombianos, se realizará en el Edificio Berlaymont, sede principal de la Comisión Europea.

Más información en: www.cafedecolombia.com

 

DURANTE 2006 LA JUNTA DE ANDALUCÍA PROMOVIÓ EL CONSUMO DE ALIMENTOS ECOLÓGICOS EN LOS COMEDORES ESCOLARES

47 centros educativos y 6.500 estudiantes se han beneficiado hasta el momento de este programa de “ecoalimentación”.

Málaga, 7/1/2007, (Ecoestrategia).- 47 centros educativos y 6.500 estudiantes andaluces se han beneficiado hasta el momento del programa “Alimentos Ecológicos para Escolares de Andalucía”, una iniciativa conjunta de las Consejerías de Agricultura, Medio Ambiente y Educación de la Junta de Andalucía, puesta en marcha durante 2006 con el fin de introducir el consumo de estos alimentos en los comedores escolares.

Esta iniciativa, de carácter experimental, estaba dirigida tanto a los alumnos como al profesorado y a las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (AMPAS), buscando promocionar el consumo de productos ecológicos tras el impulso productivo experimentado en esta área agraria durante la última década, que no ha ido acompañado de un incremento del consumo de estos productos dentro del territorio regional.

Además de la distribución de menús ecológicos en los comedores, se ofreció también información sobre estos alimentos libres de productos químicos, a través de actividades informativas, jornadas, visitas a explotaciones ecológicas y acciones de degustación y jornadas gastronómicas.

El comedor y la cocina escolar se convirtieron en aulas y laboratorios donde se enseñó a los niños y jóvenes buenos hábitos de alimentación y salud, ya que tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la Agencia Europea de Medio Ambiente insisten en que la población infantil es la más susceptible a los impactos de los residuos de pesticidas en los alimentos, como resultado de su inmaduro estado de desarrollo fisiológico.

Se produce pero no se consume

Según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), España se encuentra entre los diez primeros países del mundo con mayor superficie destinada a la agricultura y ganadería ecológicas, aunque su consumo supone menos del uno por ciento del gasto en alimentación de los españoles.

Asimismo, la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía destaca que el territorio andaluz alberga la mayor superficie ecológica en España, un 45 por ciento del total nacional, con más de 520.000 hectáreas de producción agraria y ganadera ecológicas.

España actualmente exporta alrededor del 90% de la producción del país, que es el segundo dentro de este campo en el continente europeo. Por ello, el programa “Alimentos Ecológicos para Escolares de Andalucía” buscaba promover la educación alimentaria y ambiental en las jóvenes generaciones y sus familias.

La alimentación con productos ecológicos en dietas equilibradas se complementó con actividades educativas tendientes a desarrollar en los escolares hábitos alimentarios sanos y una actitud de respeto al medio ambiente. El proyecto pretendía apoyar el desarrollo rural sostenible mediante el crecimiento del sector ecológico y el desarrollo del mercado interno de los alimentos ecológicos.

Para facilitar el trabajo de la comunidad escolar se confeccionaron recomendaciones de raciones para los menores, considerando los requerimientos nutritivos y una amplia diversidad de alimentos, introduciendo en ellas aquellos alimentos típicos andaluces adecuados para los niños.
Los responsables de esta iniciativa consideran que la mejora del medio ambiente se logra por el crecimiento de la superficie de agricultura ecológica que promoverá el consumo social de alimentos ecológicos. El incremento de la superficie manejada bajo sistemas ecológicos conlleva a la reducción de la carga química sobre el ambiente, con lo cual se produce un beneficio adicional a la población y a la biodiversidad.


Autobús itinerante y desayunos de Calidad Certificada

Para alcanzar los objetivos antes expuestos, también se puso en marcha un programa de promoción de los productos Calidad Certificada a través de un autobús didáctico itinerante que recorrió los colegios de las capitales andaluzas y las plazas de los pueblos con un juego consistente en reconocer el mayor número de productos con este sello de calidad.

Además, se celebraron desayunos y meriendas con productos de Calidad Certificada donde los asistentes pudieron participar en un concurso de fotos. También se distribuyeron folletos divulgativos para profesores sobre las Denominaciones de Calidad, se organizaron visitas a industrias agroalimentarias y se distribuyó aceite a todos los niños de tercer ciclo de Primaria.

En el marco de esta iniciativa, el autobús divulgativo del sello Calidad Certificada ha recorrido las ocho provincias andaluzas con el objetivo de acercar a la población en edad escolar los productos agrarios y pesqueros de calidad garantizada, así como la importancia de una dieta saludable basada en la alimentación mediterránea.

El autobús, que tiene una capacidad para una treintena de menores, propone diferentes actividades lúdicas e interactivas, como un vídeo didáctico del sello Calidad Certificada sobre el que se realizan preguntas a modo de concurso por equipos. Además, los menores tienen acceso a la edición virtual el “Libro mágico de agricultura ecológica, la pesca y el comercio responsable” y al juego de la pirámide de la alimentación saludable.

Junto al bus, se han instalado varias carpas en las que, además de informar a los padres de las actividades, se han desarrollado varios juegos, sesiones de pintura e incluso se ha facilitado material para escribir las tradicionales cartas a los Reyes Magos. En todo momento, un grupo de monitores especializados ha conducido las actividades para los pequeños, que también han disfrutado de la compañía de la mascota de Calidad Certificada, “Lujita”, y sus amigos, “Los Calicertis”.

Hasta la fecha, ya son más de un millar los productos andaluces registrados con el sello Calidad Certificada, pertenecientes a unas 300 empresas. La marca de calidad de la Consejería de Agricultura y Pesca, que recientemente ha celebrado su V Aniversario, permite diferenciar los alimentos de calidad en el mercado, otorgándoles un valor añadido y el aval oficial de la Junta de Andalucía.

Más información sobre la Agricultura Ecológica en Andalucía en: http://www.caae.es/asociacion.htm

 

Ya ha comenzado a distribuirse en España
LA PRODUCCIÓN Y CONSUMO DE CAFÉ ECOLÓGICO DEL RÍO INTAG CONTRIBUYE A LA PRESERVACIÓN DE LAS SIERRAS DEL NOROESTE DE LOS ANDES ECUATORIANOS

 

22/11/2006, (Ecoestrategia).- A partir de este mes de noviembre se ha comenzado ha distribuir en España el café ecológico producido en Ecuador por la Asociación Agroartesanal de Caficultores Río Intag (AACRI), una cooperativa de campesinos de la región de Intag, una zona de 2.200 kilómetros cuadrados ubicada en las sierras noroestes de los Andes ecuatorianos.

Este producto llega a España gracias a la iniciativa “Café Directo”, un proyecto de las organizaciones SODePAZ, Xarxa de Consum Solidari, DIDeSUR y Espacio por un Comercio Justo, buscando que el valor añadido por el tueste y empaquetado del café se quede en comunidades campesinas de Ecuador y Colombia.

Por su parte, la AACRI es una entidad nacida como alternativa productiva y respuesta social a los múltiples y crecientes problemas ambientales en la zona de Intag, originados por la presión de la minería, la deforestación provocada por las empresas madereras y las prácticas agrícolas no adecuadas. Esta asociación es una alternativa de desarrollo integral que coordina experiencias de producción agroartesanal y comercialización solidaria.

“Café Directo” impulsa la importación de café elaborado en origen (tostado, molido y envasado) de Ecuador y Colombia como alternativa a las importaciones convencionales de materia primera y para hacer frente, junto con los productores de café, a la crisis mundial del sector cafetero. Se trata de una iniciativa innovadora porque permite que el valor añadido de la transformación del café se quede en las comunidades campesinas y fortalezca la economía local.

Uno de los mejores cafés orgánicos del mundo

La AACRI se autodefine como una alternativa campesina de desarrollo integral que coordina experiencias de producción agroartesanal y comercialización solidaria en la zona de Intag. Actualmente agrupa a 300 familias campesinas de siete parroquias que en su calidad de socias participan activamente en la organización.

La Asociación desarrolla programas de capacitación y asistencia técnica para la producción agrícola. Ha instalado una planta de procesamiento artesanal de café y lo comercializa en varios mercados del Ecuador y el exterior (Japón, Norteamérica y Europa) bajo la marca "Café Río Intag".

El café Río Intag se cultiva desde hace mas de cien años en pequeñas fincas de agricultores localizadas en los valles y laderas andinos. Crece bajo sombra de árboles nativos, en un habitat ideal para producir un café tipo arábiga de altura 100% natural y de excelente calidad.

Gracias a la biodiversidad del ecosistema cafetalero de la región no se utiliza ningún tipo de agroquímico por lo que su cultivo es 100% natural y contribuye a la conservación del habitat. El café es seleccionado cuidadosamente desde su cosecha, lavado, secado al sol, tostado en pequeñas cantidades y comercializado directamente al consumidor. Estas prácticas agrícolas permiten mantener el ecosistema y fomentar el desarrollo sostenible de la población local.

Allí, el suelo, agua y bosque son los elementos vitales para la subsistencia y son atendidos desde el concepto de “Finca Integral”, mediante trabajo organizativo, valores de justicia y solidaridad, tecnologías alternativas y producción orgánica.

Asimismo, cada familia en su pequeña extensión de terreno integra cultivos para su propio sustento, crianza de animales y protección ambiental. Esta diversificación de la producción de las fincas ha permitido garantizar la soberanía alimentaria de las familias campesinas y la mejora de sus ingresos.

El amargo mercado internacional de café

La economista y ensayista Susan George afirma que después del petróleo, el café es la mercancía más valiosa en todo el comercio internacional. Todo el café se cultiva en los países pobres del Sur, pero cerca de cuatro quintas partes del total se consumen en las naciones ricas del Norte. Hoy en día, una decena de estados dependen de la producción de este grano para conseguir la mitad de sus ganancias por exportaciones.

Más de 20 millones de trabajadores del llamado Tercer Mundo dependen de la siembra y recolección de café para su supervivencia, pero sólo reciben el 5% de los beneficios de esta actividad, mientras que las multinacionales que monopolizan el tostado, envasado y distribución del café se quedan con el 40% de los beneficios.

La organización SODEPAZ señala que los productores de países exportadores de café se enfrentan a las medidas proteccionistas de los países del Norte que establecen aranceles a los productos importados. Con respecto al café, estos impuestos son más altos dependiente del nivel de transformación.
Por esta razón, las comunidades del Sur sólo pueden exportar granos en verde, sin procesar, por los cuales no pagan casi impuestos pero que tienen un precio de venta muy bajo. Los beneficios y el valor añadido de la transformación se quedan, así, en el Norte.

Los precios del café tienden a moverse en ciclos. Hay breves periodos de alzas, seguidos a menudo por largos periodos de excedentes que hacen bajar los precios. Sin embargo, la cotización del café en las bolsas de los mercados internacionales ha caído sin parar desde mediados de los años 70.

Por ello es tan importante que los consumidores del Norte apoyen iniciativas como la de la Asociación Agroartesanal de Caficultores Río Intag, que comenzó su andadura en 1998 como una respuesta social a los múltiples y crecientes problemas ambientales originados por la presión de la explotación minera, deforestación y prácticas agrícolas no adecuadas en ese lugar de Ecuador, donde ahora los campesinos pueden vivir dignamente de su agricultura ecológica y al mismo tiempo conservar un ecosistema de alta biodiversidad.

Más información sobre la AACRI y el Café Río Intag en:

http://www.decoin.org/
http://www.consumosolidario.org

 

CAMPAÑA PARA QUE LOS ESPAÑOLES CONSUMAN SU AGRICULTURA ECOLÓGICA

El país exporta actualmente el 90% de la producción agrícola biológica, siendo uno de los diez abastecedores mundiales de este sector.

Sevilla, 15/11/2006, (Ecoestrategia).- Esta semana fue presentada en Sevilla la campaña “Agricultura ecológica. Vívela”, una iniciativa del el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) que pretende aumentar el consumo doméstico de productos provenientes de la agricultura ecológica o biológica, un sector que actualmente exporta alrededor del 90% de la producción de este país que es el segundo dentro de este campo en el continente europeo.

El secretario general de Agricultura y Alimentación, Josep Puxeu recordó que España se encuentra entre los diez primeros países del mundo con mayor superficie destinada a la agricultura y ganadería ecológicas, aunque su consumo supone menos del uno por ciento del gasto en alimentación de los españoles.

Por su parte, el Consejero de Agricultura de la Junta de Andalucía, Isaías Pérez Saldaña, destacó que el territorio andaluz alberga la mayor superficie ecológica en España, un 45 por ciento del total nacional, con más de 520.000 hectáreas de producción agraria y ganadera ecológicas.

Cifras muy verdes

Un estudio del MAPA reveló que el 72,5% de la población española ha oído hablar de los productos ecológicos, pero el 62,1% no los consume bien por desconocimiento o bien porque no los encuentra con facilidad.

Es por ello que la campaña “Agricultura ecológica. Vívela” ha sido dotada de un presupuesto de 2,5 millones de euros para una duración de dos años, con el fin de empezar a vender en el mercado local y no sólo en el exterior. Uno de los públicos objetivos son los más jóvenes, buscando fomentar el consumo de estos productos en escuelas, centros de formación profesional y en universidades.

En España, a pesar de las más de 800.000 hectáreas dedicadas a cultivos ecológicos y el reconocimiento de sus producciones biológicas de calidad, apenas se consumen alimentos procedentes de este método de producción que no usa productos químicos de síntesis.

Andalucía es la primera comunidad autónoma en superficie de cultivos orgánicos, aglutinando algo más del 60% nacional. También en producción es una de las primeras del conjunto europeo, con 6.510 operadores inscritos (6.196 productores y 409 elaboradores).

El Gobierno andaluz anunció que reforzará su apuesta por el sector ecológico para el periodo 2007-2013 mediante la elaboración de un nuevo Plan Andaluz de Agricultura Ecológica, que "supondrá un nuevo espaldarazo para todos los que se decidan por este sistema de producción de futuro". Además, el presupuesto para 2007 de la dirección general de Agricultura Ecológica se ha incrementado en un 50 %, rozando los 12 millones de euros.

Una agricultura libre de químicos

La agricultura ecológica se define como un grupo de sistemas de producción, que persigue la obtención de alimentos libres de contaminantes químicos basados en una metodología respetuosa con el medio ambiente, a la vez que permite una reducción considerable de los costes de producción y la obtención de una rentabilidad razonable para los productores.

Según lo anterior, los sistemas de producción ecológica no emplean fertilizantes químicos de síntesis ni agrotóxicos para el control de plagas, enfermedades y plantas invasoras, ni métodos que provoquen un deterioro del suelo y el medio ambiente en general. Con respecto a la ganadería no se emplean antibióticos, hormonas u otras drogas como alimentos o tratamientos preventivos, y la crianza animal se basa en sistemas productivos que permitan un máximo de bienestar de los animales.

Las tecnologías ecológicas consiguen sus objetivos productivos mediante la diversificación y la intensificación de las interacciones biológicas y procesos naturales beneficiosos. Al potenciar estos procesos beneficiosos en los sistemas de cultivo, se logra activar el sistema biológico de nutrición de las plantas y la regulación de los organismos que se pueden convertir en plagas.

El Ministerio de Agricultura señala que la agricultura ecológica se orienta según los fenómenos que rigen la naturaleza en sus distintos ecosistemas. Los agricultores ecológicos tratan de preservar los elementos del medio natural y de restablecer los equilibrios biológicos en sus campos de cultivos.

En este sentido las fincas ecológicas deben ser arborizadas de forma conveniente así como mantener vegetación natural en las lindes de los campos, especialmente especies que florezcan durante el mayor tiempo posible, ya que constituyen refugio, zonas de reproducción y alimento para la fauna benéfica, que será la que tendrá bajo control a aquellos organismos que se pueden transformar en plagas.

Los grandes productores


Estudios del World Wacht Institute informan que hoy en día la agricultura ecológica ocupa una superficie de 23 millones de hectáreas sobre la superficie de la tierra. Los grandes consumidores son Estados Unidos, Europa y Japón, donde este mercado crece a razón de un 25% anual.

Australia es el país con mayor superficie de producción ecológica, con 11,3 millones de hectáreas, seguido de Argentina (2,8 millones) e Italia (más de un millón). Igualmente, son Austria, Suiza y los países escandinavos los que más terrenos dedican a estas producciones en relación a su superficie total de cultivos. Por ejemplo, en Suiza más de un 10% de la superficie agrícola del país corresponde a producción ecológica.

Asimismo, La producción de agricultura ecológica en los países del Sur está aumentando a razón de 1,71 toneladas anuales. Según el estudio “El Mundo de la Agricultura Orgánica, Estadísticas y Tendencias 2005”, presentado por la Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica (IFOAM), la agricultura ecológica creció un 8% en todo el mundo el pasado año.

En España, según el MAPA, este tipo de producción también ha experimentado en los últimos años un auge espectacular, al pasar de las 380.920 hectáreas en el año 2000 a más de 733.180 hectáreas en 2004. La mayor parte de la superficie ecológica nacional corresponde al aceite de oliva, cereales, leguminosas, y en menor medida también aparecen los frutos secos o la vid, frutales, cítricos y hortalizas.

Más información en el Comité Andaluz de Agricultura Ecológica: www.caae.es

 

LA XXII EDICIÓN DE BIOCULTURA SE REALIZÓ DEL 3 AL 6 DE NOVIEMBRE EN MADRID

 

Madrid, 26/10/2006 (Ecoestrategia).- La semana del 3 al 6 de noviembre abre sus puertas la XXII edición de BioCultura, la feria de las alternativas y el consumo responsable. Como cada año, desde 1985, la cita es en la Casa de Campo de Madrid; en esta ocasión en dos pabellones, el de Convenciones donde se concentrará el sector alimentario, y el Pabellón de La Pipa, que será multisectorial.

De las 170 actividades relacionadas con el medio ambiente, la agricultura, la salud, las energías, se destaca la jornada: “el delito ecológico”, donde se hablará de la especulación urbanística, los incendios forestales y los residuos tóxicos, entre otros temas.

Este año se dedicará una atención especial a la comunidad de Murcia, origen de la producción ecológica en España. Se dispondrá además la zona de “Atril”, un lugar abierto a los autores, para la presentación de sus obras.

Más de 650 expositores y alrededor de 143.000 visitantes dan paso a la feria más importante del sector biológico español, organizada por la Asociación Vida Sana y con el patrocinio de Triodos Bank, referente de la banca ética en Europa.

El segundo en importancia de Europa

BioCultura, Feria de Alternativas y Calidad de Vida y Semana Verde Internacional es un encuentro, de carácter internacional, que se sitúa en el segundo que de estas características de celebra en Europa.

Se celebra anualmente en Barcelona y Madrid. En BioCultura se dan cita más de 500 empresas y entidades, que ofrecen a los profesionales y al público consumidor numerosas ofertas de productos y servicios que pueden orientarnos hacia un consumo responsable y respetuoso con el medio ambiente y nuestra salud.

La agricultura biológica y los alimentos procedentes de ella, los alimentos naturales, los productos ecológicos que podrán hacer de nuestro hogar un entorno más natural y armónico, ropa y calzado, productos para la higiene y cosméticos naturales, artesanías, música, turismo rural, son los grandes sectores que acoge esta feria.

Qué se encuentra en BioCultura

Una amplia y variada oferta, acompañada de un alto nivel de calidad, caracterizan la madurez y profesionalidad de los operadores del sector y de las empresas presentes en cada edición.

Los alimentos biológicos/ecológicos constituyen el principal sector de BioCultura, junto al cual se presentan multitud de productos y propuestas para la vida diaria que han sido también obtenidos por métodos ecológicos, sin el uso de sustancias químico-sintéticas.

Así, también se cuenta con productos naturales para la higiene y la cosmética; materiales para la bioconstrucción; energías renovables; muebles y decoración para la vivienda y lugares de trabajo saludables; terapias y medicinas complementarias; ahorro y reciclaje; cáñamo industrial; ecología; medio ambiente; turismo rural y casas de reposo; juguetes; artesanías; música; libros y revistas.

BioCultura acoge a profesionales de cada uno de los sectores y promueve la participación del consumidor, convirtiéndose así en un escaparate de la producción biológica y ecológica en un marco de respeto por las formas de producción basadas, a su vez, en el respeto a la vida.

Información libre y transparente

El Comité de Selección de BioCultura trabaja durante todo el año meticulosamente y con rigurosidad para que las propuestas que se presentan en la feria cumplan los requisitos exigidos. Los alimentos sólo pueden ser biológicos, certificados por cualquiera de los organismos oficialmente reconocidos tanto en España como en Europa; los demás países europeos, las correspondientes certificaciones que están al amparo del mismo reglamento comunitario 2092/91; y el resto de los países, los reconocidos por la Unión Europea.

Los otros sectores también están sometidos a condiciones específicas de participación que cada año se mejoran y se hacen más exigentes.

Expertos, comunicadores, personas sencillas y sinceras... todos ellos contarán y compartirán sus conocimientos y experiencia. El programa de actividades de BioCultura es amplio y abarca infinidad de temas de interés común. Salud, agricultura, consumo, alimentación, energías, bioconstrucción, educación, desastres, contaminación, peligros, escándalos, información deshonesta... de todo ello, de lo sabido y de lo por saber se hablará y se debatirá de forma libre y abierta. Según los organizadores, todos pueden denunciar una situación injusta y alarmante y todos deben trabajar por conseguir una sociedad equitativa, libre y sana.

Más de 180 mesas redondas, jornadas, charlas, talleres... formarán parte de este debate abierto en favor de una vida digna y en paz.

http://www.vidasana.org/biocultura/Biocultura_mad06.asp

 

“Invertir en la agricultura para lograr la seguridad alimentaria”
EN EL DÍA MUNDIAL DE LA ALIMENTACIÓN SE ADVIERTE QUE LA AYUDA PARA EL DESARROLLO RURAL EN EL SUR HA DISMINUIDO EN 4.000 MILLONES DE DÓLARES

Mientras tanto, se estima que 854 millones de personas siguen estando subnutridas en el mundo entero.

Logo FAO Naciones Unidas, 12/10/2006, (Ecoestrategia).- Desde 1945 y a instancias de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), en el día 16 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Alimentación, una fecha para reflexionar sobre la plaga del hambre (uno de los cuatro jinetes del Apocalipsis) que afecta sobre todo a los habitantes de los países del Sur.

El lema del Día Mundial de la Alimentación y de la campaña TeleFood para este año 2006 es "Invertir en la agricultura para lograr la seguridad alimentaria", mientras se recuerda que la ayuda internacional para la agricultura y el desarrollo rural dirigida a los países económicamente menos desarrollados ha seguido disminuyendo. De un total de más de 9.000 millones de dólares anuales a principios de los ochenta, el volumen de dicha ayuda se redujo hasta situarse en 5.000 millones de dólares a finales de los años noventa. Mientras tanto, se estima que 854 millones de personas siguen estando subnutridas en el mundo entero.

Según el Director general de la FAO, Jacques Diouf, “el 70 % de la población que padece hambre en el mundo vive en zonas rurales y es allí donde se hace más acuciante la necesidad de proporcionar alimentos y empleo. La semilla que siembra el agricultor da lugar a una agroindustria floreciente, que paga impuestos y contribuye a la construcción de escuelas y caminos rurales. El desarrollo agrícola es el primer paso hacia un desarrollo económico sostenible a largo plazo”.

Desde 1964, la FAO desempeña un papel clave dentro del sistema de las Naciones Unidas para movilizar recursos internacionales y nacionales para la agricultura en favor de los países en desarrollo y de los países en transición. Su cooperación con los organismos de financiación le ha permitido ayudar a 165 Estados Miembros a obtener fondos para casi 1.600 programas y proyectos de desarrollo agrícola. Esto representa unos compromisos de financiación por un valor superior a 80.000 millones de dólares.

Apostar por la agricultura para combatir el hambre

La “Guerra contra el hambre” debe ser una prioridad de los líderes mundiales. Según el Institute for Food and Development Policy, 12 millones de niños mueren cada año debido a la falta de alimentos. Jacques Diouf destacó por tanto el papel de la inversión agrícola, tanto pública como privada. “Es preciso apoyar una acción que procure mejorar los medios de vida rurales contrarrestando el descenso de la inversión pública en la agricultura registrado en las dos últimas décadas”, aseguró el alto funcionario.

El desafío de incrementar la inversión en la agricultura asume especial relieve en África. Los gobiernos de esa región han reconocido la necesidad apremiante de asignar recursos propios a la agricultura. En la “Declaración de Maputo” de 2003 los Jefes de Estado africanos se comprometieron, en nombre de sus gobiernos, a destinar a la agricultura y al desarrollo rural el 10 por ciento de los presupuestos nacionales en el plazo de cinco años, duplicando así el volumen de recursos actual.

Cabe anotar que en los últimos tiempos se ha observado una reactivación importante de los préstamos a la agricultura. Los programas de cancelación de la deuda, fortalecidos por la decisión del G-8 de 2005, han comenzado a liberar recursos nacionales para la inversión en el sector. No obstante, mucho queda aún por hacer, y las medidas innovadoras serán bienvenidas.

Incrementar la inversión pública en la agricultura es absolutamente indispensable, pero también es fundamental que esa asistencia se haga más eficaz. Un mecanismo importante es la Plataforma Global de Donantes para el Desarrollo Rural, un consorcio de 26 organismos de desarrollo de los donantes que la FAO preside conjuntamente con el Ministerio Federal de Cooperación y Desarrollo Económicos de Alemania. La Plataforma procura aumentar la eficacia de la ayuda proporcionada por los donantes y centrar la actividad en el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Mitos sobre la falta de alimento en el planeta

Para el Institute for Food and Development Policy con sede en California, gran parte de la opinión pública mundial tiene una percepción equivocada sobre el problema del hambre. Este think tank ha identificado algunos mitos sobre el tema que aclara utilizando argumentos contundentes.

Sobre la afirmación de que “no hay suficientes alimentos para todos”, los analistas responden que por el contrario, hay “abundancia y no escasez. Suficiente trigo, arroz y otros granos son producidos para proveer a cada ser humano 3.500 calorías al día. Esto sin considerar siquiera muchos otros alimentos consumidos comúnmente, como vegetales, alubias (frijoles), nueces, tubérculos, frutas, carnes o pescados.

Hay suficientes alimentos disponibles para proveer por lo menos de 2,5 kilos de comida por persona al día en todo el mundo: un kilo y medio de grano, de frijoles y nueces; alrededor de medio kilo de frutas y de vegetales y casi medio kilo de carne, leche y huevos (esto sería suficiente para engordar a toda la humanidad) El problema es que mucha gente es muy pobre para comprar los alimentos que hay disponibles. Inclusive muchos de los "países con hambre" tienen hoy en día suficiente comida para toda su población. Muchas de estas naciones son exportadoras de alimentos y de otros productos agrícolas.

Al respecto de que “hay demasiada gente en el planeta”, los expertos contestan que en realidad las tasas de nacimiento están decreciendo rápidamente en todo el mundo. En algunas regiones del Tercer Mundo se empieza a tener una transición demográfica cuando las tasas de crecimiento caen como respuesta a una caída en las tasas de mortalidad.

Aunque el rápido crecimiento de la población sigue siendo una seria preocupación en muchos países, en ninguna parte la densidad de la población explica el hambre. Por cada país densamente poblado y con problemas de hambre como Bangladesh, encontramos países como Nigeria, Brasil o Bolivia, donde abundantes recursos alimentarios coexisten con el hambre. Costa Rica, únicamente con la mitad de hectáreas de cultivo por persona de Honduras, tiene una expectativa de vida (uno de los indicadores de nutrición) once años superior a la de Honduras y muy cerca de la de los países desarrollados.

El rápido crecimiento de la población no es la causa originaria del hambre. Como el hambre misma, resulta de las desigualdades básicas que despojan a las personas, especialmente a las mujeres pobres, de oportunidades económicas y seguridad. El rápido crecimiento de la población y del hambre son endémicos en las sociedades donde la propiedad de las tierras, los trabajos, la educación, el cuidado de la salud y la seguridad de las personas de la tercera edad están fuera del alcance de la mayoría de las personas.

Producción alimentaria y medio ambiente

Logo FAOY en lo concerniente a la supuesta degradación ambiental que trae consigo la producción masiva de alimentos, el Institute for Food and Development Policy replica que la crisis del medio ambiente está disminuyendo los recursos para la producción de alimentos y que los esfuerzos por alimentar a los hambrientos no están causando la crisis ambiental.

Algunas de las grandes corporaciones son las principales responsables de la deforestación porque crean (y se benefician de) la demanda de maderas tropicales y alimentos exóticos o fuera de estación para los consumidores de los países desarrollados. La mayoría de los pesticidas usados en el Tercer Mundo son aplicados a los cultivos de exportación, que juegan un rol muy pequeño en la alimentación de los hambrientos, mientras que en los Estados Unidos estos son utilizados para darle una impecable apariencia cosmética a los productos, sin ninguna mejoría en su valor nutricional.

Existen alternativas en este momento y muchas más son posibles. El éxito de los agricultores orgánicos en los Estados Unidos, ofrece una idea de las posibilidades. El éxito reciente de Cuba al superar su crisis alimentaria a través de autoabastecimiento y de una agricultura sostenible y casi totalmente libre de pesticidas, es otro buen ejemplo. Realmente, alternativas agrícolas ecológicamente sustentables pueden ser más productivas que las que destruyen el medio ambiente.

Y en lo referente a la polémica “Revolución Verde”, que apostaba por el uso intensivo de de productos agroquímicos, los analistas señalan que si bien es cierto que gracias a las semillas mejoradas muchos más millones de toneladas de granos están siendo cosechadas por año, enfocándose solamente en el incremento de la producción no se puede aliviar el hambre porque el sistema falla en la apretada concentración de la distribución del poder económico que determina quiénes pueden comprar los alimentos adicionales.

Es por esto que en varios de los países en que los que ha tenido mayores éxitos la Revolución Verde (India, México y las Filipinas) la producción de granos y en algunos casos las exportaciones han aumentado, mientras que el hambre ha persistido y la capacidad productiva de los suelos a largo plazo se ha degradado. Ahora se deben combatir las amenazas de una "Nueva Revolución Verde" basada en la biotecnología, la cual amenaza con acentuar mucho más las desigualdades.

La Campaña TeleFood

Por otra parte, en 1997 la FAO puso en marcha TeleFood, una campaña de conciertos, espectáculos deportivos y otras actividades para aprovechar la fuerza de los medios de comunicación, la participación de celebridades y el interés de los ciudadanos en la lucha contra el hambre.

Las actividades de TeleFood se centran en la conmemoración del Día Mundial de la Alimentación, fecha que coincide con la fundación de la FAO el 16 de octubre de 1945. Las donaciones que se hacen a TeleFood financian pequeños proyectos autónomos de agricultura, ganadería y explotación pesquera que ayudan a las familias pobres a producir más alimentos. Los proyectos, que requieren una inversión de entre 5.000 y 10.000 dólares financian insumos, por ejemplo semillas y herramientas agrícolas sencillas. No se invierte ni un centavo en gastos administrativos.

Los millones de personas que han presenciado los eventos celebrados en todas partes del mundo como la semana de conciertos de Groundwork en Seattle, Washington, Estados Unidos, en 2001; el concierto nocturno de solidaridad celebrado en Johannesburgo, Sudáfrica, en 2002; o las siete ediciones de la gala televisiva TeleFood en España, han demostrado la fuerza de estos acontecimientos.
Desde sus comienzos, la campaña ha generado cerca de 19 millones de dólares en donaciones. El dinero recaudado por medio de TeleFood ha financiado 2.137 proyectos en 127 países. Estos proyectos sostenibles ayudan a los pequeños agricultores a producir más alimentos para sus familias y comunidades.

Si bien la escala y los costes de los proyectos de TeleFood son pequeños, aun así tienen un efecto significativo. Por ejemplo, proyectos tan diversos como un huerto en una escuela de Uganda y una empresa de aves de corral de Iraq, dan a las familias y comunidades los materiales que precisan para aumentar la cantidad y la variedad de los alimentos que producen.

Los proyectos son propuestos por los gobiernos miembros de la FAO y son aprobados por los expertos técnicos de la organización. Deben ser apropiados para los beneficiarios, sostenibles a nivel local y sin riesgo ecológico. Se formulan los proyectos de modo que sean duraderos, para que no se malogren cuando se agoten los primeros suministros o cuando ocurran las primeras plagas y sequías.

Para más información sobre el hambre en el mundo y sus posibles soluciones consultar:


Documento de la Iglesia católica EL HAMBRE EN EL MUNDO UN RETO PARA TODOS

Food First/Institute for Food and Development Policy www.foodfirst.org

Campaña TeleFood
http://www.fao.org/Food/spanish/index.html

 

LA FAO PIDE UNA NUEVA REVOLUCIÓN REALMENTE “VERDE”

Es necesario alimentar a miles de millones de personas y proteger el medio ambiente para alcanzar los Objetivos del Milenio, afirmó el Director general de esta institución.

Secretario General FAO Naciones Unidas, 13/9/2006, (Ecoestrategia).- El Secretario General de la FAO, Jacques Diouf, pidió una nueva “Revolución Verde” para conseguir alimentar a la creciente población mundial al tiempo que se garantice la conservación del medio ambiente y los recursos naturales.

“Durante las próximas décadas será necesario un esfuerzo internacional sin precedentes para alimentar a una población mundial que pasará de seis a nueve mil millones de personas. Podemos denominarla una segunda Revolución Verde”, aseguró Diouf en el marco de la última reunión del Consejo de Asuntos Mundiales en Estados Unidos.

La denominada Revolución Verde en la década de los años 50 y 60, logró duplicar la producción mundial de alimentos al aplicar los progresos científicos a la agricultura, pero basada en el uso intensivo de agua, fertilizantes y pesticidas, lo cual trajo consigo nuevos problemas socioambientales.

“La tarea que tenemos por delante puede ser incluso más difícil, añadió Jacques Diouf. No solamente necesitamos producir unos mil millones de toneladas adicionales de cereales en 2050, sino que necesitamos hacerlo a partir de unos recursos básicos de tierra y agua en disminución en muchas partes del mundo, y con el medio ambiente cada vez más amenazado por el calentamiento global y el cambio climático”.

Agricultura sostenible

Agricultura sosteniblePara la FAO la clave para incrementar la producción y salvaguardar los recursos naturales se encuentra en un desarrollo agrícola que sea sostenible desde el punto de vista medioambiental.

El responsable del organismo de la ONU advirtió que 100 millones de personas se enfrentan a la migración forzada como consecuencia del avance de la desertificación y la erosión del suelo, al tiempo que las reservas acuíferas han empezado a descender en importantes zonas cerealeras como India y China.

“La nueva Revolución Verde no consistirá tanto en introducir nuevas y productivas variedades de trigo u arroz, que es importante, pero sobre todo en hacer un uso más sabio y eficiente de los recursos naturales a nuestra disposición”, aseguró el Director General de la FAO.

Por ejemplo, las pruebas realizadas por la FAO en diversos países en desarrollo desde 2000 han demostrado que es posible aumentar el rendimiento de las cosechas hasta en un 30 por ciento a través de lo que se denomina Técnicas de Cultivo Mejoradas (ICM, por sus siglas en inglés). “Puede parecer increíble, pero se puede ahorrar agua y producir más alimentos al mismo tiempo”, añadió Diouf.

Preocupación por la pérdida de biodiversidad

Pérdida de biodiversidadPor otra parte, el director general adjunto de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, Alexander Müller, advirtió que el deterioro medioambiental, sobre todo el referente a la pérdida de biodiversidad, puede dificultar el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

Müller consideró positiva la reciente propuesta del Secretario General de la ONU de incluir una nueva meta en el Objetivo de garantizar la sostenibilidad del medio ambiente, para así reducir de forma significativa la pérdida de biodiversidad para el año 2010.

Para la FAO reducir el hambre y la pobreza extremos es un requisito previo para conseguir alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) fijados por la comunidad internacional.

En una reciente intervención ante el Comité Consultivo de alto nivel convocado para ayudar a la FAO a responder de forma más eficaz al desafío de cumplir con los ODM en 2015, el Director general de esta organización recordó que alcanzar estos ocho objetivos “pondrá a prueba la voluntad política de la comunidad internacional para afrontar diversos problemas a nivel mundial y poner en marcha juntos las medidas necesarias para resolverlos”.

“Creo que comparten mi convicción de que reducir el hambre y la pobreza extremas (ODM número 1) es la clave para alcanzar la totalidad de los Objetivos del Milenio”, enfatizó Diouf.

“Tenemos muy pocas posibilidades de alcanzar el resto de los objetivos (educación, medio ambiente, mortalidad infantil, salud maternal, igualdad de géneros, VIH/SIDA) a menos de que logremos el primero de los ODM”, añadió.

Diouf subrayó que, como la agencia de la ONU a cargo de la agricultura, la silvicultura, la pesca y el desarrollo rural, la práctica totalidad de las actividades de la FAO –entre las que se incluyen la vigilancia, el análisis, la movilización de recursos, la creación de asociaciones y los programas de campo– están orientadas a alcanzar los ODM.

Asimismo, Prabhu Pingali, Director de la División de Agricultura y Desarrollo Económico de la FAO, dijo que a nivel mundial el ODM de reducir a la mitad la proporción de personas que sufren el hambre en 2015 se podría alcanzar “si se produce un elevado nivel de inversiones, junto al compromiso político, para mejorar la seguridad alimentaria”.

Más información en:
http://www.fao.org/mdg/index.asp?lang=es

 


 

www.bioselecta.com
BIOSELECTA, LA PRIMERA EMPRESA ARAGONESA DE ALIMENTACIÓN EXCLUSIVAMENTE ECOLÓGICA, AHORA TAMBIÉN EN INTERNET

Este comercio, pionero en Zaragoza, abrió sus puertas el pasado 24 de noviembre del 2005 con el fin de convertirse en un referente del sector ecológico en Aragón.

Logo Bioselecta 30/6/2006, (Ecoestrategia).- En noviembre de 2005 nació la primera tienda de alimentación de productos ecológicos certificados en Aragón: Bioselecta Worldwide, una empresa aragonesa pionera en la comercialización de productos ecológicos de calidad. Un año después, esta tienda de apoyo a la agricultura ecológica estrena su venta online.

El nacimiento de esta joven empresa aragonesa surgió gracias a la filosofía de sus integrantes: Promocionar los productos de calidad elaborados mediante agricultura ecológica certificada, respetando la salud del consumidor y a su vez el medio ambiente.

Sus tres principales líneas de negocio son: la comercialización y distribución a empresas y minoristas, venta directa al público en sus instalaciones (tienda y almacén), y la importación y exportación.

De esta forma, Bioselecta ofrece a los clientes la posibilidad de disfrutar de un comercio especializado en el que pueden adquirirse productos de la máxima calidad nutritiva y organoléptica, obtenidos a través de un sistema agrario que respeta el medio ambiente y que se basa en el mantenimiento de la fertilidad de la tierra y en la conservación de la diversidad genética. Todo ello es posible gracias a la utilización óptima de recursos renovables y sin el empleo de productos químicos.

En esta tienda virtual se pueden encontrar más de 100 referencias en alimentación: legumbres, pastas y arroces, conservas vegetales, zumos, aceites, panadería, lácteos, huevos, vinos, cava, entre otros.

El mejor vino ecológico de España y 120 productos

Vino ecológicoEn Bioselecta el consumidor encontrará los mejores vinos ecológicos de Aragón y La Rioja, además de otros caldos producidos en distintas Comunidades españolas. Estos vinos proceden de pequeñas bodegas que, gracias a una cuidada producción, han conseguido situarse en las primeras posiciones de la prestigiosa Guía "Peñín", obteniendo calificaciones entre los 86 y los 90 puntos.

Esta tienda virtual ofrece a los usuarios todo tipo de productos que van desde vinos y aceites ecológicos, hasta legumbres, mermeladas, pastas y arroces, panadería y repostería, leches y huevos, conservas vegetales, e3mbutidos y patés vegetales, embutidos cárnico, miel, vinagres, frutos secos, cafés, postres y salsas, entre otros.

Los alimentos ecológicos, producidos exclusivamente con medios naturales, sin pesticidas ni plaguicidas ni agroquímicos, ocupan un lugar preferente en el ranking de la confianza de los alimentos. Por su carácter relativamente novedoso en el mercado, todavía una parte de los consumidores no los ha consumido. Sin embargo, la mayoría sí posee la experiencia de su consumo. El 73% de los consumidores españoles refiere haber consumido alguna vez productos ecológicos, mientras que el 24% dice que no lo ha hecho nunca.

Información sobre agricultura ecológica

Tomates ecológicosEn www.bioselecta.com el usuario podrá encontrar información sobre la agricultura ecológica, noticias sobre el sector, un foro/debate, un blog y por la tienda virtual donde puede hacer pedidos las 24 horas del día.

Esta tienda virtual apunta a un público objetivo cada vez más consiente de la importancia de la agricultura ecológica, que se define como un sistema agrario que mediante el uso de técnicas conservadoras y mejoradas del suelo y del ecosistema, consiguen obtener alimentos de la máxima calidad nutritiva y sensorial, respetando al máximo el medio ambiente sin la utilización de productos químicos de síntesis.

La fertilidad y actividad ecológica del suelo se mantienen mediante la aplicación de materias orgánicas, cultivo de leguminosas, abono verde y plantas de enraizamiento profundo, siguiendo un programa de rotación plurianual adecuado.

La sanidad de los cultivos y el control de las plagas, enfermedades y malas hierbas se consiguen mediante el equilibrio de nutrientes en el suelo, una rotación de cultivos adecuada y conseguir o establecer en las proximidades de las parcelas un ecosistema variado en el que estén equilibrados los enemigos naturales.

Para la obtención de alimentos sanos y nutritivos, la agricultura ecológica hace uso de las técnicas tradicionales, así como de la moderna tecnología en el conocimiento de los ciclos biológicos de plagas, aperos y maquinaria adecuada.

Más información en: www.bioselecta.com

 

Entregados II Premios Ecogourmets 2006
GALARDÓN QUE APUESTA POR LA AGRICULTURA ECOLÓGICA

EReseña de cada uno de los galardonados

Madrid, 11/5/2006, (Ecoestrategia).- La segunda edición de los "Premios Ecogourmets a la Alimentación Ecológica", que se conceden en el marco del XX Salón Internacional del Club de Gourmets, ha premiado a empresas, organizaciones, agricultores e instituciones comprometidas con la agricultura ecológica. Este año los premios se han ampliado a 12 modalidades, seis de ellas con una dotación económica de 3.000 euros. De esta forma, se ha buscado fomentar la divulgación y el desarrollo de la alimentación ecológica, en especial en el mercado español.

Esta convocatoria tiene el patrocinio de la Fundación Biodiversidad, junto con la colaboración del Ministerio de Medio Ambiente, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y la Sociedad Española de Agricultura Ecológica.

Con estos premios se quiere destacar la labor de personas e instituciones que apuestan por la agricultura ecológica. Los galardones han sido entregados a la mejor empresa productiva exportadora, a la cooperativa de alimentación ecológica, al mejor agricultor ecológico a título principal, así como al ganadero ecológico más destacado y al trabajo periodístico más relevante publicado en cualquier medio de comunicación sobre alimentos ecológicos.

PREMIOS CON DOTACIÓN ECONÓMICA (3.000 € cada uno)

Mejor empresa productiva en el ámbito del mercado español: Bodegas Robles (Montilla, Córdoba).

Bodegas Robles es una empresa familiar de la campiña cordobesa, bajo la denominación Montilla Moriles, que lleva más de 75 años elaborando vinos de gran calidad, premiado en numerosos certámenes, con el sistema de crianza del vino conocido como "crianza bajo velo" o "en flor". Se trata de un método de elaboración del vino genuinamente español y es el sistema utilizado para envejecer nuestros vinos generosos. El alto nivel alcohólico obtenido por medios naturales gracias al alto nivel de azúcar de la uva local Pedro Ximénez, permite elaborar vinos generosos, sin tener que recurrir a fortificar el vino para alcanzar el deseado nivel alcohólico.

Mejor empresa productiva exportadora: Herbes del Molí (Alcocer de Planes, Alicante)

Herbes del Molí es una pequeña cooperativa situada en las montañas de Alicante, que empezó su andadura en 1986 y que hoy ha conseguido situarse entre las más importantes empresas aromáticas en el ámbito nacional, así como en el ámbito europeo de producción y comercialización. Sus productos principales son: aromáticas, infusiones, aceites esenciales, o difusores aromáticos, entre otros. Sus producciones están certificadas tanto a nivel nacional como internacional por las más importantes empresas certificadoras de Estados Unidos, Japón y Europa.

Mejor empresa cooperativa de alimentación ecológica: Sierra de Génave (Jaén)

Sierra de Génave es una cooperativa de primer grado, fundada en 1985 y dedicada a la producción de Aceite de Oliva Extra que comercializa a través de la cooperativa de segundo grado Olivar del Segura. Esta cooperativa formada por 125 socios y más de 1500 hectáreas de olivar, fue una de las pioneras en España en el desarrollo de un proyecto productivo en olivar ecológico con denominación de Origen Sierra del Segura y de Aceite de Oliva Virgen Extra bajo cultivo ecológico. El aceite ecológico lo comercializa bajo dos marcas de notable éxito internacional, tanto en Europa como en Asia y en Estados Unidos. Ha recibido numerosos premios y mantiene un alto nivel de desarrollo mediante colaboraciones en proyectos de investigación.

Mejor agricultor ecológico a título principal: Vicent Martí (Alboraia, Valencia)

Vicent Martí es un agricultor ecológico situado en plena huerta valenciana, en el municipio de Alboraia. Desde hace más de 25 años viene realizando agricultura ecológica, aunando en su actividad las técnicas ecológicas y las tradicionales aprendidas de su familia de varias generaciones de horticultores. Vicent Martí ha sabido demostrar que las técnicas tradicionales de cultivo hortícolas siguen siendo vigentes y productivas. Sus campos, sus herramientas y su saber hacer son un vestigio del pasado que penetra en el presente para demostrar que producir bien sin contaminar aún es posible. Todas sus producciones las comercializa directamente en su finca.

Mejor ganadero ecológico a título principal: Miquel Pujols. Mas del Puig (Torelló, Barcelona)

Mas del Puig, es una explotación ganadera familiar, situada en los municipios de Masies de Roda y de Torelló en la comarca de Osona en Barcelona. Desde hace más de seis años ha sabido abrirse un espacio en el difícil mercado de la carne ecológica mediante la diversificación. Su estrategia se ha basado en producir carne de alta calidad de cerdo, pollo y vaca basándose en las razas autóctonas catalanas y en la producción de sus propios piensos ecológicos en sus fincas de 30 hectáreas en las que producen cereales, proteínas y forrajes para el ganado.

Mejor trabajo periodístico sobre alimentación ecológica publicado en cualquier medio de comunicación. Premio compartido por: "El cultivo que imita a los ecosistemas" del Diario El Mundo por Tana Oshima y la revista "Cultivar local" del grupo Red de Semillas.

"El cultivo que imita a los ecosistemas" se trata de un riguroso trabajo de divulgación sobre la agricultura ecológica y su situación actual para introducir a los lectores del diario El Mundo en el conocimiento de este modelo agroalimentario. El artículo se publicó en el primer número del suplemento mensual "Natura" de reciente aparición dedicado a la difusión de temas ecológicos.

La Red de Semillas agrupa a numerosos técnicos y productores, que durante los últimos años ha centrado su trabajo en recuperar gran parte del patrimonio genético de las variedades autóctonas de todo tipo de cultivo. Además de las ferias de intercambio de semillas, realizan un Boletín Trimestral "Cultivar Local" que se distribuye a través de la red virtual, en toda España y en numerosos países europeos y latinoamericanos. Esta revista recoge toda la información sobre las características de las variedades tradicionales, sus cualidades culinarias, sus características productivas, o los lugares donde pueden ser encontradas, entre otras. "Cultivar local", se ha llevado a cabo sin apoyos institucionales y gracias al extraordinario trabajo realizado por sus socios.

PREMIOS SIN DOTACIÓN ECONÓMICA (Trofeo y Diploma)

Mejor empresa o grupo empresarial de grandes superficies con presencia de alimentos ecológicos en sus instalaciones: Eroski (Elorrio, Vizcaya)

Eroski, ha sido uno de las grandes superficies españolas que antes apostó por situar en sus lineales los productos ecológicos. Además Eroski, a través del programa IDEA SANA, ha desarrollado campañas de sensibilización e información sobre los beneficios de este tipo de productos mediante acciones tales como, artículos en la revista Idea Sana, escuelas de punto de venta, o dípticos informativos.

Mejor empresa en investigación e innovación tecnológica: Caviar de Riofrío (Granada)

Esta experiencia en acuicultura se remonta a 1956. Sus fundadores crean la primera piscifactoría comercial en España e introduce la cría de la trucha. El afán de su fundador por encontrar la mejor calidad en aguas, elemento esencial en la cría, les trajo hasta Riofrío. Hoy se centra en la cría del esturión y en la comercialización de los nuevos preparados, entre los que destaca el caviar. Una investigación continúa en colaboración con numerosas universidades y organismos oficiales, paralelamente a una gran visión estratégica para obtener productos de máxima calidad y sabor han sido la clave del desarrollo de esta empresa.

Es la única piscifactoría en España acogida al sistema de producción ecológica 100%. Están doblemente certificados: producción y productos. Los organismos certificadores son "CAAE" y "Calidad Certificada".

Mejor tienda especializada de alimentación ecológica: Ecocentro (Madrid)

Ecocentro es un espacio pionero en la comida ecológica y natural en nuestro país. Un establecimiento que ha sabido reunir en el mismo espacio: cocina vegetariana, restaurante a la carta, restaurante autoservicio, tetería, repostería casera y comida para llevar, dentro del área de restaurante. En el espacio de tienda natural pone a disposición de los clientes alimentos ecológicos, libros, o cosmética natural, entre otros productos. Además realiza numerosas actividades como foros, medicina holística, escuela de salud, o yoga.

Mejor asociación de consumidores de alimentos ecológicos: Tierra Llana (Albacete)

La Asociación de Consumidores Tierra Llana de Albacete se constituyó en el año 2002 y en este corto periodo se ha convertido en una de las asociaciones de consumidores más importantes de España. En la actualidad presta servicios a más de 200 familias, lo cual supone que más de 1000 personas puedan adquirir sus productos ecológicos a través de la tienda de la asociación.

Las actividades de la asociación van mucho mas allá de la venta de productos, ya que en la actualidad realiza programas de formación para sus asociados, promoción del consumo y de la agricultura ecológica, conferencias, o colaboraciones con las radios locales, contribuyendo de manera significativa a mejorar los hábitos de consumo de sus asociados.

Mejor consejo regulador u organismo de control en alimentación ecológica: Asociación CAAE (Sevilla)

Entre todas las entidades de Certificación de España, la Asociación CAAE ha significado un modelo distinto tanto por la cantidad de productores que agrupa como por la gran diversificación de actividades que patrocina: revistas, publicaciones de distintos géneros, cursos, conferencias o campañas publicitarias. El trabajo desarrollado por la Asociación CAAE ha sido clave para que en estos momentos Andalucía lidere el movimiento de la Agricultura y Ganadería Ecológica en España.

Persona, asociación o entidad pública o privada que más haya destacado en su apoyo a los alimentos ecológicos: Diputación de Zamora

El trabajo de la Diputación de Zamora en los últimos seis años en ganadería y agricultura ecológica ha sido ejemplar en el entorno de las instituciones españolas. A pesar de tratarse de una diputación pequeña y de escasos recursos económicos, ha sabido articular en torno suyo un movimiento de apoyo y promoción a la agricultura y ganadería ecológica mediante el desarrollo de conferencias, jornadas internacionales, cursos de formación, etc, que han concluido con la puesta en marcha de Ecocultura, una feria de referencia sobre la ganadería y agricultura ecológica.

 

XIII EDICIÓN BIOCULTURA EN BARCELONA

En esta ocasión se presentará entre otros eventos la III Semana de Gastronomía Biológica y el Festival Ecológico de la infancia "Mamaterra".

Barcelona, 27/4/2006, (Ecoestrategia).- BioCultura, la Feria de las Alternativas y el Consumo Responsable llega a la XIII edición y como cada año la cita es en el Palau Sant Jordi de Barcelona. Dentro del marco de la Feria, y continuando con el éxito de ediciones pasadas, en esta ocasión se celebra la III Semana de Gastronomía Biológica, que se extiende por toda la Ciudad Condal, por sus mercados, restaurantes, escuelas y en los siete días se dará protagonismo a la producción, consumo local, y especialmente a las cocinas mediterráneas con productos biológicos a través de diversas actividades.

La gran novedad de esta edición de BioCultura, es la edición del I Festival Ecológico de la Infancia "Mama terra". Teniendo en cuenta que los niños son los consumidores del futuro y los herederos del planeta, el festival pretende ser un escaparate donde educadores, padres y niños encuentren productos de consumo alternativo y respetuosos con el medio ambiente. Se realizarán conferencias informativas dirigidas a padres y educadores, talleres de cocina infantiles, cuenta cuentos, canciones de cuna, actuaciones lúdicas y un espacio audio-visual medioambiental.

Alrededor de 600 expositores y más de 70.000 visitantes dan paso a la feria más importante del sector biológico español, organizada por la Asociación Vida Sana.

BioCultura ofrece todos los años propuestas en alimentación biológica, ropa, calzado, productos para la higiene, cosmética natural, terapias alternativas, artesanía, música, turismo rural, bioconstrucción, energías renovables, banca ética, juguetes, libros, junto a cerca de 200 actividades relacionadas con el medio ambiente, la agricultura, la salud, las energías y en definitiva del consumo responsable.

La Tercera semana de Gastronomía Biológica

En esta edición se consolida la Semana de Gastronomía Biológica. La buena acogida y repercusión en toda la ciudad de esta iniciativa gastronómica le da ya a esta semana del gusto y el placer gastronómica su continuidad.

Este año tendrá como punto central las cocinas de los países mediterráneos. Alrededor de este eje común y de la premisa del consumo local y responsable se desarrollarán numerosas actividad en toda la Ciudad Condal además de en el propio recinto del Palau Sant Jordi: jornadas de consumo responsable, talleres de cocina, catas de productos, mercados de productos biológicos frescos, muestras de cine, platos solares, presencia en los mercados municipales, colaboración con comedores escolares.

Aunque el sector más importante de BioCultura es el de la alimentación biológica. Junto a él se afianza una amplia gama de productos y propuestas para la vida diaria, obtenidos con métodos ecológicos, sin presencia de sustancias químico-sintéticas.

Una variada oferta, acompañada de un alto nivel de calidad, caracterizan la madurez y profesionalidad de los operadores del sector y de las empresas presentes en cada edición. Así, contamos también con productos naturales para la higiene y la cosmética; materiales para la bioconstrucción; energías renovables; muebles y decoración para la vivienda y lugares de trabajo saludables; terapias y medicinas complementarias; ahorro y reciclaje; cáñamo industrial; ecología; medio ambiente; turismo rural y casas de reposo; juguetes; artesanías; música; libros y revistas.

"Mamaterra" ternura en los tiempos del rencor

Mamaterra es la novedad más importante de este año en BioCultura. Tiene varias partes y varias zonas dentro de la feria. Por un lado, existirá una carpa donde se desarrollarán las actividades más lúdicas dirigidas directamente a los pequeños: cuentacuentos, documentales, meriendas con productos biológicos, talleres relacionados con la alimentación y la agricultura.

Por otro lado, en otras salas, se realizarán ponencias, charlas, debates y mesas redondas encaminadas a informar de la forma más amplia posible a las familias, a los que van a ser padres, a los que ya lo son, o a los abuelos sobre lactancia materna, parto natural, alternativas a los pañales convencionales, masaje infantil, redes de doulas, alimentación infantil.

El sábado y el domingo, de las 18 a las 20 horas, se llevará a cabo un minifestival de nanas en el que participarán, entre otros artistas, Lea Shalom & Bohemia Camerata, Regla Cumbá Trío, Las Migas.

BioCultura acoge a profesionales de cada uno de los sectores y promueve la participación del consumidor, convirtiéndose así en un escaparate de la producción biológica y ecológica en un marco de respeto por las formas de producción basadas, a su vez, en el respeto a la vida.

Toda la programación y la información de este evento se puede encontrar en la web de Vida sana. www.biocultura.org

 

LAS AVES MIGRATORIAS ACERCAN LA GRIPE AVIAR A EUROPA

La convivencia de los seres humanos con los pollos en los países asiáticos podría ocasionar un problema de salud pública en el mundo.

Naciones Unidas, 19/10/2005, (Ecoestrategia).- Las pruebas realizadas por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) en estos días confirmaron la presencia de virus hiperpatógenos de la gripe aviar H5N1 en muestras tomadas de aves domésticas en Turquía, a las puertas de Europa.

Los países situados a lo largo de las rutas de las aves migratorias deben mantener la vigilancia para detectar signos de la enfermedad en las aves salvajes y domésticas. Dados los acontecimientos recientes, es probable que las aves migratorias estén implicadas en la propagación directa de los virus H5N1 en su forma hiperpatógena.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), de los 15 subtipos del virus de la gripe aviar la cepa H5N1 es especialmente preocupante debido a que muta rápidamente y tiene una tendencia demostrada a adquirir genes de virus que infectan a otras especies animales. Su capacidad para causar una enfermedad grave en el hombre ha quedado ya constatada en otras ocasiones. Además, los estudios de laboratorio realizados han demostrado que los aislados de este virus tienen una alta patogenicidad y pueden tener serios efectos en el ser humano.

Asimismo, las investigaciones realizadas hasta ahora sobre las muertes de aves de corral que se han producido recientemente en Rumania han identificado la presencia de virus de la gripe aviar del subtipo H5. Se están efectuando más pruebas para identificar la cepa y determinar si el virus es hiperpatógeno.

Tanto las autoridades turcas, como las rumanas, han adoptado las medidas de control recomendadas por la OIE y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Se han enviado muestras de virus de ambos brotes a un laboratorio de referencia de la OIE/FAO, el Laboratorio Veterinario Central de Weybridge (Reino Unido), y a laboratorios de referencia de la OMS para compararlos con los virus H5N1 humanos aislados en anteriormente en Asia.

La propagación de los virus H5N1 a las aves de corral de nuevas zonas es preocupante, pues aumenta la posibilidad de que se produzcan nuevos casos humanos. No obstante, todas las pruebas existentes hasta ahora indican que los virus H5N1 no se propagan fácilmente de las aves al ser humano.

La OMS aconseja a los países que están sufriendo brotes en las aves de corral que tomen algunas precauciones, especialmente durante las operaciones de sacrificio de los animales, y que vigilen la aparición de fiebre y síntomas respiratorios en las personas que puedan haber estado expuestas. Los síntomas iniciales de la infección por virus H5N1 son similares a los de muchas otras infecciones respiratorias comunes, por lo que es muy probable que se produzcan falsas alarmas.

El mortífero H5N1

Se considera que todas las aves son vulnerables a la gripe aviar, pero algunas especies son más resistentes a la infección que otras. La infección causa un amplio espectro de síntomas en las aves, desde una variante leve hasta un cuadro altamente contagioso y rápidamente mortal que da lugar a graves epidemias.

Las aves acuáticas migratorias - en particular los patos salvajes - constituyen el reservorio natural de los virus de la gripe aviar, y esas aves son también las más resistentes a la infección. Las aves de corral domésticas, en particular los pollos y los pavos, son especialmente vulnerables a esas epidemias de gripe fulminante. Los virus de la gripe aviar no suelen infectar a otros animales aparte de las aves y los cerdos.

Se considera que la principal vía de infección humana es el contacto directo con aves de corral infectadas o con superficies y objetos contaminados por sus heces. El riesgo de exposición se considera especialmente elevado durante el sacrificio, desplume, despiece y preparación culinaria de las aves de corral. No hay pruebas de que las aves de corral o sus productos constituyan una fuente de infección, siempre que sean bien cocinados.

La epidemia de gripe aviar altamente patógena causada por la cepa H5N1, que comenzó a mediados de diciembre de 2003 en la República de Corea y está afectando ahora a otros países asiáticos, representa por tanto una amenaza especial para la salud pública. La cepa de H5N1 demostró su capacidad de infectar directamente al hombre en 1997, y volvió a hacerlo en Viet Nam en enero de 2004.

El primer caso de que se tiene noticia de infección del hombre por virus de la gripe aviar se produjo en Hong Kong en 1997, cuando la cepa H5N1 causó una enfermedad respiratoria grave a 18 personas, seis de las cuales fallecieron. Esa infección coincidió con una epidemia de gripe aviar hiperpatógena, causada por esa misma cepa, en la población de aves de corral de Hong Kong.

Una amplia investigación de ese brote concluyó que el contacto estrecho con las aves infectadas vivas había sido el origen de la infección humana. Los estudios genéticos realizados posteriormente mostraron que el virus había saltado directamente de las aves al hombre. Se produjo también una transmisión limitada al personal sanitario, sin llegar a causar síntomas de gravedad.

La rápida destrucción, a lo largo de tres días, de toda la población de aves de corral de Hong Kong, estimada aproximadamente en 1,5 millones de animales, redujo las posibilidades de transmisión directa a la especie humana y evitó tal vez una pandemia.

Medidas para evitar una pandemia

Ese acontecimiento alarmó a las autoridades sanitarias, pues demostraba por primera vez que un virus de la gripe aviar podía transmitirse directamente al hombre y causar una enfermedad grave con alta mortalidad. La alarma cundió de nuevo en febrero de 2003, cuando un brote de gripe aviar por H5N1 registrado en Hong Kong causó dos casos y una muerte entre los miembros de una familia que había viajado recientemente al sur de China. Otro hijo de la familia falleció durante esa visita, pero se desconoce la causa de la muerte.

Otros dos virus de la gripe aviar han sido causa reciente de enfermedad en el hombre. Un brote de la gripe aviar H7N7 altamente patógena, declarado en los Países Bajos en febrero de 2003, causó la muerte de un veterinario dos meses más tarde, y un cuadro leve en otras 83 personas. Se han registrado casos leves de la gripe aviar H9N2 entre niños en Hong Kong en 1999 (dos casos) y a mediados de diciembre de 2003 (un caso). La cepa H9N2 no es altamente patógena en las aves.

La causa más reciente de alarma se produjo en enero de 2004, tras confirmar las pruebas de laboratorio la presencia de la cepa H5N1 de la gripe aviar en personas con síntomas respiratorios graves en el norte de Viet Nam. Las autoridades sanitarias creen que en ese mismo año se produjo el primer caso de contagio persona a persona que produjo la muerte de una mujer en Tailandia.

La OMS sigue recomendando que las personas que viajen a zonas afectadas por brotes de virus H5N1 hiperpatógenos en las aves de corral eviten el contacto con animales vivos en los mercados y las granjas avícolas. Se sabe que se excretan grandes cantidades de virus en las heces de las aves infectadas. Se aconseja a las poblaciones de los países afectados que eviten el contacto con aves migratorias muertas o aves salvajes que presenten signos de enfermedad.

Otro tipo de enfermedad producida por el contacto de los humanos y los animales es el virus Nipah, que se propagó en Malasia en 1997 de los cerdos a las personas, provocando un brote de encefalitis que mató a 105 individuos.

La Organización Mundial de la Salud considera que la propagación de la infección entre las aves aumenta la probabilidad de una infección directa del hombre. Si a medida que pasa el tiempo crece el número de personas infectadas aumentará también la probabilidad de que el ser humano, cuando se vea infectado simultáneamente por cepas de la gripe humana y la gripe aviar, sirva también de "tubo de ensayo" del que emerja un nuevo subtipo que posea los suficientes genes humanos para poder transmitirse fácilmente de una persona a otra. Ese hecho marcaría el inicio de una pandemia de gripe de graves consecuencias.

Más información sobre la gripe aviar en:
http://www.msc.es

 

La cadena estadounidense de cafeterías lidera este mercado mundial
STARBUCKS VENDE CAFÉ ECOLÓGICO DE CHIAPAS

 

Madrid, 12/5/2005 (Ecoestrategia).- La cadena estadounidense de cafeterías Starbucks se ha convertido en el líder mundial en este tipo de establecimientos de restauración en lo referente a la venta de café orgánico, o café ecológico, gracias al desarrollo de un convenio con la organización ambientalista Conservation Internacional (CI), para comprar a las comunidades indígenas y campesinas de la región de la Sierra Madre, en México, la producción de este tipo de grano totalmente libre de pesticidas y otros productos químicos.

La Sierra Madre se encuentra ubicada al sur de México, en la región de Chiapas, en la frontera con Guatemala; es un ecosistema muy diverso que alberga selvas tropicales húmedas a sólo pocos kilómetros bosques nublados de coníferas. Allí nacen 46 ríos, y se encuentran especies únicas de orquídeas que sólo existen en este lugar del planeta. Asimismo, la Sierra Madre sirve de zona de descanso a las aves migratorias que viajan cada año a Norteamérica.

Sin embargo, la selva chiapaneca ha sido dañada severamente debido a un proyecto forestal de gran escala puesto en marcha hace un par de décadas que, sumado a la acción de los campesinos pobres de la región que cortan árboles para sembrar maíz, ha traído consigo la deforestación de una gran extensión de selva centroamericana, secando los ríos locales y afectando la producción de café.

Debido a lo anterior la organización ecologista Conservation Internacional, dedicada a la protección y uso sostenible de las regiones de mayor biodiversidad en el mundo, entre ellas la selva mesoamericana, puso en marcha junto con la multinacional Starbucks el proyecto "café de conservación", que se desarrolla en la región de El Triunfo en la Sierra Madre de Chiapas, realizado por el Programa Chiapas de CI en colaboración con el Departamento de Empresas Ecológicas de Conservación Internacional (CED) con sede en Washington.

Según CI el objetivo principal del proyecto es el de "promover y fomentar el cultivo y comercialización del café orgánico como una alternativa económica que favorezca la biodiversidad y contribuya a la conservación de la riqueza biológica de la Reserva de la Biosfera El Triunfo".

Esta iniciativa incluye diversas estrategias, como son la capacitación y asistencia técnica a los productores de café organizados en cooperativas, el establecimiento de un sistema de monitoreo que indica la contribución del proyecto a la conservación de la biodiversidad, la gestión de acuerdos de comercialización y de instrumentos de crédito alternativo y preferencial para apoyar a los productores de este tipo de café, y el establecimiento de lineamientos para la producción de café sostenible y el fomento del mercado.

La capacitación que el proyecto ofrece a los productores incide en muy diversos temas, desde las prácticas en el manejo del café de conservación y los procesos de control de calidad y certificación, hasta el desarrollo de planes de negocios y manejo administrativo. También se realizan actividades orientadas a la conservación de suelos, la producción de abonos orgánicos y compostas, la diversificación de la sombra de los cafetales para incrementar su biodiversidad, el control biológico y cultural de plagas y enfermedades del café para evitar el uso de pesticidas y el desarrollo de técnicas ecológicas para el beneficiado.

Starbucks Café reconocido con la certificación EnviroStars

La transnacional Starbucks recibió a finales del año pasado la certificación EnviroStars, establecida por el Programa de Certificación Empresarial EnviroStars para reconocer a un grupo escogido de empresas que llevan a cabo pasos sustanciales para reducir el impacto ambiental de sus actividades en Estados Unidos.

El director del programa EnviroStarts, Laurel Tomchick, señaló que "Starbucks representa un liderazgo en el compromiso con el Medio Ambiente y la comunidad en la que opera, que lleva a cabo a través de estrategias activas de negocio". Igualmente añadió que con esta concesión desean "reconocer y celebrar los logros de empresas como ésta y su interés en el desarrollo sostenible".

Starbucks puso en marcha su compromiso ambiental en 1992, con la creación de su 'Declaración de Misión Ambiental', basada en la convicción de que el liderazgo ambiental es un componente "esencial" en la forma de llevar a cabo su negocio.

En este sentido, la compañía ha seguido fomentando su desarrollo medioambiental con la creación del 'Equipo de Impacto Ambiental', que trabaja para identificar las mejores medidas para reducir al mínimo la 'huella' de la empresa sobre el planeta; así como el 'Equipo Verde', un equipo de gerentes que trabajan para mejorar el desempeño ambiental de Starbucks en lo referente a sus ventas al público y a la concienciación ambiental.

Existen tres áreas de impacto principales en las que la empresa focaliza sus esfuerzos. El primero de ellos es el de la compra del café, el té y el papel. Starbucks ha colaborado con la Organización 'Conservación Internacional' para fomentar la producción sostenible del café.

La empresa ha establecido una nueva norma sobre el 'Café y la Equidad del Agricultor (CAFE)', unas nuevas prácticas para adquirir la materia prima a través de relaciones equitativas con los agricultores y productores a través de la agricultura sostenible que protege el Medio Ambiente. Las prácticas son las mismas para el té y para el papel que utilizan en sus establecimientos.

En cuanto al transporte, Starbucks ha establecido nuevas iniciativas para fomentar entre sus proveedores la reducción de la polución y la congestión del tráfico, así como las menores molestias a la hora de aparcar.

En lo referente al diseño de las tiendas y sus operaciones en general, la empresa ha llevado a cabo una serie de mejoras para reducir el gasto de gas, electricidad y el consumo de agua en sus locales. La compañía también colabora con el Consejo Verde Estadounidense para establecer un convenio sobre Energía y Diseño Ambiental (LEED), una guía de aplicación para la venta al por menor.

El presidente de la firma en Estados Unidos, Jim Donald, recordó que Starbucks "se esfuerza, no sólo por ser una gran marca, sino por ser una empresa que defiende las prácticas de negocio que producen ventajas sociales, ambientales y económicas a escala mundial".

En España las tiendas de Starbucks Coffee funcionan en varias ciudades desde el año 2001, donde los clientes pueden degustar este tipo de café ecológico y contribuir al mismo tiempo al sostenimiento de las familias de campesinos mayas y a la conservación de este importante ecosistema del planeta.

Más información y direcciones de las tiendas de Starbucks en http://www.starbucks.es/

 

Del 21 al 30 de enero
LA SEMANA VERDE DE BERLÍN MOSTRARÁ LA ÚLTIMA TENDENCIA EN PRODUCTOS BIO

 

Berlín, 14/01/2005 (Ecoestrategia).- Berlín celebrará entre el 21 y el 30 de enero la versión número 70 de su Semana Verde (Grüne Woche), una muestra internacional de las industrias de los alimentos, agropecuaria y horticultura única en su tipo, visitada por fabricantes de productos alimenticios de más de 50 países de todo el mundo.

Este año, respondiendo a las tendencias del consumo actual, empresas agropecuarias de comercialización directa y el sector de alimentos ecológicos BIO MARKT presentarán sus productos orgánicos de cultivo controlado. En la feria también se darán a conocer los últimos conocimientos científicos en el área.

La Semana Verde, que se realiza en Messe Berlín, se estableció por primera vez en 1926 por lo cual se constituye en una de las más antiguas e importantes en el sector de la alimentación. Los expositores ofrecen a los visitantes productos frescos como pescados, carnes, y derivados lácteos. Así mismo una selección extensa del vinos, cervezas, y especialidades internacionales para satisfacer cada paladar culinario.

Durante la semana se realizarán 250 simposios, seminarios, foros y reuniones, entre los que se destacan: el foro agrícola del Este-Oeste, que contará con mil participantes; el foro internacional de la política agrícola, con 800 participantes; así como el congreso de agricultura y crianza del ganado. Y por primera vez se llevará a cabo el "foro del negocios”, que permitirá un intercambio comercial entre los participantes.

Uno de los atractivos de la Semana Verde es la participación a través de juegos y concursos de los alumnos de las diferentes escuelas de la capital alemana. La gente joven podrá gozar de la fiesta de la alimentación, y descubrir todo sobre los alimentos sanos y los cultivos modernos realizados con técnicas sostenibles. Los estudiantes podrán visitar las granjas ecológicas y tomarse fotos en la Bio-Ciudad.

La Bio-Ciudad

La Semana Verde de Berlín centrará parte de su atención en los mercados biológicos que se desarrollan en diversos países del mundo. Mostrará a través de productos obtenidos a partir de la agricultura ecológica la nueva tendencia mundial hacia la venta y el consumo de productos sanos.

La Bio-Ciudad es el espacio reservado para los mercados verdes internacionales que presentan toda la diversidad de productos orgánicos asequibles a los habitantes de la ciudad. Los visitantes aprenderán allí sobre un nuevo estilo de vida-consciente que no riñe con la modernidad.

En el centro de la Bio-Ciudad se situará la Bio-Plaza; un punto focal con programas informativos y entretenidos donde los visitantes pueden conocer con una cierta diversidad fascinadora, los diversos placeres culinarios que se derivan de la producción orgánica.

La información completa sobre el evento la puede encontrar en Semana Verde

 


LA HISTORIA DE UN ECOLOGISTA QUE BRILLA EN LA OSCURIDAD

Albert Ronald Morales autor de tres best seller sobre la Frutoterapia
Este colombiano de nacimiento y ciudadano del mundo, no ha dejado que la ceguera que padece desde 1984 le impida triunfar y dar a conocer las investigaciones sobre el poder terapéutico de las frutas que durante décadas ha realizado en su país natal y que viene divulgando a través de conferencias por todo el mundo. Actualmente vive en España donde se ha publicado su último libro “Frutoterapia y belleza”
 

Madrid, 28/12/2004 (Ecoestrategia).- A simple vista Albert Ronald Morales es un hombre sin ninguna limitación: se mueve por su casa con soltura, camina por la calles sin bastón, está informado de lo que pasa en el mundo, lleva una vida de gran actividad entre conferencias, viajes, presentación de sus libros en ferias y eventos, y hasta lava los platos en su casa después de la cena. Sólo leves movimientos torpes y el uso permanente de gafas oscuras evidencian la ceguera que padece desde hace 20 años a raíz de un accidente de tráfico, pero esa ceguera no le ha impedido triunfar, más bien, le ha hecho brillar con gran fuerza desde la oscuridad.

Albert Ronald Morales nació en el campo, en el seno de una familia ecologista por tradición e intuición, en una vereda llamada Bocas, en el municipio de Girón, departamento de Santander en Colombia. Ha sido durante toda su vida un ecologista de corazón y además de batalla y trabajo intenso. Durante varios años estuvo al frente de la Organización Mundial Amigos de la Tierra capítulo Colombia, donde a través de innumerables campañas que movilizaron a miles de personas demostró su amor por la naturaleza.

Durante toda su vida ha mantenido un interés por las frutas y desde muy joven empezó a investigar sobre ellas. Lo hizo pausadamente y con dinero de su bolsillo mientras se ganaba el sustento realizando otras actividades. Largos años de esfuerzo se vieron recompensados cuando en 1997 publicó su primer libro llamado: “Frutoterapia, el poder terapéutico de 106 frutos”, que inmediatamente fue éxito de ventas en Colombia y posteriormente en otros países de América. Actualmente vive en España y su segundo libro: “Frutoterapia, nutrición y salud” (editorial Edaf) fue uno de los más vendidos en la pasada Feria del Libro de Madrid.

Hace tres semanas La editorial Edaf publicó en España su último trabajo: “Frutoterapia, nutrición y belleza”, que espera convertirse en otro best seller. Ecoestrategia ha entrevistado a este personaje para develar su vida a través de esta crónica.

 

 

Una infancia maravillosa

Albert Ronald fue el quinto hijo de una familia numerosa compuesta por 10 hermanos y dos padres entregados a su educación. El padre que trabajaba como operario en los Ferrocarriles Nacionales decidió comprar una finca en las afueras de Bucaramanga (Colombia) llamada “La puerta del sol”, allí fue a vivir toda la familia en una especie de granja ecológica donde se producía todo lo necesario para subsistir.

“Mi padre sembró árboles frutales alrededor de toda la finca. La cerca que teníamos era sólo de frutas, muy natural; pasaba la cosecha de naranjos, venía la de manzanos, luego la de chirimoyas y así sucesivamente. En esa época conocí frutas como el mamoncillo y la zarrapia, una fruta única de allí que utilizaban para hacer jabones”, recuerda Albert Ronald.

La finca era plana, tenía un riachuelo, vacas, cabras, gallinas y conejos. Se recogía el estierco y el padre elaboraba compost para utilizarlo como abono. También se sembraban los productos básicos de una huerta. “Debajo de la finca había un arroyo para pescar, pero mi padre no dejaba usar atarraya (red) solo anzuelo. Tampoco dejaba pescar en épocas de desove, era un ecologista por intuición”, asegura Albert Ronald.

Así transcurrió la infancia de Albert Ronald Morales, entre frutas, naturaleza, agua, mañanas de estudio en la escuela cercana y tardes de juego con los niños de otras fincas. En especial recuerda aquellos abriles cuando salía con sus amigos a perseguir a las miles de hormigas culonas (tradicionales de esa zona de Colombia por ser comestibles) apertrechados con botas y los trajes necesarios para no ser picados. Después del juego disfrutaban de una suculenta cena con hormigas fritas como plato principal.

Luego vinieron los años de la adolescencia en una nueva finca en Sábana de Torres, época donde el padre de Albert Ronald decidió sembrar otros productos como arroz. Cuando tenía unos 15 años compraron con su padre y hermanos otra finca en el Carare, Santander, una zona selvática donde sembraron café, cacao, y se dedicaron a la agricultura tradicional pero siempre haciendo un manejo biológico.

El ecologismo y el movimiento del 68

“Mi padre murió por la picadura de una serpiente endémica de la zona, de la familia de la Talla X, cuando yo tenía 17 años. Entonces vendimos la finca y nos fuimos a vivir a Bucaramanga (capital del departamento). Empezó la vida estudiantil, llegó mayo del 68 y todas las revueltas de París. Ya tenía 18 años y a mi generación le tocó la época de los hippies, la paz, el amor, el no a la guerra y todo el movimiento ecologista que empezaba a aflorar”, recuerda.

“Incluso en esa época tuvimos contacto con la guerrilla, pero era diferente a lo que se vive ahora; aquellos revolucionarios tenían ideales, eran educados, intelectuales, siempre llevaban sus mochilas llenas de libros, eran en su mayoría hijos de familias ricas que no estaban de acuerdo con las desigualdades sociales y se revelaban en contra de su propio estatus. Fue el caso del cura Laín, de Camilo Torres y de Carlos Pizarro”, rememora Albert Ronald.

Y continúa, “Llevábamos la música de los Beatles en la sangre, hacíamos brigadas para recoger ropa para los marginados, hacíamos conciertos, hacíamos senderismo, todos mis amigos eran adinerados, yo era el más pobre, nos íbamos a unas cuevas indígenas y enseñábamos a los campesinos técnicas de cultivo...”

“Incluso nos inventamos un proyecto: “Reforestación productiva urbana y rural”, que consistía en ofrecer las frutas del campo en la ciudad. No funcionó como lo planeamos, pero al final se desarrolló de otro modo: Logramos que los niños pobres de la ciudad se organizaran para vender las frutas de los campesinos pero ya listas para comer. Por ejemplo, la piña se vendía en rodajas, sin cáscara en una bolsa higiénica, así la gente de la ciudad la podía comer de inmediato y muchas veces la preferían a otro tipo de merienda. Después hicimos lo mismo con el mamoncillo y el mango. La idea se extendió posteriormente a toda Colombia”.

Ahí fue donde Albert empezó a interesarse más por las frutas y a investigar sin dejar de hacerlo hasta el día de hoy. “Empecé a investigar sobre las frutas recordando la frase de mi padre -uno quiere lo que conoce-.

En esa época también afloró la faceta artística del autor, tocaba batería y tuvo un grupo musical llamado “Golden Star”. También participó en un trío con el que tocaba serenatas. En Radio Bucaramanga participó en el concurso “buscando estrellas” cantando una canción del argentino Sandro con la cual ganó el concurso y también el título entre sus amigos de “Sandro de Santander”.

En el año 72 se fue a Bogotá (la capital colombiana) porque la anterior experiencia lo impulso a ser artista, entonces compuso una canción para el Festival de la OTI, pero ese año no se realizó. Así que entre grandes ilusiones terminó en el bar Candilejas donde cantó música de protesta y conoció artistas e intelectuales de la época, como los fundadores del movimiento literario Nadaísta. Al final el mundo sórdido de la noche bogotana no le gustó y decidió retirarse de ese círculo.

Posteriormente se dedicó a hacer radio y a leer poesía en los programas bohemios de la noche. Su encuentro con el movimiento ecológico se dio en Bogotá en 1975 cuando se organizó el primer encuentro de chamanismo y esoterismo a escala internacional, Albert Ronald fue invitado por su amigo Salomón González (político que fue gobernador de las islas de San Andrés) a hacer una conferencia que tituló “las abejas también son brujas”, allí empezó a hablar de ecología a públicos masivos.

“Empecé a dar charlas sobre alimentación, manejo del agua, y de ahí en adelante no dejé de dar conferencias. Hablaba de mis experiencias en el campo con mi padre, de cómo la guadua y el bambú podían detener la erosión. Los primeros que empezaron a hablar de ecología en Colombia fueron los vegetarianos que nos mostraron al círculo de interesados el documento del Club de Roma (Los límites del crecimiento) y las conclusiones de la primera conferencia de la ONU sobre medio ambiente de 1972 en Estocolmo. A todo esto se sumó el nacimiento de Greenpeace y la fundación en Colombia del Instituto Nacional de Recursos Naturales Renovables (Inderena).

Albert Ronald hizo estudios sobre la palma africana, también sobre el cutsu, una planta que fija el nitrógeno y controla la hierba mala, y ayuda a la polinización. “Fueron años de mucha investigación y trabajo con amigos biólogos, farmacéuticos y fotoquímicos como yo. Posteriormente mi familia compró una finca en Silvana (cerca de Bogotá) y trabajamos en investigación desde 1981 a 1988”.

Llega la ceguera y el mundo abre nuevos horizontes

En el 1984 Albert Ronald sufre un accidente de tráfico que lo deja casi ciego hasta que en 1994 ve el último rallo de luz. “Yo quería darle una casita en el campo a mi mamá, pues después de la muerte de mi padre la vida fue muy dura para ella al tener que sacar adelante una familia de 10 hijos. Entonces en 1981 compramos con uno de mis hermanos la finca que aún conservamos y montamos dos locales para vender productos derivados de la leche de cabra, variedades de quesos, panelitas y miel de abejas. Cuando me sucedió el accidente no tuve tiempo de pensar ni de deprimirme, pues tenía que sacar adelante el proyecto”, rememora.

Y continúa: “mi reacción hacia la ceguera fue muy racional y fría. De ahí en adelante lo que pensé fue en acondicionar mi vida para seguir funcionando. Solo hasta el año 1988 hice un curso en el instituto de rehabilitación para adultos ciegos, y lo hice más para conocer ese mundo. Siempre he tenido la fortuna de tener gente a mi lado, y una memoria prodigiosa que me ha servido para salir adelante...”.

“Mis proyectos y mi vida continuaron con más ímpetu. Mi hermana que vivía en Londres se hizo socia de Amigos de la Tierra y luego me consiguió la representación de esa organización en Colombia. El Día de la Tierra de 1990 hicimos una caminata con varias ongs del país y entidades gubernamentales que movilizó en Bogotá a más de 200 mil personas que terminaron en un concierto verde en el Parque Nacional”.

“Por aquella época también hice teatro y conocí a mucha gente del mundo artístico. Incluso montamos la obra Simbiosis donde se contaba mi vida de invidente entre un mundo de personas normales. La obra la presentamos en el Festival de Teatro de Manizales donde ganó un premio”.

La vida de Albert cambió radicalmente el 6 de junio de 1990 cuando conoció, en una celebración ambientalista, a Jeannette Jaime, su mujer y la madre de su hija Daya. Juntos siguieron el camino del ecologismo y la investigación sobre el poder curativo de las frutas hasta que en 1997 se publicó su primer libro y los siguientes que han sido éxito editorial en América y España.

En Colombia construyeron la primera casa ecológica, con todos los servicios y comodidades del mundo moderno y montaron un herbolario y el primer banco genético de la frutoterapia; empezaron a sembrar especies autóctonas y especies en vía en extinción.